CUBA Y LA MASONERÍA
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
http://www.deezer.com/listen-4043682
Galería


Septiembre 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

ENLACES
freemasonry, freemason, masonic links http://357bcn.com/pagina_nueva_1.htm

“FERRER FARO LUMINOSO DE LA MASONERIA” *** Por Ernesto Tomás Pina Alonso, 33°

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

“FERRER FARO LUMINOSO DE LA MASONERIA” *** Por Ernesto Tomás Pina Alonso, 33°

Mensaje por Admin el Vie Feb 17, 2017 9:47 pm

IH. y Benemérito de la Orden, Roberto Luis Ferrer Rodríguez, 33°



A propósito del 27° Aniversario de la partida hacia el Eterno Oriente de nuestro IH. y Benemérito de la Orden, Roberto Luis Ferrer Rodríguez, 33° acá les dejo con su Biografía, realizada por ese Q:. H:. que mora también en el Eterno Oriente, Ernesto Tomás Pina Alonso, 33°, una de las más abarcadoras Biografías de nuestro Eterno Roberto Luis Ferrer Rodríguez.... 

“FERRER FARO LUMINOSO DE LA MASONERIA”



(El Autor)
“Cuando muere un justo, él Llorarlo”
“no lo honra más, lo honrado y lo justo “
“es el estudiar sus virtudes e imitarlas”


Cuba una pequeña Isla situada en medio del Golfo, fue colonizada por los españoles en 1492, comenzando a partir de esa fecha, toda una serie de afrentas, injusticias, desmanes ,opresiones y lo más cruel de todo, el aniquilamiento de los primeros habitantes dela Isla de Cuba, que eran los Siboneyes, Tainos, Guana tabelles, los que fueron atacados en sus caneyes, Bateyes y Barbacoas exterminándoles rápidamente, desde esos remotos tiempos, los habitantes de Cuba, se enfrentaron con los medios a su alcance, Hatuey, Cuaycanamar y Caminar entre otros sucumbieron, como años después cayeron Agüero, Céspedes, Agramonte y cientos de millares más hasta llegar al siglo XX, fecha en que todavía se respiraba el olor de la sangre derramada y el olor a pólvora no se había esparcido y sin embargo los lideres aún aquellos que habían combatido por la Libertad, con los pensamientos políticos se habían trocado sus pensamientos y la divisa de los mambises que proclamaban “ Cuba para los Cubanos”- cambiaban esa divisa por “ Lo de Cuba para este Cubano” y de esa forma se dan hechos inverosímiles, dando lugar a hechos históricos que quedaron inscriptos de los años 8 al 20 y del 29 al 1933. Como las épocas del desastre, siendo la más cruel la de las dictaduras de los años 30.

Todos los periodos de Pos-Guerra traen para los países limítrofes, un auge económico al salir de las ruinas, pero Cuba fue una excepción, ya que el auge económico que debió comenzar con el fin de la guerra, llevado por Gobernantes de poca honradez, hicieron que el despegue económico nunca se produjese ¡Claro Esta! Que también influyó la primera Guerra Mundial y el hambre mundial conocido por las vacas flacas, pero la economía estancada más los empréstitos que en su mayoría se quedaban en los bolsillos de unos cuantos, llevaron a Cuba a una situación insostenible existiendo tantas injusticias económicas y sociales como antes de la guerra.

Transcurría el primer cuarto de Siglo y en la Ciudad de la Habana el día 4 de Febrero del año 1922, en el hogar constituido por el Matrimonio dela Señora Caridad Rodríguez y Luis Ferrer era visitado por la famosa cigüeña, dando lugar al nacimiento de un niño al que impondrían el nombre de Roberto Luis Ferrer y Rodríguez.

¡Que podía imaginar aquella pequeña criatura! Que a los pocos meses de vida quedaría huérfana de padre, contaba siete meses cuando fallece el padre Luis y quedando la madre a cargo de dos niñas y un niño desamparados económicamente, convirtiendo esta situación difícil en algo crítico para la señora Caridad, que no se amedrenta y sale a trabajar como costurera y como despalilladora en las fábricas de Tabaco de Reina y Belascoaín, frente por frente a lo que hoy es, un parque frente a la Gran Logia Masónica de Cuba, en otras ocasiones limpiando hogares de familias y otras fabricando dulces y caramelos, posteriormente saliendo a venderlos en persona, unas veces dejando a los niños con un familiar, otras veces la madrina lo lleva para la barriada de Jacomino en San Miguel del Padrón, pasando varios días en esa barriada, la alimentación del niño aunque no es opulenta, si le sirva para darle una buena constitución física, creciendo sano y vigoroso.

Pasado algunos años en esta situación la madre Caridad, conoce a Alfonso Martínez, quién se compromete en atender el matrimonio y en ser el padre que faltaba a los hijos de Caridad Rodríguez, convirtiéndose desde ese momento, en el padre de Roberto, sustituyendo al padre que había fallecido cuando solo tenía unos meses de nacido, mejorándose a partir de la unión, la situación económica de la familia.

Alfonso Martínez era a la sazón dueño de un camión de mudanzas y traslado de mercancías y ello le proporcionaba en medio de la situación económica del país, al menos para tener el techo, la alimentación y los otros medios de vida, por esa época vivían en la calle Campanario casi esquina a Reina en la ciudad de la Habana. Así transcurrió la niñez de Roberto Luís Ferrer de esta forma de familia pobre, trabajadora y moral, sin muchas cosas que destacar, llegando a la adolescencia en una forma correcta, con enseñanzas de Moral, de Virtud, siendo educado, respetuoso y sobre todo muy responsable, en estas condiciones llega a la Escuela de Comercio dela Habana, pero ya en esos tiempos la incertidumbre económica del País, con una situación que lejos del auge económico, se había truncado por los gobernantes despreocupados y de carácter tiránico que tenían a la isla sometida a una grave crisis, amén de que también los estragos dela Primera guerra mundial hacia sus fuerzas en la situación, por ello Roberto Luis tiene que comenzar como ayudante de camión con el padrastro, para hacer algo más costeable las operaciones y tratando de que fluyera hacia el hogar la mayor cantidad de recursos económicos, siendo por esta situación que con ese futuro incierto, no le permitió a Roberto Luis Ferrer graduarse de Comercio en la Escuela Profesional de Comercio, aunque llegó a realizar cuatro de los cinco años que se requerían, mientras Cuba continuaba en la peor crisis, con sus errores políticos, los dirigentes solo se ocupaban del latrocinio, de la acumulación de capital en sus cuentas de Banco, transcurriendo así en Cuba las crisis del 1924 al 1933 del 1933 al1940, a pesar de las noticias horripilantes que llegaban de Europa la que estaba sumergida ya en los albores de la Segunda Guerra Mundial, la que tuvo un costo de 66 Millones de habitantes, todo ello a pesar que ya Cuba daba algunos pasos para obtener algún por ciento de democracia con la aprobación dela Constitución del 1940, la que ha sido conocida como la constitución del 40, siendo ella una de las más avanzadas, siguiendo el criterio de algunos entendidos es más perfecta que la de los Estados Unidos.

