CUBA Y LA MASONERÍA
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
http://www.deezer.com/listen-4043682
Galería


Mayo 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

ENLACES
freemasonry, freemason, masonic links http://357bcn.com/pagina_nueva_1.htm

Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Vie Feb 25, 2011 1:11 pm






PRIMER MENSAJE


LA VENIDA DEL GRAN INSTRUCTOR DEL MUNDO



Por el Muy Venerable Maestre Dr. SERGE RAYNAUD de la FERRIERE



Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferriere, Regente de la Gran Fraternidad Universal
y Fundador de la Misión de la Orden del Aquarius, 1947



DEL BUEY APIS AL AGUADOR


ASTROLOGIA FUNCIONAL


Tanto en la religión como en todas las líneas del humano vivir, el pensamiento del hombre evolucionando a través de los siglos ya no se conforma hoy con afirmaciones sin pruebas. El espíritu crítico se ha desarrollado de tal manera que una religión cuyas enseñanzas comprendan únicamente afirmaciones no respaldadas por argumentos racionales parece anticuada, caduca y hasta se le reprocha a veces como un obstáculo para el progreso social.

Ciencia y Religión han llegado a separarse y la primera desprecia a la segunda, no obstante los esfuerzos de ésta para quedarse en la norma científica, aunque la Fe no puede en ningún caso mezclarse con el razonamiento, con el análisis y por consiguiente con la Ciencia. La fuerza de la religión reside en su inmutabilidad; sin embargo, la Iglesia ya no puede condenar los descubrimientos científicos tales como: la forma de la tierra, su movimiento alrededor del sol, la naturaleza de las estrellas, la antigüedad del mundo, etc. Debe sufrir por consiguiente variaciones en su enseñanza, necesidad que se impone en ella como las transformaciones en las especies vivas. Esta ley de sufrir una metamorfosis es el principio mismo de la vida; ¿y no es acaso la religión la vida misma manifestada en su forma más alta, la del espíritu? La religión ha tenido ya en el pasado, varios de estos cambios bruscos, pero los hombres al cumplir los nuevos ritos o al acoger la nueva forma religiosa, no se han dado cuenta de que era la misma que se transformaba, que tornaba revestida de un traje mejor adaptado a sus nuevas necesidades intelectuales y espirituales. En realidad, las formas sucesivas de la Gran Religión Tradicional nacida en Occidente hace algunos milenios, están todas unidas al mismo esoterismo que se encuentra inmutable a través de ellas, esoterismo que constituye el cuadro indeformable: la trama en que están construidas.

El que ha penetrado en las partes subterráneas de la Iglesia advierte que es sobre las mismas bases que se elevan sucesivamente los Templos en donde han venido a orar los hombres. Esto se dice tanto en el sentido figurado como en el sentido propio; en efecto el símbolo de esta frase cae bajo el dominio del Iniciado que comprende que todas las Religiones descansan sobre las mismas bases, sobre algunos principios, siempre los mismos, y que no se diferencian más que por manifestaciones exteriores según las concepciones relativas a las épocas y a los lugares. En el sentido propio, esto no tiene menos valor cuando se piensa en la Iglesia de San Clemente de Roma, edificada sobre una cripta antigua bajo la cual se encuentra un santuario mitríaco, o aún en la catedral de Chartres, cuya cripta contiene un pozo sagrado del tiempo de los Druidas; otra curiosidad es la catedral de Nuestra Señora de París, construida sobre una capilla de los Templarios. Y los ejemplos así, son numerosos.

En realidad, las fundaciones espirituales son invisibles y solamente algunos privilegiados están en posesión de las Claves de estos Grandes Misterios que rigen el mundo desde hace milenios.

Vamos a tratar de levantar el Velo sagrado, puesto que ha llegado el momento de preparar las Vías hacia la Nueva Era.

El exoterismo, esta parte de la enseñanza ofrecida al mundo, evidentemente no es más que una imagen, porque es necesario el sentido figurado para hacer comprender a los profanos los grandes Problemas. En la religión, las parábolas dan una parte de la luz preciosa de las Verdades y naturalmente la educación religiosa, compuesta de palabras sencillas, de explicaciones claras, concibe muy bien, por ejemplo, que es imposible explicar los misterios del casamiento a un niño de diez años.

En suma, el exoterismo es lo que se aprende corrientemente desde el catecismo de la parroquia hasta las aulas de la Universidad 1. El esoterismo, al contrario, es reservado a algunos privilegiados: Instructores, Maestros e Iniciados, estando sin embargo, autorizado a todo el mundo. "Buscad y encontraréis", se ha dicho. Esos conocimientos están reservados a algunos seres predispuestos, dicen algunos. Ello es falso. Hay que esforzarse para comprender el sentido oculto de las grandes enseñanzas. No todas las grandes verdades pueden ser divulgadas completamente, según reza el viejo adagio: "No deis margaritas a los puercos". En efecto, el buen juicio de los hombres hace falta. Evidentemente se encuentra la fe que no exige explicaciones, pero en este caso se trata de elegidos. Al lado de ellos hay quienes buscan, quienes dudan, y que no piden sino luz, y mientras no volvamos a la Escuela Iniciática de antaño en que la Ciencia y la Religión iban de la mano, el mundo se quedará sumido en la oscuridad de la ignorancia.

Sin embargo, henos aquí en una época calificada de Era Atómica y que deja entrever todas las posibilidades ignoradas hace apenas cien años, pero que podían muy bien ser perfectamente conocidas algunos siglos antes de Cristo.

Al hablar de Dios es al cielo que vemos, pues desde las primeras edades el hombre ha elevado sus miradas hacia la bóveda celeste, y es que las miríadas de estrellas han debido intrigarlo (sabemos ahora que existe como un centenar de millones, de las cuales 6.000 más o menos son visibles a simple vista).

Cuando uno se eleva hacia estos problemas, ¿cómo no extasiarse al encontrar tantos paralelos que nos hacen comprender la homogeneidad del Gran Todo? Macrocosmo y Microcosmo están estrechamente ligados y el Dr. Lavezzeri ya reveló las curiosas relaciones que existen entre la vida astronómica y la vida humana.

Las 72 pulsaciones del hombre de buena salud corresponden a los 72 años que emplea el sol para desplazarse un grado a través del cielo.

El corazón late 4 veces cuando respiramos una vez, es decir, que el número de respiraciones es de 18 por minuto, lo que corresponde a las 4 estaciones y a los 18 años de la nutación del eje terrestre bajo la influencia lunar.

En cuanto a las 25.920 respiraciones en 24 horas, nos hacen pensar en la precesión de los equinoccios, por el número de años del famoso gran Ciclo, al fin del cual las constelaciones cierran su vuelta Zodiacal; de allí derivan también las grandes Eras precesionales: ( años por signo) así de 4.320 a 2.160 antes de la era cristiana, el Ciclo de TAURUS simbolizó a Egipto, la Caldea, etc. Después vino la era de ARIES que transformó la religión: Moisés prohibió a los hebreos adorar el Becerro de Oro (el Buey Apis). La Era Cristiana corresponde al sol penetrando desde el año I de la era en el nuevo signo de PISCIS (¿No tenía Jesús este emblema?).

Naturalmente este simbolismo no es de una precisión absoluta, pero hay que hacer notar que grandes Ciclos marcan la historia de los pueblos.

Evidentemente la historia de la humanidad no está cortada en fragmentos iguales pues todo el mundo sabe que el Invierno entra un poco en la Primavera; que el verano se extiende a menudo sobre el Otoño; por consiguiente el hecho de pasar a otro signo no implica una renovación brusca; no obstante, todas las Grandes Civilizaciones están caracterizadas por este movimiento precesional, lo que hace decir a muchos que nos acercamos a la Edad de Oro.

La Era del AQUARIUS debe efectivamente simbolizar un ciclo nuevo de 2.000 años más o menos y marcar una renovación. Algunos se basan para enunciarla como consecuencia del descubrimiento de la desintegración del átomo, calificando nuestra época de Edad Atómica, lo que puede ser simbolizado por el planeta URANO que caracteriza los acontecimientos bruscos y gobierna justamente el signo del AGUADOR (Acuario).

Otros apoyan sus pronósticos en las Escrituras.

De la primera hipótesis de trabajo nace el problema astrológico para el cual ciertas aclaraciones se hacen necesarias. La astrología trata de los cuerpos celestes en su naturaleza y en su movimiento: es una Ciencia de los Mundos. Estuvo en boga en la Edad Media con Parecelso; luego con Kepler. Fue refutada por los racionalistas así como la Alquimia y las otras doctrinas ocultas. Sin embargo, no obstante todos los obstáculos, encontró nuevos adeptos ilustres en Napoleón y Goethe, para no citar más que a ellos.

La opinión corriente es que ya no se cuenta con adherentes serios. El público en general no conoce más que la superficie de las cosas e ignora muy a menudo que, además del montón de charlatanes presuntuosos, hay buscadores serios que trabajan en silencio.

No se trata aquí de hacer la apología de la Ciencia de los Astros, pero es necesario que el profano tenga una idea más exacta y clara de lo que generalmente se clasifica en el ocultismo.

La Astrología se divide en dos partes bien distintas: La primera basada únicamente sobre las matemáticas, puesto que se trata de establecer correctamente un esquema del Cielo para un momento dado, precisión que será consecutiva a las nociones de cosmografía, pero mientras esta primera parte depende únicamente del dominio de la Astronomía, cuando se trata de introducir los diferentes elementos la segunda parte recurre sobre todo como la Medicina, a una Tradición; en efecto, se trata de interpretar los aspectos formados por los elementos en juego, significaciones que hay que sacar según las configuraciones planetarias. Es fácil comprender que se obtuvieron conclusiones ciertas después de haber notado durante siglos que los mismos fenómenos se producían cuando se presentaban los elementos planetarios.

Sabiendo estas dos cosas, el astrólogo puede determinar exactamente predisposiciones, posibilidades de acontecimientos y hasta incidentes precisos. ¿Quién no ha sido testigo de esto? Hasta en las campiñas lejanas los campesinos se han adueñado consciente o inconscientemente de estas prácticas. Además de la Luna, con sus influencias generales y el Sol cuyos rayos no pueden negarse, hay un astro que ha tomado importancia para los incrédulos: se trata del planeta Marte, que simboliza por sus influencias maléficas, el Dios de la Guerra...

Marte es siempre un factor de desorden cósmico y en cada clima guerrero encontramos su presencia: en la tarde de Waterloo, Napoleón comprendió su pérdida; también por su movimiento se predijo la gran tormenta de 1914 y para las personas que no recuerdan ciertas tardes de tinte cobrizo en 1939, las efemérides astronómicas están siempre a su disposición.

Marte que evolucionaba al principio de aquel año a unos 150 millones de kilómetros de la Tierra, bruscamente hizo una incursión en la espira solar, trayectoria que lo acercó a nuestro planeta al punto de precipitarse sobre nosotros a toda velocidad hasta estar a 58 millones de kilómetros; pasó delante de nosotros transversalmente y el 29 de Agosto su retrogradación había terminado, acabado su círculo, después se alejaba y su incursión habrá durado así casi ocho meses. Es de suponerse que el estado estacionario de las operaciones militares duró aproximadamente el mismo tiempo, desde la declaración de la guerra hasta la violación de los territorios aliados en Bélgica en Mayo de 1940.

En resumen: si se les reconoce propiedades a ciertos planetas no hay razón en no admitirlo para todos y que sus influencias sean aceptadas para los acontecimientos o para las colectividades, como para los casos particulares.

Es un hecho que la Astrología ha perdido su valor ante nuestros ojos materialistas, cuando en otros tiempos formaba parte del programa de estudios con las Matemáticas y la Filosofía, pero hay que reconocer que la Ciencia la ha vuelto a encontrar y reconocido varias veces oficialmente. Es cierto igualmente que sustituyendo el término medioeval de Astrología muchos cientistas se basan sobre los datos astrales para estudiar meteorología, sismología, magnetismo y cualquier otra Astrología física. Aun llegan a rebasar el dominio físico para abordar los influjos psico-fisiológicos de donde proviene la Astrología médica y aún los influjos psíquicos de donde proviene la Astrología judiciaria.

Naturalmente hay que diferenciar al charlatán del científico; la Astrología no se reduce a los doce signos del Zodiaco y si hasta cierto punto es verdad que algunas generalidades son válidas para los individuos nacidos en un mismo signo, hay aún que examinar todos los otros elementos sensibles de un tema, antes de poder emitir un fallo, y esto no significa poco.

Sin embargo, existen los gemelos, nos diréis, que no tienen siempre la misma vida y a veces tienen hasta caracteres diferentes... De acuerdo, pero la diferencia de los momentos de su nacimiento es suficiente para formar configuraciones que ya no están en paralelo con los dos Temas. Sin embargo, los mismos hechos se registran frecuentemente y todo el mundo conoce efectos similares sucedidos a gemelos por sus similitudes psicológicas.

Baumé (en los Anales Médico-Psicológicos, 1863) cuenta que dos gemelos: Francisco y Martín, de 50 años de edad, trabajaban juntos en el ferrocarril de Quimper en Bretaña; Francisco moraba en Quimper y en cuanto a Martín, que ya había tenido dos veces accesos de alienación, vivía a dos leguas de allí, en Saint Lorette, con su mujer y dos hijos.

El 15 de Enero, la caja en la cual depositaban sus efectos fue robada. Los dos tuvieron en el mismo momento, a las tres de la mañana, una violenta pesadilla durante la cual gritaban: "ya cogí al ladrón, pero ha herido a mi hermano"... Los dos estaban muy agitados, según se contó después. Martín cogió a su hijo declarando que era el ladrón y lo quería ahorcar; luego se quejó de un violento dolor de cabeza y después corrió hacia el río para tirarse, pero su hijo lo sujetó impidiéndole hacerlo. Los agentes lo llevaron al asilo y murió a las tres horas. Francisco, al fin calmado en la mañana, tuvo que emplear su tiempo buscando al ladrón, pero de repente corrió hacia el río en el mismo lugar donde Martín había intentado ahogarse, y se tiró...

Hay que abandonar la teoría sobre la unidad en las substancias biológicas, cuando ya se trata puramente de efectos cósmicos, como en el caso siguiente:

Repentinamente a un hombre le dan dolores de cabeza tan fuertes que cree desvanecerse; al día siguiente le notifican que su hermano gemelo, que residía en otro lugar, se hirió gravemente la cabeza al caerse de un caballo.

Otro caso es el de un trabajador en madera: Vermeille, domiciliado cerca de La Caux de Fonds, a quien durante un paseo le da un ataque de apoplejía y sucumbe. El mismo día a la misma hora, su hermano gemelo, que reside en otra aldea, tiene el mismo destino.

Un poco antes de la guerra, los periódicos italianos se ocuparon del caso de tres hermanos: los Bartini, cuya semejanza en sus caracteres y existencia había sido ya objeto de estudios metódicos. Pero es en el género de su muerte donde se llegó al punto culminante de este paralelismo. El primero de los hermanos es atropellado por un carro en Roma, y muere una hora después. El segundo hermano, sin tener conocimiento del accidente, muere en una crisis cardiaca; en la tarde toca el turno al tercer hermano, que muere también de una enfermedad cardiaca.

El problema es aún más inquietante cuando se trata de personas no-consanguíneas, nacidas en la misma fecha, pero sin tener ningún parentesco y que pueden llamarse gemelos astrológicos.




1 Recién en la actualidad, gracias a la preocupación de los grandes sabios, como el autor, va surgiendo en las Casas de Estudios Superiores de Occidente, la necesidad de proyectar la enseñanza más allá de los límites oficiales y corrientes. Las investigaciones, búsquedas, descubrimientos, etc., en los diversos campos del conocimiento y de la sabiduría del hombre, estimulan la urgencia del aprendizaje-síntesis de una enseñanza universal (Universidad viene del latín, Universitas que significa: Universalidad, totalidad, conjunto, universo). Con esa visión, la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL (Fundación del Dr. Serge Raynaud de la Ferriere) creó en 1970 la UNIVERSIDAD INTERNACIONAL, la cual, por su implantación en los diversos países de América, participación de alumnos y enseñanza es la primera Universidad mundial de la historia (Nota del Coordinador General de la Literatura de la G.F.U., Gurú Dr. D. Ferriz O.)

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Vie Feb 25, 2011 3:09 pm

SEGUNDO MENSAJE

LOS CENTROS INICIATICOS




…queremos dar el ejemplo de disciplina

y de trabajo impersonal en provecho del

más Alto Ideal… (1948).



MENSAJE DEL AQUARIUS


Ustedes ya sabrán lo que es la Misión del Aquarius, sus objetivos, sus medios de expresión. Pero en este terreno de exposición repetir no es falta; a fin de que en sus espíritus no subsista duda alguna y que en cada una de nuestras conversaciones ustedes obtengan nuevas explicaciones, vamos a resumir brevemente este asunto.

Aquarius es la Nueva Edad cuyo advenimiento origina este período de transición en que vivimos actualmente.

La decadencia de la civilización materialista demuestra, sin asomo de duda, el monstruoso error en que incurren aquellos para quienes la religión y el espíritu religioso, era en general “el opio de los pueblos”; aquellos para quienes la vida no tiene sino un solo fin: “enriquecerse”, elevar su situación social y material; aquellos para quienes el amor al prójimo, la fraternidad, la propia perfección, el desprendimiento interior son letra muerta, u objeto de risa o, aún más, de malentendidos, discordias, y a veces de golpes. Todos estos seres están allí confundidos y atemorizados, y ante las catástrofes que se suceden sin interrupción, ante la tensión que desde hace 10 años, roe y exaspera las relaciones de los humanos, se preguntan si verdaderamente no se les escapa algún valor. Se ven forzados a reflexionar sobre este pensamiento de Pascal: “¿Se puede siempre dudar del valor eterno del hombre y de un más allá dirigido por Dios? Si no hay nada y es error, nada se pierde, mas si hay una Eternidad, se la gana; y el juego vale la apuesta”. Y la vuelta sobre sí mismos de todos los seres que van por la vía de buscar a Dios, así como la concentración de fervor, anuncian una nueva edad. Cada 2.000 años, más o menos, el Sol recorre un arco de 30 grados sobre la pista zodiacal y de hecho penetra en un signo nuevo, cuya figura simbólica rige la forma religiosa y filosófica y toda la orientación de la cultura en general. Nos encontramos actualmente en un período de transición debido a que el Sol está a punto de entrar en la constelación del Aquarius.5 Lo mismo que una estación no se define de un día para otro sino que toma un poco de la anterior, así sucede con una era astronómica nueva: se infiltra en la anterior y hace nacer allí un nuevo espíritu, una manera de ser y de ver distinta, que deja prever a los espíritus avisados lo que será la dirección general de la vida, con la comprensión que los hombres tendrán, la manera como la vivirán, con qué fin y con qué medios.

Se trata entonces, de preparar los espíritus, de los que profundizan, a fin de que ellos mismos puedan anunciar la buena noticia de la Nueva Era (Aquarius). Para alcanzar este objetivo se necesitan tres cosas:

Reunir todas las sectas a fin de hacerlas salir del dogma o de cierto fanatismo religioso.

Establecer colonias espirituales donde será aplicado todo un programa de investigaciones y trabajos con el fin de instruirlos en el Conocimiento, de manera que todos los hombres, en virtud de conocerse, procedan como hermanos los unos con los otros.

Fundar Centros de Estudio en todos los barrios de todas las ciudades y poblaciones, para estudiar la nueva manera de vivir, de pensar y de sentir, así como nuestra reacción y superación al ambiente, en una palabra, estudiar las leyes que rigen el Universo para estudiar a Dios.

Es del segundo punto que vamos a tratar hoy.

Se está elaborando en Venezuela, a unos 100 kilómetros de Caracas, una primera Colonia.6 Consideremos dos puntos de vista: la vida material y la vida espiritual. La segunda no podrá desarrollarse plenamente y no podrá dar todos sus frutos si no se asegura la primera de una manera digna. Los pensadores de toda especie, desde Santo Tomás de Aquino hasta Swami Vivekananda están de acuerdo en reconocer que una vida espiritual fecunda no puede desarrollarse plenamente sin antes asegurar la vida material. Si el demasiado bienestar es freno a la evolución interior también una gran pobreza le es nociva. Por eso el primer punto del cual nos estamos ocupando es el arreglo material de la colonia, con el fin de poder asegurar a los que vengan a vivir allí, una mesa y un techo convenientes; sin lujo, pero sin paralizadora pobreza. En cuanto al programa de trabajo intelectual será el objeto de otra conversación. Por el momento veamos lo que más urge, que es poder recibir a los simpatizantes que esperan residir en la Colonia lo más rápidamente posible; ya después, cada uno contribuirá con parte de su trabajo a perfeccionar lo que se haya comenzado. Se organiza en una propiedad que un adepto a puesto a disposición. Todos los elementos necesarios existen: casa de habitación, agua, luz, árboles, pero faltan arreglos muy importantes. Por ejemplo, se ha previsto instalar una piscina en la parte alta del terreno, que será alimentada por el agua corriente que viene de la montaña: al salir de la piscina, el agua pasa por el lavadero y de allí llega a regar la huerta. Asimismo se ha emprendido la tala y poda de los árboles frutales con el fin de aumentar su producción tanto en calidad, como en cantidad. El objeto de estos trabajos es poder bastarse a sí mismos, crear en cierta manera una pequeña autonomía, mediante la cual el trabajo de todos aprovechará a cada uno, y el de cada uno a todos. Para el futuro, cuando hayamos arreglado las necesidades más urgentes, estos trabajos que ahora nos apuran un poco, habrán tomado un curso normal, lo que permitirá consagrar cierto tiempo a las labores de tejido, moldura, dibujo, encaje, etc., que cada uno podrá hacer según su gusto, para su satisfacción y su perfeccionamiento particulares y para un fin de decoración estética, o venta en provecho de la colonia.

Después de haber examinado estas cuestiones y meditado este programa, el Maestre pensó que esta propiedad de que se dispone actualmente, es insuficiente para compensar a su vez las obligaciones a las cuales serán sometidos sus moradores, y satisfacer la parte de libertad que les toca, que podrán emplear a su gusto: lectura, correspondencia, meditación, oración, trabajos personales, que exigen el silencio y la soledad. A fin de arreglar este vacío, el Maestre acaba de comprar una segunda propiedad que colinda con la primera y será arreglada de manera un poco distinta. La primera será reservada para usos en conjunto, para la vida en común, con piscina, terreno de deportes y cultura física, jardín de placer, lavadero, cocina, así como las ocupaciones de orden intelectual, conferencias, pláticas y cursos. La segunda propiedad se ha destinado para trabajos y ocupaciones de orden más personal y más silencioso, con biblioteca, lugar de descanso, celdas individuales donde cada uno podrá venir a meditar, y allí se ha previsto una plantación de olivos, árboles de Paz, a fin de imponer la calma y la serenidad necesarias. No hay que pensar que únicamente vendrán hombres y mujeres solos, sino también matrimonios y familias, por lo que hemos considerado también que sea un lugar un poco retirado y especialmente adecuado para los niños, que deben jugar y brincar sin que sus gritos o juegos puedan molestar a alguien. Actualmente se está estudiando un nuevo sistema de educación, con tendencia a hacer de estos niños seres completos con espíritus sanos.

Queda por establecer el programa material que necesita tal realización espiritual. Así, se está desarrollando en Venezuela dicha primera colonia espiritual, no muy lejos de Caracas, donde ha sido puesta a disposición de los Misioneros esta finca para arreglar un primer centro naturista, abierto a todos aquellos que quieran ir a vivir definitivamente o a pasar allí una estadía más o menos larga. El establecimiento de varias colonias de esta naturaleza se ha proyectado en ciertos países de la América del Sur, para crear una ruta espiritual que atravesará el continente americano, de donde debe surgir el fuego regenerador de la Nueva Era (Aquarius) que alumbrará al mundo durante los 2.000 años por venir. Las colonias se caracterizan por el hecho de que su producción debe alimentar a los adeptos que vivirán en ella, donde cada uno podrá ejercer una actividad manual o intelectual que le sea particular para traer una originalidad y una diversidad a la vida en común. Por otra parte, cada día se consagrarán varias horas al estudio de las religiones, etnografía, filosofía, astrología, magnetismo, simbolismo, esoterismo, con el objeto de formar Instructores, quienes, a su vez, podrán exponer a nuevos simpatizantes lo que el espíritu del Aquarius significa, lo que es la Nueva Era.

He aquí un plan de trabajo inmediato, cuyo objeto desinteresado tiende a preparar hombres de la Nueva Era, obra sobre la cual os rogamos reflexionar, interesarse y participarnos vuestra opinión, manifestándonos vuestras críticas y sugerencias, ayudándonos materialmente si podéis, y con vuestras oraciones si habéis comprendido toda la magnitud y nobleza del fin, con el objeto de que este haz de Fraternidad crezca, se conforte y nos ilumine a todos.

Las ideas expuestas aquí no son nuevas ni personales. Han sido anunciadas por todas las Escrituras Sagradas, desde tiempos inmemoriales, en toda creencia y por todas las religiones, cualesquiera que hayan sido sus orígenes y cualesquiera que fueren sus deformaciones posteriores. Actualmente 80 millones de seres humanos que han buscado la Luz, están de acuerdo para reconocer en los tiempos actuales el final de una era, caracterizada por “la dificultad de los tiempos venideros” (II Timoteo, Cap. 3, ver. 1). Pero una idea tan próxima a la Verdad no está destinada a quedar en el terreno de conversaciones ni exposiciones orales; es necesario que para fecundar y dar frutos sea aplicada a la vida práctica y material, de la cual dependemos tan estrechamente.

