CUBA Y LA MASONERÍA
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» EL CHUCHERO CUBANO *** por Esteban Fernandez
Sáb Dic 09, 2017 2:42 pm por Admin

» Tesoros Masónicos *** Rito Brasileño
Vie Dic 01, 2017 9:12 pm por Admin

» Masones cubanos realizan peregrinación después de 50 años de prohibiciones
Mar Nov 28, 2017 9:13 pm por Admin

» CASA NATAL DE JOSÉ MARTÍ
Dom Nov 26, 2017 4:03 pm por Admin

» *** MARTÍ ***
Dom Nov 26, 2017 4:02 pm por Admin

» MUSEO "FINCA EL ABRA"
Dom Nov 26, 2017 3:53 pm por Admin

» "LOS MASONES EN SANTIAGO DE CUBA"
Dom Nov 26, 2017 11:19 am por Admin

» La Masonería bajo el régimen dictatorial de Castro
Dom Nov 26, 2017 10:35 am por Admin

» Discography The Rolling Stones
Sáb Nov 25, 2017 8:41 pm por Admin

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
http://www.deezer.com/listen-4043682
Galería


Diciembre 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

ENLACES
freemasonry, freemason, masonic links http://357bcn.com/pagina_nueva_1.htm

EN BUSCA DE LA CASA DEL TEMPLO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EN BUSCA DE LA CASA DEL TEMPLO

Mensaje por Admin el Dom Dic 12, 2010 11:19 pm

M:.M:. Luis Alejandro Yáñez-Arancibia
R:.L:.S:. Pleno Día No. 3, Xalapa, Ver., México
Gran Logia Unida Mexicana de Libres y Aceptados Masones, Gr:. Or:.Ver:.


INTRODUCCION

Cuando al gran Corso Napoleón Bonaparte le preguntaron qué ciudad visitaría nuevamente, dijo Versalles. Muchos años mas adelante la misma pregunta fue hecha al liberador de la Francia invadida Charles De Gaulle, y respondió Washington D.C. La razón de esto es sencilla; basta haber visitado alguna vez Washington D.C. para responder de la forma en que lo hizo De Gaulle.

Siendo muy joven visité por primera vez Washington D.C a fines de los años 70’s. Tenía que presentarme en el palacio de la Organización de los Estados Americanos en la calle 17th Street NW esquina con la pintoresca Constitution Avenue NW, frente al Mall de los museos, de los monumentos, de los “memorials”, de las majestuosas oficinas federales, para firmar el documento con que se me otorgaba una beca de estudios de posgrado de lo que ahora es mi especialidad profesional. Con el transcurso de los años volví a Washington D.C. en un par de ocasiones, para participar en eventos académicos. Siempre de prisa, con el tiempo contado, pero aun así -desde el comienzo-, me había parecido una ciudad excepcional, con un carácter distintivo de la cultura de los Estados Unidos, diferente a lo que se proyecta en otras grandes ciudades norteamericanas.

Desde aquellos años, Washington D.C. ha cambiado. Pero esta ciudad eterna sigue conservando su mística y encanto, fusionando lo antiguo con lo reciente en un verdadero arte urbano-cultural. Este viaje del mes de Noviembre de 2010 me ofreció la ventaja de percibir nuevamente y con mayor profundidad, la unión y libertad de Lincoln, la fuerza y sabiduría de Jefferson, la pacificación nuclear y la igualdad de
derechos de Kennedy, la brutal belleza y democracia del Capitolio coronado por el poder de la libertad, la sublime hermosura de las ciencias y artes liberales de la Biblioteca del Congreso coronada por la antorcha lumínica; pero además la eterna y suprema altura de miras de George Washington definiendo su carta política a la par del diseño de una ciudad preparada para la eternidad. A esto se suma que en este viaje dispuse de holgado tiempo y lo hice acompañado con mis hijas y mi esposa, para un disfrute familiar completo. Comprendí cabalmente porque razón Washington D.C. es una de las dos ciudades del mundo más fotografiadas.