En el año 1943, Roberto Luis Ferrer Rodríguez, tiene que vérselas ya como jefe dela Familia, contaba con veinte y un años de edad cuando su padrastro viajó a Estados Unidos y nunca más se supo de su paradero, ni si era vivo o muerto, encarando la economía de la casa Roberto Luis, ocupándose de su Madre y sus hermanas, lo que realizó a la perfección, a pesar de la terrible depresión económica que existía en medio de la segunda guerra Mundial, Cuba sufre y los camisones de igual forma, hay que inventar gasolina con alcohol como combustible, aceite de comer con petróleo para el aceite lubricante, como cámara de las gomas, sacos viejos o ropas, las que a diario había que desmontar y rellenar con hierbas y ropas viejas que aparecieran, aun así Doña Caridad Rodríguez no vivió una vida de opulencias, pero si vivió una vida holgada que le proporcionó su hijo, aun en medio de las tremendas dificultades y hasta su muerte.
Pasados los estragos lógicos económicos, sociales de la segunda Guerra Mundial, vino para Cuba un gran auge económico, no tanto como debió ser, pero aun así todos los sectores económicos se recuperaron y Roberto hombre con mucha visión coordinó y logró hacer una especie de cooperativa de agentes de mudanzas, constituyendo la “Agencia OK”dándole resultados económicos buenos, para él y para el resto de los propietarios dueños de camiones, así como a los ayudantes o estibadores, que llegaron a convertirse en especialistas en las mudanzas.

Durante su juventud aun en medio de las dificultades señaladas, practicó el deporte hípico, en el mismo no fue una revelación pero su físico delgado y alto, le proporcionó el dominio y el conocimiento de las bestias que domaba y sobrellevaba, con elegancia extrema, perteneció al “Club Hípico de Cuba Luis Jorge” allí compitió con bestias del señor Marcos Polo (polo) como le llamaría posteriormente Roberto Luis Ferrer, le quedó agradecido de sobre manera, por haberle conquistado algunos premios de sus animales para su colección, prueba de ello es que llegados a los años 59, el señor Marcos Polo, viaja a Estados Unidos y allí se hace magnate de los tabacos y durante los años 80 sin ser masón, le ayuda y le costea a Roberto los viajes hacia Miami, Perú, Argentina ,Uruguay ,Paraguay y Puerto Rico, viajes que fueron para defender los altos intereses de la masonería.

Siendo muy joven aun Roberto Luis Ferrer Rodríguez, contrae matrimonio con la señorita: Amparo Gómez Banceiro, con la que tiene una bella niña a la que le imponen el nombre de Yolanda, su esposa e hija son el acicate de su vida, trabaja y lucha por el mejoramiento del Standard de Vida que en esos momentos residían en la Calle Belascoaín, la vida continua proporcionándole auge económico, su agencia OK logra éxitos y aun así Roberto Luis Ferrer no se convierte en un ser avaro, ni en un explotador que avasalle a los empleados, no es un déspota y sus obreros y sus copropietarios le ven como uno más entre sus iguales, un empleado más, ¡Cierto es! Que es exigente al máximo, que es recto en la disciplina, honrado a carta cabal y ello queda demostrado cuando al paso de los años, muchos de sus empleados pasaron por la Logia Hijos de Colombo.

En esta época que estamos señalando la masonería y en especial la Logia“ Hijos de Colombo” en el lugar preferente conocido sólo por los iniciados, había que solicitar alegando las virtudes y los méritos que se conocían a un profano para pedir la autorización de entregarle la solicitud y convertirse en su padrino, pues bien Roberto Luis Ferrer se había acercado a Manuel García, para que lo trajera a la Masonería, expresando Manuel lo siguiente: Hermanos el profano que deseo traer a la Logia tiene 26 años de edad, es el dueño de la agencia de mudanzas OK, es serio, honesto, de buen proceder, no tiene vicios ninguno, es buen padre, buen hijo, buen amigo es del trabajo para la casa y si se le acepta, verán que tengo razones muy fuertes para presentarlo y no se arrepentirán de haberlo aceptado; Y en verdad que lo fue durante toda su vida., Sabemos que Manuel García no practicaba la adivinanza, pero con aquella exposición adivinó lo que ocurriría cuarenta años posterior, Roberto Luis Ferrer Rodríguez, en su Logia Hijos de Colombo, en la Masonería en Cuba, en la Masonería Latinoamericana y en la Mundial, ha sido algo extraordinario, Nunca le costó un centavo a la Masonería, lejos de ello la Masonería le costó a Roberto Ferrer, unos cuantos miles de pesos por distintos conceptos, como lo fue: la compra dela Imprenta que aun hoy está en el onceno piso; a la masonería le dedicó su talento, su esfuerzo, su inteligencia, su sacrificio, su economía y la defendió toda su vida, a ella le dedicó todo para engrandecerla sin buscar un ápice de mérito.

En la realización de los tramites investigativos aparece en el aplome de Pedro Anido “Creo que no es nece4sario decir lo bueno y grande de los informes que he recibido, su mamá su esposa, los vecinos, los trabajadores y una cantidad interminable de personas que he visto dan fe, de cuanto estiman a este señor, del candidato Roberto Ferrer, solo diré lo siguiente; es un masón extraordinario, sin haberse iniciado”.

Juan Caraballo Pérez, el otro aplomador dijo lo siguiente Fui a ver a su mamá y me dijo, señor que le puedo decir yo que soy su madre, vaya por todos los lados y averigüe, todos le darán los mejores elogios de mi hijo, vaya casa por casa, comercio por comercio, vecino por vecinos y todos le dirán lo mismo, yo le voy a resumir, Miré señor, sepa que si la Masonería le acepta, jamás se arrepentirán de haberlo aceptado entre ustedes, terminó Juan Caraballo sentenciando lo siguiente, hermanos, si aceptan a este señor tendremos un masón extraordinario que nos servirá a la Logia y a la Masonería en general, yo mismo le recomiendo, ninguno de ellos me equivocó en las exposiciones, en Verdad vivió para ella, por ella y en allá murió.