Se debe hacer notar que desde hace unos cien años, los cataclismos, guerras, epidemias, psicosis malsanas, han creado “paredes” en la familia humana, entre muchas otras, las de personas que ponen estas catástrofes a su nivel personal, atribuyéndoles causas económicas, políticas o sociales, y las de personas que han tratado de penetrar las causas fundamentales y que sitúan el problema en la escala cósmica, por decirlo así, dándose perfecta cuenta de que no hacemos los acontecimientos sino que los padecemos. Y entonces, muy naturalmente provienen de todo ello las cuestiones angustiosas del sufrimiento, del mal, de su razón de ser, de la injusticia aparente con la cual azotan a los humanos. Y también, sin poder contestar a estos inquietantes puntos de interrogación, se busca el remedio. El único medio que poseemos en este tipo de investigación es la comparación con el pasado. ¿En qué momentos de la historia registramos tales crisis, de qué signos característicos se acompañaron? ¿Qué pasó con las civilizaciones y pueblos que los padecieron, qué medios empleaban para reaccionar, y qué les aconteció si su espíritu se abrió demasiado tarde? Tantos puntos necesitan largas explicaciones, lo que no es nuestro objeto aquí, aunque trataremos de hacer entrever su mecanismo, y luego nos será fácil establecer un paralelo con nuestro estado de civilización.

Se debe notar que los imperios y naciones que han dominado en el mundo antiguo, nos han dejado al mismo tiempo que notorios hechos (hombres y fechas históricas, administrativas o civiles) su mitología. Y concienzudamente nosotros entresacamos, clasificamos y aprendemos en las escuelas y colegios oficiales únicamente la enseñanza de la primera parte, a fin de obtener conclusiones; hacemos una ciencia oficial y entonces denegamos a priori toda seriedad a las mitologías, que se encuentran definidas, por miembros de academias, como simples “discursos fabulosos cuyo interés es particularmente objeto de erudición clásica”. Sin embargo, estos imperios indogangético, medo-persa, egipcio, griego y latino, eran gobernados por sacerdotes y ninguna decisión importante era tomada sin consultar a estos Colegios de Iniciados. Esas monarquías eran sometidas a la autoridad y sabiduría de los sacerdotes, de los cuales era el Rey, muy a menudo, el pontífice, y toda su ciencia sagrada nos ha sido transmitida detrás de la forma de los hechos heroicos y mitológicos. Un fenómeno se reproduce siempre en estos gobiernos y su repetición ha llamado la atención: que la decadencia de la civilización comenzaba a partir del momento en que la idea religiosa y la dirección religiosa eran excluidas del poder. Los primeros que se relajaron fueron los principios morales; no estando sometidos a reglas de ayuno, ablución, abstinencia, disciplina interior, rápidamente se corrompían las costumbres. El equilibrio y el espíritu de sabiduría abandonaban poco a poco a los pueblos y a sus dirigentes; las naciones guerreaban minando así la estabilidad del orden económico y social, y en poco tiempo la fortaleza material y social, intelectual y espiritual del momento que conducía al mundo, se hacía pedazos abriendo ampliamente las puertas a las invasiones militares sin defensa moral, sin dígito indicador ante las tentaciones y psicosis que se apoderaban del alma colectiva del país.

¿Y a qué asistimos en Europa, Oriente y en toda una parte de África sino a un ejemplo de este tipo?

“Sabe que en los últimos días habrán tiempos difíciles. Pues los hombres serán egoístas, amigos del dinero, fanfarrones, soberbios, blasfemadores, rebeldes a sus padres, ingratos, irreligiosos, insensibles, desleales, calumniadores, intemperantes, crueles, enemigos de la gente de bien, traidores, arrebatados, hinchados de orgullo, amando el placer más que a Dios...” (II Timoteo, Cap. 3, ver. 1 a 5).

Hemos creído que las necesidades del hombre se limitaban a las manifestaciones exteriores, y por eso expresamente ha sido borrada de la preocupación de los conductores de naciones, toda aspiración del sentido estético, ético y espiritual, sin darse cuenta de que es una verdadera mutilación. Y estamos sorprendidos de no poder seguir viviendo en el verdadero sentido de la palabra. La vida responde siempre del mismo modo cuando nos damos a transformaciones de sustancia sin consultarla: ella se debilita.

Es exactamente lo que está sucediendo en el mundo actual. Sin aprovechar la experiencia del pasado, hemos cortado sin escrúpulo alguno toda la vida religiosa e interior de nuestras existencias; la mística de antiguas autocracias y teocracias ha sido suprimida dejando un vacío que no sabemos con qué llenar y en el cual vienen a alojarse todos los virus por los cuales morimos. Lo primero que hay que hacer es conciencia de nuestra dignidad de hombres, de Hijos de Dios, con todas las elevaciones y deberes de tal estado. No traicionemos más nuestro origen y nuestra vestidura de Luz; no podremos continuar viviendo en tales condiciones.

Muchas personas, después de los años terribles y dolorosos en los cuales hemos vivido y continuamos viviendo, se están dando cuenta de que estábamos atrofiados y que nuestros males provenían de nuestra irreligión. Sintiendo la imposibilidad de reformar al mundo entero y de traerle una consideración más sana de las cosas, estos pensadores tratan de salvarse ellos mismos adhiriéndose a agrupaciones de investigaciones espirituales y de Fraternidad Universal. Pero cada una de estas agrupaciones trabaja en la oscuridad, en el silencio, en busca de la Verdad, pero sin tratar de propagarla. Mas la hora ha llegado para que las fuerzas del espíritu vuelvan a tomar el puesto que les pertenece en la vida de los hombres y restablezcan el equilibrio destruido por nuestra civilización demasiado material; es necesario -y de modo urgente- hacer salir a todas las sectas del dogma y de cierto fanatismo religioso que las limita más o menos y hacer volver a cada una a la pureza de su primitiva enseñanza, que ha padecido deformaciones causadas por intereses privados, que se han deslizado en este terreno que no les era propio.

En tal estado de cosas, nos vemos obligados a concluir que las enseñanzas son las mismas, y que en todas partes, budistas y mahometanos, cristianos con todas las sectas y “sub-sectas” a quienes estas grandes enseñanzas han dado nacimiento, predican el amor del prójimo, el amor a la Verdad, el desinterés, la pureza de pensamientos, palabras, actos, la paternidad de Dios única para todos, la posibilidad dada a todo ser de nacer nuevamente en el respeto de la chispa divina que está en él y en todos los demás hombres: sus hermanos. La hora ha llegado de poner a la luz todas estas Verdades, y de hacerlas regir en la humanidad. Es el espíritu, es una adhesión al espíritu de Fraternidad Universal que nos trae la Nueva Era, la del Aquarius. Y el espíritu de fusión de la Misión del Aquarius ve todas las enseñanzas existentes ya desde muchos años, concretizarse y enriquecerse de fuerzas nuevas a fin de preparar la humanidad del mañana.

Han pasado los tiempos de la enseñanza subterránea, llena de misterios inexplicados, donde la luz era cuidadosamente tamizada, donde toda instrucción tomaba un aspecto de ocultismo malsano.

La Misión del Aquarius no es una nueva religión, es la vuelta de la Religión única en su esencia, cualesquiera que fueran sus formas filosóficas, culturales o iniciáticas, de las cuales se han servido sus apóstoles para hacerla entrever a los hombres según su edad (su grado de adelanto cósmico, sus experiencias, su grado de comprensión y evolución).

La Nueva Era (Aquarius) trae la disolución de las cristalizaciones convertidas a la larga en dogmáticas, fanáticas e intolerantes. Ahora se cumplen, después de tantas otras, las grandes profecías relativas a la Era del Aquarius, caracterizada por el esclarecimiento y la explicación de misterios hasta ahora enseñados de una manera velada y simbólica: una conciliación entre el espíritu y la letra, por una instrucción inductiva y deductiva, por un espíritu de síntesis que sucede al de análisis, por un equilibrio que concilia las vías intuitivas, imaginativas y sensitivas, y las vías de razonamiento, deducción y positivismo científico y matemático.

Todo este programa no es nuevo y muchas organizaciones internacionales colaboran con la Misión del Aquarius, cuya jerarquía no representa una secta con sus adherentes y cotizantes. La Misión del Aquarius existía hace mucho tiempo en letargo, por decirlo así, su manifestación no era sino simbólica, latente. El momento ha llegado (por la influencia cósmica, una ley astronómica) para que tome una forma material, una existencia tangible. Desde hace muchos años el espíritu del Aquarius reina en millares de individuos y el Consejo Supremo de Dirección Espiritual ha preparado con la ayuda de sus organismos y vehículos los Instructores para este nuevo Orden, para el cual la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL solicita la colaboración de todas las sectas y movimientos y grupos esotéricos. La Iglesia Católica Agnóstica, The United Christian Church Movement, The Free World Association, el Gran Consejo de la Iglesia Mundial Budista, el Movimiento del Renacimiento Espiritual Budista, el Movimiento Bahai, el Movimiento Suffí, The Society of Silent Unity, la Institución Universal de Rosacruces, la Asociación Mundial de Masones, The London Spiritualist Alliance, la Orden de Rishis de Occidente, la Fraternidad Universal (Instituto Neo-Pitagórico), le Cavallieri della Pace, el Renacimiento Espiritual Oriente-Occidente, Los Caballeros del Moderno Graal, The Chinese Spiritual Center, la Orden Verdadera de Anagarikas, la Iglesia Liberal y casi 200 otras organizaciones se unen a la Unión Espiritual Universal que ha dado el impulso a la Nueva Era que acaba de concretizar la Orden del Aquarius.

Es hacia un nuevo humanismo que tiende la Misión del Aquarius, heredado por el conducto de todas las gnosis y filosofías del espíritu de sabiduría y de la ciencia, humanismo caracterizado por un principio de reencuentro de los manantiales de práctica y respeto de toda creencia, de universalidad, donde la fuerza y el valor de cada uno servirán a la comunidad entera para el bienestar de todos, a fin de evitar las apropiaciones egoístas y personalistas de ventajas adquiridas sobre los planos material, intelectual y espiritual. La Misión del Aquarius se constituye en comunidad de almas libres y de buena voluntad con un objeto de reorganización mundial de manera que todos los hombres aprendan a vivir, según las condiciones impuestas por la vida misma, es decir, en espíritu y en verdad, buscando la salud física interior, la claridad del interno desapego, en una palabra, a vivir cósmicamente, integrándose a la obra de la Creación entera, donde sea necesario y donde cada engranaje basta a la buena marcha del conjunto. Todas las limitaciones políticas y económicas, sociales, monetarias, idiomáticas, son trabas al desarrollo del hombre real, de la entidad cósmica que está en nosotros. Debemos vivir con el Universo y no contra él. Si debemos someterlo, debemos sobrepasarlo, y para sobrepasarlo se necesita vivir aún en él e integrarlo.

La Misión del Aquarius se propone hacer conocer la Nueva Era y participar en su implantación elevándose por sobre todas las concepciones filosóficas y religiosas para poder llevarlas a una Fraternidad más real en una comprensión y un amor igual de cada uno para todos y todos para cada uno. La Misión del Aquarius no se confunde con ninguna secta y no se opone a ningún culto. Todo su programa espiritual se resume en un esfuerzo colectivo para la regeneración de la especie humana, con un propósito amplio y dominador de los grandes problemas que rigen la vida a fin de obtener el desarrollo completo y armonioso de los valores que dan al ser humano toda su nobleza; es en síntesis el cumplimiento de una acción.

Todos los organismos, reuniones, sectas, instituciones, sindicatos, que crean en la supremacía del espíritu y estén interesados en nuestro trabajo, quedan invitados fraternalmente a darnos su impresión y a sugerirnos sus ideas. Se garantiza su absoluta independencia y autonomía: no buscamos hacer conversiones; tratamos únicamente de formar un haz luminoso de todas las partes de la verdad que están diseminadas en todas las religiones; queremos dar el ejemplo de disciplina y de trabajo impersonal en provecho del más alto ideal: impersonal no quiere decir autómata, es la utilización de las competencias, la nota individual en provecho de una comunidad, el carácter personal en provecho de la colectividad. El mundo entero está actualmente en un torbellino de fuerzas que chocan en caos destructor y la humanidad sufre una incertidumbre y un malestar, que obligadamente le impide florecer. Únicamente el Amor y la Fraternidad Universales pueden desbaratar estas cadenas y salvar al mundo. Es por esto que la Misión del Aquarius hace un llamado a todas las buenas voluntades y a todos los seres que han comprendido el peligro que corremos a fin de hacer un dique con todos los fervores, todas las sinceridades, todos los amores y fraternidades, contra el ejército de las fuerzas negativas del odio, del interés personal, del mal en general, con el solo fin de que se cumpla en toda su amplitud el maravilloso mensaje de Pascuas: “Gloria a Dios en las alturas y Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”.


LA CELULA FAMILIAR

SU DESINTEGRACIÓN



Cuando un edificio se agrieta no es buen negocio disfrazar las hendiduras y grietas volviendo a echarles yeso y pintándolas. Lo que es necesario es revisar la construcción y verificar la solidez de las piedras angulares y reemplazarlas si hay lugar a ello. Solidificada nuevamente sobre bases fuertes, siempre habrá tiempo después para perfeccionar el exterior y ocuparse de la estética en general.

Estamos asistiendo actualmente al hecho capital de un momento particularmente crítico, al monstruoso hundimiento de toda una civilización, pues al final de una Era en espera de otra, en el período de transición, los asientos de las civilizaciones siempre reciben algún choque. Las formas religiosas y sociales, más o menos cada 2.000 años sufren profundas transformaciones en sus formas exteriores, cambios determinados por el movimiento de retrogradación de los equinoccios, que nos coloca bajo influencias distintas de evolución. Estamos en uno de esos períodos de transición, que volvemos a encontrar también en la vida de cada hombre, donde es indispensable concentrar todas las energías a fin de no perder conciencia en el torbellino que nos arrastra.

¿Dejaremos naufragar nuestra civilización no sabiendo qué reforma hacer, o enérgicamente pondremos el dedo en la llaga para salvar lo que puede salvarse? Hemos visto la política, los gobiernos y muchas otras grandes organizaciones del orden social y económico conmoverse ante la destrucción y la corrupción de los seres y atribuir esta causa a otras razones de orden exterior (hambre, bancarrota, privación de lo necesario, caos organizado por las guerras, órdenes de ciertas políticas). Estos hechos son efectos y no causas. ¿Acaso las grandes predicciones no han anunciado desórdenes para nuestra época? “Sabe que en los últimos días habrá tiempos difíciles...” (II Timoteo, Cap. 3, ver. 1 al 5). No tenemos sino que examinarnos con sinceridad para reconocer que cada uno de nosotros puede tomar para sí, por lo menos, una parte de la profecía del apóstol Pablo. ¿Y cómo es posible no avergonzarse por la descripción de tales realidades? ¿Qué hemos hecho con el Don de Dios que Jesús recuerda a la Samaritana? No solamente ignoramos lo que es ese magnífico Don de Dios, sino que arrastramos a las futuras generaciones a la misma vida de desarreglo que la nuestra y que va dejando a nuestros hijos sin dirección intelectual o moral, y si les damos alguna, es falsa, porque nosotros mismos, la generación anterior, hemos perdido el sentido de la Verdad, el sentido de las palabras, la gran lección que se desprende de la creación entera. Hemos fundado nuestra civilización sobre jerarquías en medio de agrupaciones limitadas, centrales, fábricas, oficinas, sindicatos, clubes y círculos de toda clase, con múltiples objetos, en detrimento y desprecio del origen de la más importante y única: la célula familiar. No hay sino que hojear las páginas del Antiguo Testamento para saber lo que era esta célula familiar que comprendía: el padre, la madre, los hijos, los abuelos y los sirvientes.

Cuando la administración del padre era reconocida particularmente sabia, a este núcleo de hermanos y hermanas venían a unirse los sobrinos y sobrinas, primos y primas con cada uno de sus hijos, y asistíamos entonces a la formación de la tribu, de las cuales algunas siguen siendo célebres por su organización y sabiduría, que habían adquirido durante varias generaciones por su disciplina y espíritu de justicia; la disciplina -a menudo severa- de obediencia de los hijos, del respeto a los padres, basada sobre el valor y la dignidad de cada uno.

No se trata, naturalmente, de restablecer esta autocracia del padre sobre los otros miembros de la familia. No se trata de retroceder, y la Nueva Era (Aquarius) traerá consigo su forma de sociedad donde la familia tendrá probablemente un sentido muy distinto del que le hemos dado hasta ahora. Pero mientras estemos en este estado de individualismo, nuestro deber fundamental y urgente es aprovechar la experiencia del pasado para preparar el futuro, dando a nuestros hijos una elevación intelectual y espiritual que les permita entrar en contacto con los grandes problemas de la existencia y poder solucionarlos de una manera inteligente y digna.

La célula familiar es la piedra de ángulo de nuestra sociedad y hay que mejorar su solidez como en el ejemplo dado en líneas anteriores acerca de nuestra casa agrietada. Cuando esté restablecida con sólidas bases, ya habrá tiempo de ocuparse del sistema social que deba adoptarse, que en aquel momento se impondrá por sí mismo y convendrá a todos.

La Misión del Aquarius no considera aquí dictar un curso de educación infantil, pero quisiera dejar entrever a todos la importancia que hay en nuestra acción o en nuestra actitud hacia un niño.

Ante todo es necesario considerarlos bajo un punto de vista objetivo, sin afecto personal, como seres que han encarnado en esta Tierra, no para su placer ni el nuestro, sino para proseguir su evolución. De aquí la necesidad de pensar también en los niños que no tienen familia, y adoptarlos. Esto está muy bien de parte de familias en la Nueva Era y aún de quienes siguen el Sendero Iniciático, ya que son aceptadas en un Ashram las familias con niños para educarlos, según los nuevos principios acuarianos. No es cuestión de criarlos bien o mal, sino de “criarlos” únicamente, a fin de que no hayamos sido transmisores inútiles, y de armarlos para la lucha que tienen que llevar a cabo y de la cual deben salir victoriosos.

Ya podemos prever un doble intercambio de padres a hijos. Por una parte, disciplina y educación razonada, con el conocimiento que lo viene a coronar todo, y por otra parte, la obediencia dentro de la confianza, el respeto inspirado por la dignidad. Pero este punto de vista objetivo seguido correctamente, nada se opone al espíritu subjetivo que se traduce en este caso por el amor personal, con tal que no ponga trabas desde las primeras aplicaciones.

Se habla siempre de los deberes de los hijos para con los padres, pero no hay que olvidar los deberes de los padres para con los hijos, y toda la quiebra y derrota de la niñez y adolescencia que sucede actualmente, ¿no es acaso debido a la falta de los padres en sus deberes más elementales? Tomemos muy en cuenta que para un niño la decisión, el razonamiento, el orden de sus padres toman relativamente un valor de manantial y unidad. Si un adulto puede buscar a su alrededor pruebas y testimonios, el dominio de un niño se limita al círculo restringido de las personas que lo rodean y de todo lo que se desprende de ese círculo inmediato espera él una absoluta veracidad; por ello y por encima de todo, no engañéis a vuestros hijos, y menos sobre vosotros mismos, ni sobre cualquier otra cosa. Vuestro hijo tiene derecho a decepcionarse, y, ya que la vida marcha siempre adelante, seguramente le decepcionará que usted sea un punto en este camino y que él sea otro adelantado a cierta distancia; esta distancia que les separa no hará sino aumentarse con un movimiento uniformemente acelerado. En cambio vosotros como padres no tenéis derecho a decepcionar a vuestros hijos, porque les debéis todo sin restricción alguna.

Desde el momento en que habéis aceptado una misión, un apostolado de educador tenéis que cumplir y cumplirlo bien, sino no habéis debido aceptarlo.

¿A qué limitamos muy a menudo lo que llamamos la educación de los hijos? A cierta manera de vivir mundana que muchas veces está en oposición directa con su naturaleza interior. Es decir, la periferia, las relaciones con los semejantes son más o menos correctas, pero el sentido de su propia dignidad ni siquiera es despertado en él, y todos sabemos el síntoma de destrucción que representan las carcajadas de los adolescentes ante la incomprensión que tienen de la vida. Comencemos, pues, a acostumbrar a nuestros hijos desde su niñez, durante los primeros siete años de su vida, por ejemplo, a someterse a una obediencia estricta, sin severidad y sin debilidad, equilibrada, semejante a una ley establecida que no tendríamos ni la menor idea de derogar. Esto no impide, sin embargo, que durante este período de educación, satisfagamos su inteligencia con explicaciones a su alcance, pero nunca falsas. ¿Si a él le prohibimos mentir, por qué tomarnos este derecho? Reducir una explicación no es disfrazar la verdad y al poder simplificar los hechos tenemos el deber de conservarlos en su realidad. Además, nuestro hijo reflexionará sobre lo que se le ha dicho, aún inconscientemente, y esta base le servirá de trampolín. Lo importante no es solamente enseñar algo a un niño; es formar su espíritu para la observación y la reflexión, la crítica en la investigación y el amor a la verdad. “No hay nada más bello que la verdad” ha dicho Boileau. Formemos espíritus aptos a la síntesis. Los espíritus analíticos, estrechos y pequeños, especialistas en sus trabajos minuciosos y silentes, son numerosos y su época en parte está vencida. La Nueva Era, que se destacará por la investigación sintética, tendrá necesidad de espíritus amplios, fuertes, capaces de comprender un sistema en su conjunto, y esta posibilidad cuenta mucho en la formación del carácter durante la niñez.

Estamos formados en una civilización que no está hecha a nuestra medida, la cual nos hace perecer y que perece con nosotros. Dejemos que estas manifestaciones se hundan solas, sin nosotros; quedémonos a la expectativa, no participemos en este gigantesco hundimiento, pero salvemos lo que tiene de mejor haciendo de nuestros hijos la humanidad pura, fuerte y clara del mundo futuro.


LA VIDA EN EL ASHRAM

Hemos desarrollado en el Mensaje precedente7 la organización material de la vida en la colonia y de los medios actuales de que dispone. Nuestro primer cuidado fue asegurar la vida práctica siguiendo siempre la elaboración de nuestra vida corporal, pero ahora nos encaminamos a la instrucción intelectual y espiritual y el programa diario necesita varias horas de trabajo interior, de perfeccionamiento y de elevación de cada cual.

Generalmente se denomina con la palabra ASHRAM el campamento donde vive un Gurú acompañado de sus discípulos. Cuando reside solo, el Ashram toma el nombre de Kutir. Así al reunirse los chelas (discípulos), alrededor de un Santo, de un Asceta, de un Yoghi, una vida superior se organiza, la comunidad adquiere reglas bien definidas que son tradicionales en la existencia de los Ashrams. La palabra sánscrita ashrama define un modo de vida, un estado de existencia, un estadio en la Vía de Realización, cuatro grados ashrámicos de realización que el hombre debe alcanzar durante su encarnación terrenal:

Brahmacharya, el dedicado a Dios mediante el estudio y las prácticas de disciplina entre las cuales la abstinencia es la principal.

Vanaprastha, aquél que atraviesa por el estado de vida en que se estudian los Textos Sagrados, y se practica la meditación; constituye generalmente el retiro en montañas, junglas, desiertos o lugares aislados para concentrarse mejor ante una primera realización espiritual.

Grahastha, es quien está en la etapa del jefe de familia que da la enseñanza a su esposa e hijos, y practica el ceremonial. Y en fin,

Sannyasa, el que realiza el renunciamiento, la abnegación en todas las bondades, la vida peregrina (vestido de la Santa Gerrúa, pieza de tela amarillo-rojo, color azafrán), el perfeccionamiento en el sendero de la yoga para alcanzar la liberación final en un solo instante.

En fin, los Ashrams son los lugares sagrados donde se aprende la ciencia de vivir, la sede de la preparación de los Sabios.

Son numerosos en el Oriente principalmente en la India, y desde hace algunos años han comenzado a instalarse en Europa y en América. No son conventos ni monasterios, aun en el caso de los Ashrams para hombres solos o mujeres solas, sino que generalmente son mixtos y la educación se extiende hasta los niños sobre las formas más perfectas de ascender espiritual, intelectual, psíquica y artísticamente. El número de moradores alcanza desde una docena hasta quinientos, aunque generalmente no se aceptan tantos cuando no se trata de niños.

El empleo del tiempo en la colonia principia por la cultura física a la salida del sol. Cuando la noche deja el puesto al día se produce un momento de relativa calma; en este momento el cuerpo manifiesta la misma tendencia al descanso. Hay que aprovechar esta condición natural y desarrollar todos los ejercicios. No se trata únicamente de un entrenamiento con miras a mejorar los músculos, aunque este objeto es muy loable, y muy bueno en sí ya que nuestro cuerpo es el vehículo de nuestro espíritu, nuestro instrumento de trabajo y la primera condición de una salud interior es mantenerlo sano y vigoroso. Durante los 20 minutos que dura esta cultura física, el espíritu no queda en letargo y es el momento para cada cual de impregnarse de paz y serenidad para el día que se anuncia, al contacto de estas fuerzas cósmicas representadas por el primer rayo del Sol naciente. Se da uno cuenta entonces fácilmente del papel cósmico del hombre, de la necesidad que tiene para su propio bien de identificarse lo más posible con la Creación, muy personalmente, en lo más profundo de sí; he aquí el equilibrio de cada cual, encontrada su “densidad” necesaria para el cumplimiento de la obra diaria.

Inmediatamente después de haber tomado contacto y armonizado con el Universo en el proceso de nuestra vida orgánica, la Misa recuerda a todos que son hijos de un solo Dios, que están allí para glorificarlo, adorarlo, consagrarle su día, tomar las resoluciones de Paz, de Armonía y Amor hacia el prójimo, como hacia El mismo; de ese modo el proceso del alma se encuentra encaminado en un sentido que deberá ser un poco más estricto cada día.

Así, estas dos primeras ocupaciones tienden a hacer funcionar el mecanismo de la inteligencia y de la vida interior.


El Sublime MAESTRE, reconocido en la India como el Mahatma Chandra Bala
Guruji, en una variante de la posición yoghi denominada MATSYENDRASANA,
que desarrolla el primer centro neuro-fluidico: CHAKRA MULADHARA




El Mahatma Chandra Bala en una variante de la posición yoghi denominada
UTTHITA-PADMASANA, que desarrolla el cuarto centro neuro-fluidico: CHAKRA
ANAHATA y que se aplica también a SVADHISTANA


De las 7:15 hs. hasta las 11:30 hs. hay que atender el arreglo práctico y la vida material: por una parte, la organización administrativa con la correspondencia, los trabajos literarios, la elaboración de proyectos y por otra los trabajos domésticos, de mantenimiento, jardín, economía, etc.