EL PRIMER ESTIMULO

Acercarse al monumento a George Washington, el espectacular obelisco del Mall, es apreciar el mayor tributo que una nación puede ofrecer a su primer gobernante, que rehusó interpretar la posición de “presidente” como equivalente a “rey”. El diseño, evidentemente egipcio, fue largamente debatido por los congresales de la época, pero ahora se le valora como una elección de gran inspiración. A 165 metros de altura permite capturar el entorno completo de una ciudad diseñada con enorme talento, y está circulado en su atrio por 50 banderas representativas de los estados de la Unión Americana. El elevador nos transporta durante casi minuto y medio a través de una ruta inolvidable. Iniciando con la estatua de George Washington en el piso frente al elevador, hasta llegar a la plataforma elevada donde se sitúa un pequeño museo que muestra las coordenadas de oriente, poniente, septentrión y mediodía, enfatizando la
cara (E500) que recibe el primer sol de la mañana; y una réplica en aluminio de la cúspide piramidal que remata el extremo, con la leyenda “Corner stone laid on bed of Foundation July 4, 1848. First stone at leight of 152 feet laid August 7, 1880.
Capstone set December 6, 1884. The East side reads Laus Deo (latin)”. Las ventanas dispuestas en la pirámide terminal de la cúspide ofrecen una panorámica hacia los
cuatro puntos cardinales. No deja de sorprender la disposición de diferentes piedras angulares y semilabradas que sobresalen al interior de las paredes como insinuando que la “tarea nunca está terminada”.

Las ventanas de la cara “norte” permiten apreciar los jardines de la Casa Blanca, el parque Andrew Jackson y el inicio de la calle 16th St NW, donde llama la atención un techo rectangular (que aquí enmarco dentro de un triangulo rojo). Al bajar el elevador, la sorpresa aumenta cuando se apagan las luces interiores y se iluminan las paredes internas del obelisco mostrando grandes piedras del muro, finamente
labradas, y piedras murales conmemorativas de “Logias e Instituciones donantes” del presupuesto para la construcción del obelisco. Toda la experiencia del Monumento a George Washington es un desafío de enorme estímulo, como para buscar sin mayor dilación la oportunidad de llegar al centro de aquel triangulo en rojo de la fotografía panorámica de la calle 16th St NW.



El obelisco Monumento a George Washington visto desde el World War II Memorial; estatua de George Washington frente al elevador; reproducción de la pirámide de la cúspide; piedras semi labradas en la cara interna del obelisco; y la cara Este (Oriente) marcado en el piso a la salida del elevador en el “mirador”.

Fotografías ® Alejandro Yáñez-Arancibia, Noviembre 10, 2010. Washington D.C.



Panorámica desde las ventanas de la cara Norte del obelisco, mostrando los Jardines de la Casa Blanca (al frente), el Parque Jackson (atrás), y el inicio de la calle 16th St NW señalando la ubicación del edificio rectangular conocido como House of the Temple Library. Fotografía ® Alejandro Yáñez-Arancibia, Noviembre 10, 2010, Washington D. C.


HOUSE OF THE TEMPLE LIBRARY

Se le conoce con este nombre en inglés. Está abierto al público desde las 8 am a 5 pm de lunes a jueves.

Este templo masónico es la sede principal del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de la Francmasonería, también denominado el Supremo Consejo, 33o, Jurisdicción del Sur. El templo fue diseñado por el ciudadano no-masón John Russell Pope, el arquitecto que diseñó el Jefferson Memorial y el edificio principal de The National Gallery of Art. Está inspirado en el Mausoleum de Halicarnassus, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. El arquitecto masón Elliot Woods, quien diseñó el Capitolio, agregó los “toques masónicos” al diseño del templo. La piedra angular ubicada en la esquina Nororiente fue depositada en Octubre 18, 1911, en una ceremonia atendida por cientos de Masones llegados de diferentes estados de la Unión Americana. La construcción del templo se terminó en Octubre 18, 1915. El carácter monumental se destaca por 13-peldaños de una pirámide truncada, similar a la que se despliega en el
reverso del Gran Sello de los Estados Unidos en el billete de $1 dólar. Alineadas a cada lado de la escala principal del frente se disponen dos maravillosas esfinges esculpidas por Alexander Weinman. La de la derecha tiene los ojos casi cerrados y es un símbolo de sabiduría. La de la izquierda con los ojos abiertos es un símbolo de poder.

El número 33 es muy importante en la Francmasonería. Se trata del grado supremo de los Masones del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Por ello, el edificio presenta 33 columnas en su derredor y cada una con 33 pies de altura. También la dirección postal contienen el numero 33 (1733 16th St NW). En su interior se encuentra la ancestral Biblioteca que contiene cientos de libros, pergaminos, documentos y
utensilios masónicos. También hay un amplio espacio para eventos, oficinas de los oficiales de alto rango, áreas de exhibiciones, el templo general para talleres convocados, y un templo específico para los trabajos del Supremo Consejo con solamente 33 asientos. Es de particular hermosura el Rincón de las Columnas
de la Caridad donde se reconoce a los donantes de gran importancia para las acciones del Supremo Consejo. Cruzando las columnas de la caridad se aprecia el monumental vitral “Ordo Ab Chao”.