Es a los 22 días de Agosto del año 1948, en aquella casona del cerro, en el templo y en el lugar donde a las espaldas del Venerable Maestro en la pared posterior, se encontraba el fondo del horno de la panadería “ El Goloso” y en medio del intenso calor del horno y dela Naturaleza más el calor humano, se inicia Roberto Luís Ferrer Rodríguez en la Logia Hijos de Colombo, comienza trabajando de forma intensa, ayudó como nadie a la Logia los templarios, a la Logia Caballeros del Sol, a la Logia Obreros del Mundo, siendo ascendido el día 26 de octubre, siendo exaltado el día 21 de diciembre del 1948, aspirando el propio día 28 día de elecciones , no siendo elegido por no permitirlo la legislación, desde el propio día de su exaltación se le reconoce el espirito polémico, la visión de parlamentario, lo exigente del cumplimiento del simbolismo, y se convierte como todos los hijos de colombo, en un león en defender la ley y a la vez un cordero en obedecerla, en esos años de intensa labor la Logia Hijos de Colombo, trata de llevar al mundo profano la concepción del ideal masónico, sentando pautas con el ejemplo de Moral, Virtud y sacrificio, con los principios filosóficos sobre la regeneración de la humanidad.

Roberto Luis Ferrer Rodríguez, desde los primeros días del 1949, trabaja intensamente, se destaca de sobre manera, y a partir de la unificación de esta su Logia con la Gran Logia de Cuba de A: .L:.A:.M:.Y en Diciembre ocupa su primer cargo; Maestro de Ceremonias, Cosa que según testigos, desempeño de manera magistral, y a posterior desempeño los siguientes cargos:
En su Logia Hijos de Colombo

Maestro de ceremonias de 1949 al ——————————————————1950
Presidente dela Comisión de Hacienda desde 1949 al ——————————1950
Presidente dela Comisión de Justicia desde 1950 al ———————————1975
Presidente de la comisión de Justicia desde 1953 al ———————————-1989
Presidente dela Comisión de Instrucción desde 1954 al —————————- 1988
Presidente dela Comisión de festejos desde 1951 al ——————————— 1958
Representante ala Gran Logia desde 1950 al —1955 y 1956 al————- ——- 1969
Venerable maestro en ———————————————————————- 1952
Orador desde 1960 al ———————————————————————- 1966
Recibe Diploma dela Constancia por el 100% de asistencia 1948 al————– 1953
Recibe Diploma de Mérito por asistencia del 75% de asistencia del 1954 al—– 1989
Recibe Diploma de Gratitud 1953-1954-1955—————-1983——————- 1984
Venerable Maestro Ad-Vitam ———————————————————– 1957
Hijos Predilecto 1971
Cargos ocupados en la Gran Logia.

Juez dela Suprema Corte de Justicia Masónica 1950 y- —————————-1951
Secretario dela Comisión de Relaciones Exteriores 1953 al- ———————-1957
Diputado Gran Maestro de Distrito de 1954 al ————————————- -1958
Comisionado Especial para la III Conferencia Masónica del Simbolismo ——–1955
Comisionado Especial para la Inauguración del Edificio Nacional Masónico —1954
Secretario dela Comisión de Hacienda y Presupuestos 1951 al ——————–1956
Consejero del Asilo Nacional Llansó de 1951 al ————————————–1958
Comisionado Especial para recibirla Excursión de Nuevo León México en —-1957
Comisionado Especial dela Gran Logia para hacer declaraciones Públicas a nombre dela Gran Logia, por la situación Política y Social imperante en la Isla—1958
Secretario dela Comisión Especial sobre modificación del Auxilio Masónico- -1958
Delegado Especial del Gran Maestro y dela Gran Logia para entenderse con las autoridades gobernativas en—————————————————— —1959
Comisionado Especial para obtener ayuda para damnificados de Sagua de Tánamo —-1959
Presidente Especial dela Comisión funcional dela Gran Logia1963 al ———1967
Delegado Especial del Gran Maestro para solicitar la puesta en libertad de los VV.HH\ que cumplen sentencias Políticas ————————————–1976
Presidente de la C\M\I\en la Zona II del Caribe solicita libertad de los hermanos Rodríguez y de Hubert Matos Logrando la libertad en——————-1985
Delegado Especial para lograr que el Gobierno autorice la entrada de los funcionarios de la C\M\I\——————————————————– —-1985
Gran Maestro dela Gran Logia en 1967—1969—1971—1985 al————– —-1988-
Benemérito dela Orden desde 1984 al ————————————————–1990
Cargos en la Masonería Internacional.

Gran Representante dela Gran Logia Madre de Inglaterra 1987 al————- —1990
Miembro de Honor:

La primera Logia que le nombra Miembro de Honor es la R.L. Acacia 54 de los Valles de Ciego de Ávila, y al fallecer en 1990, contaba en su expediente miembro de Honor de un total de 312 Logias dela Jurisdicción, existiendo en ése tiempo en la jurisdicción 314 logias.

Contando con ser miembro de Honor de Logias de Valle de Nuevo León México, Ciudad de Uruguay, dos Logias en el Perú, dos en Puerto Rico, Dos en Santo Domingo y una en Haití.
Roberto Luís Ferrer Rodríguez ingresa en la Masonería Escocesa en:
Capitulo José Martí No. 97 en————————————————————1950
Ingresa en el Consejo de Caballeros Kadosh grado 30 en————————— 1952
Ingresa en el Consistorio Santiago No. 1 en—————————————— -1955
Exaltado al Grado 33 en el Supremo Consejo del grado 3 como G.I.G. ———- 1969
Coronado efectivo en el Grado 33, en—————————————————1985
Elegido como Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo 1988 al— —-1990
Roberto Luís Ferrer Rodríguez, llega por primera vez a la sesiones de Gran Logia en 1950, después en 1955 y a partir de esa fecha hasta 1967 es el permanente de esta Logia, ahora debemos decir que en esa época fueron años de esplendor en la Alta Cámara Masónica a ella asistían hombres de mucho talento y muy conocedores del parlamento, como sin lugar a dudas lo fueron Don Carlos Piñeiro y Crespo, Carlos Piñeiro del cueto ( Hijo) Adriano Sánchez Arango, Miguel A Navarrete, José Oñate Gómez, Fido Franceschi Martínez, Manuel Cross Gómez, José Montoro Céspedes, Roger Fernández Callejas, Don Carlos dela Torre, Venancio Méndez Lazarte, Cesáreo González Naredo, Rafael Llansó Ordóñez, Carlos Camps Sierra, Germán Walter del Rió, José Piloto Oliva, Gabriel García Galán, Luís Savigne Pavón, Enrique Pérez Lorenzo, Ricardo Mestres Llanos, Jorge Luís Cuervo Calvo, José Ángel Sordo, Mario Quirós, Mario Alfonso Caballero, Armando Díaz Bravo, Manuel Maza Escudero Jorge Lemagne Romero, Basilio Barreto Martínez, Francisco Hernández Morales, y otros entre ellos, llegó Roberto Luis Ferrer Rodríguez y Discutió, parlamenteó y sentó pautas conquistando ese parlamento de tantos y tantos buenos parlamentarios, realizó sus primeros paninos en 1955 teniendo cuatro intervenciones en distintas oportunidades y a partir de esa primera vez, no dejaría de hacerlo hasta el día 3 de diciembre del 1989 en la reunión de los consejeros del asilo nacional Masónico Llansó.