A las 12 luego del baño las prácticas de yoga 8 interrumpen a los adeptos en sus ocupaciones respectivas y las “asanas” (posiciones especiales que fortifican los centros psíquicos), practicadas en silencio, tratan de establecer una elevación y un punto de contacto con el Principio Único para buscar la liberación del alma y el amalgamiento del “EGO”.

Después del almuerzo se asigna un tiempo de siesta hasta las 4, momento que es utilizado por cada cual como le parezca, sea para descansar, para leer, ocuparse de sus asuntos personales o entregarse al descanso que convenga más a cada quien.

Luego vienen tres horas de estudio y ejercicios de aplicación progresivos en un programa muy estudiado; este estudio puede basarse en un curso de la víspera y facilitar así la asimilación completa de la enseñanza, o bien, preparar la instrucción próxima de manera que cada cual se de perfecta cuenta del esfuerzo intelectual que debe dar. La media hora de la merienda, apenas interrumpe este lapso de investigaciones que prosigue hasta las 9 con una instrucción en común, ya sea filosófica, astrológica, orientalista, de simbolismo, esoterismo o aun de cultura general. Todos estos estudios se “tratan”, preferentemente a modo de conversaciones, en las cuales se dan todos los esclarecimientos solicitados. Hay que comprender muy bien que estos estudios son el punto esencial del armazón sobre el cual habrá que edificar la vida espiritual e interior de las almas.

La sola condición requerida para vivir en la colonia es el afán de nuestro perfeccionamiento interior, la investigación para la liberación de las influencias exteriores que nos rigen. Para ello es necesario aplicar el famoso proverbio que no dijo Sócrates, sino Chilón: Conocerse a sí mismo, saber con qué equipaje puede contar, qué dificultades y cuáles posibilidades tiene en su haber y sobre qué falla tiene que concentrar sus fuerzas. Todo este conocimiento de sí, y en consecuencia de otros, lo provee la astrología que deberá conocer cada adepto a fin de saber de dónde viene, hacia dónde va, y así, escapar a cualquier paralizador sentimentalismo.

El YOGHI9 es un asceta que ha llegado a la Sabiduría por la unión del alma encarnada (Jivatma),10 con el alma universal (Paramatma). Aunque esta vía es enteramente meditativa, contemplativa, para llegar a ella hay que tener un absoluto dominio de la voluntad, lleno de conocimiento y principio activo.

YOGA, que significa literalmente Unión (raíz sánscrita Yug que expresa conjunción, ligadura), viene a ser entonces la Homología unificada, y para llegar a ello, las prácticas llevan a la destrucción de los pensamientos-sensaciones y al desarrollo de las facultades espirituales del Hombre. Estas prácticas que ofrecen algunos peligros (sobre todo para las personas que creen que esto consiste en respiración rítmica o en retención práctica sin preparación alguna), son hechas en la Colonia bajo la dirección del Maestro en persona, quien lo hace con conocimiento de causa para el desarrollo de los Plexos (Chakras), de acuerdo con el nivel de cada adepto.

Ya que toda la Ciencia Yoga consiste en el equilibrio entre Macrocosmo y Microcosmo, no es en modo alguno una modalidad parcial que la Orden del Aquarius se una a esta rama del orientalismo,11 sino únicamente por tratarse de una Identificación del Hombre con Dios.


_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Vie Feb 25, 2011 3:11 pm

EL CEREMONIAL CÓSMICO

PUNTO DE VISTA RELIGIOSO

La Ceremonia de la Orden del Aquarius es, desde el punto de vista ceremonial, una sesión de Magia (según el término etimológico magisterio, maestría) o, si se prefiere, una magia blanca como todas las misas que existen. Sin embargo, esta ceremonia está revestida de una gran fuerza, mayor que la de las corrientes, por estar basada sobre los poderes cósmicos. Sabemos que estos poderes no son otra cosa que la expresión de DIOS Manifestado o sea la Naturaleza.

Es más importante que las demás misas porque puede ser oída por personas de distintas ideologías, ya que en su mayor parte es mantram célebre de encantamiento neutro y fórmulas aceptables por todas las doctrinas; las oraciones dichas por los fieles quedan a su elección según su religión y creencias.

Es pues la Ceremonia Religiosa Primitiva, despojada de las pompas que las diferentes sectas han introducido en ella a través de los siglos. Sería más justo decir que es un acto científico basado sobre conocimientos profundos arquitectónicos. El lado espiritual se encuentra aquí equilibrado, porque si el ritual es breve, es justamente para evitar a la imaginación la fertilidad morbosa y la imperdonable distracción a que se expone cuando la ceremonia es larga.

Se llevaba a cabo en los Santuarios Aztecas, en los Colegios Mayas, entre los Atlantes, en los Conventos de los Iniciados de la Antigüedad y es la que en esta Nueva Era ha de ser celebrada en cada Centro Acuariano, hasta el día en que todos los jefes de familia, verdaderos discípulos de luz, estén ellos mismos en condiciones de oficiar en su casa.

Con una pequeña variante, este ceremonial es el de los Esenios, de los Nazarenos, de los Discípulos del Cristo, de los Druidas, de los Celtas y tiene la intención de elevar el espíritu.

En las ceremonias de Alta Teurgia pueden emplearse las fuerzas secretas hacia determinado punto, según la voluntad del mago, siempre para el bien, y en casos como éste se emplean para el bien de la humanidad; esta corriente no es otra que la corriente crística que, en virtud de la colaboración de los asistentes, hace posible que en un radio más o menos amplio permanezca la vibración en el medio ambiente y en el Templo quede la irradiación; todo el que asiste queda imantado y a su vez, puede trasmitir una vibración muy sutil. Esa imantación, esa vibración, es una especie de simpatía, es el magnetismo del Cristo.

La gran masa de Oriente y Occidente encontrará también en la novedad de esta ceremonia la manifestación de la Nueva Era tan deseada por todos, pues es de notar que conviene a todas las concepciones religiosas: a los evangélicos por la lectura de la Biblia, a los católicos por el Cántico y las oraciones, a los hebraizantes por los versículos de David, a los ocultistas por el mecanismo de base, a los cristianos primitivos por la comunión directa sin especie, a los filósofos platónicos por las fórmulas en nombre del Demiurgo, a los pitagóricos por la sucesión de los números, por el espíritu y los símbolos, a los shintoístas por el ritual, a los budistas por el ambiente (incienso, velas, figuras), a los mahometanos por las posturas que les son familiares, etc.,etc. En fin, un gesto, una oración, un símbolo, recuerda un rasgo importante de una doctrina o religión cualquiera.

El Santuario es el Templo Sagrado donde vamos a orar, símbolo de nuestro cuerpo que es el Templo del Espíritu. La materia cubre al Espíritu y cuando entramos a un templo tratamos de descubrir al espíritu, y por ley de polaridad, el positivo se pone en contacto con el espíritu (la mujer en la era de Piscis, o sea el negativo, se tapaba para no tener contacto) y es en la Nueva Era cuando la mujer ya va buscando la espiritualización de los Altos Iniciados, y ya empieza a recibir de Lo Alto las corrientes magnéticas espirituales, por lo que en nuestros Santuarios ella entra también con la cabeza descubierta; y entramos con los pies descalzos para estar en mayor contacto con la tierra y establecer la corriente espiritual con mayor pureza.

La asistencia a la Ceremonia debe ser activa, esto es, acompañada de intensos actos internos de elevación, de entrega total a Dios, que la convierten en una verdadera meditación. Las gentes asisten a las ceremonias místicas de su propia doctrina sin conocer su trascendencia y sin saber conducirse en cada parte del acto a fin de lograr una verdadera armonía interior.

Estamos en una Era de conocimiento (SABER) y lo que antes permaneció oculto ha de ser revelado. Estas ceremonias obedecen a causas muy profundas, sus fines son necesarios a la vida interior y su mecanismo es esotérico, sublimando las sutiles fuerzas de la vida para elevarnos hacia lo divino. Este conocimiento se perdió, por lo cual los rituales han caído en un simple formulismo, vacío de sentido en la mayoría de los casos. Todas las manifestaciones de la vida, tanto en el crecimiento de la semilla como en la danza del planeta al rededor del fuego central, etc., revelan un sabio ceremonial; el conjunto de todos los ceremoniales forman el gran ceremonial del universo: el séptimo aspecto de la vida universal es precisamente el ceremonial. Debemos cultivar los siete aspectos si queremos ser equilibrados, y el ceremonial no debe ser en nosotros la práctica mecánica y descuidada, si no aquella elevación interior de la conciencia individual hacia la Conciencia Universal, la íntima comunión con Dios, Mente Universal, Principio Inteligente o como llamemos a ese Algo Superior.

En la Nueva Era, cuando ya estén implantados Centros de Estudios, Colegios Iniciáticos y Ashrams, en los hogares habrá una disciplina, el jefe de la casa necesita adquirir un grado Iniciático y puede hacer el Antenaje aunque no sea sacerdote, unificándose con todos los templos secretos que ahora, cuando ya no hay misterios son Santuarios de la Gran Fraternidad Universal.

En dondequiera que se de un Antenaje, los asistentes deben ponerse en contacto mental con el Santuario; y pueden reunirse en sus hogares y afinarse por el tipo de vibración. La vibración no termina en un lugar; aquí en el planeta, al reunirnos a meditar, inmediatamente vibramos y nos unificamos con todos los que están también en meditación y unificación; éste es el contacto que vamos a tener para el futuro, es lo que va a imantar el planeta, y se pueden unificar todos, no importan las distintas religiones.

Los sacerdotes de Aquarius son Iniciados y como todo el que actúa en un acto de magia o ceremonial toma el nombre de sacerdote. En Aquarius se les da este nombre, sin que se pueda decir por ello que somos una religión, mas sí somos los que regresamos a la religión única, la Adoración del Padre en espíritu y en verdad. Dijo Jesús: “Vendrá día en que se adorará al Padre en espíritu y en verdad”. A eso venimos nosotros, no a fomentar una religión nueva sino a pedir a todas a que se junten para que abandonen los personalismos y antagonismos.

Observamos de nuevo un retorno a la espiritualidad y es que la atmósfera de los templos, saturada de vibraciones elevadas, nos trae una paz que el mundo ha olvidado. Se pretendía que, después de la actual crisis mundial, el hombre olvidaría a Dios y ha ocurrido lo contrario. Hacía falta tanta miseria para hacer comprender al hombre que había llegado hasta los más bajos fondos de la encarnación de la materia, y que hace falta ahora volver a subir hasta Dios.

Los accesorios necesarios para toda ceremonia mágica son de 4 géneros: vibraciones luminosas mediante producción de llamas (velas); vibraciones aéreas que modifican la atmósfera perfumándola (incienso); contactos fluidos para hacer útil la energía con una punta metálica como antena que recoge las ondas y las condensaciones fluídicas acumulando energía; líquidos: agua, aceite. El local también tiene su importancia así como las vestiduras del sacerdote: túnica blanca con ciertos bordes de hilo de oro. Las velas son guardianes de lo invisible que impiden a los bajos espíritus interferir la ceremonia. La ablución de las manos es también un acto mágico para desprenderse de fluidos negativos. Cuando se inciensa el altar y sus alrededores, se está purificando el lugar y se ayuda a que las irradiaciones mentales y oraciones se eleven hasta Dios. El agua también debe ser consagrada mágicamente, magnetizándola. Las palmas del sacerdote abiertas durante el Oficio Divino, dejan escapar un potente fluido, tanto más cuanto que han sido consagradas. En el Altar vemos los cuatro elementos: el fuego (velas), el aire (incienso), el agua (cáliz del agua), y la tierra (tierra de un lugar santo, huesos de un santo, etc.). Los dos altares auxiliares están representados por las dos columnas, positivo y negativo de todos los santuarios, los dos polos magnéticos que equilibran el templo, y cuyos nombres sagrados se encuentran en las Santas Escrituras. En magia se usan números pares cuando se busca un beneficio material, pero en las fuerzas espirituales el número de vibraciones es siempre impar; por ello las luces del Santuario son en número impar; las velas deben ser blancas, pues las de color se usan con intenciones materiales. La verdadera magia es el verdadero dominio de la ciencia, conforme a la antigua palabra “magistere”, que quiere decir maestría, dominio.

Un detalle que se debe notar en esta ceremonia es que su duración no es sino de 7 minutos, lo que es interesante tanto desde el punto de vista simbólico como para la paciencia de los fieles. En efecto, sabemos que entrando uno con plena devoción en un templo o iglesia, basta con algunas oraciones realizadas con toda la fuerza del alma. Las personas, después de 10 minutos, no pueden permanecer más concentradas verdaderamente, y después de haber estado sobre un mismo plano, los fieles rápidamente se fatigan y comienzan a buscar la manera de “distraerse”! Así, olvidando la santa ceremonia, se dejan llevar al “pecado” o más o menos a una distracción, nefasta en mayor o menor medida para la condición espiritual.

En su simbolismo este número 7 es ya muy importante, pues señala los 7 estados de la materia y los 7 planos de la evolución y, así, la Ceremonia celebrada por el Sacerdote Acuariano está compuesta de 7 partes, que caracterizan los 7 dominios de vibraciones planetarias, lo mismo que las 7 notas musicales o los 7 colores principales del arco iris. Y esto sin entrar en la parte oculta de esta sesión sagrada, o en otras explicaciones esotéricas, así como en los 7 años de la evolución humana, los ciclos biológicos, etc...


El Venerable Maestre con la dalmática acuariana dispuesto a oficiar la Ceremonia
Cósmica


Es conveniente indicar que para Oficiar la Ceremonia Cósmica hay que ser necesariamente Sacerdote Ordenado y, por lo tanto, aun ya siendo Iniciado Acuariano, tiene que recibir un permiso especial, una especie de transmisión de poder para tener el derecho y la capacidad de Oficiar, poder que es trasmitido de Maestro a Discípulo con preparación especial para recibirlo de la Dirección General de la Institución, después de una ordenación extraordinaria además del Grado Iniciático. Los demás no tienen más que la posibilidad de seguir la Ceremonia, y ninguno decir las palabras usadas por el Sacerdote.

Sin embargo, donde nadie hubiere sido ordenado todavía para actuar como Sacerdote, los miembros se pueden reunir y sintonizarse a distancia para seguir mentalmente la Ceremonia y aprovechar los efluvios magnéticos irradiados desde el Templo Central de la Institución y beneficiarse de las ondas espirituales emanadas de los diversos Santuarios de la Gran Fraternidad Universal donde la ceremonia es suficientemente organizada. Esta pequeña ceremonia llamada Antenaje, es guiada bajo la dirección de una persona, Iniciado o no, quien no hace más que dar las significaciones del momento místico, como un ayudante a distancia del Sacerdote, pudiendo decir únicamente los textos que corresponden a los fieles que están presentes en el templo o Santuario donde se dice oficialmente la Ceremonia. El Guía del Antenaje no puede ir más allá de la preparación del Altar y de la primera parte, o sea la Oración de los 33 Taus; después es el verdadero comienzo de la Misa y aunque sea Iniciado no tiene todavía el derecho de oficiar, y puede quedarse silencioso o seguir explicando, dando la dirección de la Ceremonia como un servidor que da la línea de conducta a seguir para unificarse mejor con el Sacerdote. Es decir, que a la hora precisa, cuando cada día se da la Ceremonia verdadera por un Sacerdote Ordenado de la Misión Aquarius, los demás a distancia son como transplantados al lugar y poderosamente amalgamados con el ambiente espiritual del Templo o Santuario donde se celebra la Ceremonia. En fin, el Antenaje no es el simulacro de la Ceremonia sino la sintonía y asistencia psíquica, si se puede decir así....

El Ceremonial Cósmico, como todas las misas o ceremonias de esta índole, puede ser celebrada solamente por un ser de género masculino, no por razón de superioridad sino de polaridad, tema demasiado largo de explicar en esta breve exposición. El Antenaje sí puede ser guiado por un ser masculino o femenino.


Oficiando El en un humilde lugar del Santo Ashram de El Limón después de
Su advenimiento a Venezuela


El ceremonial preparatorio antes de comenzar la Ceremonia dominical, es una introducción que coloca a la mente en el estado vibratorio adecuado para participar del acto, haciéndola receptiva a las vibraciones espirituales que descienden al plano físico por un intermediario que es el sacerdote, punto de enlace entre el cielo y la tierra durante el sagrado oficio. La Oración Universal, propia de la Nueva Era por su imparcialidad y por pedir por la humanidad y no en forma egoísta, el acto de Fe en que reconocemos nuestra naturaleza espiritual, la cadena de hermandad para invocar la presencia del Cristo y unir los corazones en homenaje al Padre Creador atrayendo las más puras vibraciones al Santo Santuario, y la mística melodía “Secreto Eterno” interpretada al órgano con verdadero sentimiento devocional, son pinceladas que en pocos rasgos concisos graban en los asistentes la tónica espiritual que ha de presidir la bella celebración Iniciática. Las oraciones son mantrams o palabras de fuerza que tienen poder creador; la música armoniza el ambiente y el incienso depura la atmósfera.

Comienza el ceremonial preparatorio cuando el Sacerdote, o el Guía del Antenaje en ausencia de aquél, llama a los asistentes con tres toques de campanilla, quienes olvidando las preocupaciones o asuntos mundanos dirigen sus pies descalzos al portal del Santuario y con recogimiento y paz ocupan sus puestos. Encendidas las luces del Altar en número impar, el Sacerdote o el Guía procede al incensamiento bendiciendo el incienso con una fórmula sagrada, luego bendice el Altar y las Columnas, eleva el turíbulo frente al Altar y dice: “Así como este incienso se eleva hacia Ti, así se eleven nuestras almas hasta Tu santo recinto para encontrar Amor, Paz y Sabiduría Universal” invocando además a los Santos Ángeles. Tanto hacia el Altar y a las Columnas como cuando se voltea hacia el público dice: “Incienso al Padre, Incienso al Hijo, Incienso al Espíritu Santo”. Ha concluido la consagración del aposento por el fuego que transforma al incienso en delicadas volutas perfumadas que asciende calladamente y envuelven los ánimos en una atmósfera saturada de espiritualidad.

Llega el momento de que los asistentes crucen el brazo derecho sobre el izquierdo y tomándose de las manos formen una cadena magnética que irradie ondas de luz, paz y dicha. En ese momento el sacerdote dice: “Dijo El Maestre Jhesú, Yo volveré cuando la Luz se haga y donde quiera que os reunáis dos o más en Mi Nombre ahí estaré con vosotros”. Reza enseguida la primera mitad del Padre Nuestro, y luego la Micro-Oración de la Nueva Era: “Bendito Eres mi buen Dios, Alabado seas; que Tu presencia sea reconocida por todos los hombres sobre la Tierra y que la Paz se extienda por toda la Humanidad. Paz a todos los seres en todos los planos. Amén”. Los asistentes regresan a sus sitios vueltos hacia el Altar, y pronuncian la oración Universal, continuando con el Acto de Fe: “Creemos que Dios es Amor, Verdad, Poder y Luz. Que una Justicia Perfecta gobierna al Mundo. Que todos Sus Hijos algún día alcanzarán Sus pies por alejados que anduviesen. Reconocemos la Paternidad de Dios y la Fraternidad del Hombre. Sabemos que servimos mejor a Dios mientras más y mejor sirvamos a nuestro hermano al Hombre. Así Su Bendición descanse sobre nosotros, paz por siempre, Amén”. El Sacerdote agrega: “Queridos hermanos, buenos días. En Nombre de Nuestro Señor El Cristo declaro abierto este acto; que Su Infinito Amor y Su Infinita Sabiduría iluminen nuestras mentes en el estudio oculto de Su Divina Doctrina”. El Sacerdote se hinca ante el Altar, y las Sagradas Notas de “Secreto Eterno” inundan la estancia poniendo una nota de arte sublime.

Es cuando va a comenzar la ceremonia de la Orden del Aquarius, verdadera alquimia espiritual para sublimar nuestros pensamientos y que tiene la facultad de satisfacer todas las opiniones, desde los científicos que por biofísica pueden explicarse las razones del ambiente creado, hasta los idealistas, quienes apreciarán el calor de la plegaria en común. Todo será dicho según su origen respetando el magnetismo del Verbo según el cual ciertas oraciones deberán pronunciarse en latín para que no pierdan la fuerza vibratoria de esta lengua sagrada. El acto es sagrado y tiene una tradición estrictamente Iniciática que han respetado en todos los tiempos los Iniciados y Centros Sagrados.

He aquí el Ceremonial Cósmico:


I. Oración al Demiurgo (Alma Universal)

Para colocar a los fieles en un plano especial; esta oración comprende 33 veces la letra “T” en posición fuerte o tónica y, por esto, se la denomina generalmente, la oración de los 33 Taus (tees).

Proveniente de los Druidas esta invocación no se traduce para no perder su magnetismo que es la característica del planeta Mercurio (símbolo de la Razón y Mensajero Celeste).


II. Consagración del Sacerdote

Este es el momento en que el Misionero Acuariano hace en voz baja un acto de humillación, y se convierte en Sacerdote para representar lo Divino; éste es el verdadero comienzo de la Ceremonia.

La representación planetaria es Júpiter (Dios de la Fuerza más afortunada y enviado de la Sabiduría Divina).


III. Purificación del aposento

El Sacerdote toma agua y pronuncia la fórmula de Consagración, asperjándola a los cuatro puntos cardinales. Los fieles disponen de este momento para enviar su pensamiento a los amigos, parientes etc.

Es Marte (símbolo de las energías) el planeta caracteriza este momento.


IV. Consagración General

El Sacerdote usa entonces el latín, pero los fieles pueden participar diciéndolo en francés, en español, en inglés (en su lengua materna): Nosotros te suplicamos vivamente a Ti, Oh Demiurgo, por esta casa y las cosas de este lugar para que las santifiques y las colmes de bondad y dignidad, etc...

Símbolo del Sol (energía cósmica).


V. Oraciones personales

Un minuto de silencio porque el Sacerdote dirige en este momento, como toda la asistencia (según la concepción de cada quien), una oración a la Divinidad. Cada uno a su manera está en concentración.

El Sacerdote dará en seguida la señal para hacer en conjunto una “Oración Universal”. Esta oración se dice todos los días a la misma hora (aun por aquellos que no siguen la Misa) en la lengua del país en diferentes puntos del globo, a fin de establecer una cadena magnética. A la lectura de esta oración, muchos enfermos han recuperado la salud; muchos infortunados han recitado con Fe esta oración (en el momento indicado para cada país) todos los días y han vuelto a ser felices. Es la Luna la que simboliza este momento de intuición, de pasividad y de reunión en el espacio mental.


VI. La Comunión

Es la parte esencial del Ceremonial y la de más fuerte atmósfera. El Sacerdote establece un contacto con el Cosmos y prepara la Comunión. Con una oración especial el Sacerdote, conocedor del mecanismo teúrgico, desplegando su magnetismo personal, emite fuerzas capaces de establecer una ligazón entre el Mundo Divino y el profano. Cuando el Sacerdote se vuelve hacia los fieles, éstos se arrodillan con la cabeza baja y en estado de pasividad para recibir los beneficios celestiales. La comunión es el contacto fluídico que va a unir al hombre con lo divino, siendo el rayo magnético el vehículo que realiza esta unión, cualquier otro atributo nos limitaría a un dogma. El Sacerdote extiende los brazos al Cielo y los hace descender en forma de cruz, al mismo tiempo que envía en toda dirección el fluido cósmico, emanación del Divino Gran Todo: los fieles abren las manos para captar mejor las fuerzas. Los fieles se unen de tal manera en este momento de la Comunión, que se logra una fusión total y completa; ellos piensan en dar sus fuerzas al oficiante quien de sí las transmitirá de nuevo para devolverlas a todos los débiles, enfermos y a los que sufren, para dar la Fe a los afligidos, iluminar el entendimiento de los que buscan la Verdad y emitir fluidos para la Paz del mundo. Antes de retornar al mundo simple, el Sacerdote, siempre en la esfera divina, está presente solamente por su cuerpo físico y visible, pero su individualidad está más allá de los planos terrestres. En el instante de la Ceremonia, el Sacerdote no corresponde al plano de la Tierra, y la transmutación efectuada por el mecanismo teúrgico no es comprendida sino por aquellos que han sido iniciados en estas transmutaciones mentales y psíquicas. Siempre revestido de poderes celestiales, pronunciará su Bendición y los fieles no dejarán de decir en voz alta: A fin de recibir dignamente al Cristo Rey y para que reine el Aquarius. (Los orientales dicen: A fin de recibir dignamente al Avatar y para que reine la Edad de Oro).


Venus (Mensajero de Amor) es el planeta que caracteriza esta parte de la Misa.


VII. La Execración

Es el final de la Ceremonia y los fieles, que están en reflexión para obtener un mejor resultado de esta sesión, atienden al Sacerdote, que pronuncia sus fórmulas de execración sobre los atributos del Altar y sobre sí mismo, a fin de volver al mundo profano. El símbolo de Saturno está aquí en su lugar para indicar las pruebas a que se somete de nuevo el que deja los planos superiores para volver a las luchas de la vida material.

Los domingos y los días especiales de festividad, las ceremonias cósmicas son adicionadas de dos partes, con el objeto de explicar también los descubrimientos de los nuevos planetas Urano y Neptuno:


VIII. Los versículos de David

Estas son las claves teúrgicas en correspondencia con los Genios y que dan la apertura a los fragmentos bíblicos que tienen un sentido esotérico. Urano, que es el planeta de los acontecimientos bruscos y que simboliza también el intelecto superior y el altruismo, representa esta parte de la ceremonia.