El Templo del Supremo Consejo, 33o, Jurisdicción del Sur, del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de la Francmasonería. Cornisa Sur Poniente mostrando una de las 4 gárgolas y el remate de las columnas. Las dos esfinges, de la sabiduría a la derecha, del poder a la izquierda. Fotografías ® Alejandro Yáñez-Arancibia Noviembre 10, 2010, Washington D. C.

ENTRANDO A LA CASA DEL TEMPLO



El piso externo del atrio de acceso, justo frente a las Puertas de Bronce de la entrada principal (ver fotografias anteriores) muestra este imponente grabado en letras de bronce incrustadas en el piso, cuya leyenda -enmarcada por dos espadas flamígeras- dice: “The Temple of the Supreme Council of the Thirty Third and Last Degree of the Ancient and Accepted Scottish Rite of Freemasonry for the Southern Jurisdiction of the United States Erected to God and Dedicated to the Service of Humanity, Salve Frater”.
Fotografías ® Alejandro Yáñez-Arancibia, Noviembre 10, 2010, Washington D. C. Nota: la leyenda es continua en una amplitud de aproximadamente cuatro metros, por lo cual fue tomada en seis fotografías secuenciales.

Al centro vista del elegante Vestíbulo principal, con sus columnas laterales, y dos esculturas egipcias en ambos lados de la escalera de acceso al nivel superior. Se muestra la sala de lectura de la Biblioteca.
Fotografías ® proporcionadas por US New Photo Gallery House of Temple, by Tim Sloan/AFP/Getty Im. Biblioteca ® proporcionada por http://www.scottishrite.org/visitors/vtour.html

La Gran Escalera destacando el busto de Albert Pike y la majestuosa elegancia del Vestíbulo superior.
Fotografias ® proporcionadas por US New Photo Gallery House of Temple, by Tim Sloan/AFP/Getty Im.

La parte superior muestra dos enormes pinturas, tal vez frescos, por John Melius. Una de ellas se refiere a la “inauguración” por George Washington. La otra de 1942, también de John Melius, muestra a George Washington depositando la piedra angular en el Capitolio de los Estados Unidos en Septiembre 18, 1793.
Fotografias ® proporcionadas por US New Photo Gallery House of Temple, by Tim Sloan/AFP/Getty Im.

Galería de imágenes de “las Puertas del Templo”. Fotografías ® proporcionadas por US New Photo Gallery House of Temple, by Tim Sloan/AFP/Getty Images.

Galería de imágenes del Templo general y del Domo de Luz del Techo Central del Templo. Fotografias ® proporcionadas por US New Photo Gallery House of Temple, by Tim Sloan/AFP/Getty Images.

La Cámara Ejecutiva privada del Supremo Consejo y el Templo del Supremo Consejo con solamente 33 asientos. Fotografias ® proporcionadas por US New Photo Gallery House of Temple, by Tim Sloan/AFP/Getty Images.

Las Columnas de la Caridad enmarcan la habitación que reconoce la generosidad de los “donantes” para el Templo y sus Trabajos humanitarios. El busto de Albert Pike también está aquí representado. Tres peldaños conducen al atrio que antecede al hermoso vitral “Fiat Lux, Ordo Ab Chao”. Fotografías ®
proporcionadas por US New Photo Gallery House of Temple, by Tim Sloan/AFP/Getty Images.

ALGO DE HISTORIA

En Mayo 31, 1911, 110 años después de la fundación del Supremo Consejo, el Gran Comandante James D. Richardson adquirió el terreno donde construir la Casa del Templo (House of the Temple) en Washington D. C. El Gran Maestro J. Claude Keiper de la Gran Logia del Distrito de Columbia, depositó la piedra angular en la esquina Nororiente en Octubre 18, 1911.

El arquitecto John Russell Pope había ganado la medalla de oro de la Liga de Arquitectos de Nueva York en 1917. En 1920 el arquitecto francés Jacques Greber describe -en su libro de 1920 L’Architecture aux Etait-Unis-, el templo como “un monumento de suntuosidad remarcable, el ensamble es un estudio admirable de arquitectura Antigua estampada con ponderosa dignidad”. Fiske Kimball en su libro de 1928 American Architecture describe el Templo como “un ejemplo del triunfo de las formas clásicas en
América”. Y en 1920, un panel de arquitectos denomina al Templo “uno de los tres mejores edificios públicos en los Estados Unidos”. En 1932 fue enlistado como uno de los diez mejores edificios en el país en un panel de arquitectura federal gubernamental.