Opiniones de autoridades Masónicas:

En el año 1981, en visita efectuada a los valles de Pinar del Río, aniversario de la R.L. Paz y Concordia, hubimos de visitar en su hogar por estar ya enfermo al no menos ilustre VH\ José Montoro Céspedes, en unión de Ferrer, Facundo, Varela, Racial Martínez y otros grandes funcionarios y miembros de otras Logias, en un aparte de la Conversación delante de todos nos expresó Montoro Céspedes lo siguiente: -“ Miren yo a Roberto lo considero y lo aprecio mucho, me considero su amigo, aun cuando hemos discrepado y debatido en sin número de oportunidades, quizás pueden contarse en cientos de veces, yo aún tengo fresca en mi mente el primer día que le vi. en la Alta Cámara, era apenas un muchachito, lo recuerdo como si fuera en este momento, allí parado al lado del taquígrafo Parlamentando como si conociera todo el andamiaje de la alta Cámara, y antes de aplicarle la cuestión de orden, me pregunté; Dios solamente Sabe cuántas veces tendré que discutir con este chiquillo; ¡ Ciertamente hermanos! Roberto y yo hemos discutido infinidad de veces él Díaz Bravo y yo, pero eso sí, Roberto siempre ha sido muy respetuoso, considerado y sobre todo muy pero muy fraternal para mi Roberto es un masón de máxima talla.” (Fin de la cita), así se expresaba en esos días antes de desaparecer físicamente el VH\ José Montoro Céspedes.

Roberto Luis Ferrer fue en el parlamento, muy locuaz, muy vibrante, y muy vehemente en defensa de sus postulados, con mucha pasión y muy denodadamente y -(al decir esto); me viene a la mente aquellas frases que dijo Armando Díaz Bravo (otro parlamentario sin igual) cuando señaló: “ En el parlamento, No importa que se gane una moción o se pierda, lo verdaderamente importante es que gane quien la gane, de la discusión haya salido la única verdad posible” ( fin de la cita)- ¡ciertamente ¡ Roberto en la Alta Cámara discutió mucho no solo ,con céspedes o Díaz Bravo, lo hizo con Savigne, con Pérez Lorenzo, con Sordo, con Zoilo Remedios, con Cesáreo Naredo, con Alfredo Barrero, con Lemagne y otros, pero después de terminada la sesión en Alta Cámara, habiendo cesado ya, toda discusión, salían uno al lado del otro, como hermanos y para ampararse y protegerse uno al otro.

Roberto Luís Ferrer Rodríguez, al conocer del fallecimiento del VH\ Montoro Céspedes, declaró lo siguiente: “El Parlamento Masónico, ha perdido a uno de sus mejores eslabones, si no era el mejor, a partir de ahora en la alta cámara, quizás los debates no tengan tanta brillantes y tantas alternativas, como cuando solo Montoro sabia darle para animarlas y avivarlas ajustándolas a la Ley.”

En cada una de estas expresiones se ve a las claras, el espíritu de los parlamentarios, pero sobre todo el sentimiento fraternal; Y éste sentimiento sí que lo cultivó en grado máximo Roberto Luís Ferrer Rodríguez, el a semejanzas del Pelícano se desgarraba el alma a favor de los hermanos, aun cuando fueran oponentes políticos.

Roberto Luís Ferrer Rodríguez, fue un apasionado de la masonería, pero no vivía obcecado su raciocinio, trató a todos los que le conocían con afecto, fuese como quiera que pensara en política masónica, a todos les mostraba afectos, tanto a los íntimos, como a los oponentes cosa ésta que le situó en nuestra jurisdicción como el único, que conocía a todos los Grandes Funcionarios, a los Representantes, a todos los diputados y de igual forma, a una gran cantidad de Venerables Maestros y Ex Maestros; por sus nombres y apellidos, y conociendo a muchas de las esposas también por sus nombres, en esto fue también un ser algo excepcional y esto lo expresó el Gran Orador de la Gran Logia en la sesión anual del 1990 cuando hacia el panegírico de Roberto L. Ferrer, señalando además lo siguiente:–“ ROBERTO LUIS FERRER RODRIGUEZ, es el Masón más grande que ha pasado por esta alta cámara en los últimos (50) años en nuestra Patria, todo cuanto se digas de él, es insuficiente, su obra todos las conocemos, creo que no hay masón en Cuba que él no lo conociera y acertadamente digo que: el 90 % de los masones de Cuba, han visto y oído a Roberto, aunque sea una vez en la vida.” (Cita del discurso de la elegía del 1990.)

En la vida profana había divorciado de la primera esposa y habiendo conocido a la señorita María Esther Medina Rodríguez, convienen en contraer matrimonio, y así lo hacen y a los pocos fijan su residencia en el Reparto Fontanar en las cercanías de Rancho Boyeros, siendo el día 6 de Agosto del año 1961, fecha en que la cigüeña los visita trayendo un hermoso varón al que le impondrían el mismo nombre que el padre, Roberto Luís Ferrer y Medina, perpetuándose el denominativo de Roberto Luís Ferrer.

En la vida fraternal, allá por las décadas del 60, incursiona en la política Masónica, dela Gran Logia, aspirando al cargo de Diputado Gran Maestro dela Gran Logia, pero la votación le es adversa, no obstante continua en su brega masónica,, le brinda a Juan José Tarajano Gran Maestro todo su esfuerzo y labor,
A la salida del País de Tarajano, con casi toda la directiva de la Gran Logia, aúna esfuerzos, convence al Primer Vigilante Céspedes Mora, para que al menos por un tiempo, se haga cargo de la Gran Maestría, prestándole todo tipo de ayuda para la ejecución de su mandato, por esos años incursiona en el periodismo Masónico, y realiza unas bellas crónicas sobre Carlos Piñeiro y Crespo, para el boletín “ AMOR” la crónica le valió el reconocimiento de cuantos tuvieron la oportunidad de leerlo y hasta no hace mucho estaba en la biblioteca Masónica y nunca más incursionó en el periodismo.