IX. Cántico

Los fieles cantan ahora en voz alta un canto religioso qué permite crear una atmósfera más elevada y, como este cántico está situado después de la Comunión, permite a los asistentes gozar de toda la alegría mística de la Unión Universal.

El planeta que caracteriza este instante místico es Neptuno porque es el planeta de los fenómenos psíquicos, es el astro que permite alcanzar las esferas etéricas y que permite poder entender la música celestial.


PUNTO DE VISTA CEREMONIAL

Al llegar delante del Altar, el Sacerdote, empieza la Ceremonia con la palabra: “PAX”... Saluda levantando la mano derecha con los cuatro dedos erguidos (significa los 4 elementos, los cuatro puntos cardinales, las 4 palabras sagradas del axioma: SABER - QUERER - OSAR - CALLAR) y el pulgar replegado en el interior de la mano designa la energía dirigida hacia la transmutación interna, y no la fuerza combativa.

Antes de oficiar, el Sacerdote lee cada día tres versículos de la Biblia, abriéndola al azar para hallar la respuesta al problema del día. (Se debe sacar la lección correspondiente).

En los días especiales (fiestas de Iniciación: 21 de marzo, 1 de mayo, 22 de junio, 23 de septiembre, 7 de octubre, 24 de diciembre, 18 de enero), se hace una introducción conmemorativa.

En todas las misas ordinarias se procede según el ritual siguiente:



Oficiante: Aum Tat Sat


Fieles:

1)
Oración de los 33 taus. Recitado en su texto original.

1)
Esta oración coloca a los asistentes en un plano superior. Es una plegaria transmitida por los Druidas, pero proveniente, con toda seguridad, de las Iniciaciones más antiguas. Es la eliminación del mal.

ORAISON DES 33 TAUS


Oh, Demiurge, écoute- moi.

Demiurge Eternel, Demiurge Infini, Demiurge Unique.

Force, Justice, Amour: Aide-moi.

Toi qui est flamme, Toi qui est Feu, Toi qui est Lumière:

Protége-moi

Toi, Substance spirituelle et eternelle, Etre Parfait

Ingénéré, Inmuable, Qui est sans commencement, sans milieu et sans fin et

qui éternellement s'engendre soi- même...

Toi, Architecte Sublime, qui par l'effet de Ta volonté tire du néant tout l'Univers

Toi, Axe et Pole du Cosmos, Infini, Eternel, Incrée.

Toi, Cause originelle et permanente de toute chose

Toi, Âme et Stabilisateur des Mondes

Toi, Maitre des entités des Trois Mondes

Toi, Source inépuisable de vie et d'intelligence

Je suis Toi-meme

Je Te vois partout

Je Te sens en Tous lieux

Ton Verbe est l'Harmonie des mondes et des Cieux.

Tu es TOUT

Tu es la Vie, Tu es la mort

Tu es le vide, Tu es le plein

Tu es l'obscurité, Tu es la lumière

Tu es le silence, Tu es le Tonnerre.

Tu es au-dedans, au-dehors, au-dessus et au-dessous, au centre et a la periphérie

Tu enveloppes l'Infini et l'Infine est plein de Toi

Tu embrasses et Tu contiens TOUT

Tu es le Tout qui est UN

Oh, Demiurge

Oh, Merveilleux Silence...



Oficiante:


Fieles:

2)
Consagración del Sacerdote.

El Oficiante pronuncia sus fórmulas: “Ego… sum Sacerdos Demiurgi in aeternum. Spíritu Luminus est in Spíritu meo…”


2)
Verdadero comienzo de la ceremonia y los fieles se preparan a la purificación.

3)
Purificación del lugar, con aspersiones a los cuatro puntos cardinales.

3)
La asistencia pide por los amigos, los parientes. El pensamiento se dirige al lugar deseado, en concentración.

4)
Consagración General. El Oficiante pronuncia: “Adjutorium nostrum in nomine Demiurgi...”


4)
Los fieles recitan en su lengua habitual: “Nosotros te suplicamos a Ti, Oh Demiurgo, por esta casa y las cosas, para que las santifiques y las colmes de bondad y dignidad. Danos, Señor, la abundancia del rocío celestial y la sustancia abundante de la Tierra y de la Vida”.

5)
Oraciones. El Sacerdote dice los secretos y sus oraciones personales y dará la señal de la “Oración Universal”.


5)
Cada uno recitará a su manera su súplica y para quienes no quieren pedir nada éste es un momento de meditación. La Oración Universal es pronunciada en alta voz por los asistentes. La traducción existe en todas las lenguas usadas.



_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Vie Feb 25, 2011 3:13 pm

ORACION UNIVERSAL

Los fieles responden:

Plegaria a Dios.


Bendito Dios Misericordioso,

Padre Unimúltiple del Universo,

Creador Sublime de todas las Bellezas,

Dador Celestial de Bondades y Perdones;

En esta hora solemne,

Cuando nuestros corazones están saturados con Tu Amor,

Cuando vibra Tu Belleza en nuestros espíritus

Y Te vemos con los ojos del alma,

Imploramos Señor,

A nombre de Cristo Nuestro Redentor,

La Paz y la Armonía para el mundo,

Que cesen los sufrimientos y las penalidades

De los pobres sobre la Tierra

Y que haya abundancia en cosechas y en luz

Para que reine la felicidad en los dos planos:

En el material humano y en el místico Divino.

Bendice, Padre, nuestro mundo y que reine la Paz

En el corazón de todos los hombres sobre la Tierra.

Amén.


Cool
(Parte existente solamente los domingos y días festivos). Recitación de tres versículos de David, según los 72 Salmos Sagrados correspondientes a los Genios, de los cuales el Sacerdote dirá los nombres en tres intervalos.

6)
La Comunión. Es el momento en que el Sacerdote pide los Poderes de lo Alto: “Oh Adonai, Tzebaoth, Ieve o Padre Supremo, Creador...” Habiendo acumulado las fuerzas el Sacerdote se vuelve hacia los fieles, baja los brazos, en los cuales están acumulados los fluidos y, en forma de cruz dirige los rayos, al pronunciar el símbolo “DALETH” (esta palabra sagrada pedida por la asistencia). Volviéndose nuevamente hacia los fieles el Sacerdote acaba de establecer contacto y dice: “Sanctus, Sanctus, Sanctus...”

6)
Cuando el Sacerdote tenga los brazos levantados, los fieles dirán: “Señor, yo no soy digno de que Vos entréis en mi pobre morada, más decid tan sólo una palabra y mi alma será salva y bendita”.




Aquí los fieles dicen: “Sanctus, Sanctus, Sanctus... Dominus Deus. Pleni sunt Coeli et Terra Gloria Tua. Hosanna in excelcis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelcis.

En las misas ordinarias el Oficiante da inmediatamente después de esta Comunión magnética, su Bendición.

Y los fieles agregan: “Que seamos dignos de recibir dignamente al Cristo Rey y que reine el Aquarius”.

El domingo y los días de festividades Iniciáticas; después de esta Comunión cósmica, el Sacerdote vuelve al Altar.

Y la asistencia entona el cántico (y estos solamente después de que se de la Bendición):

9
Tantum Ergo

Tantum Ergo, Sacramentum

Veneremur cernui:

Et antiquum documentun

Novo cedat ritui;

Praestet fides supplementum

Sensuum, defectui.

Genitori, Genitoque, Laus et jubilatio;

Salus, honor, virtus quoque

Sit et benedictio

Procedenni ab utroque

Compar sit laudatio.

AMEN.


7)
La Execración. Es el fin de la Misa y el sacerdote pronuncia sus fórmulas sobre los atributos del Altar, como sobre sí mismo, para hacerlo regresar todo al mundo profano.

7)
Los asistentes se quedan un momento en meditación con el objeto de aprovechar por completo la ceremonia.

El oficiante cierra entonces su ritual y hace una oración final por sí mismo: “Gracias, Oh Señor, por haberme permitido servir una vez más a la Causa de la Gran Fraternidad Universal. Que se cumpla Tu Voluntad y no la mía”.

Los fieles pueden retirarse en silencio para no turbar la atmósfera así magnetizada.


Facsímil de una nota manuscrita del S. Maestre Raynaud de la Ferrière

(Ver la Comunión).

La Ceremonia Cósmica no es exclusiva de la Orden del Aquarius; esta ceremonia está constituida sobre las mismas bases de la Antigua y Primitiva Sesión Mística.

Como la Estrella de los Maestros (símbolo de las vibraciones universales) esta misa está esta compuesto de 7 partes. Con la adición de dos partes en la ceremonia del domingo o de las festividades se completan 9 partes. Esta adición simboliza muy bien las religiones que en el proceso de los siglos se van fusionando. La Ceremonia caracteriza también la Primavera, pues ésta representa la eternidad.

En su calidad de vehículo de la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL, la Misión de la Orden del Aquarius carece de dogmas o de rituales obligatorios; la Ceremonia está a la disposición de todos los que sientan la necesidad de semejante ceremonia. Así, las personas que no asistan directamente a esta Ceremonia pueden seguir a distancia y mentalmente la ceremonia, la que se presenta en el siguiente orden:


Oración al Demiurgo (introducción) símbolo de Mercurio.

Consagración del Sacerdote (comienzo) símbolo de Júpiter.

Purificación del lugar, símbolo de Marte.

Consagración General, símbolo del Sol.

Oraciones (según cada uno) símbolo de la Luna.

Comunión, símbolo de Venus.

Bendición (y execración) final, símbolo de Saturno. Los Domingos y días festivos, las dos partes suplementarias se intercalan como sigue:

Versículos Sagrados (después de la 5a. parte) símbolo de Urano.

Cántico (después de la 6a. parte) símbolo de Neptuno.


Para recibir las ventajas completas de esta ceremonia, los fieles que no puedan estar presentes se deben poner en contacto espiritual con el Oficiante, pero muchas personas se contentan con establecer la unión psíquica recitando la Oración Universal que ha sido traducida y distribuida en casi todos los países del mundo. Esta oración que se dice todos los días a una misma hora es, pues, una verdadera cadena magnética.

Además de la ceremonia cósmica, los miembros de la Orden del Aquarius se mantienen en contacto igualmente por medio de los ejercicios psico-físicos (yoga) que ellos practican diariamente durante media hora.

Finalmente, una tercera reunión espiritual tiene lugar cada día durante 30 a 45 minutos a la hora de la meditación en los Santuarios.

Así, aunque aislado, el adepto acuariano puede concentrarse y unirse en espíritu con los demás discípulos dispersos en la superficie de la tierra:

No insistamos más sobre todas estas explicaciones que han sido desarrolladas en numerosos mensajes u hojas de divulgación.

Es conveniente dar una somera explicación sobre las palabras meditación y concentración, para no confundirlas con estados de vaga imaginación, de somnolencia, de ensueño, en los cuales el estudiante puede dejar ir su mente dondequiera.

La meditación consiste en permanecer con su conciencia dirigida directamente al punto en el cual se debe fijar el pensamiento, así como en todo lo que se relaciona o rodea este punto. Tomemos para un ejemplo más objetivo un lápiz. Al pensar en el lápiz y enfocar todo lo que está relacionado con él, primeramente se podría pensar en la madera de que está hecho; de la madera pasar al árbol y de ahí al bosque; pero si luego se piensa en el pajarito que podría estar sobre el árbol, ya no se ésta en meditación, se ha escapado al objeto mismo o a las correspondencias con las que está relacionado.

Claro que la meditación tiende a motivos más espirituales, pero con el mismo mecanismo. Meditar es como sentirse viajar, trasplantado, psíquicamente presente en el lugar que queda relacionado, siempre con el punto de meditación y con una finalidad muy bien determinada. Si no se está presente en la Ceremonia, se pueden sin embargo visualizar el Templo hasta sentir el incienso, oír la música o las palabras del Sacerdote, dirigir conscientemente el pensamiento a la atmósfera completa del Santuario. Los Acuarianos en los Ashrams participan cada noche en la meditación. Solamente tienen derecho a pronunciar los mantrams los Iniciados o los practicantes de varios años cuando han recibido la autorización del GURU (4o. grado de Real Iniciación) pero los demás discípulos meditan alrededor del Maestro o Gurú que modula los mantras, dejándose ir con la mente sobre las ondas de la voz que producen los salmos.

La concentración es un poco distinta: se trata de “ser” con el centro del objeto tomado para concentrarse. Volviendo al ejemplo precedente, ya no será visualizar el lápiz y lo que se relacione con él, sino ser más o menos el lápiz mismo. A pesar de que el ejemplo como hemos visto es poco espiritual y podría mal entenderse en el sentido de que los yoghis tratan de ser sillas, mesas o piedras, tiene más bien un interés explicativo y será fácil de comprender, para aplicarlo a objetos más abstractos o místicos. El mecanismo de concentrarse es olvidarse de sí mismo y del pensamiento que une la mente con el objeto. Es fácil de comprender que cuando se trata de meditar permanece la personalidad, el practicante “se ve” y trata de ver mentalmente el objeto; en la concentración no puede “verse” más y debe tratar de ser el objeto mismo, amalgamado y unificado (es el principio final de la Yoga, el Dhyana, antes de realizar el Samadhi o estado último para la Reintegración en el Todo). Concentrarse es muy difícil pero cada uno puede tratar de lograr este plano donde el yo es transpersonalizado con el objeto. De esta manera los aspirantes yoghis practican en los Ashrams los ejercicios psicofísicos (asanas, pranayama, etc.) pero en primer lugar hay que tratar de asimilarse a su Gurú, y por ejemplo, aunque no puedan hacer perfectamente la Hatha Yoga, ya son medio yoghis en cuanto al pensamiento, porque se unen con un verdadero yoghi, su Maestro. Hay ya una experiencia de relativa identificación en la Concentración, que hace al practicante olvidarse de sí mismo y ser parte de otro y hasta llegar a ser todas las otras cosas o sea Universal.


NOTAS COSMOBIOLOGICAS

No tenemos la intención de hacer la apología de la Ciencia de los Astros. Nuestra rúbrica no es un pretexto para convertir a los profanos y, por otra parte, los neófitos no encontraran aquí materia de estudio.

No solamente astrólogos y biólogos se han inclinado sobre la ciencia de los planetas. Filósofos como Herbert Spencer han confesado que la ciencia de la naturaleza humana no puede establecer ley absoluta, porque no conoce todas las causas ni todas las circunstancias que pueden determinar la conducta de los individuos; en cambio la ciencia de los astros pueden formular predicciones infalibles.

Descartes se une un poco a esta idea extrañándose de que, en plena obra del Cosmos, se nos enseñe simbólicamente como determinismo inexorable el “Fátun” de los Latinos y el “Ananke” de los Griegos.

Pero esta gran intuición cartesiana va a reunirse de modo muy curioso con la teoría aristotélica del movimiento local, como lo señala Bergson.

Dice Einstein: “Pretendéis que el movimiento de un planeta es el compromiso entre dos movimientos, uno de los cuales tiende constantemente hacia el Sol y el otro lo arroja constantemente el línea recta según la tangente, pero no habéis visto nunca ninguno de estos dos movimientos. Es más sencillo y más veraz decir: el planeta gira”. Es la noción einsteniana de la curva del espacio en virtud de la cual un rayo luminoso, caminando indefinidamente ante sí, volvería finalmente a un punto de partida.

Nuestra inteligencia no se siente, en efecto, verdaderamente en sí, sino entre los objetos materiales. No está plenamente satisfecha más que cuando ha podido asimilar las cosas de acuerdo a un método cinematográfico, a signos manuables, a signos fijos, a conceptos anteriores, a las leyes de nuestros días; es decir, a magnitudes que pueden medirse, en una palabra, a la cantidad, bajo las características de la ciencia humana y en particular de la ciencia moderna, desde el maravilloso éxito de la Astronomía de Kepler, Galileo, Descartes, que permitieron establecer una relación constante entre magnitudes variables, es decir, entre variaciones de cantidades del fenómeno o de sus partes elementales.

Sin embargo, hombres de ciencia han rehusado la Astrología. Dicen ellos: no he visto nada, en consecuencia, para mi todo esto es ficticio. La candidez de esta contestación revela vanidad, ya que todos sabemos que para ver algo en el microscopio se necesita haber cursado estudios especiales de “microscopía”; que para comprender algo al principio de una enfermedad hay que haber hecho estudios de sintomatología; es pues normal que para hacer Astrología sea necesario haber estudiado las esferas celestes.

Se pregunta siempre al Astrólogo: ¿He nacido bajo una buena estrella?12 Hay que saber que es imposible contestar con autoridad a esta pregunta! En efecto, según la fecha de nacimiento de un individuo el Astrólogo le dará el signo de nacimiento, pero esto no corresponde sino al paso del Sol por este signo. En otras palabras: haber nacido en el signo del Cordero (21 de marzo a 20 de abril) o bajo el signo del Toro (del 21 de abril al 21 de mayo) no indica carácter personal sino una tendencia general para todas las personas que han visto el día bajo esta parte del Zodíaco. Para emitir una opinión correcta hay que tomar en cuenta muchísimas consideraciones.

Cada persona entra en el mundo en un Cielo distinto. Esta aparición en la tierra está fijada por la “célula de nacimiento” (esquema del cielo de nacimiento) que es en cierto modo un “clisé” que va a servir de punto de partida para las interpretaciones que hará el astrólogo. Es muy comprensible, cuando vemos este caleidoscopio planetario, que dos Temas no pueden ser iguales, y como no podemos negar estas influencias estelares, el intérprete de la bóveda celeste puede en presencia de un Cielo, en un momento dado, pronosticar algunos acontecimientos. Es lo que se llama “hacer un horóscopo”.

Ritmo de nacimientos

Quetelet, el “Padre de la Estadística Social”, decía que el máximum del ritmo de partos cae entre las 12 de la noche y las 3 a.m., y el mínimum entre las 12 del día y las 3 p.m. Raniken en Edimburgo, Burke en Hamburgo, y Berlinski, han confirmado estas indicaciones, pero cada uno basándose únicamente sobre 1.000 casos. Según los 86.580 nacimientos registrados por Goelher, el máximum cae entre la medianoche y las 6 a.m., y el mínimum coincide igualmente con la época indicada por Quetelet. La Astrología ha demostrado según 121.647 casos, que este círculo máximum entre las 12 y las 2 a.m. y mínimum entre las 12 m. y las 2 p.m. es válido para los dos sexos, y una vez más se demuestra con un vigor que excluye toda discusión posible.

Además de leyes muy bien establecidas, las estadísticas muestran, por ejemplo, tendencias artísticas para algunos nacimientos bajo puntos precisos de los grados del Zodíaco (el lugar del Sol el día del nacimiento).

Los que tienen predisposiciones para la pintura nacen al principio del Cangrejo, al fin del León, al principio de la Virgen, al principio del signo de la Balanza o al principio de los Peces, pero investigaciones sobre las fechas de nacimiento de 153 artistas, pintores nacidos entre el siglo XVI y el XIX, han dado una mayoría entre el 5° y el 10° del signo de la Balanza.

Gráficas establecidas sobre 2.800 fechas de nacimiento de músicos dan un excedente en medio de los signos del Toro y de los Peces, pero el 10 y el 11 de mayo parecen muy favorables a esta predisposición.

La distribución de la aptitud artística es muy fuerte al principio del signo del León y es de notar una frecuencia inferior de nacimientos en general durante el paso de la Luna por esta parte del Zodíaco. En efecto, los partos se producen por sector.

En los temas de numerosos pianistas se encuentra a la Luna acompañada del planeta Urano, y cuando la pálida Luna se encuentra a 10 ó 20 grados de Urano se puede pronosticar una marcada inclinación a la crítica musical.

Los compositores se hacen notar por la frecuencia de los nacimientos bajo el signo de los Gemelos.

Las estadísticas establecen leyes generales; por ejemplo, un niño que en su nacimiento haya tenido la Luna en el signo de los Peces tiene una doble probabilidad de alcanzar la vejez, mientras otro nacido con la Luna en el fin del signo de los Gemelos tendría triple probabilidad de ser un gran compositor; y un sujeto que haya visto el día cuando la Luna estaba en la segunda parte del Cangrejo, tiene todas las probabilidades de la longevidad.

Otra pregunta frecuente es: ¿cuál es el mejor momento de nacer? Esto se debe a muchas complejidades. Cuando en el esquema natal aparece el Sol naciendo significa cierto éxito, y entre mediodía y medianoche los sujetos tendrán menos éxito que cuando el astro real prosigue su ruta hacia el ángulo septentrional; pero las ocasiones de tener éxito serán frecuentes, a pesar de las numerosas dificultades, para los seres que hayan nacido cuando el Sol sube hacia el Oriente. Sin embargo, la posición del Sol nos da indicaciones muy vagas.

Se puede dar una preferencia a la Luna creciente, en vez del período de la Luna nueva o de la llena, pero hay muchísimos factores que hacen que no se tenga “suerte pura”, en el estricto sentido de la palabra.

El hombre no llega al mundo bajo cualquier cielo, sino que su cielo siempre tiene una semejanza muy concreta con el cielo de nacimiento de otros miembros de la familia.

Herencia Astral

Hay una coincidencia en las fechas de nacimiento que se comprueba muy a menudo en los miembros de una misma familia. Estas coincidencias se dan ya sea en el mes como en los días, y se comprueban demasiado frecuentemente para ser atribuidas al azar.

No es solamente en el Sol en donde se encuentra estas semejanzas de posición, sino también en los otros planetas. En más de 20.000 investigaciones se ha encontrado la herencia de un factor astronómico. En cierta familia de 18 miembros: el Dragón se encontró en una posición vecina a la que ocupaba 30 ó 40 años antes, cuando el nacimiento de un antepasado.

Un niño cuyo momento de nacimiento fue anotado (las 11 y 52 en Ginebra), muestra de modo particular en su tema, no solamente a Venus en posición análoga a la de su madre, sino que mostró la Luna, Marte y Urano exactamente sobre el ascendente, reunido así en cierto modo el carácter astronómico de sus padres. A título de curiosidad, hay que señalar que este nacimiento tuvo lugar después de muchas horas de atraso (según el principio de los dolores) debido a la intervención quirúrgica, es decir, con el concurso de un factor juzgado como “arbitrario”, y dependiendo aparentemente de la voluntad humana.

La precisión con que la ley de la herencia astral se cumplió aquí, parece demostrar lo poco que puede considerarse fortuita la intervención humana, ya que sirvió, muy por el contrario, para acentuar las tendencias naturales de la correspondencia astral.


Predisposiciones


El hecho de la herencia astral sugiere la idea de que las posiciones planetarias (ángulos, aspectos, temas enteros), corresponden en sus analogías astronómicas a semejanzas de constitución física o psíquica en los distintos miembros de la familia. Hay que resolver la cuestión diciendo que el signo del nacimiento da una generalidad de tendencia profesional (el simbolismo atribuye al signo del Cordero hacer soldados, al Toro inventores, etc.), pero las predisposiciones están definidas muy claramente por factores muy determinados. Así por ejemplo, la posición del Sol en la eclíptica proporciona el dato de 2.800 músicos a los 19 y 20 grados del Toro (que corresponde al 10 y 11 de mayo), más favorable a la predisposición musical, que, por ejemplo, a 24 ó 26 grados del mismo signo o a 9 grados de los Gemelos. Además de estos puntos precisos las estadísticas demuestra un porcentaje favorable en la mitad de:

El Toro, los Gemelos, el Cangrejo, los Peces.

Sin embargo, a pesar de las tendencias musicales de esas porciones de los signos mencionados, son desfavorables a su desarrollo marcando por lo tanto déficit:

Al principio de los Gemelos, al principio del Cangrejo, al principio del Escorpión, al final del Toro.

En lo que concierne a los pintores es entre 5 y 10 grados de la Balanza donde la predisposición es más favorable, mientras que el 10o. grado del León (Agosto) o el final de la Virgen (20 al 23 de septiembre) no ofrece evolución a tendencias artísticas. Sin embargo, el Cosmos acusa períodos preferidos para hacer nacer a las personas atraídas por el arte pictórico; son las que han visto la luz al principio del signo del Cangrejo, al principio o final de la Balanza, al principio de la Virgen, o al principio de los Peces. En cambio, este arte sería desaconsejable a los que han nacido bajo el signo del Toro (21 de abril al 20 de mayo) y al final del Escorpión.

En conjunto, se puede concluir que entre las categorías estudiadas de las personalidades, los compositores serían los más “lunares”.

Notemos que, según la astrología tradicional, el signo de los Gemelos correspondería a una imaginación particularmente viva y fértil y que el signo del Cangrejo sería más bien de un temperamento calmado y contemplativo.

En cuanto que las estadísticas son representativas de leyes generales, un niño que naciera en la época en que la Luna se encuentra en los signos de los Peces tendría dos veces más posibilidades de alcanzar 80 años, que otro nacido con la Luna en la segunda mitad de los Gemelos. Al contrario, este último tendría 3 veces más probabilidades de ser un compositor célebre que otro nacido con la Luna en la segunda mitad del Cangrejo que a su vez favorece la longevidad.

Entonces: la gloria o la larga vida.

Orientación Profesional

Queda entendido que lo siguiente no son sino leyes generales. El tema personal siempre debe establecerse para definir no sólo la predisposición particular sino registrar la parte del libre albedrío frente al Destino, en vista de las aspiraciones evolutivas.

Las personas nacidas bajo el signo del Cordero podrán escoger las profesiones industriales desde obreros de fábricas hasta los grandes jefes de la industria, mecánicos, ajustadores, metalúrgicos y todo cuanto atañe al hierro y a los metales.

En el Toro, son conductores de hombres en el comercio o la industria, algunas veces inventores atraídos por la radio, la electricidad. Hay que anotar muchos políticos nacidos bajo este signo.

Los Gemelos reservan su signo para los dibujantes, arquitectos, algunas veces para los grandes realizadores.

En el signo del Cangrejo, los empleados subalternos, y encontramos igualmente notarios y ujieres.

Los que se enfrentan al público son generalmente del signo de León, organizadores de espectáculos, iniciadores, profesores.

La Virgen es para los científicos, los investigadores sobrios y religiosos.