En esta sede se encuentra las reminiscencias a la memoria de un importante General Confederado, ideólogo y pensador de la masonería, fundador Soberano Gran Comandante del Supremo Consejo Albert Pike. Pike Fue el autor en 1871 del libro Morals and Dogma of the Ancient and Accepted Scottish Rite of Freemasonry, un libro que describe en detalle los 33 grados de la Francmasonería, las historias y
enseñanzas asociadas con cada grado, los rituales conectados a cada grado, y diversos procedimientos en Logia. Este libro, en original, se guarda en la Biblioteca del Templo. La Biblioteca también conserva la mayor colección de libros y documentos relativos al Rito Escocés, así como los libros originales del poeta masón escocés Robert Burns. De entre lo más destacado es la conservación de uno de los únicos cuatro ejemplares encuadernados en original de las Constituciones de Anderson. La Biblioteca del templo es considerada la primera biblioteca Pública de Washington D. C.
La Casa del Templo ha sido designada como un Patrimonio de la Sixteenth Street Historic District, y se encuentra enlistada en el National Register of Historic Places en 1978. Desde 1990, el Templo auspicia y cobija en su jardín posterior, el Community Garden donde los vecinos de la comunidad cultivan flores y hortalizas para beneficio comunitario. El Jardín del Templo ocupa alrededor de 0.25 acres (1000 m2), divididos en cerca de 70 pequeñas parcelas que cultivan los residentes del vecindario.

El Templo del Supremo Consejo en su vista posterior desde Oriente; parte del Jardín y Patio del Templo y la ubicación del busto de George Washington. Fotografía del busto ® Alejandro Yáñez-Arancibia, Noviembre 10, 2010. Fotografía del templo ® US New Photo Gallery House of Temple.

La Piedra angular en la esquina Nororiente con la leyenda “Corner stone laid October 18, 1911 A.D. 5911 A.L. by the Grand Lodge F.A.A.M. of the District of Columbia J. Claude Keiper M.W. Grand Master”. La sólida Puerta de Bronce en dos hojas frente a 16th St NW cuya cornisa tiene la leyenda “Freemasonry build its Temples in the Hearths of Men and among Nations”. Fotografías ® Alejandro Yáñez-Arancibia,
Noviembre 10, 2010.

ALBERT PIKE

Si George Washington es un personaje “fundamental” en el Masonic Washington Memorial de Alexandria, Virginia (y esa es otra historia que me ocupará en otro ensayo), Albert Pike es el alma de la Casa del Templo en la calle 16th St NW en Washington D. C. Fotografía ® de Pike de los Archivos de House of the Temple, disponible “en línea”.

Nacido y educado en Massachusetts, Pike fue uno de los más asombrosos hombres en la historia de los Estados Unidos. Fue un explorador y uno de los primeros Angloamericano en el área que mas tarde sería Nuevo México. Fue un lingüista que se sentía cómodo en una docena de idiomas incluyendo no sólo Latín y Griego, sino también Sanscrito, Hebreo, algunas lenguas antiguas del Mediterráneo y diversas lenguas de Tribus Indígenas Americanas. Fue un abogado de renombre, habiendo traducido libros del Latín y del Francés al idioma Inglés. Sus escritos continúan siendo actualmente una referencia obligada para estudiosos de diversas disciplinas. Fue un miembro de la Barra de Abogados de la Suprema Corte y, antes del comienzo de la Guerra Civil, fue reportero bajo Consideración por el Presidente Lincoln para su
designación por la Suprema Corte de los Estados Unidos. Fue profesor, editor de periódico y publicista, y poeta de reputación nacional. Sirvió como Brigadier General en el Ejercito Confederado, estuvo condenado a ser fusilado pero fue absuelto por “requerimientos masónicos” (supuestamente), y Albert Pike es el único General del Sur de quién actualmente existe un monumento en Washington D.C.

Pike fue Soberano Gran Comandante del Rito Escocés en 1859. El fundo el Rito Escocés en el caos. Muchos de los Grados tenían muy poco o ningún sentido. El significado de muchos de los Símbolos se había perdido. Y no había Orden o patrón de conducta en el trabajo. Pike entendió el sentido de las áreas y del trabajo revisando completamente el Ritual y la estructura del Rito Escocés. Estudió cientos de
Grados confusos, eliminó aquellos sin sentido que por años se habían acumulado alrededor de un Trabajo en Caos, y emergió con un trabajo puro bien definido que pronto fue adoptado alrededor del mundo.