En 1961 Jorge Luís Cuervo, le ofrece la diputación pero Roberto la declina por considerar que aún estaba muy fresca la votación anterior, convirtiéndose en un fuerte aliado de Cuervo y del sucesor Rodolfo Martínez Gómez.

En 1965 incursiona nuevamente en la política, aspirando en esta oportunidad en unión del V:.H:. Celestino Álvarez Fernández,. Pero nuevamente la votación le fue adversa, después en 1967, dos candidaturas le sitúan como Diputado Gran Maestro y ¡Entonces Sí1 resulta electo Diputado Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba de A:.L:.A:.M:.Y tal parece que el “G:.A:.D:.U:.” sitúa a los seres humanos en los determinados tiempos y espacios, bien para cubrir etapas políticas o sociales, para Una Buena Nueva para un País o para una Institución, y tal parece el caso de Roberto Luís Ferrer Rodríguez, pues en el propio año 1967,tiene que cubrir la vacante 1que produce el Gran Maestro Esteban Valdés Castillo, al solicitar asilo político en los Estados Unidos de América, esos años son años difíciles y llenos de incomprensión y desconfianza gubernamental hacia las logias y la institución, durante el periodo de gobierno hasta el 1969, desarrolla un trabajo incesante, en esos años la membresía decrece debido a que los religiosos y los practicantes de fraternidades eran acosados e4n los centros de trabajo, en las cuadras de residencia y ello hacia que muchos desertaran y otros no acudieran a las sesiones de las logias, habiendo casos que ni los siete para abrir la logia estaban presentes, ¡Entonces Roberto0 Tuvo una Idea Genial, “PRACTICAR MASONERÍA DE CONCENTRACION EN LOS TEMPLOS, HASTA QUE PODAMOS HACER LA MASONERÍA DE EXPANSIÓN ATRAYENDO A LOS PROFANOS DE CALIDAD” ¡Esa fue una Formula maravillosa que salvó a la Masonería de tener que cerrar las puertas! –Cierto es que Roberto tuvo que hablar mucho para convencer a los pocos masones que quedaban “ Que la masonería tenía que trabajar, pues en cualquier medio en que se desarrollara, ella era necesaria y justificaba su razón de ser; Terminado su periodo de sustitución, aspira a la Gran Maestría y el pueblo masónico le premia su trabajo con casi la unanimidad, realizando otro periodo de amplio trabajo y reafirmando a la Masonería, mostrándole ya un espacio apretado pero el cual tenía para transitar ganándose respeto a cada paso,, aun cuando no era el mejor y más acertado a nuestros principios filosóficos, trabajábamos sin interferencias directas y aun cuando no podíamos tocar algunos temas, estábamos salvando las Logias gracias a la idea ¡GENIAL! de Roberto Ferrer.

Al término de la Maestría Roberto Luís Ferrer no se retira a su mansión de Fontanar, todo lo contrario, realiza una masonería de más actividad, viaja la Isla de San Antonio a Maisí, de Norte a Sur, realiza aniversarios de Logias, discursos doctrinales, discursos de amplia instrucción filosófica, señala el camino de la hermandad, y señala que sobre todo debemos estar preñados de tolerancia , amor y fraternidad., trabaja incansablemente con los Grandes Maestros José Manuel Ávila Acosta, José Álvarez Rivera y Maldonado, con Mario Oliva Rubio y nuevamente aspira en1977 a la Gran Maestría, nuevamente le es adversa la votación en esta oportunidad frente a Luís Romero Márquez perdiendo por un voto, pero aun así no se aparta dela Gran Logia , continua en su peregrinar y al año siguiente en los primeros días del 1978, sufre un ataque agudo de miocardio en unos meses se recupera en algo, pero no puede desarrollar la ayuda al Gran Maestro Basilio Barreto y en el intermedio del año va haciendo caso omiso de los médicos, comienza de nuevo la brega, ayuda a Facundo Díaz en su Gran Maestría, después a Juan Varela Álvarez durante los años de 1981 al 1984 y el 1985 resulta electo nuevamente, esta vez al ponerse en función el nuevo Código de Leyes dela Masonería, cubre un periodo de tres años, los que le vimos en los años de 1978 y 1980, que pensamos que ya tenía que retirarse a su hogar hacer una vida tranquila y apacible, nos equivocamos y de qué manera, edita la legislación Masónica, Compra una imprenta para la Gran Logia,, compra una guillotina de Papel, compra los tipos de letras y logra una imprenta para la Gran Logia para que los costos de los Diplomas, los Libros sean más asequibles para las logias y esta imprenta aun en nuestros días, funciona.

Después del exilio de Esteban Valdés Castillo, la Gran Logia no había podido obtener el permiso de salida para los grandes funcionarios, sin embargo ya en 1982, logra que permitan asistir al Gran Maestro Facundo Díaz Díaz, Juan Varela Álvarez y Roberto Luís Ferrer a Perú, después salió con Racial Martínez Andréu, viajó en asuntos Masónicos a Uruguay Brasil, Santo Domingo, Argentina, Haití, Puerto Rico, y para satisfacción de la Gran Logia, en ninguno de los viajes ya sean en los que le acompañó el V.H\Facundo-V.H\Varela- o el V.H\Raciel.—No le Costó un centavo a la Gran Logia, ya que los de Varela-Facundo Raciel (los pagaron los familiares de los mismos) y los de Ferrer los pagaron su familia y su amigo polo; Y conste que estos viajes, resolvieron las reclamaciones que se estaban gestionando, desde el mandato del Gran Maestro del V.H\ Basilio A. Barreto , que era: el Reconocimiento de la Gran Logia de Cuba de A\L\A\M\ (con sede en la Habana Cuba) y no la de la (sede en Miami Florida), que reclamaban los hermanos de Miami, cosa esta, que difícilmente se hubiera obtenido, Sí no se hubiera logrado salir de Cuba. Y haberlo discutido en el seno dela C.M.I.

Debe aclararse que durante los periodos de mandato de Roberto Luís Ferrer Rodríguez, existían Dos cientos pesos para mensajes del Gran Maestro, así como para viajes y dietas dos mil pesos, en ninguno de los periodos los utilizó quedando esos epígrafes a favor dela Gran Logia.