En la Balanza encontramos los jueces, comisarios, administradores; los trabajadores de la madera se encuentran aquí con el artesano.

Desde obreros del arte hasta grandes cirujanos, los reúne el Escorpión.

El Arquero verá grandes aviadores y acróbatas, presidentes de sociedades, mujeres directoras de Liceos, o administración.

Comerciantes, hombres de negocios, banqueros, financistas, se reúnen en el Macho Cabrío.

El signo del Aguador ve frecuentemente oradores, periodistas, escritores, abogados.

Muchos navegantes han nacido en los Peces, aunque bajo este signo también hay disposiciones para la medicina.

Naturalmente, en un párrafo tan restringido no es factible enunciar siquiera algunas otras explicaciones.

Seguramente numerosos lectores se extrañarán del puesto tan importante reservado a la astrología. Sin embargo hay que saber que todo descansa sobre esta ciencia, directa o indirectamente. Su conocimiento es pues indispensable, aunque fuese únicamente a título de documentación para comprender las otras ciencias y para buscar la propia perfección sin tener que recurrir a otros. Es esto último lo que ha causado el abuso y prostitución de la Astrología.

Actualmente la Astrología ha sido reconocida como ciencia oficial y son numerosas las instituciones, organizaciones y administraciones que utilizan sus servicios.13 Ahora estamos acostumbrados a que todos los grandes problemas se traten a la luz de la Astrología. Naturalmente la “predicción” es el punto sensible de esta ciencia y no hay que exigir con un espíritu estrecho y egoísta muchas precisiones14 al intérprete del cielo, que no es sino un hombre y “errar es humano”, con mayor razón cuando las personas que consultan dan datos errados casi siempre. Se comprende perfectamente que para analizar algo se necesita el material correcto; en este caso no solamente fecha de nacimiento, sino el lugar, la hora, etc.

Dicen las Escrituras: “Días vendrán en que todo lo que ha estado oculto será revelado”... es esto el anuncio del conocimiento universal de la Astrología y cada uno sabrá redactar e interpretar el mapa del cielo, como actualmente cada uno sabe leer y escribir, habiendo sido esto durante siglos el privilegio de eruditos.

Siempre existen seres presuntuosos que no pueden admitir que otros sepan lo que ellos no. Debería extrañarse, por el mismo motivo, de que habiendo músicos, otros, con el instrumento más perfecto a su alcance no puede sacar de él ni una nota.

Los más serios proclamarán su adhesión, no solamente a la pura Astronomía, sino también a la Astrología que ha sido tan ensalzada; sin embargo, en ningún caso querrán aceptar una profecía. Estos son los partidarios de la Astrobiología experimental, enemigos de la Astrología deductiva, que es sin embargo la más interesante.

Verdad es reconocer que la intuición es lo que no pueden ellos comprender por no tener suficientes datos filosóficos.


El término intuición, así como cualquier término del lenguaje humano, tiene el inconveniente de empobrecer y de formar singularmente la realidad que representa, y para designar un concepto nuevo, a pesar de definir estrictamente el sentido, y delimitar rigurosamente su uso, siempre produce una especie de resonancia de los significados o de las antiguas acepciones de la palabra, y la inmensa mayoría de los hombres, cediendo a la pendiente natural de la inteligencia y de la actividad humana, muy pronto reduce la cosa al término, y el término mismo a su común significado. Es también verdad que la inmensa mayoría de los hombres piensa más por idea “confeccionada” que por idea estudiada.

Así Bergson tuvo que escoger una palabra para calificar esta exigencia del esfuerzo intelectual y se ha definido la doctrina bergsoniana como “intuicionista”. Desde entonces, se ha admirado o criticado ese “intuicionismo”, sin preocuparse exactamente de lo que Bergson quiso decir con esta palabra.

El sentido de un término se define casi siempre por el uso que se hace de él, lo mismo que el alcance de un método se manifiesta, no en la definición que se le da sino en las aplicaciones que se le hacen. Es por lo tanto contrario a todas las reglas de la lógica y la razón, efectuar un juicio sobre el método intuitivo sin antes haber estudiado las aplicaciones.

La mayoría define la intuición como un proceso místico, tal vez irracional y hasta antirracional y que escapa a todo control. Reducen entonces la intuición como a una cosa dependiente de esa palabra que la designa, y esta palabra es aún tomada por ellos en el sentido ordinario. La ven con un carácter de adivinanza instintiva, de presentimiento vago, y sobre todo carente de razón definida. Semejante interpretación está muy lejos de la mente del verdadero investigador.

Nosotros mismos estimamos que hay que tener en cuenta las expresiones de Bergson, pues en efecto, no se podría exigir a un filósofo que conozca todas las ciencias, ni poseer a fondo alguna aunque se especialice en ella, pues en nuestra época el problema del uso del tiempo es como la cuadratura del círculo. Pero es necesario que el filósofo sea capaz de asimilar las ciencias que le son indispensables para sus estudios, que se ponga al corriente a fin de poder seguir penetrando, llegado el caso, en sus correspondientes progresos. Y esto es imposible: Bergson lo demostró y se puede afirmar sin temor alguno. Este filósofo en su filosofía se demostró más científico que la mayoría de los sabios. La intuición no evita el trabajo intelectual: ella lo corona, acaba y perfecciona; es la capacidad del que sabe en el orden cualitativo. El diagnóstico del médico, por ejemplo, es una intuición obtenida lenta y laboriosamente, lo que prueba que la intuición no siempre precede ni evita la reflexión discursiva y el pensamiento analítico. La intuición, pues, se encuentra en estado natural en nuestros pensamientos y debemos prepararnos para ella por un lento y concienzudo análisis; familiarizarnos con todos los documentos que se refieran al objeto de nuestro estudio.

El conocimiento científico y preciso de los hechos, es la primordial condición de la intuición metafísica que penetra el principio.

No es ya en el sentido de “presentimiento” como hay que comprender la intuición, sino por la espontánea sensación, la comprensión inmediata del hecho consecutivo a nuestras investigaciones, el resultado rápido de la interpretación de nuestro conocimiento.

El término azar es demasiado fácil para hacerlo intervenir, pues una hipótesis no puede armonizar con la magnífica ley que dice que no hay efectos sin causas ni causas sin efectos.


EL GRAN ARCANO



En nuestras discusiones filosóficas nocturnas tratamos a menudo, bien sea de los grandes símbolos de este mundo, o de comentarios sobre los Textos sagrados, y para decirlo todo, los dos forman parte de la misma enseñanza: la Iniciación.

Uno de los emblemas esotéricos que, como los mandalas tibetanos, las gráficas egipcias y mayas, las pinturas asirias o las inscripciones templarias, es objeto de variadas enseñanzas en los Colegios Iniciáticos de la Gran Fraternidad Universal

A título de ejemplo, damos en resumen el curso de una de estas noches: se trata de una inscripción, conocida por los ocultistas bajo el nombre de Signo del Gran Arcano (ver figura).

Notamos un gran círculo que representa la protección mágica tradicional, que también es el conocimiento secreto que se denomina Corona Eclesiástica. La cruz de los elementos está representada dos veces (lo que está arriba es como lo de abajo), y el horizonte está muy bien delimitado: macrocosmo y microcosmo. La parte sombría demuestra nuestro universo más material, mientras no se alcance el Trono de Justicia, que es el grado al cual llega el adepto cuando puede escapar a las influencias habituales. Las líneas medianas forman la X, si se prefiere, la Cruz de San Andrés, la letra Khi, inicial de las palabras Kone, Krusos y Kronos: el oro, el crisol y el tiempo, lo que es lo triple desconocido de la Gran Obra Hermética; la Cruz de San Andrés es el jeroglífico de las radiaciones luminosas, emanadas de un centro único, reducido a su más mínima expresión. Las dos serpientes corresponden al activo y al pasivo, al solve y coagula, a la diseminación y a la condensación, al pingala-ida (análisis-intuición), a los dos grandes principios de los luminares, a la fuerzas del día y de la noche. La espada es la vara de que habla la Biblia (en el capítulo del Éxodo, que constituye, sobre todo, la representación de Kundalini, y en cada intersección están representados los chakras (plexos, o centros neurofluídicos). Sobre el gran círculo, las cúspides marcan las cuatro estrellas reales: Aldebarán (Ojo del Toro), Régulo (el Corazón del León), Antares (el Corazón del Escorpión), y Fomalhaut (la Boca del Pez Austral), así como también las cuatro direcciones: Ascendente, Nadir, Angulo Occidental y Cenit.

El mecanismo del G:.A:. es sumamente esotérico, a tal punto, que algunas logias, considerándolo como su emblema, no conocen de él sino un sentido relativo.

A pesar de los deseos de la Orden, de aclarar todos los símbolos, en esta divulgación no les es permitido aclarar a fondo el misterio, por un motivo que conocen los Iniciados, y por la noche razón de que el profano no podría comprender ciertas explicaciones sin antes haber profundizado el sentido: demasiado luz es perjudicial.

Sea como fuere, no continuamos en el terreno del esoterismo, que sería sencillamente, seguir a la letra la información dada en los capítulos indicados sobre dicho símbolo (Éxodo, Nehemías, Daniel).

El centro, o plexo No. 1, simbolizado por la mano que sostiene el puño de la espada, es el estado de la materia, en donde hay que comprender la necesidad de una transformación, es en cierto modo el estado del que ha aceptado “ser adepto”, pero que no está considerado como grado Iniciático15; la transmutación está clara en la Biblia, en el Capítulo 4 del Éxodo; la vara está representada aquí por la espada, que simboliza también los nadis,16 con los cuales se produce la iluminación de Kundalini.

Cuando el adepto ha comprendido la parábola de la transmutación de la serpiente, caracterizada por esta mano que sujeta la vara, se eleva por encima de la materia, pero esto no le confiere ningún grado, es decir, no se trata de hecho sino de un estado preparatorio al primer grado Iniciático que requiere, necesariamente, los conocimientos preliminares: astrología, yoga.17

Con la ayuda de estos conocimientos, y habiendo vislumbrado el primer misterio, el adepto, al perfeccionarse, debe alcanzar el segundo peldaño, la custodia de la espada, el punto de encuentro de las dos colas de esta serpiente. La inscripción: “Directo” (ver figura) hace entrever el sentido verdadero de este grado. El discípulo está ahora vinculado estrechamente a las cosas, va a comprender la importancia de la religión y de la magia, va a comprender, por fin, el primer sendero que tiene que recorrer.

En el tercer grado, correspondiente al plexo Solar, el investigador toma poder sobre los elementos, rige ya ciertas circunstancias, y en el cuarto grado el Iniciado los domina: la línea mediana (Trono de Justicia) domina al Zodíaco. La parte sombría de la gráfica demuestra que a pesar de la elevación, el candidato no ha tratado más que con la materia, sobre un plano terrestre, en un dominio visible; ahora escapa completamente a las influencias habituales, penetra en las capas superiores, siempre por dos vías, intuitiva-razonada. El contacto con la armonía celeste previene que el Iniciado se ha convertido en verdadero Maestro, uniéndose con las fuerzas cósmicas, uniéndose al Universo, haciendo un todo con los elementos.

Antes de llegar al quinto grado (punto de intersección de la Cruz Superior) la letra hebraica aleph caracteriza al hombre en el sentido de Hijo de Dios (se puede inscribir allí la estrella de cinco puntas). El célebre axioma: SABER, QUERER, OSAR, CALLAR, se identifica con cuatro chakras, que simbolizan perfectamente cada uno de estos vocablos del enigma de la Esfinge.

Habiendo penetrado en la Corona Eclesiástica, el discípulo ya sabe, pues ha realizado el plexo sagrado, peldaño gobernado por Saturno, que es precisamente el planeta del Saber, lo cual denota una suma de conocimiento. Ha sido menester Querer, para el investigador que alcanzó el tercer grado, que es el plexo solar, y que demanda toda la concentración de las fuerzas; es mediante este chakra que se desarrolla la voluntad. En el centro de la figura (4o. grado), en cierto modo el plexo cardiaco, el adepto debe OSAR, porque deja las esferas terrestres, y, socialmente hablando, el plano humano; se sabe que el término Osar corresponde a la constelación de Leo, y aquellos que están al corriente de los arcanos astrológicos conocen la estrecha vinculación de este signo con el plexo cardíaco. El centro de la cruz superior (el 5o. grado), corresponde al último vocablo, que se identifica con el signo del Escorpión. En los chakras es el plexo faríngeo, y, en astro-biología, este centro es el de la glándula tiroides; es Mercurio que tiene la palabra, que gobierna el medio de expresión oral, y es justamente aquí donde se aplica el término: Callarse.

Por otra parte, todo esto no está en zonas precisas, pero debemos dar explicaciones por medio de palabras, y sabemos que las palabras son pobres en presencia del Gran Conocimiento. Las cifras dadas no son más que una apariencia relativa de grados, de medios de control para los profanos, aunque de hecho no son sino manifestaciones, y la enumeración, en su propio sentido, no puede efectuarse sino entre Iniciados.

A fin de realizar completamente el sentido esotérico del Escorpión, (que está representado en ocultismo por un águila), el Iniciado atraviesa una zona que está en constante transformación, marcada sobre la gráfica por la deformación voluntaria del leve tradicional.18 Es, entonces, el 6o. Grado (la salida del Zodíaco), denominado en el hinduismo como abertura de Brahma; la iluminación es completa por las dos grandes vías, meditativa y razonada. Con la ayuda de la contemplación y de la ciencia, el Maestro es elevado al grado superior de las posibilidades humanas; él está además, de antemano, en conexión con las esferas etéricas, y, generalmente, su físico lo deja suponer, lleva las marcas, y su rostro deja transparentar la manifestación del estado al cual él pertenece.

Carece sin embargo de otras condiciones para subir más, pero que no son de este mundo. Estas manifestaciones superiores se describen en el simbolismo del lotus secreto (casa sin apoyo, llama irradiante, etc.); en la gráfica que nos ocupa, la flor de lis separada del resto del símbolo, caracteriza este grado sublime de tres unidades, que es la última expresión antes de alcanzar el Substratum Divino, simbolizado asimismo en el Gran Arcano por el punto superior, el 7o. Este grado es en la Iniciación Secreta el que corresponde a los Maestres y Grandes Instructores de la Humanidad, a los Patriarcas y a los Enviados de los Planos Crísticos, Búdicos, etc., son las Encarnaciones Divinas: Avatares, Oints, Bodhisattvas, Mensajeros, etc.

Evidentemente, este símbolo es todavía mucho más completo; pero como hemos dicho no se trata aquí sino de algunas explicaciones superficiales con el objeto de no revelar el secreto del Arcano.

Durante las clases en el Colegio Iniciático se penetra más en el esoterismo, según el grado de los alumnos que allí asisten porque la Iniciación es naturalmente gradual y cada uno recibe lo que puede recibir, pero muchas enseñanzas no se pueden dar sino de labio a oído... y directamente de Maestro a Discípulo...

Venimos exponiendo algunos cursos dados en nuestros centros, tratando de enseñanzas diferentes, a fin de hacer entender que pueden encontrar la vía que les conviene mejor lo cual dependerá de la cultura y de su superación tanto intelectual como espiritual, aunque tengan asimiladas bastantes nociones sobres distintas instrucciones. Ahora bien, estos cursos precitados no se dirigen a las personas que carecen de una formación filosófica y espiritual. Es cuestión de términos y de ideas, que necesitan de cultura intelectual sólida. No obstante, esto es un mediano ejemplo, una instrucción de orden general, que se brinda de inmediato y en primer término, a aquellos que están interesados en todo nuestro programa, pero que se encuentran sorprendidos, al principio, por la complejidad de los asuntos tratados. Por otra parte, para lo adeptos que vengan con conocimientos particularmente profundizados, el Maestro reserva una enseñanza más avanzada, y más especializada.

Estos cuatro artículos que exponemos a continuación someramente, son comentados con amplitud en nuestros Colegios Iniciáticos donde estudiamos más profundamente las razones esotéricas de estos símbolos y en general del simbolismo y su significación en leyes universales y divinas.

Lo hemos insertado aquí, como repetidas veces en la prensa internacional, para dar a pensar que existen en la vida muchas más cosas que las que aparecen en el público profano. Nuestra existencia profana nos ha impuesto una dimensión de experiencias a las que nos acostumbramos de tal modo, que pasamos inadvertido adentrarnos luminosamente en horizontes de posibilidades superiores, de líneas más y más amplias de conducta verdaderamente elevada, de visualización del simbolismo que acompaña todas las cosas y, naturalmente, se hace necesario familiarizarnos con la expresión tradicional que, desde la noche de los tiempos revela tanto para el docto como para el ignorante las claves del conjunto de leyes que rigen al hombre y al universo infinito. A pesar de las deformaciones que han surgido por el uso profano que se les ha dado, conservan su motivo intacto, y es posible actualizarlas tanto en forma de una nueva civilización para nuestros tiempos modernos, como para aplicarlas individualmente a cada caso.

La vida profana es aquella que ignora la expresión superior de la existencia así como los métodos sublimes de transmutación hacia arriba como hacia abajo. Acrecentar la conciencia, por lo tanto, es una preocupación de nuestros estudios.


LA MAGIA EN EL SIGLO XX

Como los esclarecimientos sobre prácticas de Magia no son cosa nueva, queremos hablar de datos concretos, de explicaciones serias, de hechos expuestos por la ciencia denominada oficial, de pruebas dadas por doctos sabios.

Si mediante las doctrinas secretas entramos en el dominio esotérico, a pesar de todas las grandes teorías, nos tropezamos con el escepticismo de la horrenda congregación de mecano-materialistas. Con todo, hay que reconocer que nos rodean fuerzas misteriosas, y que a duras penas podemos dar una explicación de física pura... Tengamos pues el valor de confesar nuestra impotencia o mejor: nuestra debilidad, ante el Gran Todo.

Si conserváramos todavía la totalidad de las obras destruidas durante las guerras de la antigüedad, tendríamos una magnífica fuente de documentación. ¡Cuánta enseñanza se perdió con estos saqueos de las grandes bibliotecas! Aunque no fuese solo sino la de Alejandría... 19 Aquí y allá quedan algunos objetos: manuscritos, como por ejemplo la colección de papiros egipcios en Leiden, Holanda, que no van más allá del siglo III, y cuyo número 75, que lleva huellas de uso diario, está consagrado a ceremonias de Magia y al efecto taumatúrgico por intermedio del amor místico.

A pesar de los escritos que han podido perpetuarse a través de los siglos, únicamente la enseñanza verbal ha quedado como el verdadero vehículo de instrucción, y los “pergaminos”, las “claves” y las “oraciones”, no son más que puntos de referencia para la vida Iniciática. En todas las sectas, además de sus ritos o de sus manuales de dogmas que contienen cuadros, sellos, fórmulas que representan únicamente concordancias, proceden los Maestros a la Iniciación de los adeptos.

El simple brujo de campo procede también él mismo a la “transmisión de poder” sobre su lecho de muerte...




Última edición por Admin el Vie Feb 25, 2011 3:45 pm, editado 2 veces

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Vie Feb 25, 2011 3:16 pm

UN CENTRO MAGICO:
LAS PIEDRAS DRUIDICAS


Para obtener la Iniciación, es decir, adquiere el título de Druida, en aquella época había que demostrar sus posibilidades por medio del mérito y el estudio. Geógrafos, poetas, historiadores, filósofos, han dado las informaciones sobre la organización del Druidismo.20

Hay que saber que según la comprensión de los galos, existían distintas formas de cultos, tal como en nuestros días las religiones tienen su exoterismo o dogmas, que enseñan a las masas, y un esoterismo reservado únicamente a los Iniciados. Es por ello que muchas veces se confundió a los semidioses del culto popular con el culto del Espíritu Divino, reservado sólo a algunos Iniciados (Druidas Verdaderos), quienes no admitían que Dios en su Infinita Grandeza fuese representado por imágenes o encerrado entre paredes; es por esto que la misma naturaleza servía de santuario. Hay que fijarse que los dólmenes son piedras brutas, no elaboradas, y por consiguiente, no manchadas por la mano del hombre; la encina era considerada por los druidas como el árbol sagrado, y el mismo título daban al muérdago, que les servía de emblema. A menudo se confunden las alineaciones de piedras druídicas con cementerios antiguos, cuando en verdad se trata de alineaciones circulares que forman puntos mágicos.

Ciertamente que el culto de los muertos estaba muy en boga entre los celtas (llamados galli por los romanos y después llamados gaulois, o sea los primeros franceses) de lo cual nos dan una idea los monumentos megalíticos (que significa en griego gran piedra) de Carnac (donde había más de 15.000 monolitos todavía en el siglo XVI, antes de ser utilizados como material de construcción, quedando actualmente no más de 2.000) así como también la alineación de los menhires que parte de Locmariaquer hasta Erdeven, las 145 piedras en la punta extrema de Escocia (Islas Orcadas y Shetland), las 144 piedras de Stonehenge en Cambie, y las 67 piedras en el Donegal (Irlanda), que son tantas indicaciones acerca de la creencia de entonces, en el sentido de que había que colocar los muertos cerca del mar, pero con el fin de que sus almas pudiesen levantarse con más facilidad.

Es curioso que los espiritistas han creído ver en estas piedras "mesas que hablan".

Lo cierto es que el poder de los druidas se encontraba en el magnetismo y en el hipnotismo; de allí el nombre de magos, que Plinio ya les daba.

El radio de acción del psiquismo superior puede extenderse hasta los finales del Cosmos. Si bien no hay nada que localizar, y si nada aparece a nuestros sentidos físicos, de todas maneras hay que comprender esta aseveración de la Doctrina Secreta: “El espacio interestelar contiene, invisibles para nosotros, globos celestes en los éteres”. Aun sin comprender el problema de la pluralidad de los mundos, es útil concebir que el cosmos está poblado de seres que viven en cuerpos psíquicos inimaginables para nosotros. Toda la fuerza del mago reside en captar estas partículas, y, entonces, puede emplear todo su poder en el bien o en el mal.

Con las teorías de las ondas vibratorias y los fenómenos electromagnéticos, tenemos una vaga idea de los fluidos que nos rodean. Por otra parte, nadie ignora ya la influencia de la música, de la palabra, de los colores, de los perfumes, y de los alimentos, sobre la psiquis, debido a la correlación de los éteres, en la transformación de las energías físicas en energías psíquicas.

Existe en los alrededores de París un sitio conocido del público como simple lugar de paseo cuando en realidad es un punto estratégico de Magia. La disposición circular, la posición de los elementos, su orientación, son pruebas de la autenticidad del lugar; lo mismo sucedía con las iglesias donde los constructores escogían el lugar propicio, muchas veces sobre antiguos templos dedicados a cualquier divinidad, en los cuales los ordenadores habían reconocido el magnetismo que se desprendía del lugar. (Nuestra Señora de París está construida sobre una antigua capilla de los Templarios, a su vez edificada sobre un punto magnético. La catedral de México se edificó sobre el templo azteca que era a su vez un santuario de iniciación del colegio de Calmecac). Las piedras del Bosque de Meudon, cerca de París, son el testimonio de las ceremonias que han sucedido hace muchos lustros.

Junto a una encina del bosque y en orden perfecto están dispuestos menhires y dólmenes, cuyo sentido los cabalistas comprenden inmediatamente. El paisaje y el ambiente no parecen de un sitio tan cercano a la capital. A distancia de una "dreve", en medio de un bosquecillo, se presenta un conjunto de piedras que hacen pensar en los tiempos prehistóricos.



En el centro, una piedra que todavía lleva las largas huellas del fuego, un poco ennegrecidas, que indica el roce de un sílex, es el altar. Al norte, el menhir que representa la mesa y, luego, siguiendo la circunferencia hacia el este, las piedras continúan por orden disminuyendo de tamaño. Un primer dolmen de base que hace juego con otro, encuadra la piedra del comando, colocada frente a la gran encina. Al sur, dos dólmenes que son las piedras de equilibrio, más pequeñas que las anteriores. Al final, en el oeste, la entidad vegetal encargada de recibir los choques (es la encina que simboliza el triángulo de las apariciones, muy conocida de los magos). Este árbol está unido al menhir por una hilera de piedras pequeñas, y se encuentra rodeado también de un semicírculo formado por guijarros, dirigidos hacia el interior de la gran circunferencia del conjunto.

Además del ritual de sus ceremonias, los druidas se encontraban en un ambiente especial.

La disposición de las piedras en el Bosque de Meudon presenta numerosos símbolos. La imagen lunar se destaca claramente, como estado en su primera

fase de luna creciente, fuerza en acción. El eje, C-B, de la piedra de comando a la encina, marca la separación de los 2 mundos. La fuerza del menhir está aumentada 10 veces por el poder de proyección, dada su perpendicular, A, al eje B-C (puntos cardinales oeste-este), y descansando con sus antenas sobre E y E', que son las piedras de equilibrio.


Simbolismo

La estrella, formada por estos elementos principales, es típicamente el paradigma microscópico, que resume la acción del hombre en el Macrocosmo.

Se conoce la importancia del péntaclo en el ceremonial teúrgico. Hay que anotar aquí que el pentagrama formado no está invertido, lo que indicaría pasividad, signo de que la punta está hacia arriba (norte); el hombre actuando sobre la materia. Este pentagrama con la punta hacia arriba es un símbolo de acción, como el signo de unión de los discípulos de Pitágoras, que representa a un hombre con los brazos en cruz, al contrario del pentagrama invertido con las 2 puntas hacia arriba, símbolo pasivo, que representa una "cabeza de chivo", principio de negación.



La piedra de comando corresponde a Júpiter, el Gran Señor del Cielo, el que forja los jefes. La encina es simbolizada por Venus que efectúa la unión entre los mundos. (Es el astro similar a la Afrodita de los Griegos). El Sol, materializado por el menhir, es el punto de partida del sistema. Marte (el Eso de los galos), astro que crea la división, la piedra del ara, es el dolmen D (primera piedra de base). Saturno, inherente al maleficio, es el 2o. dolmen de base, D, formando así la pareja de la santificación. Las dos piedras de equilibrio, E y E', son caracterizadas por Mercurio, el intelecto, y por la Luna, la intuición, asimismo por el razonamiento y el impulso, en el equilibrio de la mesa de expresión del menhir.