Fortaleció el trabajo masónico con un profundo sentido de filosofía, transformando el estudio y la investigación como un proyecto de vida, pero reteniendo la esencia humanística y el sentido del poder.

El Ritual del Rito Escocés, reescrito y organizado por Pike, obtuvo la venia intelectual y el refinamiento moral de cientos y miles de hermanos a lo largo y ancho de la masonería universal. Al mismo tiempo, su liderazgo fortaleció la administración del Rito y predispuso su prosperidad en los años siguientes. El Trabajo de Albert Pike que se observa en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, es un legado que la Casa del Templo de la calle 16th St NM preserva y conmemora solemnemente día con día.


LOS ORIGENES

La historia del Rito Escocés es la historia de la Masonería y se pierden en la bruma de la incertidumbre.

Aun cuando existen muchos miembros del Rito Escocés de ancestro Escocés, en realidad el Rito Escocés se originó en el Sur de Francia en los albores del Siglo 18, como parte del Rito de Perfección. Su precursor inmediato, conocido como La Orden del Secreto Real (The Order of the Royal Secret), consistía de 25 Grados bajo la Constitución Secreta de 1761 y la Constitución de 1762. Las tradiciones masónicas
mantenidas en las Logias del Rito y transmitidas desde Bordeaux en Francia llegaron a las Indias Occidentales (Caribe) y desde ahí hasta América continental, para establecerse en New Orleans, Louisiana en 1763; en Albany, New York en 1767; en Philadelphia, Pennsylvania en 1781; y en Charleston, South Carolina en 1783.

La Gran Constitución de 1786 suministro los antecedentes para la extensión del Rito a 33 Grados, gobernados en cada país bajo el Supremo Consejo de los Treinta y Tres y Ultimo Grado. Esta determinación fue citada en el Manifiesto de Charleston que confirmó el primer “Supremo Consejo, 33o, de los Estados Unidos”, por primera vez “inaugurado” bajo la Gran Constitución, en Mayo 31, 1801, por los Hermanos John Mitchell y Frederick Dalcho. Actualmente todos los Supremos Consejos regulares y reconocidos y sus Cuerpos Subordinados, son descendientes directos o colaterales del
Supremo Consejo Madre a nivel Mundial.


EL NOMBRE

Fue anunciado y establecido para el mundo Masónico, en el Manifiesto de Diciembre 4, 1802, como “El Supremo Consejo del Grado Treinta y Tres para los Estados Unidos de América”. El nombre Rito Escocés Antiguo y Aceptado apareció en 1804, en acuerdo entre el Supremo Consejo de Francia y el Gran Oriente de Francia. Comenzando en los Estados Unidos con la administración del Gran Comandante Albert Pike en 1859 y de uso general en la Jurisdicción del Sur y los otros orientes y grandes orientes.

Termino este ensayo de aprendizaje con un pensamiento que está grabado en una de las cornisas del Gran vestíbulo de la Biblioteca del Congreso en Washington D. C., el cual fotografié con cuidado y que aquí reproduzco:

“There is but One Temple in the Universe and that is the Body of Man” (atribuido a Francis Bacon).

Biblioteca del Congreso. Fotografía ® Alejandro Yáñez-Arancibia, Noviembre 10, 2010, Washington DC

“Nada gratifica más al final del camino que haber empleado la vida construyendo verdades”.

S:.F:.U:.,T:.A:.F:. a mis QQ:. HH:. Del Gr:. Or:. De Ver:. México.

ALGUNA BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA

Bell, Debra, 2010. The Freemasons in Washington. U. S. News & World Report.,
http://www.usnews.com/listings/freemasonry-in-washington/1-house-of-the-temple.
Helwig, A. H., y S. Ganschinietz, 1978. National Register of Historic Places Inventory - Nomination Form, National Capital Planning Commission. (National Park Service).
http://image1.nps.gov/lizardtech/iserv/getdoc cat=NRHP&item=/Text/78003060.djvu&DJVUOPTS&thu mbnails=true.

House of the Temple, 2010. The Supreme Council, 33°, A.A. & S.R. of Freemasonry, Southern Jurisdiction, USA. Official website. http://www.scottishrite.org/visitors/vtour.html

Plot Map, 2010. The Temple Garden. http://templegarden.net/wp/plot-map/
Siegel, Robert, 2009. Secret of the Masons: It's Not So Secret . All Things Considered (National Public Radio). http://www.npr.org/templates/story/story.phpstoryId=112884584&ps=cprs.

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12964
Puntos : 35430
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 66
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.