Es cierto que Roberto Luís Ferrer Rodríguez, recibió de la masonería una distinción especial, como sin lugar a dudas lo fue el título de “Benemérito de la Orden”, el que se le otorgó con excepción de seis logias de 314 existentes, por lo que se debe considerar, que fue casi de forma unánime, y al agradecer el gesto en la Alta Cámara Masónicas Roberto Ferrer dijo; “Agradezco todo cuanto vale éste honroso y excelso título, lo agradezco con todo mi corazón y todo mi espíritu, pero quiero decirles a todos que: Soy Roberto Ferrer Benemérito y sin Benemérito, por ostentar este título, no voy a sentarme en mi casa, Soy Político y Parlamentario de esta Alta Cámara y Sí les puedo asegurar que seguiré siendo el mismo “Roberto Ferrer” que ustedes conocieron, Muchas Gracias a todos.” 

Este modestísimo pensamiento de Roberto Luís Ferrer nos puede definir a un hombre de su altura, nos muestra su modo de pensar, su espíritu político, su deseo de mantenerse todo el tiempo dando todo a la MASONERÍA, antes de entregar su cuerpo al G\A\D\U\

En el trasoirá Universal existen muchos casos de humanos sacrificados por la humanidad y en pos de la regeneración de la misma, son buenos ejemplos los de Sebastián de Carbona, Francisco de Asís, Juan el Bautista, y Juan el Evangelista, Pradjapati Gautami Jesús de Nazaret y otros, pero también en la Masonería en Cuba, tenemossacrificad0os y mártires de la misma, como son sin lugar a dudas; Andrés Cassard, Andrés Puentes Badell, Almeida, Govín, Pellón, Antonio dela Piedra, Llansó Simoni, García Galán, Iraizos y del Villar, Piñeiro Crespo y Piñeiro del Cueto y llegados a nuestros tiempos, Roberto Luis Ferrer y Rodríguez.
Sí la década de los 60 y 70, pareció que desaparecería la masonería, en el trienio del 1985 al 1988 la situación tornó en forma radical muy distinta, las logias se nutrían de muchos jóvenes, los aniversarios, ya no eran de pocos miembros, sino de multitudes, y Roberto previendo lo que podía suceder alertaba con sus palabras mágicas lo siguiente: “Hermanos tenemos que crecer para mostrar nuestra pujanza, ¡Pero tenemos que crecer y crecer con “Calidad Moral y Virtuosa!,” “Sin ella es preferible no crecer,” Si los que ingresan, vienen con ideas inmorales o con ideas de que tenemos una sociedad de Socorros o que le servimos de pasaporte, preferible es; que no crezca y nos quedemos con una masonería de concentración”– Estos eran modos de pensar de Ferrer y que han quedado plasmados en sus discursos, en sus mensajes dela Gran Maestría, Roberto Luís Ferrer se mostró siempre con la luz en la mano, con su pensamiento adelantado, y por ello en el trienio que mencionamos, hizo no menos que los anteriores, conociendo de ciertas anomalías que existían enla Gran Secretaria, hizo lo que Martí señalaba en el pensamiento de que: a los Problemas hay que ir directo como el carnicero a la carne, con la manga al codo, así ¡de frente a los problemas! Destituyó al jefe de despacho dela Gran Secretaria y dela Gran Tesorería, sustituyó al director dela Revista Masónica, al jefe dela Biblioteca, a los secretarios de ambas oficinas, y a unos le ofreció la limpieza, otros la puerta, otros la biblioteca y con un gran corazón a nadie dejo sin su sustento, pero acabó con las cosas que estaban sucediendo en ambas oficinas, recordando en la reunión del Gabinete que los que trabajan en la gran logia es un honor para ellos, que no son empleados sino hermanos que se sacrifican en horas, descanso y que son gratificados por sus esfuerzos, que si no ganaban lo suficiente, ello no les daba derecho a perjudicar a la institución y men0os con malas acciones reprobables, así actuaban Roberto Luís Ferrer, con honestidad, con hermandad, pero con energía cuando había que usarla y siempre en defensa dela Institución que amaba hasta su muerte.

El día 30 de Enero del 1988, resulta electo como Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 de la República de Cuba, a pesar de no encontrarse presente obtiene 27 votos de los 27 efectivos del Supremo Consejo en esos momentos, señalando que no haría ninguna presentación oficial en ningún cuerpo Masónico Escocés, hasta que no terminara en Marzo del 1988 en la Gran Logia de Cuba de A\L\A\M\fecha en que entregó su mandato al VH\ Orestes Bernal Carbonell que resulta electo y al respecto nos dice en su mensaje anual de la Alta Cámara en el Mensaje del Gran Maestro No. 25-de fecha 27 de Marzo del 1988. que dice entre otros textualmente: “Queremos expresar para la tranquilidad de todos, que durante los (60) días escasos que hemos estado ejerciendo en los dos cargos de Gran Maestro Y soberano Gran Comendador, así se lo aseguramos ante esta alta Cámara, que la independencia del Simbolismo no ha sufrido ninguna alteración ya que entre otras medidas en el Supremo Consejo del Grado 33 durante este periodo, hemos trabajado nada más, que en los asuntos administrativos, no hemos visitado un solo cuerpo Escocés y a las oficinas la hemos visitado en las mañanas y en las tardes, a la Gran Logia tan pronto termine en el día de hoy mis sagrados compromisos contraídos con el simbolismo como su Gran Maestro me entregaré en cuerpo y alma y con la pasión que saben ustedes que siempre lo hago y trataré que sea del agrado de todos los componentes del Escocismo” (Roberto Ferrer) marzo del -año 1988.

Desde el día 28 de Marzo del 1988 y hasta el 11 de Diciembre del 1989 Roberto se entrega en cuerpo y alma para levantar el Escocismo y llevarlo hacia un sitial elevado, pues el mismo atravesaba una situación difícil con la membresía y la asistencia, logró reanudar las sesiones sabatinas en los cuerpos escoceses, logró la impresión de las liturgias de grados, de los reglamentos, comenzó a reparar el aire acondicionado del templo del Grado 33, logró una confraternidad entre el Gran Maestro y el Soberano Gran Comendador como desde el 1987 se trataba de dar solución a los problemas del asilo Llansó, convienen en dar una solución viable y moralizadora para que la administración del Asilo Llansó sea reconocida como honesta y moral ante los ojos de todos, con sus ideas se hace una reforma general a los Estatutos, se comienza una nueva Administración, se lleva a la justicia masónica a los responsables de delitos, se comienza una reparación capital en todos los pabellones del asilo, se instala una nueva red eléctrica, se instalan nueva red fluvial y de suministro de aguas, se instala una cámara de frigorífico y una de congelación, se construye un almacén general, se construye una oficina, se contrata con salud publica la compra de medicamentos, se realizan compras por medio de comercio interior se les suministra yogur a los enfermos y asilados, dulces, mantequilla y se conforma una comisión de embellecimiento que se le destina al Ex Gran Maestro Facundo Díaz Díaz, aun así Roberto no descansa con los asuntos del Asilo, ni los del Supremo y nunca ha abandonado los asuntos de la masonería simbólica.