Notablemente dispuestos en un orden perfecto, los planetas, siguiendo la evolución normal, trazan una estrella de 7 puntas. Partiendo del Sol, domingo, sigue una rama hasta la Luna, lunes, para concentrarse en Marte, martes, siguiendo con Mercurio, miércoles, tendremos a Júpiter, jueves, luego a Venus, viernes, y Saturno para el sábado, y volver al Sol, dibujando así la Estrella de los Magos.

El hombre procede sobre la materia según 7 modos distintos; por eso los elementos del bosque de Meudon son en número de 7. No es solamente en las religiones o en las filosofías herméticas que este número está considerado como un símbolo. El septenario graba las concepciones humanas: los 7 días de la semana, las 7 notas de la escala musical, los 7 colores del espectro luminoso, los 7 estados de la materia, y, hasta los 7 pecados capitales, además de las 7 cadenas evolutivas, las 7 humanidades, los 7 reinos de la naturaleza, los 7 éteres diferenciados, los 7 sentidos físicos para desarrollar... etc.; hay fases lunares en múltiplos de 7 días, la renovación celular de los tejidos cada 7 años, como lo reconoce la ciencia de hoy, y asimismo el cerebro del niño formado a los 7 años.



Igualmente, la manifestación de los Mundos en 7 planos: Divino, Monádico, Espiritual, Afectivo, Mental, Astral y Físico. El “mens agitat molem” (el espíritu mueve la materia), según 7 modos: Solar, Lunar, Mercurial, Venusino, Marciano, Jupiteriano, Saturniano. Todo esto es, precisamente, lo que representa la concordancia planetaria de las 7 puntas de la Estrella formada por los monumentos megalíticos de los alrededores de París.

No se trata aquí de coincidencias, como tampoco el caso de la disposición de elementos que componen un aparato de radio, que bien pudo haber sido calificado de mágico hace algunos años.

¿Qué son nuestros físicos modernos sino brujos?

Si los términos han cambiado, ¿por qué disgustarse por estos vocablos? No existiendo ya la alquimia, ¿no es la brujería una hiperquímica? Donde muere la física, la magia comienza.

No hay nada sobrenatural...Existe lo supranormal, cuando hablemos de fluidos, vibraciones, rayos, lo cual no se puede ya negar, como se podía hacer dos o tres siglos antes. Estamos en la aurora de una Nueva Era, donde el saber antiguo vuelve a tomar su puesto. Ojalá puedan los hombres, con su espíritu abierto, ayudar a los investigadores serios a volver a conquistar las riquezas espirituales de otrora.


LA ERA ATOMICA
VISTA POR LA ASTROLOGIA


Nil novi sub Sole

(no hay nada nuevo bajo el sol)



Desde las primeras edades, el hombre ha elevado sus ojos hacia la bóveda celeste, donde los millares de estrellas han debido intrigarle. (Sabemos actualmente que existen miles de millones de ellas, de las cuales al rededor de 6.000 son visibles sin aparatos).

Cómo no extasiarse cuando uno se inclina ante estos problemas apasionantes, al encontrar tantos paralelos que nos hacen comprender la homogeneidad del Gran Todo: Macrocosmo y Microcosmo estrechamente ligados.

Ya el Dr. Lavezzeri ha hecho notar las curiosas relaciones que existen entre la Astronomía y la vida humana.

Las 72 pulsaciones del hombre corresponden a los 72 años que el Sol requiere para retrogradar un grado a través del cielo, es decir que el corazón late 4 veces cuando respiramos una vez, y el número de respiraciones es de 18 por minuto, lo cual guarda relación con las 4 estaciones y los 18 años de nutación del eje terrestre bajo la influencia de la Luna.

Las 25.920 respiraciones cada 24 horas, hacen pensar en el número de años del famoso gran ciclo, al final del cual las constelaciones habrán completado la vuelta Zodiacal por precesión equinoccial. Es así como en 25.920 años, divididos entre los 12 signos, resultan las grandes eras precesionales de 2.160 años por signo, que el Sol va a recorrer.

El lapso de 4.320 a 2.160 años de nuestra Era corresponde al Ciclo del Toro, que simbolizó al Egipto, a la Caldea y que las religiones mencionaron con sus emblemas en Creta, Asiria, etc.

Después apareció la Era de Aries, que transformó la religión: Moisés prohibió a los hebreos adorar al Becerro de Oro, y disminuyeron los adeptos del Buey Apis. La Era Cristiana comenzó cuando el Sol penetraba el 21 de marzo del año 1 en el siguiente signo de Piscis, lo que correspondió a una transformación de los conceptos. Los primeros cristianos se reconocían dibujando un pez y Jesús aludió muchas veces a este emblema.

Naturalmente, aunque la sustitución del simbolismo no ocurre repentinamente, hay que notar que los grandes ciclos precesionales han marcado la historia de los pueblos. Todo el mundo sabe que el final del invierno se interpenetra con el comienzo de la primavera y que el verano se prolonga muchas veces en el otoño; el hecho de un paso a otro signo, no implica un cambio brusco, la renovación puede hacerse “en crescendo”, pues todas las grandes civilizaciones han sido caracterizadas según este movimiento precesional.

Todo lo cual nos anuncia ahora que nos aproximamos a la Edad de Oro... La Era del Aquarius en la cual entramos, debe efectivamente marcar un Nuevo Ciclo, y un renacimiento del bienestar, un período de Paz, una época de bella fraternidad.

Muchos son los que se basan para anunciar esta Nueva Era en el descubrimiento de la energía atómica... Los observadores del Cielo destacan el nombre del planeta Urano que se caracteriza precisamente en la tradición astrológica por los acontecimientos violentos, y que además gobierna la constelación del Aquarius.

Naturalmente muchos investigadores se han atemorizado ante las posibilidades destructivas, y se preguntan: ¿es posible que el descubrimiento atómico pueda afectar en algo la influencia astral? Verdaderamente NO... pues no hay que olvidar que este descubrimiento ya estaba determinado en el poema luminoso que los hombres fueron incapaces de descubrir...

En él, Mercurio representa a la inteligencia, simboliza la ciencia, y Urano, que caracteriza los acontecimientos bruscos, implica una fuerza desencadenada; la unión de estos dos astros en el signo de los Gemelos en junio de 1945, debió coincidir con la penetración de ese secreto, pero los hombres fueron incompetentes para leer este anuncio en el Cielo. Ya en la interpretación tradicional, la conjunción Mercurio-Urano, tiene como consecuencia la actividad intelectual, facilita las iniciativas nuevas y osadas... Y para los que están un poco al corriente de los misterios astrológicos, es fácil de comprender la magnitud que esto alcanza en nuestro siglo, ya que Mercurio estaba en los Gemelos (su domicilio propio) con Urano, que se encontraba igualmente en su ambiente, y ese signo es de concursos evolutivos en el dominio del elemento Aire.

Por otra parte no podemos tener la pretensión de haber “inventado” el átomo. No sabremos nunca hasta qué punto los antiguos conocían las transformaciones.

Berthelot ya decía: “La concepción racional pretende comprenderlo todo y alcanzarlo todo, se esfuerza en dar a todo una explicación positiva y lógica y extiende su fatal determinismo hasta el mundo moral...”

Por ejemplo, este célebre sabio se inclinó mucho tiempo hacia el problema de la Alquimia, anotó una multitud de sustancias congéneres de los metales, y ha hecho mención de piedras preciosas egipcias (tales como el Chenem: rubí, piedra roja o vidrio rojo; Nesem: sustancia blanca clara; Tehem: topacio, jaspe amarillo, esmalte o vidrio amarillo, copto de azufre; Hertes: cuarzo lechoso, color blanco, que puede ser también estuco, esmalte blanco y otros cuerpos que equivalen al “Titanos”, palabra griega que significa sal). Sin embargo, estas sustancias que clasificaríamos hoy al lado del mafek y del chesbet, no figuraban en Egipto, lo que manifiesta aún más la diversidad de las concepciones de los antiguos, comparadas con las nuestras. Las analogías que han presidido a la construcción de semejantes clasificaciones son difíciles de encontrar hoy en día, aunque el empleo de signos y de palabras siempre ha existido en química. Por ejemplo, aquellos que leerán dentro de algunos siglos la palabra genéricamente éter aplicada indistintamente a cuerpos tan diferentes como el éter ordinario, el blanco de ballena, los aceites, la nitroglicerina, la pólvora-algodón, el azúcar de caña, etc., sin haber conocido las teorías que engloban a diferentes cuerpos bajo la misma definición de una función común, seguramente se encontrarán un poco perplejos...

En lo que concierne a la afinidad entre los planetas y los metales, estas relaciones se encuentran expuestas con más precisión en el comentario de Proclus sobre el Timeo. Se lee en dicho comentario: “El oro natural (lo que quizás da a sobrentender su conocimiento del oro artificial) y la plata y cada uno de los metales, así como cualquier otra sustancia, están engendrados en la tierra bajo la influencia de las divinidades celestes y sus efluvios. El Sol produce el oro, la Luna la plata, Marte el hierro, Saturno el plomo, etc...”

Admitiendo que nos llegasen documentos de antiguas civilizaciones, quizá podríamos encontrar, bajo vocablos criptográficos, teorías de las cuales creemos ser los inventores.

Sea lo que fuere, el átomo, sistema solar en lo infinitamente pequeño con su núcleo central (el Sol), y sus electrones (Planetas) satélites girando siempre alrededor del protón, está siempre dentro del cuadro de la unidad de la Materia (Símbolo de Ouroboros, serpiente que se muerde la cola). Eterna semejanza en todo, donde siempre es inevitable volver a empezar; todo es uno, y no hay nada nuevo bajo el Sol.

Todavía más, sería una pretensión creer que el hombre es capaz de poner trabas a la marcha del tiempo. El orgullo humano no tiene límites, pero su libre-albedrío está felizmente determinado en parte, y las Grandes Directivas no pueden venir sino de arriba. Por ello, a través de los siglos, se nos ha abierto un Gran Libro: la bóveda estrellada. Y es únicamente la Astrología lo que puede conducirnos hacia allí para revelarnos en parte los Grandes Misterios.




Última edición por Admin el Vie Feb 25, 2011 4:02 pm, editado 1 vez

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Vie Feb 25, 2011 3:18 pm

Los Misterios del Sello de Salomón

La Estrella de David está formada por dos triángulos equiláteros entrelazados, lo cual es la representación de los dos mundos: MACROCOSMO Y MICROCOSMO regidos por el Ternario. Es el modo neutro de expresar el conocimiento.

La Ciencia Secreta nos enseña que las cifras inscritas en las puntas de esta Estrella, informan sobre una multitud de cuestiones ocultas. Tomando los números formados por estas distintas combinaciones se obtiene fechas históricas de la religión judaica o de las épocas preponderantes de la historia de los hijos de Israel.



El Número Mágico, en su orden normal es 142857 y tomando como primera cifra la de la punta superior, el significado hermético es:


1:
Principio universal.

4:
Los Elementos (Fuego, Aire, Agua y Tierra), manifestación del Principio Universal.

2:
La cifra de la división, pues los elementos son contrarios: el Agua se opone al Fuego.

8:
La multiplicación por división de las células (2 x 4). La materia de la cual el Ser se origina.

5:
La cifra del Hombre, representada por la estrella de cinco puntas.

7:
La Hoz, símbolo de la Muerte.



Si multiplicamos este número (142857) por 2, 3, 4, 5, 6, resultaría no solamente los números con las mismas cifras que los constituyen, sino colocadas siempre en el mismo orden perfecto.

142857 multiplicado por 2: 285714.

142857 multiplicado por 3: 428571.

142857 multiplicado por 4: 571428.

142857 multiplicado por 5: 714285.

142857 multiplicado por 6: 857142.


Excepción hecha de la multiplicación por 7 (Cifra de Muerte). 142857 multiplicado por 7: 999999. El número 9 es la cifra de la semilla, de la siembra, del renacimiento que requiere 9 meses.



Importante Señal del tema celeste prevista en los Textos Sagrados:

El Sello de Salomón en el Cielo, observado al comienzo del año 5714 del Calendario Hebreo

(8 al 12 de septiembre de 1953).


Concordancia Planetaria

Sabemos que en la Vida todo está relacionado: notas, colores, planetas, etc. Es pues interesante investigar acerca de los astros que pueden corresponder a las cifras inscritas en el Sello de Salomón:

1.
(En la cima de la figura). Representa a la Luna. Es Astarté o Astaroth, Diosa por excelencia del Cielo en los pueblos semíticos. Es Isis para los egipcios, Ischvari en la India, Istar para los asirio-babilónicos, Juno para los cartagineses.

4.
Corresponde a Mercurio, el Dios de la elocuencia, identificado con el Hermes griego, y que no hay que confundir con el THOT egipcio.

2.
Simbolizado por Marte, el astro guerrero que crea la división (El Eso de los Galos).

8.
Semejanza de Venus, la Afrodita de los Griegos.

5.
Júpiter; Zeus de la mitología griega, Baal de los fenicios, Bel de los babilonios; El Tao chino que es el sánscrito expresa como PALA.

7.
Será el planeta Saturno, inherente al maleficio.

La ausencia del Sol en este conjunto planetario, es explicable para los Iniciados como significación de la Fuerza Oculta.

Se explica así mismo, para la domificación platónica, siguiendo los símbolos planetarios por los días de la semana, que el dibujo formado en el centro de la figura alude al 33 en la señal talismánica de Agripa, número símbolo de Jesús muerto en sus 33 años; aún más las cifras de las cúspides traídas a las Llaves de la Cábala, dan explicaciones inconmensurables, pero este esoterismo es verdaderamente demasiado profundo para analizarlo aquí.

Si redactamos un Tema Astrológico para el 12 de septiembre de 1953, podremos observar muchas cosas interesantes. Este cielo marca el principio del año 5714 de la era judaica, y esta fecha no ha sido escogida al azar, ya que es un múltiplo del número denominado mágico... 142857 por 4: 571428.

Primera coincidencia: en el principio de ese año, la posición de los planetas guarda idéntica correspondencia con la inscripción planetaria del Sello de Salomón. Es decir, en el mapa celeste, redactado para esta fecha, los astros están en el mismo orden correspondiente que sigue cada cifra caracterizada por un planeta (comparar el orden planetario en las figuras).

Haciendo el Horóscopo encontramos en él toda la marca de una nueva era judaica.

Sin recurrir a un simbolismo demasiado amplio y tomando como base de interpretación la astrología tradicional, las configuraciones proporcionan muchos aspectos, no de evolución, sino de una transformación total en los Principios.

Entrar en más detalles no es posible en un texto de vulgarización. Únicamente puede emplearse el término Renacimiento, simplemente para significar que se trata de un punto de partida, de un gran estado para el pueblo de Israel.

En resumen, acontecimientos de gran importancia se acercan para los descendientes de Salomón; los aspectos astrológicos hacen pronosticar la constitución de un Estado judaico, con la llegada al poder de un jefe lleno de energía, en cierto modo el mesías esperado desde hace tanto tiempo por los hijos de Israel, pero en este caso en un plano mucho más humano, dado nuestro tiempo materialista.

El 15 de marzo de 1947, en el diario Previsions de París, habíamos expuesto nuestros puntos de vista sobre este apasionante problema, y concordaba no siempre con el anuncio de un mesías, sino con un plan más material, la llegada de un Rey judaico con la formación del Estado de Israel. Este problema hebreo es sumamente interesante, más ahora que Palestina está a la orden del día.

No tuvimos pues sorpresa alguna cuando en el mes de julio leímos en la gran prensa francesa un artículo relacionado con la “restauración de la Monarquía en Palestina”, bajo el título: “La corona del Rey de los Judíos es reclamada” y que representaba la fotografía de un niño de 4 años, cuyo padre, un tal Solnik, viejo vendedor de estampillas en París, actualmente en Jerusalem, reclama para su hijo descendiente directo del Rey David, el trono de Palestina vacante desde hace 3.000 años. El “futuro rey” (?) nació el 22 de junio de 1943, y esta fecha puede ser un símbolo cuando se piensa que la opuesta en el Zodíaco (25 de Diciembre), corresponde a la Navidad de Cristo quien fue negado como Mesías hace 2.000 años. (Ver la oposición de las 2 fechas en la figura.)

Ya el tema astrológico del joven Solnik puede representar posibilidades de elevación a un gran poder, aunque faltan los elementos básicos (hora de nacimiento que es indispensable para tener precisiones), pero lo que sobre todo atrajo nuestra atención fue el nombre. Aunque todavía le rehusamos una demasía de simbolismo anticientífico es pues, por espíritu de meditación para aquellos a quienes esto interesa, que damos nuestra opinión, sin pretensión alguna.



Ante todo hay que recordar los datos relativos al Sello de Salomón. Las cifras inscritas en las puntas de la Estrella forman un número mágico, en el sentido que multiplicado por 2, 3, 4, 5, 6, siempre da un número compuesto de estas mismas cifras y más aún en el mismo orden perfecto, según está dispuesto en el sello; excepto por 7 (cifra maléfica y de la muerte) donde el resultado es 999.999 (la siembra, volver a empezar, la gestación, los ciclos eternos). Estas cifras fácilmente concuerdan con los planetas (sería muy largo de repetir los detalles), comenzando por la Luna siempre dominante en el Cielo de los pueblos semíticos y que simboliza el número 1, luego el 4 por Mercurio, el 2 por Marte, que crea la división, 8 asimilado a Venus, 5 a Júpiter y, en fin, inherente al malefismo el 7 que es Saturno, Dios del tiempo y de la muerte. El Sol ausente de esta figura (la ausencia de luz), caracteriza el sentido oculto.

Habiendo notado que del resultado obtenido por la multiplicación del número en cuestión (142857), era siempre posible extraer una fecha importante en la historia judaica, hemos pensado buscar un presagio para el futuro en uno de estos números válidos. Por ejemplo, 142857 multiplicado por 4 es igual a 571428; en esta hipótesis el año 5714 de la era judaica, que corresponde a 1953 en nuestro calendario, debe darnos indicaciones sobre el porvenir. Después de haber redactado el mapa del cielo para septiembre de 1953 (principio del año 5714 del calendario hebraico), es notable encontrar los mismos planetas en el cielo en la misma disposición que simboliza la Estrella de Salomón, esto último por concordancias con las cifras, como lo hemos enumerado anteriormente.

Según la interpretación tradicional, estas posiciones planetarias permiten pronosticar la venida de un mesías, pero hay que comprenderlo en un plano mucho más humano, dada la época de conceptos materialistas: un jefe de estado, un profeta, mas trayendo también grandes modificaciones y que sabría reunir a todos los hijos de Israel, lo que vendría en cierto modo a apoyar las posibilidades de realización de estas profecías.

Volviendo a tomar el número 571428 (resultado del número mágico) dijimos que los planetas en el mapa celeste se correlacionan muy bien en el siguiente orden: Júpiter (5), Saturno (7), Luna (1), Mercurio (4), Marte (2), Venus (Cool. Hay que pensar pues en acoplar el nombre del joven descendiente de David con estas concordancias planetarias:


-S-
Shin en hebreo, que según Esdras significa la flecha, lo que es también el signo del Sagitario, que la astrología tradicional considera gobernado por Júpiter (nuestro primer planeta que simboliza la cifra 5).

-O-
el Iod, clave de la Cábala hebraica, el Ouroboros egipcio, marcando la unidad de la materia que corresponde a la serpiente Apophis, símbolo de las tinieblas y de su lucha contra el Sol; equivale así a Saturno, inherente a las luchas y a la muerte.

-L-
en hebreo Lamed, que corresponde al carácter de la Luna.

-N-
debe darnos a Mercurio; es el Nun cuyo significado usual es una fruta, el intelecto, simbolizado por este planeta.

-I-
pueden aplicarse a Marte, pues esta letra en la sucesión de las láminas de los Arcanos Mayores, es atribuida a Aries, domicilio del planeta Marte.

-K-
siendo la 19a. letra del alfabeto hebreo, se inscribe en criptografía alquímica con un círculo pequeño debajo del cual hay una cruz, lo que es el símbolo de Venus.



He aquí un nombre muy complicado que analizado así mediante correspondencias, permite cerrar el paralelismo, bien sea con números o planetas.

5
7
1
4
2
8

Júpiter
Saturno
Luna
Mercurio
Marte
Venus

S
O
L
N
I
K


Pero dejemos a los ocultistas el cuidado de proseguir en el problema, sin pretender hacer comentarios.


LA ATLÁNTIDA

"Escucha Sócrates, dice Critias, una historia

admirable y muy verídica, que contó Solón"



Así, Platón es el primero que oficialmente hace mención de un continente desaparecido. El texto del gran filósofo se resume como sigue:

“Escucha Sócrates, dice Critias, una historia admirable y muy verídica, que contó Solón, el primero entre los Siete Sabios. El la había contado muchas veces a mi abuelo Critias, el que a su vez me la contó en mi infancia, entre los acontecimientos sobrevenidos a nuestra patria. Acontecimientos notables, que los largos siglos transcurridos y las calamidades, por las que ha pasado el género humano, los ha hecho casi olvidar.”

“Citaba uno muy extraordinario que sobresalía entre los demás. Este suceso lo había sabido Solón por el padre de Saías del cual he aquí las palabras: “Antes del último diluvio tan destructor, vuestra villa, ¡Oh Solón! florecía ya rica y pudiente... Se cuenta que ha resistido, al mismo tiempo, muchas veces los ataques de las tropas de innumerables enemigos que partían de las orillas del Océano Atlántico, invadiendo casi al mismo tiempo Europa y Asia, pues por entonces nuestro mar era fácil de atravesar. A su entrada, en el rincón que ahora se llama “Columnas de Hércules”, había una porción de tierra mayor que la Lybia y el Asia juntas. De aquí se podía ir fácilmente a otras islas que estaban próximas, y por medio de éstas a las tierras que estaban al frente y vecinas al mar. Pero en esta rinconada había un puerto y un pequeño golfo. Esta extensión de agua era un verdadero mar y esta tierra un verdadero continente... Esto era Atlántida, donde reinaban príncipes de un poder formidable, que se extendía a toda la isla entera, sobre muchas islas y sobre la parte más grande del continente. Dominaban también hasta el otro lado de las tierras que al presente están en nuestro poder, pues por un lado habían conquistado esta tercera parte del mundo denominada Lybia, hasta cerca de Egipto, y por el otro lado, habían ocupado parte de la Europa al occidente del Mar Tirreno”.

Este pasaje del Timeo está claro en lo que concierne a un continente existente en este período, antes del diluvio, que se prolongaba desde las “Columnas de Hércules” (Estrecho de Gibraltar) hasta la otra parte de la travesía. Esto es importante porque viene a confirmar la teoría de los tantos diluvios sucesivos, de los cuales el último tuvo lugar 2.168 años antes de Cristo.

El texto continúa y trata de las guerras:

“inmediatamente después de un terrible terremoto se produjo un diluvio provocado por la lluvia torrencial continua de “un día y una noche”, abriéndose la tierra y tragándose a vuestros guerreros junto con los enemigos, y así Atlántida desapareció dentro de una vorágine. Esta es la razón por la que este mar no es tan navegable, pues el fango y el bajo fondo son infranqueables”.

“Tal es el resumen, Sócrates, que mi abuelo decía haber oído de Solón”.

Por el diálogo de Critias, venimos a saber que esta guerra tuvo lugar hace 9.000 años. Por algunas indicaciones, nosotros podemos llegar rápidamente a la conclusión de que el Mar Mediterráneo no tenía la misma longitud en esa época (fácil de atravesar, se decía) y de que existía un continente al que se podía llegar pasando por un rosario de islas.

El clima de Atlántida que era meridional, permitía obtener dos cosechas al año. Al norte sobresalían numerosas montañas, en tanto que la planicie donde estaba la capital de los Atlantes, descendía hasta el mar. Las señales son numerosas en referencia al continente perdido, pero no deseamos alargar la lista de detalles.

Desde Cabo Verde hasta Venezuela se extendía el continente que no se debe confundir con el que se hundió antes de Atlántida, y que unía al Senegal con el Brasil. El Desierto del Sahara es el vestigio de las aguas que separaban el Continente Atlante de sus Colonias (extendidas desde el Norte de África hasta el Egipto), o sea, que es el lecho saliente de un antiguo mar. Si examinamos la cadena que forman las Islas Azores, Madera, Canarias, y Cabo Verde, veremos que todas reposan sobre una base sedimentaria, probando que éstas constituyen los vestigios de un continente sumergido. La comparación de su flora y su fauna con la de América es sorprendente en similitud. Los moluscos hallados en las Islas son análogos a los fósiles de la Edad Terciaria en Europa, y más de 15 familias diferentes de ellos se han encontrado en las costas del Senegal, así como en las Antillas; es imposible que hayan sido arrastradas por una corriente submarina, pues la vida de los embriones habría estado en peligro.

El Popol Vuh (Libro Sagrado de la América Central) relata una inmigración de gente venida desde muy lejanas tierras del Oriente; es posible que ésta haya penetrado al continente por la vía terrestre, pasando de isla en isla, mientras que una segunda inmigración hubo de hacer rodeos para atravesar una parte del mar ya desbordado.

En resumen, todas las tradiciones que los relatos han hecho, dejan suponer cada vez más, la existencia de ese continente que científicamente viene a demostrarse en medio de una variedad de teorías.



Miremos a través de los tiempos para determinar mejor las Edades y para esto recurramos a las razas: dentro de cada tipo racial se encuentran tipos de razas espirituales, que marcan la verdadera evolución de las razas materiales.

Así, los tres hijos de Adán y Eva son los tipos espirituales que se suceden dentro de cada una de las cuatro razas, materialmente hablando.

Las razas se sucedieron así: blanca, amarilla, negra y roja (la raza verde no es sino la amarilla, que en su origen era color olivo). Estas aparecían en un continente particular, con su flora y su fauna especiales, lo mismo que su lengua y su propia tradición. Se dice que el fin de una raza se marca por el hundimiento de un continente, a fin de que surja otra nueva.