Es muy lamentable lo que sucede en el mundo terrícola, pues el hombre propone y el G:.A:.D:.U:.dispone y al Gran Maestro Orestes Bernal Carbonell, hombre muy activo a pesar de sus años, llegó a la Gran Maestría después de una vida de sacrificios, trabajos físicos y mentales, su cuerpo físicamente ya estaba prácticamente agotado y no obstante se dedica por entero al trabajo masónico, pero lamentablemente en un día que va a tomar un ómnibus para asistir a un acto en una logia su esposa sufre una caída del ómnibus en que viajaban y fallece, ello le afectó de sobre manera y al poco le ocasionó una isquemia cerebral, dejándole algunas secuelas casi imperceptibles, continua con el trabajo pero ya con algunas deficiencias, no obstante entre Roberto Ferrer y Francisco Hernández Morales le acomodan las responsabilidades y lo ayudan sin que el resto de la membresía note las dificultades que se están confrontando, pero en los primeros días de octubre sufre otra esquema cerebral y esta vez sí que deja grandes secuelas, tales que ya queda en cama con muy poca movilidad y con un diagnostico que sería progresivo, por ello se le convence que delegue funciones en el Diputado Gran Maestro, pero día a día su salud se deteriora y el día 22 de Noviembre del 1989, Orestes Bernal Carbonell tornaba su alma hacia el G\A\D\U\y la masonería en Cuba perdía a su Gran Maestro en funciones, de el Gran Orador dela Gran Logia en la sesión Anual del 1990, diría lo siguiente:

“Bernal lo dio todo por la Institución; y como si diera poco dio su vida por la Institución, por eso lo recordamos como a uno de los Grandes de los Gigantes -Uno de los titanes dela Masonería, descansa en Paz hermano Orestes” (fin de la cita).

La caída de Orestes Bernal en funciones cerró el triángulo de los Grandes Maestros caídos en funciones, como lo fueron: “Andrés Puentes Badell el primero” “Antonio Abad de la Piedra y González” el segundo, y cerrando el triángulo equilátero como el tercero: “Orestes Bernal Carbonell”, al que le faltaba un año y medio para cumplir con su mandato.

Al igual que la masonería Roberto Ferrer perdió al hermano, al amigo, al colaborador, al hombre que le hacía falta en el momento preciso, estaba sentadas todas las pautas para el trabajo eficaz, fecundo que elevaría ya por fin a la institución después del tránsito pasado, en la próximas elecciones sería llevado Ramón Oliva Rubio quien a pesar de su blanca cabellera, de residir en el poblado de Guanabacoa, era el Gran Maestro de ceremonias en el periodo de Gran Maestro de Roberto Luís Ferrer Rodríguez y como el mismo Roberto Ferrer expresara en su mensaje 25 ,” Ramoncito como todos le conocían se había convertido en su sombra fraternal desde el momento de su elección y hasta los días del mensaje” cosa que le agradecía constantemente.

Después de fallecido Orestes Bernal, nosotros masones inconscientes, le pedíamos más, a Roberto Luís Ferrer, tanto en el Asilo, en la Gran Logia como I\P\H\ y el VH\ Miguel Álvarez Gran Maestro de ceremonias nos advertía en los funerales de Bernal Carbonell, que Roberto Luís Ferrer había tenido mucha falta de aire en el vuelo de Guantánamo hacia la habana, que un médico viajero le había recomendado que visitara a su cardiólogo en su estancia enla Habana, ¡ Que lejos estábamos de esperar lo que se avecinaba !.
El día 11 de diciembre se efectuaba la reunión de los consejeros del Asilo Nacional Masónico Llansó, en ella participó Roberto Luís Ferrer Rodríguez como Presidente por corresponderle el año de la misma al Supremo Consejo del Grado 33, (esa fue su última reunión oficial masónica), tuvimos varios debates y unos minutos pasadas las doce de la noche, nos despedimos de Ferrer, eran aproximadamente cerca de la una de la mañana del día 12
Y a las 10 AM, el Gran Secretario Canciller nos informaba que Roberto Luís Ferrer estaba en su casa con neumonía, que en esos momentos estaba para el médico, después al regreso al hogar en el Reparto Fontanar se queda en descanso, en las primeras horas de la tarde nos dirigimos hacia su hogar el administrador del Asilo VH\ Maximino Marot, el Contador del mismo, VH\ Marcelino Gutiérrez, el Tesorero y Gran Maestro de Ceremonias del Supremo Consejo VH\ Miguel Álvarez, el chofer del Asilo VH\ Alberto Pozo y el que realiza este ensayo Biográfico, en realidad lo encontramos bien y no parecía estar enfermo, nos dio orientaciones para las funciones del asilo, hablamos de proyecciones dela Masonería y sus planes futuros, nos marchamos cerca de las nueve de la noche, deseándole un pronto restablecimiento, ¡ Que lejos estábamos de lo que se avecinaba!.