La raza blanca que fue la original, casi no ha dejado huella alguna. Se dice que esta raza primordial habitaba el Continente Boreal, el cual se hundió, surgiendo después el Austral. Pero esto es parte de una teoría que señala al hombre blanco como el primero, y nativo del Polo Norte, lugar donde habría aparecido la primera especie del género humano.

La raza amarilla habitaba un continente en el norte del Pacífico, de cuyo hundimiento resultaron las planicies del este del Continente Asiático, siendo las Aleutianas sus vestigios.

La raza negra proviene de la Lemuria, cuyos restos abarcan desde Nueva Zelandia hasta Madagascar. Fue la aparición de las planicies del África del Sur, después de ese hundimiento.

La raza roja (cobriza) se extendía sobre lo que es ahora el Océano Atlántico y de cuyo hundimiento ha nacido América, parte de la cual existía desde mucho tiempo atrás.

La duración de cada raza es más o menos unos 13.000 años (media ronda de una precesión equinoccial). Un Día para unos y una Noche para otros, marcan estos ciclos de 25.920 años (el Gran Año de Platón), tiempo que requiere nuestra estrella para retrogradar a su mismo ángulo de partida.

La Atlántida desapareció entonces un poco más de 11.000 años antes de nuestra Era. Los Atlantes eran los depositarios de las Tradiciones de los Patriarcas, transmitidas en la escritura Adámica. Dice la leyenda que habían llegado a un punto de conocimiento tal, imposible de imaginar, especialmente en la magia sonora, que en su ansia de condensar la fuerza solar no rehusaron, por orgullo, dejarse arrastrar por las terribles catástrofes que hicieron desaparecer sus tierras y aparecer el Continente Americano. Entre los que escaparon, algunos fueron a dar hasta sus colonias de África.

La raza roja o cobriza, que en gran parte había llegado a un alto grado de civilización, tenía colonias que se extendían hasta Etiopía, y se dice que la civilización egipcia proviene de ellos.

La inclinación del eje de la Tierra cambió la inclinación del Polo terrestre, orientado entonces hacia las Pléyades (Las Hijas de Atlas), constelación generalmente llamada “Las Atlántidas”, cercana a Vega.

La Xibaldaides, como se les llama a “Las Atlántidas”, son mencionadas muy a menudo en las tradiciones americanas referentes al cataclismo. Sin recurrir a la leyenda, los rezagados de la raza roja del continente Atlante, presentan características comunes con los de la América. La civilización egipcia es similar a la americana, tanto de México como del Perú o la América Central. Los etruscos, iberos, guanches, berberiscos, árabes, vascos y la gente del continente americano, presentan grandes afinidades que denotan origen y razas comunes.

Si los cataclismos, como diluvios y otras perturbaciones se producen en determinadas épocas, si las razas se suceden dentro de estas grandes perturbaciones, ¿cómo debemos esperar la transformación de la humanidad presente? Se habla seriamente en la India, de la próxima desaparición de Europa, porque deberá ser invadida por los mares, 60 años después de que sobrevengan los cambios en el lecho del Atlántico Oriental.

Todo el este del Atlántico es una región particularmente volcánica y la zona extrema oriental donde se encuentran las Islas Azores, Madera, Canarias y Cabo Verde, están siempre “en movimiento”.

En estudios microscópicos se han realizado asombrosas comprobaciones de similitud entre los trozos de roca elevados y los picos submarinos en forma de cuchillas, porque la erupción que origina el vómito de lava lo mismo se produce arriba de la superficie del océano como en el fondo de las aguas. La lava en el mar está expuesta a desintegraciones, después de 15.000 años más o menos.

Lo que es ahora el lecho del Atlántico debe de haber estado arriba del nivel del mar actual, hace menos de 15.000 años. Dentro de 23 (veintitrés) años21 ciertos picos serán elevados a más de 3.500 metros (dos millas y cuarto).

Así, concluimos que, sumando los 11.000 años de la desaparición de la Atlántida, a los 2.000 de la Era Cristiana, se completan los 13.000 años necesarios para otra desaparición racial, según lo manifiestan y confirman los ruidos subterráneos que emanan de la India.

Las diferencias de teorías convergen a la misma conclusión desde las grandes profecías, sean éstas de “mediums” derivadas de cálculos astrológicos, hasta lo indicado en las grandes Pirámides del Egipto: una nueva raza debe manifestare por las señales que deja prever su próximo advenimiento.

Se conoce la teoría de que si se aproximan todas las tierras formarían un continente circular cuyo centro sería “Jerusalem”... Tal como los Grandes Profetas hablan de la Nueva Jerusalem, ¡de un nuevo Centro del mundo!... ¡Una vez más la predicción de una inmensa catástrofe que cambiará la faz del globo, está claramente explicada...!

Resta saber cuáles son las tierras destinadas a desaparecer y así tomar la “previsiones para no ser devorados por las aguas” o simplemente, como lo anuncia Nostradamus: “entonces, los hombres morirán por el ruido del mar y sus torrentes...”

Mas, los Iniciados, como conocedores del destino causal de la Humanidad, son los que han de intervenir eficaz y justicieramente en este momento trascendental de nuestra Historia. La Gran Verdad, la Única, será dada a conocer sobre el haz del planeta, porque ellos se hacen presentes en cada recodo de la historia humana en este mundo, y son éstos en quienes debemos confiar, y así prepararnos para el Gran Juicio Final.



Última edición por Admin el Vie Feb 25, 2011 4:10 pm, editado 1 vez

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Vie Feb 25, 2011 3:20 pm


LOS TEMPLARIOS


Quisque Instructor

qui debitis et idoneitate

quae requiruntur


Entre las numerosas secciones pertenecientes a la Gran Fraternidad Universal (denominada siempre Fraternidad Blanca a causa de los Vestidos Blancos usados por todos sus miembros), hay un grupo que fue célebre en la historia del mundo: los Templarios.

Los Caballeros del Templo tenían al principio el nombre de Caballeros del Cristo, porque algunos de los compañeros de Godofredo de Bouillón, permanecieron cerca del Maestro Patriarca de Jerusalem y habían decidido consagrarse a la defensa de los penitentes que iban a los Santos Lugares y a la defensa del Santo Sepulcro.

Con Hugo de Payns se reunieron Godofredo Bisol, A. de Saint Agnan, Pagan de Montdidier, Gondemar, Rossal, Andre de Montbernard y Hugo Primero Conde de Champagne. Estos Caballeros Franceses fueron animados por el Patriarca, quien recibió de ellos la primera juramentación; era en 1118 y la comunidad quedó oficialmente formada.

Como el Rey de Jerusalem Balduino II (1131), les dio asilo en su palacio, cerca del sitio designado como el antiguo lugar del Templo de Salomón, estos Caballeros adoptaron el nombre de Templarios (Templarii).

El Papa Honorio III confirmó el reglamento de esta Orden que contenía 72 artículos y así tuvo lugar la fundación de los Fraters Millitae Templi.

El reglamento determina dar a los Caballeros una capa blanca con capucha que se otorga con un ritual especial, mientras que el Novicio está de rodillas y los Hermanos Mayores cantan el Salmo Ecce quam bonum y pronuncian la oración consagrada por el ritual de esta ceremonia de la investidura de la Orden (ver Apocalipsis, Cap. III, ver. 18; Cap. IV, ver. 4; Cap. VI, ver. II; Cap. VIII, ver. 13; Cap. XIX, ver. 14).22

La orden toma poco a poco importancia y ya en la primera reunión en Jerusalem hubo 300 Caballeros asistentes. Al Capítulo de París el 27 de abril del año 1147 los Hermanos asistieron en gran número porque la Casa del Templo era no solamente la Jefatura de la Orden de los Templarios en Francia, sino el Centro de toda la Orden. Esta casa fue fundada el año 1140 bajo el nombre de la “Villanueva del Templo”.

En 1291, los Templarios, últimos cristianos, defendiendo la causa de los Cruzados fueron vencidos en San Juan de Acre por los Sarracenos, y terminaron por evacuar el continente Asiático, refugiándose en la isla de Chipre.

De 1296 a 1304 la Orden fue mezclada en las desavenencias que reinaron entre el Papa Bonifacio VIII y Felipe el Hermoso. La muerte del Papa Bonifacio VIII, el 11 de octubre de 1303, puso fin a la querella.

El rey Felipe el Hermoso se hallaba en situación inquietante por falta de dinero, y solamente los Templarios fueron quienes accedieron a prestarle fuertes sumas; pero el rey fue poco escrupuloso para reembolsarlas, siendo ésta la causa por la cual se interesó en hacer desaparecer la renombrada Orden.

Este amo absoluto para la elección del nuevo Papa, escogió entre los prelados más ambiciosos, sabiendo que no se le objetaría ni se le rehusaría nada. Fue el Arzobispo de Burdeos en quien pensó Felipe el Hermoso: Bertrand du Got, amigo de la infancia y a quien se eligió Papa, el 5 de junio de 1305, bajo el nombre de Clemente V.

Felipe el Hermoso impuso al Papado la destrucción de la Orden la cual se facilitó por las dificultades que habían sufrido los Templarios en Oriente desde la segunda mitad del siglo XIII, en que tuvieron que volver a sus vastos dominios de Europa y principalmente a Francia, su patria.

En la casa de los Templarios en París el rey obtuvo asilo en 1306 cuando la multitud deseó matarle, lo que pareció avivar la cólera del rey contra la célebre Caballería, que él juró exterminar.

En 1298 murió el Venerable Monje Gaudini y un voto unánime de los Templarios había llevado a la jefatura como Gran Maestro a Jacques de Molay, quien se preparaba a recuperar los lugares perdidos por los Hermanos de la Caballería cuando el Papa lo llamó a Francia para concertar sobre la reunión de las Ordenes Templaria y Hospitalaria (fundada, la última en 1099, por G. Toxn), lo cual no tuvo éxito.

Los Templarios siguieron al Gran Maestro y se dispersaron entre las numerosas Comandancias que poseía la Orden en todos los países.



El Muy Venerable S. RaYNaud de la FerRlère, descendiente del segundo Gran Maestro de los Templarios terminando el retrato del Venerable Jacques de Molay, vigésimo segundo y último Gran Maestro Templario, martirizado durante cuatro año, a instancias de Bertrand du Got, Arzobispo de Burdeos (Clemente V), y que protestando su inocencia y la de su Orden murió en medio de las llamas en el atrio de la Catedral de Nuestra Señora de París, el 19 de marzo de 1313, mostrando una energía y una resignación digna de su virtud, después de haber rechazado la libertad que se le ofreció si hacia las revelaciones iniciáticas que se le exigían.

Los Templarios poseían 9.000 Comandancias en Europa; a fines del siglo XIII 15.000 caballeros pertenecían a Francia, y la Orden estaba distribuida en 17 provincias diseminadas en un gran número de lugares aislados.

“El crimen” de la Orden, descansaba sobre todo en su independencia, pues en sus reglamentos no reconocían más Superior que Dios.

Un día Felipe el Hermoso solicitó pertenecer a la Orden y no pudo obtenerlo, no obstante sus esfuerzos, pues, la Constitución de la Orden no era en ningún sentido política. Para vengarse de lo que él consideró una afrenta, a la vez que sentía el amor propio herido por haber sido salvado en 1306 cuando los Templarios pudieron haberle abandonado a su suerte y sin embargo le protegieron del furor popular que lo perseguía por el decreto del cambio inmediato del título de la moneda, Felipe el Hermoso decidió dar fin a los Templarios en el principio de Septiembre de 1307.

Desde su misma residencia en la Abadía de Saint Maclou de Pontoise, el rey dirigió cartas de su puño y letra a las provincias con orden de arrestar a todos los Templarios, el mismo día y a la hora del alba.

No obstante, la víspera de su arresto, el 12 de Octubre de 1307, Jacques de Molay, asiste en presencia del rey a los funerales de Catalina de Courtenay la nieta de Balduino II (1217-1272) Emperador de Constantinopla y segunda esposa de Carlos de Valois. Al día siguiente (13 de Octubre de 1307) el Gran Maestro, Jacques de Molay, fue arrestado en el Templo con 140 de sus Caballeros, en tanto que el mismo día Felipe el Hermoso se instalaba en un lugar adecuado para supervisar el inventario de los bienes de sus capturados.

El proceso comenzó inmediatamente con todos los horrores muy conocidos: falsas denuncias, confesiones arrancadas por la tortura, violencias, etc., prolongándose los tormentos durante cuatro años, es decir, desde el 13 de Octubre de 1307 hasta el 13 de abril de 1311.

El 19 de Marzo de 1313, en el atrio de la iglesia de Nuestra Señora de París, el Gran Maestro de los Templarios apareció sobre el estrado, después de haber rechazado la libertad que se le ofreció si hacía las revelaciones pedidas. Prefirió la muerte con su conciencia pura y justa, al rechazar las ofertas con desdén, antes que la venta de su espíritu. Aquella misma noche, protestando su inocencia y la de su Orden, Jacques de Molay murió en medio de las llamas mostrando una energía y una resignación dignas de su virtud.

Cuando se le iba a amarrar al poste, y atar las manos a la espalda para encender la hoguera, dijo: “Al menos déjenme juntar un poco las manos si es ya el momento. Voy a morir ahora, y Dios sabe que es una injusticia, pero con la convicción de que esta muerte será vengada. Que siquiera volteen mi cara hacia Jesús Cristo ya que fui su fiel servidor”.

He aquí en forma breve la historia de esta Orden, semi-religíosa y Caballeresca, que duró 200 años y prosiguió bajo el silencio, pues los miembros escapados del suplicio se dispersaron y formaron pequeños grupos ocultos transmitiéndose las verdaderas enseñanzas de la Orden.

En efecto, la historia ha presentado a los Templarios en su forma exotérica habitual, aun cuando la Institución tenía una Misión más elevada todavía que la defensa de los peregrinos: la Transmisión de la TRADICION INICIATICA.

Además de los Iniciados de la Orden, se incorporaban un buen número de elementos que servían y que no tenían ningún valor iniciático, porque existía una Jerarquía esotérica de Maestros, que por ser los representantes de la Gran Fraternidad Universal, requerían poner sus tesoros tradicionales solamente en manos de expertos. Estos Grandes Maestros de la Orden del Templo fueron:

Hugo de Payns (en 1118), nacido el 9 de Febrero de 1070, en el Castillo de Mahun en la Ardeche, Francia, que murió en 1136, llorado por todos los Cristianos en Palestina. Le sucedió Roberto el Bourguignon, de quien se asegura no fue menos ilustre tanto por la pureza de su conducta como por su alta alcurnia. Evrad de Barrés fue Gran Maestro en 1147. Bernar de Tramerlai en 1149, quien murió con todos los Caballeros que le acompañaban en 1153. Bertrand de Blanquefort, Gran Maestro en 1153, a quien sucedió Felipe de Naplouse en 1168, abdicando en 1171 y sucedido por Odón de Saint Amand. Armand de Toroge en 1179. Terric en 1184. Girard de Riderfort que en 1188 fue muerto en una batalla contra Saladino. Roberto de Sable fue Gran Maestro en 1191. Gilbert Horal en 1196. Phipe de Plessies en 1201. Guillermo de Chartres en 1217. Pedro de Montaigne en 1219. Armando de Perigord en 1233. Guillermo de Sonac en 1247 muerto en la batalla donde fuera hecho prisionero San Luis. Renaud de Vichiers en 1250. Thomas Beraut en 1256. Guichard de Baujeu, Gran Maestro en 1273, muerto bajo los muros de la Villa de Acre cuando fue sometida esta plaza por el Sultán de Egipto, Kalil Ascraft. El Monje Gaudini, Gran Maestro en 1291, escapó con 10 Caballeros (de 500) y murió en 1298. Fue entonces cuando Jacques-Bernard de Molay le sucedió.

Estos 22 Grandes Maestros de la Orden del Templo hacen pensar que nada ocurre al azar en una Orden Iniciática, como lo fue esta Institución, que precisamente contó con 22 representantes como símbolo kabalístico. Sabemos que las 22 letras del alfabeto hebreo no son simples signos gramaticales, sino que responden a significados secretos bien definidos. Estas 22 llaves son la base del esoterismo general del ocultismo.

¿No es curioso ver al último y vigésimo-segundo Gran Maestro, caracterizado por el número 13? Es el 13 de Octubre que Jacques de Molay es arrestado y el proceso dura justamente hasta el 13 de Octubre del año 1311, y es el 19 de Marzo de 1313 cuando sube al cadalso, lo cual en reducción numeral resulta: 19, igual a 1 más 9, es decir, 10 más 3 (3er. mes), igual 13, ¡del año 13! Es de notar que los sucesos giran alrededor del XIII para la Orden del Templo.

Algunos han dado el año 1314 como la fecha de la ejecución, siendo un grave error, porque en el año l3l4 las Pascuas cayeron el 7 de abril. El Papa y el rey habían fallecido: el uno el 12 de las calendas de Mayo (20 de Abril de 1314), y el otro el Viernes 29 de Noviembre del mismo año. Resultaba entonces, según el error de esos cronistas, que el Venerable Jacques de Molay habría muerto después de Clemente V y de Felipe el Hermoso.

En cambio, sabemos que el Maestro Jacques de Molay antes de morir hizo una predicción emplazando al Papa y al rey delante del Tribunal Divino: “Próximo está el final de vuestras vidas; y el Papa Clemente morirá dentro de 40 días, y el rey Felipe el Hermoso antes de un año. Habréis de comparecer ante el Tribunal de Dios... muy pronto”. Profecía que se cumplió exactamente.

El 13 es el íntimo del 26, la divina esencia y la divina existencia, IHOH, el YO SOY. El radical 13, IG en etrusco, en veda, en sánscrito, etc., se lee AG, vale decir: I, cuyo número ordinario es 10, y G, cuyo número ordinario es 3, dan nacimiento a IGnis. AGNI, AGiosh. En la inversión GA y GI se encuentra en hebreo El Esplendor de los séphiros, con la repetición de la Corona Suprema, los 3 Esplendores Intelectuales. En Veda es ésta la Potencia Orgánica de Agni y también la Penetración Universal, a saber: p:. s:. del 18o. y p:. p:. del 25o. del R:. E:. A:. y A:.


_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Vie Feb 25, 2011 4:22 pm



CRUZ DE LAS OCHO BEATITUDES, pergamino heráldico dibujado en rojo (fuego de la acción) que sin ser un emblema de los Caballeros del Templo, es una CLAVE de sabiduría expresada en caracteres de su alfabeto secreto, que representa con sus cuatro triángulos hacia las cimas convergentes la disposición de las fuerzas constructivas hacia un punto central. Su importante simbolismo encierra los cuatro elementos, los 4 evangelistas, las 4 grandes virtudes, las 4 letras del nombre divino Iod- He- Vau- He, ect.

En esta clave esta contenido el alfabeto de la ilustración adjunta.

A, B, C, D:
el orden normal (retrogradación solar o swástica invertida).

E, F, G, H:
como al hacer la señal de la cruz al revés.

I, K, L, M:
zona solar incorrecta, invertida y principalmente por lo alto.

O, P, Q, R:
swástica correcta.

S, T, U, V:
continuación.

W, X, Y, Z:
segunda forma de hacer la señal de la cruz, principiando por abajo, pero no de modo maléfico.

N: es la letra importante (como se conoce en Qabbalah) y todo acude en torno de esta letra N central (Nazareth) que se escribe con “X”, que es como una especie de Cruz de San Andrés, símbolo griego de Cristo (Xristos, Kristos). En griego la letra KHI se representa también por una X inicial de los tres términos de la Gran Obra Alquimica: Kone (el Oro), Krusos (el crisol), y Kronos (el tiempo), triple manifestación de la Gran Labor Hermética.



No se puede creer verdaderamente en coincidencias desde que se ve a Huges de Payns reunir sus 7 primeros Caballeros bajo el número septenario (como 7 planetas, 7 notas en la música, 7 estados de la materia, 7 colores principales del Arco Iris en el Cielo, etc.) para una Orden que tendría 22 Grandes Maestros. Estos 7 y 22 hacen pensar en la ecuación tradicional de PI, que por su parte Euclides transmitió en forma incierta. Hemos defendido siempre la causa del 3,1428571... procedente de la división de 22 (los arcanos de la vida) entre 7 (la muerte de un estado, los días de la semana)... Matemáticamente el número 3,141592742... es más exacto para la “cuadratura del circulo”, pero dentro del simbolismo el primer número resulta más tradicional.

Los 72 artículos del reglamento de la Orden son significativos para los estudiantes de ocultismo, pues, se relacionan con los 72 versículos de David y los 72 genios de la kábala. (Se dice que éstos son completamente esotéricos y que la Biblia apenas contiene la mitad, alterados o suprimidos).

No insistiremos tampoco acerca del nombre mismo del Venerable Maestro Jacobus Bergnudus Molay cuyas iniciales son muy simbólicas para los tres primeros grados francmasónicos. También en la fecha de su muerte se puede verificar el símbolo de los golpes de batería propios del grado 33, caracterizados por el año 5312 del calendario masónico, pues el 19 de marzo de 1313 correspondía todavía al año iniciático de 5312, ya que el año de 5313 iba a empezar a partir del 21 de marzo de 1313. Y la época de su martirio todavía actualmente es exaltada por los S:. G:. I:. G:. del Supremo Consejo de la F:. M:.

Jhesú no habría escogido 12 Apóstoles y 72 Discípulos sin ninguna razón. El esquematizó su acción dentro de la sustancia humana descendida, al escoger los símbolos de los 12 signos del Zodiaco, de los 72 semi-decanos y de los 360 grados del circulo (360 afiliados). El no hace sino cumplir su propia ley, lógica, armónica, orgánica, como el Verbo Creador.

Una última palabra acerca de la Ciencia de los 22, que es la Ciencia en todo rigor, como lo proclama San Pablo en su primera Epístola a los Corintios: Capítulo II, ver. 7, 8 y 9. El número 22 en letras Adámicas se escribe Ka-ba, y si se junta la letra LA (que quiere decir PODER) se obtiene el Poder de los 22 (Ka-ba-la), tal es la famosa kabala antigua. Al decir que esa palabra hebrea en su etimología exacta significa tradición, se entiende por Tradición esotérica o Iniciación.

Esta falsafah (palabra árabe que significa filosofía), es la cadena tradicional que se transmite oralmente en todos los pueblos semitas. El mundo profano raramente comprende que los Templarios tenían similitudes tan estrechas con los Musulmanes, ya que fueron el lazo de unión entre el Oriente y el Occidente. Así se explican las huellas de alegorías cristianas en ciertos autores árabes y las huellas de Sufismo en algunas doctrinas cristianas de la Edad Media.

Si la Orden de los Templarios (creada entre la primera y la segunda Cruzada) se organiza medio siglo después de los Assacís, no se debe interpretar como una imitación, sino como una similitud obligatoria, pues las dos reposan sobre las mismas bases Iniciáticas: la Gran Fraternidad Universal.

Hassan-Sabah, primer Gran Maestro de la Orden musulmana de los Caballeros Ismaelitas, llamados Assacís, reinaba sobre los destinos de una buena parte del mundo sin haber salido ni una sola vez de su castillo durante 35 años.

La Orden Templaría de los Caballeros Juanistas del Templo, así como los Assacís, están constituidos exactamente sobre el mismo modelo y no porque una fuese creada después de la otra, imitando su predecesora, sino porque la una y la otra están constituidas sobre las mismas bases o doctrinas secretas, es decir, sobre un esoterismo único e Invariable, que opera a través del mundo bajo diferentes velos, como la luz única a través del prisma que se descompone en rayos multicolores.

Los Assacís, como los Templarios, son los Guardianes de la Tierra Santa. Una de las acepciones trascendentales de la Tierra Santa es el Paraíso Terrestre, el Pardes bañado por sus cuatro ríos, correspondiendo cada uno a alguno de los 4 planos de la vida del mundo, a uno de los cuatro sentidos del Verbum Demissum de la Palabra Perdida

Dentro de la constitución de la Orden de Europa y la de Asia Menor, todo es idéntico. Cada una de ellas posee una doble Jerarquía: una Esotérica, en que sólo los G:. M:. conocen los secretos de las dos Ordenes.


TEMPLARIOS
ASSACIS


Gran Maestro
Sheik el Djebel

(O Anciano de la Montaña)

Grandes Priores
Dailkebir

Priores
Dais

Y la jerarquía Exotérica, que estaba compuesta por el grueso del ejército:

Caballeros
Refik

Escuderos
Fedari

Hermanos
Lassik


Los Assacís tienen un jefe: El Sheik el Djebel, Señor Montis, con cierta semejanza al que se llama el “Señor Papa” del Senape del Ariosto. Además, sometida a su Dirección tiene todavía una Jerarquía secreta en la que siete miembros son conocidos y siete son desconocidos. Las alegorías velan los secretos que están repartidos entre estos hombres.

Siempre será así dentro de las Ordenes Iniciáticas, tales como la de Pitágoras o la de los Jesuitas.

Si se considera la vestidura y uso de la capa sólo como una idea árabe, es ignorar que este gesto es universal. Nadie es admitido dentro de las Fraternidades Occidentales, ni en las sociedades secretas de las negros del África, o de los Chinos, o en los Chamanes de Alaska y de la Siberia, sin que el tremendo tránsito de la vida profana a la nueva existencia de la Iniciación no sea marcada por ritos y gestos simbólicos. Mas el revestimiento de la Capa significa, entre otras cosas, el aislamiento protector contra los dinamismos nocivos del mundo exterior. El blanco es el color noble entre los árabes; todos los “Morabitos” o religiosos y los “Caids” llevan un “Albornoz” o manto blanco. El blanco está reservado para los Caballeros como el color pardo lo está para los servidores.