A la mañana siguiente llamamos por teléfono en horas de la mañana, nos indicó que sentía un poco de falta de aire al respirar, pero que en términos generales se sentía bien, no obstante quedamos que en horas de la tarde al terminar en el asilo, basaríamos por su vivienda, así lo hicimos los mismos del día anterior, ¡ Que momentos para recordar ¡ Cuando llegamos al Hogar nos encontramos a un Ferrer extremadamente destino, la suegra quién siempre le inyectó cuando le hacía falta, no pudo penetrar la penicilina, la esposa que en ocasiones le inyectara, tampoco, la enfermera del médico de la familia tampoco le pudo introducir el líquido, realmente era ¡algo inaudito y nunca visto!, ¡ entonces le sugerí ! tanto a Roberto como a la Familia en busca del VH y Dr. \ Berbes Carrillo, todos estuvieron de acuerdo pero Roberto, inquirido que mejor íbamos hacia su casa, así lo hicimos y cuando el Dr. Berbes Carrillo le vio y nos indicó conducirlo de inmediato hacia el Hospital Jurídico y nos fuimos para el mismo, Roberto llegó con tal falta de aire, que ahí quedó ingresado el día 14 de diciembre de 1989.
Durante diez días recibió tratamiento y tal parecía que mejoraba, por encontrarse estable y llegó el día 23 de diciembre, solicitó le dieran pase Navidades y salió hacia su casa, fueron días en el País de un intenso frío con temperaturas cercanas a los nueve grados, pero una vez en la calle, no se limitó a su casa de Fontanar, fue a la agencia de sus camiones, fue al Supremo Consejo, regresando a Fontanar en horas de la tarde, con mucha falta de aire, el día 24 lo pasa igual con mucha falta de aire, y muy cerca de las 8PM, su hija Yolanda lo ingresa en el Hospital Ameijeiras, allí desde su ingreso va para Cuidados Intensivos; Y la noticia es como una andanada de Pólvora desde el día 25 de Diciembre de 1989, los masones en Cuba y fuera de Cuba, viven un peregrinar hacia el hospital, personalmente o en llamadas por teléfono, participan en los reportes médicos a las cuatro de la tarde, a las Diez de la noche –o- a las nueve de la mañana, el cuerpo médico anunciaba, grave-menos grave- estable- complicado- grave- muy grave- de mucho cuidado- día tras día hasta que al final; el día 15 de Febrero del año 1990 a las 10 y 25 minutos de la mañana, ¡El Masón Extraordinario! ¡El Masón Predestinado! ¡El Masón Necesario para ésta etapa! Se rendía ante los brazos de la muerte y viajaba con Aqueronte hacia el seno del G\A\D\U\Roberto Luis Ferrer Rodríguez le brindó a la Institución Masónica, los mejores años de su Vida, se los brindo con extraordinario desinterés, con extraordinaria sabiduría, vivió para la masonería, y fue su más fiel servidor, por lo que la Masonería de Cuba debe quedarle eternamente agradecida por su gestión.

La Masonería en Cuba, conmemora el día 15 de Febrero de cada año el Asesinato del Gran Maestro Andrés Puentes Badell, el que se llevó a efectos por el asesinato a manos de un Aprendiz Masón miembro del Ejército Español en el año 1871, Y al coincidir el fallecimiento del VH\ Roberto Luís Ferrer Rodríguez con él 120 años del asesinato, la Alta Cámara Nacional Masónica adoptó el acuerdo de cada año Conmemorar ambos casos en un mismo acto, uno por haber sido asesinado y el otro por ser uno de sus mejores hijos.

Durante toda su vida Masónica, siempre mantuvo plenamente informada a la membresía de todo cuanto le rodeaba,, todos los problemas institucionales los abordaba en las logias a donde acudía en aniversarios, o en instrucciones, o en visitas irregulares, lo mismo informaba problemas administrativos que problemas con el estado, a modo de recuerdo veamos lo expresado en su mensaje No 18 de Junio del 1987, donde expresa con lujos de detalles la carta del ejecutivo dela C.M.I. dirigida al Señor Felipe Carneado Director de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y de igual forma dio a conocer cuándo por medio dela Gran Logia de Puerto Rico re recibieron enla Gran Logia de Cuba, los primeros Mil dólares, para que la Gran Logia los invirtiera en las Necesidades más Urgentes y apremiantes, de ellos fueron donados por Roberto Ferrer 400 dólares, 100 por Juan Varela, 100 por Raciel Martínez, 100 por Fortunio Fernández (ex miembro de H. de Colombo) y el resto por la Gran Logia de Puerto Rico y recordamos cuando en el mensaje No 8 del 25 de Marzo del 1986, donde nos da cuenta de haber sido invitado por el Gobierno dela República de Cuba, para participar en la conferencia dela Deuda Externa; Y qué fue lo que hizo en esa misma Conferencia con la delegación Oficial, Recordamos como a todos los actos los masones acudían como abejas ala Colmena, pues Roberto Luís Ferrer en cada aniversario, no relacionaba los hechos y felicitaciones a cada uno, No, lo que hacía era enfocar los problemas que existían, las formas de solucionar, dejando en cada acto un mensaje una Orientación, una Buena Nueva para seguir adelante, señalando siempre que teníamos la obligación de elevar la cultura, no de cegarnos con algo que no era cultura, sino acudiendo a las ciencias en busca de la verdadera cultura, por ello durante los años difíciles todos acudían a los aniversarios, y no olvidaremos el acto de la despedida dela C.M.I. donde el Gran Secretario de la confederación hizo un tremendo discurso y cuando Ferrer hablo, y cerrando sus palabras decía “ Viva la Masonería de Uruguay”- “Viva la Masonería del Perú” Y “ Viva la Masonería de mi País”, los masones todos Cubanos uruguayos, peruanos, Venezolanos, Costarricenses y Portorriqueños irrumpieron en aplausos y pasados unos 8 minutos fue cuando se les pudo llevar al orden a pesar del golpe de mazo que les llamaba al orden.

Los grandes Maestros que le antecedieron, hicieron obras magistrales , como sin lugar a dudas lo fueron las realizadas por Antonio Govín y, torres, Gabriel García Galán y Carlos Piñeiro y del Cueto, pero la obra realizada por Roberto Luis Ferrer Rodríguez, no deja lugar a dudas, pues estuvo enmarcada en un medio que le fue hostil, un medio no favorable y que en cierta ocasión tuvo que ponerse de frente y con la opción de cerrar la masonería, o que se ofreciera un poco de tolerancia,, fue un medio en que no estaba bien vista la , por ello no es posible establecer un parangón con las épocas anteriores en relación a la membresía.

La Obra de Roberto Luis Ferrer Rodríguez, nos lleva hacia otra dimensión sin haber sido graduado Universitario, se convirtió en un gran filósofo, sentó pautas filosóficas y adoctrino a varias generaciones de Masones, Dignifico el presente y preparo a los masones para el futuro enaltecedor.

Durante cuarenta y dos años de vida institucional, lo dio TODO por la Fraternidad MASONICA, dio lo mejor de sí, dio lo que estaba obligado a dar como masón y también dio, lo que no estaba obligado a dar, bien puede decirse que dio su vida a semejanzas del pelicano, para que su vida fuera tomada por un modo ejemplificante; Roberto Luís Ferrer se convirtió en un símbolo del sacrificio en pos dela HUMANIDAD.

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12944
Puntos : 35288
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 66
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.