El signo distintivo de los Templarios es la Cruz de Malta de color rojo, el color del fuego, de la acción constante, que tanto para los árabes como para los esoteristas europeos, así como para los musulmanes y los Templarios, reveló la misma intención: Djehad (dje-ha-d), guerra o actuación santa. La introducción del rojo en los símbolos del grado 18 masónico es de origen sufí; es muy significativo que desde el grado 16 usen guantes encarnados, así como su denominación de Príncipes de Jherusalem que dan Gracias a Dios por la reconstrucción del Templo...

Hay numerosos paralelos entre las Ordenes que procediendo del mismo origen parecen diferentes ante el mundo profano, pero que sólo difieren en la misión que desempeñan.

Dentro de todas las Fraternidades se encuentra esta obra de transmutación, esta búsqueda de perfeccionamiento, es decir, de elevación, y, sobre todo, se trata de transformar al individuo para hacer de él un Ser Perfecto, un Iniciado.

Por eso se dice entre los Rasail Ikhwan es-Safa: “El mundo es un gran hombre y el hombre es un pequeño mundo” (alalam insan kabir Wa el insan alam ceghir). Es en virtud de esta correlación que solamente una cierta realización dentro del orden microcósmico podrá considerarse como consecuencia accidental, pues existe allí una realización exterior del orden macrocósmico sin que esta última sea buscada especialmente por sí mismo.

Los alquimistas de la Edad Media procuraban muy poco en realidad la transmutación de los metales, ocultando con esta teoría de la transmutación a los ojos de los profanos el verdadero trabajo perseguido, a saber: la Tradición Hermética. El hermetismo es de origen heleno-egipcio y no debe, por equivocación, extenderse esta denominación a diversas normas correspondientes a otras tradiciones; así por ejemplo no se puede apelar al vocablo Kabala si no se trata de esa doctrina específicamente hebraica. Es decir, si escribimos en hebreo, entonces diremos: Qabbalah para designar la Tradición, lo mismo que al escribir en árabe la iniciación bajo cualquier forma que sea diremos: “Tacawwuf”. Y asimismo transportaremos a otras lenguas las palabras hebreas o árabes para conservar en su lengua de origen la expresión de las formas tradicionales cualesquiera que sean, así como para encontrar la comparación o similitud, sin necesidad de confundir circunstancias históricas, y sin necesidad tampoco de encararlas consigo mismas. Para mayor claridad podemos citar dentro de este orden de ideas a “JHESU”, para caracterizar al Maestre Esenio investido de un nombre que lleva la “H” de mando (que se encuentra por cierto en los monogramas bordados en las casullas de los sacerdotes y cinceladas en los copones o cálices) y sin la “S” final que lo conectaría a las tribus nórdicas (los AS). Escrito en esta forma nos encontramos ante el Iniciado del Colegio del Sur, que no debemos confundir con el Jesús histórico, aunque, naturalmente, sea el mismo personaje.

Son numerosas las terminologías que sería interesante detallar, que ofrecen un nuevo horizonte a los investigadores de la Luz, como el Lumen del Lumine del Credo de San Atanasio y el Génesis de Moisés.

Debemos entender que San Juan, en su Apocalipsis, Cap. VII, ver. 1, 2, 3 y 6 simboliza en 144.000 arpas que esparcen sus acordes por el espacio, el valor equivalente a los 72 genios multiplicados por los 2.000 años de una ERA.

A propósito de la expresión Arte Real que se conserva en la Masonería, se podrá notar el curioso parecido que existe entre los nombres de HeRMes y de HiRaM, que sin tener un origen lingüístico común, su constitución H R M sí origina muchos de los variados estudios sobre sus formas y símbolos esotéricos.

No creemos que sea necesario explicar la razón de los tres puntos masónicos que emplean igualmente los Templarios, así como el Sello de Salomón, y otros símbolos, no sólo usados entre las Fraternidades, sino también en varias otras Sociedades Secretas o Instituciones Iniciáticas.


La capa blanca o sea el Etangi o túnica blanca posee un profundo significado simbólico
en la Orden de Cristo, en los Caballeros Templarios, en la Comunidad de los Druidas


(El Venerable Maestre en 1949, antes de partir al Congreso de Nueva York).

Es muy digno de estudiarse el Alto Objetivo de esta Tradición y en particular en los Templarios que, siendo como todas las Ordenes depositaria de la Sabiduría Antigua, vislumbra una finalidad grandiosa: la organización de un mundo donde cristianos, judíos y musulmanes, sean incorporados jerárquicamente para la PAZ y la Prosperidad del mundo entero.

Pero, así como a cada momento en la historia hay Ordenes Monásticas de Caballería, y Ordenes corporativas que se organizan más o menos secretamente, empleando los mismos jeroglíficos (Albigenses, Gibelinos, Templarios, Rosacruces, etc.), también hay que señalar que cada vez se levantan, al mismo tiempo, en contra de los defensores del Derecho Humano y de la Civilización Tradicional, nuevos movimientos opuestos, en celosa defensa de los intereses creados, para tratar de obligar a los partidarios de la Tradición Iniciática pura, de la verdadera Luz a que vuelvan a ocultarse para mantener siempre la venda ante los ojos del ignorante.

Es así que entonces, a los Templarios se opusieron los Hospitalarios, quienes deseaban apoderarse de la Capa Blanca, hasta obligar la intervención del Papa, que la respetaba siempre para los Templarios.

La Orden de los Templarios casi obtuvo el triunfo completo, pero Felipe el Hermoso se esforzó por todos los medios para arrancar a los Templarios sus secretos, y llegó hasta prometer al Gr:. M:. Jacques de Molay la libertad, si se resolvía a traicionar a los suyos... Simple y recto, de espíritu superior, rechaza las múltiples ofertas tentadoras y soporta con digna entereza, todas las torturas físicas y morales. El comprendía que su sacrificio daría vida al objetivo que se proponía y, finalmente, sin cesar de defender a su Orden, acepta el martirio... y muere en la hoguera...

Murió protestando la inocencia del Templo, remitiendo a la Justicia Divina el cumplimiento de que la fe sería reconocida y restaurada algún día. El martirio de los Templarios no fue en vano, pues, permitió a los espíritus francos y leales, poder manifestarse de nuevo en este mundo, para que la Verdad sea dicha y enhorabuena bien recibida.

5 El autor escribió estas líneas al principio de 1948, cuando todavía se estaba en la Era Pisciana, ya que el Sol entró en dicha constelación del Aquarius el 21 de Marzo de 1948. (Nota del Coordinador General de la Literatura de la G.F.U.)

6 Desde aquel mes de enero de 1948, por el desarrollo de nuestra Institución, se han alcanzado a fundar colonias de perfeccionamiento en varios países, así como Templos, Escuelas, etc., donde los centros funcionan regularmente, así como la Universidad Internacional, con Facultades, Escuelas Superiores y Liceos de Síntesis, Institutos de Yoga, Bibliotecas, Ligas Femeninas de Servicio Social, etc.

7 Véase Mensaje Primero, bajo el título La Orden del Aquarius (Pág. 93, 94, 97 y 107, 108, 109 Edición Diana 1972).

8 La filosófico, preservado en la India; el segundo, es la palabra árabe que significa mendigo.

9 “Los Yoghis, ya sean los ascetas aislados en cuevas del Himalaya, o peregrinos de la India, o estén palabra sánscrita YOGA es ahora usada por todas las escuelas occidentales; sin embargo, hay que notar que muchos la confunden con el término FAKIR: el primero es un sistema mezclados entre la multitud de las grandes urbes permanecen inmutables, imperturbables y destacados frente a las reacciones comunes de los hombres, pues vibran en una tonalidad universal”. Propósitos Psicológicos, por el mismo autor, Tomo 1, Pág. 23, Ed. GFU, 1966. Lima, Perú.

10 Ahora el sentido sánscrito define Atma por Alma Divina o sea el Espíritu Santo, es de una manera el Absoluto en su tercera faz. El Atma es un atributo divino (como el Espíritu en su sentido teológico occidental) y se queda sin embargo inherente al Absoluto. Sería lo mismo que el Atta en idioma Pali, es el Si-Superior y ese Yo es el Si entendido como Ego-Personal, pero en su Forma Suprema. Asimismo se dice Arma-Sakshatkara para la “Revelación del Sí-mismo”; el Atma-Jyoti-Darshana es la “Visión de la Luz del Sí”. En fin Jivatma es el reflejo individual de la Conciencia Universal, el pequeño Atma o sea un “Dios microcósmico”, la fuerza Divina personalizada en nosotros, y Paratma o mejor Paramatma que es el Alma Suprema o Gran Alma, el Dios macrocósmico, el Poder Universal (Sus Circulares, Tomo I, Pág.33, Editorial GFU, México, 1965).

11 En términos generales, el orientalismo viene a ser el conjunto de conocimientos y costumbres de los pueblos de Oriente. Si tomamos en cuenta la común concepción de los investigadores y estudiosos, se podría, desde tal punto de vista, considerar al sistema Yoga formando parte del bagaje oriental de los últimos milenios. Sin embargo, hay que tener en cuenta, como refiere el Maestre Raynaud de la Ferrière en repetidas ocasiones, que la India y el Tíbet sólo han sido los preservadores de la Tradición Yoghística, y por ello afirma categóricamente: “la impresión general que existe de creer que el sistema yoga es un método oriental es tan errónea come decir que la filosofía es un descubrimiento griego”. (Yug, Yoga, Yoghismo: Pág. 161, Editorial Diana, México, 1969.) (Nota del Coordinador General de la Literatura de la G.F.U.)

12 Recordemos que los doce Signos del Zodíaco son: Cordero, Toro, Gemelos, Cangrejo, León, Virgen, Balanza, Escorpión, Centauro, Macho Cabrío, Aguador y Peces. Estas porciones zodiacales son el símbolo de lo que el Sol parece recorrer sobre la eclíptica en un año a través de las doce constelaciones que son: Aries, Taurus, Gemini, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Scorpius, Sagittarius, Capricornius, Aquarius y Piscis.

 * Distancias angulares entre los planetas, posiciones planetarias en los signos y en las Casas, estado cósmico de los planetas, grados extrazodiacales, posiciones radicales en tránsitos, en progresiones, precesión equinoccial, el ciclo anual, las direcciones primarias, las cúspides topocéntricas, la ascensión oblicua, y los controles de precisión en diezmilésima de segundo de arco, etc., las cuales son materias de programa de estudio en 7 niveles académicos en la Facultad de Cosmobiología de la UNIVERSIDAD INTERNACIONAL de la G.F.U.

13 Como cualquiera otra corporación, el gremio de los Astrólogos posee su Sindicato y el autor es Presidente de la Agrupación Mundial de Comobiología, y de la Federación Internacional de Sociedades Científicas, donde la Astrología ocupa un amplio sitio. El gobierno aceptó homologar esta Asociación y reconocerle un valor oficial. Muchas veces el autor fue requerido por la prensa oficial y por los servicios de la radiodifusión nacional a fin de exponer la solución astrológica de problemas vitales.

14 Algunos consultantes no vacilan en solicitar o preguntar el color del cabello y ojos, cuando se les indica que tendrán un encuentro. Otros preguntan el número premiado de la lotería, etc.

15 Comprendemos aquí las diferentes manifestaciones de Maestría, los grados Iniciáticos con relación a la Dirección Superior, y no lo que distintas sectas, o asociaciones ocultas distribuyen con tanta facilidad.

16 Jefe de nadis es el poder del Omkara, forma de AUM, el cordón espinal (sushumna), subiendo al cerebro, y funcionando gracias a los 72.000 canales (los nadis), corriente que se despliega y se ramifica, penetrando en todo el cuerpo.

17 Entendemos por estas ciencias, no el conocimiento profano de la horoscopía, sino el estudio de la astrología esotérica, religiosa, evolutiva (Cosmobiología). En cuanto a los principios de la yoga, no se trata de simpatizar con una filosofía orientalista cualquiera sino de ser, al menos una hora por día, un yoghi completo, siguiendo además una permanente y rigurosa disciplina.

18 Esta transformación se llama Maniobra del Nombre Divino, y como el conocimiento de los nombres da la expresión del saber, el nombre de Dios así expresado (que a la letra es puramente convencional) corresponde a la ecuación algebraica: ax² + bx + q = 0. (a y b se aplican a "iod", o "vau", y x corresponde siempre a "he", tanto en la primera como en la segunda).

19 Los 700.000 volúmenes de la Biblioteca de Alejandría perecieron en tiempo de César. La nueva colección fue destruida bajo el reino de Omar. El saqueo de Alesia destruyó todo el saber de los Colegios Druídicos, 200.000 volúmenes. Bizancio, incendiada por los iconoclastas. 30 bibliotecas destruidas durante el saqueo de Roma por Alarico. En la Edad Media todos los libros de ocultismo sirvieron para prender las piras. En fin, la destrucción de estos conocimientos es enorme.

20 Sacerdocio Druídico

los 5 grados

Druiths Bretones y Galos: Drotts, Ases, Varaighes et Slaves. 1, Vacies. 2, Séronides. 3, Bardes. 4, Eubages. 5, Causidiques. Al igual que los 5 grados de los egipcios corresponden a las 5 Facultades Divinas, y a los 5 Libros Sagrados según un esquema de la Clave Dáctil: (según Saint-Yves d'Alveydre).

21 Varios datos geológicos podrían ser enumerados. Principalmente en 1950 se fijó que el lecho del Atlántico, está en MOVIMIENTO, pudiendo éste ser contrarestado por otras convulsiones de la tierra, como por la variación del eje terrestre da otra inclinación a nuestro planeta (y que trae como consecuencia la Nueva Era desde 1948), lo que podría también mitigar esta catástrofe prevista. Por otra parte, los experimentos atómicos (numerosas bombas en el agua) con sus radiaciones interoceánicas también contrarrestarían esta emersión de picos submarinos.

22 El comienzo de esta oración durante la elección de los Templario es: “Ad Majorem Dei Gloriam. Ad religionis christianae Templique D.N.J.C. Militias, Sanctae Catalinae salutem et maximam illustrationem...”(A la Gloria de la Religión Cristiana y del Templo...)

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

TERCER MENSAJE

Mensaje por Admin el Lun Mar 07, 2011 8:47 pm

LOS MISTERIOS REVELADOS




El Muy Venerable Maestre Serge Raynaud
de la Ferrière en 1949



PRIMERA
PARTE



Capítulo I

OCULTISMO RELIGIOSO



Los Grandes Colegios:

EXISTE una razón profunda por la cual varias ESCUELAS INICIATICAS abren sus puertas en América del Sur. Sin embargo, no hay que creer, como ciertos profanos, que estas Instituciones, donde se estudian los misterios, sean cosas nuevas o recientes.

En todas las épocas y en numerosos puntos del mundo, han existido estos lugares donde se enseñaba la Ciencia Divina: Rapta y Meroe, en Etiopía; Huesca y Gades (Cádiz), en España; Bibracte (Le Mont-Beuvray), Perigueux y Chartres, en la Galia (Francia); Gog-Hayum y en los desiertos del Hemus, en Tracia; Delfos (Kastri), en Grecia; Tebas, Menfis y Hamon, en Egipto. En el Cercano Oriente citemos: Askala, Balbeck, Mekka, Mambice, Roma y Salem, así como en Caldea: Han, Hun y Ninweh. Se puede nombrar todavía: Astracán, Bahrein y Gankawas, en el Teratah; Balkh, Banian y Vahr, en Irán; Guyah, Lanka y Methrah, en la India Antigua, sin olvidar los famosos templos de H'Lassa, y los Santuarios del Monte Butala, en el Tíbet... por no citar más que éstos, entre los últimos lugares donde se celebraban los grandes misterios.

Solamente hay que hacer una diferencia entre Centros Esotéricos y los Colegios Iniciáticos.23 Los primeros son reuniones de Iniciados, mientras que los otros son grupos de estudiantes de la Iniciación.

La Escuela Iniciática es un lugar de disciplina; no entra todo el que quiere; hay una enseñanza preparatoria, y exámenes que pasar antes de abordar el menor grado.24

Para pertenecer a un Centro de Maestros, es necesario haber superado sus pruebas, y estar experimentado en el estudio, durante largos años, antes que aparezca el Hermano Mayor, quien tendrá a su cargo completar la Instrucción del que será presentado más tarde como nuevo Maestro...

Sin embargo, mientras que estos Centros existen permanentemente, las Escuelas no se fundan más que de tiempo en tiempo, a lo largo de la Historia. ¿Por qué? La razón es muy simple: es en estos Centros Esotéricos donde se conserva la Tradición Iniciática, con su Alta Ciencia Verdadera, los Preceptos de los Sabios, los Sublimes Métodos de Mistagogo, y en una palabra, todo lo que puede encerrar un Santuario de la Antigüedad Sagrada, el cual debe transmitir la enseñanza de la Ciencia Divina. Existe, pues, una necesidad imperiosa para que no se rompa la cadena que Dios mismo ha formado, puesto que este Saber Supremo remonta hasta el primer hombre...

En cambio, las Escuelas fundadas por estos depositarios de la Alta Sabiduría no abren sus puertas sino a principio de cada ciclo, con el fin de formar Instructores que vendrán a recordar al mundo algunas Grandes Verdades.

La enseñanza de los Colegios Iniciáticos es siempre la misma, puesto que es conservada por los Maestros en los Centros Sagrados, durante las épocas de silencio, para ser ofrecidas a la humanidad, adaptándose a su tiempo, o sea que, con sus bases inmutables, la Religión es enseñada cada ciclo de una manera diferente; no es una transformación propiamente dicha, sino una evolución, necesaria, de las doctrinas filosóficas.

De esta manera, una parte del gran conocimiento se ofrece a los hombres cada 2.000 años, aproximadamente (principio del ciclo); pero, alternadamente, la enseñanza se da durante un ciclo completo, y, al siguiente ciclo, el Colegio no funciona más que el tiempo necesario para reclutar elementos que puedan ser Maestros; y entonces, viene el periodo de silencio hasta principios del ciclo siguiente.

Expliquémonos. Un solo libro no fue jamás, ni será nunca, destruido: es la bóveda celeste. En efecto, para quien sabe leer los criptogramas estelares, la Historia del mundo no ofrece ningún misterio...25

Sabemos que la zona zodiacal está dividida en doce partes iguales, llamadas signos, y que sobre esta banda circular se desplazan los planetas a velocidades diferentes, lo cual ofrece aspectos distintos que influyen sobre el destino del hombre.

El Sol, que recorre esta pista del Zodíaco en un año, no vuelve exactamente al mismo punto en la misma fecha de cada año; es el fenómeno conocido con el nombre de precesión de los equinoccios, que hace que el astro real, en una retrogradación aparente, camine en sentido inverso un grado cada 72 años.

Existen, pues, dos movimientos importantes en la Astrología Tradicional (reconocidos también por la Astronomía oficial): uno por el cual el Sol avanza un grado, aproximadamente cada día (marcando así, por el cambio de signo, los meses astrológicos: Cordero, Toro, Gemelos, etc.) y, el otro, por el cual, avanzando en sentido contrario, marca un grado cada 72 años, cambiando de constelación al cabo de 2.160 años, y dando la vuelta al cielo zodiacal en 25.920 años (Taurus, Aries, Piscis, etc.).

Como a cada signo corresponde un simbolismo, cada vez que el Sol permanece en uno de ellos, es normal que la característica de dicho signo se vitalice; así por ejemplo: existe un cierto parentesco entre personas nacidas bajo el mismo signo26 de igual manera que, cada año la naturaleza se reviste idénticamente cuando el Sol pasa por la misma parte zodiacal (Primavera, Verano, Otoño, Invierno).

Este fenómeno se repite también en los largos períodos durante los cuales el Sol se estaciona bajo una constelación como consecuencia de su movimiento anteriormente citado de precesión de los equinoccios, que marca los ciclos por algo más de 2.000 años. Es lo que ha caracterizado la Era de Taurus con el Buey Apis así como sacrificios de carneros en el período durante el cual el Sol transitó por el signo de Aries, y la época cristiana cuando el Sol penetró en el de Piscis; se sabe de sobra que con este animal se reconocían los primeros cristianos, y obvio resulta el hablar de la pesca milagrosa de los apóstoles, pescadores de oficio convertidos en pescadores de hombres, y de múltiples decoraciones sagradas con peces (fuentes, pilas, gárgolas de catedrales, etc.).

Entonces se comprende por qué las doctrinas filosóficas regularmente cambian de aspecto en estas épocas. Cada 2.000 años la enseñanza es dada sobre bases inmutables según la tradición, pero con nueva adaptación en su expresión.

Hay que agregar que los signos tienen una polaridad, por ejemplo: Cáncer es negativo mientras que Leo es positivo, Virgo tiene una frecuencia negativa y Libra un magnetismo positivo, etc...

Este hecho da la aplicación de los períodos de silencio y de las épocas en que podríamos decir la enseñanza se ofrece más abiertamente durante el ciclo completo. Cada vez que los ciclos (períodos durante el cual el Sol transita durante una constelación, 2.000 años aproximadamente) son negativos, únicamente los Centros Esotéricos conservan la Tradición, los Maestros trabajan en silencio y los Santuarios funcionan continuamente porque los Grandes Templos Sagrados no se clausuran nunca; pero cuando el ciclo es positivo, entonces se abren las Escuelas Iniciáticas y nuevos discípulos son admitidos. En una palabra, la Iniciación se hace un poco más “exotérica”, si es lícito expresarse así sin profanar palabras de tanta importancia.

Ha sido pues durante el período del ciclo de Aries cuando han funcionado los Grandes Colegios Iniciáticos de que tenemos noticia; esta época de polaridad positiva permitía a neófitos reclutados en el mundo profano, la enseñanza esotérica de los Templos.

Abramos un paréntesis para dar algunas briznas de alto alcance a los Adeptos de la luz.

El Lama Kazi Dawa Samdup consideraba que la doctrina del Tri Kaya27 había sido transmitida por una larga e ininterrumpida serie de Iniciados, algunos hindúes, otros tibetanos, desde la época de Buda. Pensaba que Buda la había reencontrado simplemente transmitida por los precedentes Budas28 y que era dada oralmente de Gurú a Gurú y nunca había sido escrita hasta la época relativamente reciente de la decadencia del budismo, cuando no hubo ya bastantes Gurúes para transmitirla a la antigua manera.

Para él, como Iniciado, le parece risible la teoría de los eruditos occidentales quienes al no encontrar trazas escritas de una doctrina antes de un cierto tiempo, niegan su existencia anterior.

En cuanto a los activos esfuerzos de los apologistas cristianos atribuyendo un origen cristiano a la doctrina del Tri-Kaya, lo consideraba absolutamente inadmisible... Había estudiado de cerca y con simpatía el cristianismo cuando joven, y fue naturalmente muy solicitado por los misioneros cristianos, porque en razón de su notable instrucción y de su elevada situación social, hubieran hecho de él un convertido de importancia. Después de haber estudiado cuidadosamente los argumentos, los rechaza porque en su opinión el cristianismo, tal y como había sido presentado por ellos, no era más que un budismo imperfecto.29

El Lama K. D. Samdup creía también que los misioneros budistas de la época de Asoka enviados al Asia Menor, a Siria y Alejandría30 debieron influenciar profundamente al cristianismo, sobre todo, a los Esenios. Y por lo tanto, que Jesús en su carácter histórico (y consideraba así al Jesús del Nuevo Testamento), fue un Bodhisattva31 y en consecuencia estaba indiscutiblemente al corriente de la ética budista como lo demuestra en el Sermón de la Montaña.

Cerremos este paréntesis luminoso para los estudiosos avanzados en ocultismo y volvamos más especialmente a la cuestión de los Colegios Iniciáticos. Naturalmente sería menester un tratado especial para dar únicamente una vaga idea de las enseñanzas de los Colegios y más aún para exponer una parte del programa para hacer comprender la profundidad de esta enseñanza (de paso y para ilustrar, digamos por ejemplo, que Moisés mismo fracasó en el grado superior de los Grandes Misterios de Egipto)...

Hay pequeños Misterios y grandes Misterios y generalmente son los primeros los que se transforman posteriormente en Exoterismo, o sea que cuando se cierran los Colegios, lo que se practica de la enseñanza, es casi siempre lo que se ha dado en las primeras clases de Iniciación.

El sabio escritor de teosofía, C. W. Leadbeater, nos informa en su obra Vislumbres de ocultismo: “Durante el largo período de desarrollo de los Misterios, la más severa disciplina fue impuesta a los candidatos y la más grande pureza fue conservada, pero es muy probable que durante la época de decadencia de Grecia y de Roma, los misterios también sufrieron algo en la corrupción general, de la misma manera que los ágapes cristianos degeneraron en locas y reprensibles orgías (los Adamitas celebraban desnudos los ritos religiosos y ciertas sectas que se han querido confundir con los Gnósticos se entregaban en sus asambleas a los desórdenes más inmorales)”.

Los misterios báquicos no fueron a la postre más que festines32cuando se consideró a Baco o Dionisios como Dios del vino, en vez de ver en él la manifestación del Logos (única fuente de vida y de fuerza). La fuerza y la vida tenían a veces por símbolo el vino, o mejor el jugo de uvas, y fue así como nació esa interpretación, cuando ya todos los verdaderos misterios habían desaparecido del último plano y no quedaba de ellos más que la capa exterior. No hay que juzgarlos según lo que llegaron a ser en aquella época, de la misma manera que no debemos juzgar a la gran nación romana por el estado miserable en que cayó durante la decadencia. ¡Veamos más bien lo que fueron durante el apogeo!

Pero no podemos prolongar esta descripción que es sin embargo muy interesante. Hay que volver a la enseñanza de los Colegios Iniciáticos.

Con relación a los Misterios, se encuentra muchas veces el empleo de instrumentos simbólicos sobre los cuales los historiadores profanos han interpretado rotundamente las cosas más extravagantes; por ejemplo, el Tirso, vara terminada en forma de piña (atributo de Baco y hoy día báculo de los obispos). El mismo instrumento simbólico existe en la India (caña de bambú). El tirso representaba la médula espinal que termina en el cerebro y según se decía, el fuego que estaba encerrado en la piña, era la serpiente del fuego sagrado que se llama en sánscrito kundalini. .33

Lo mismo pasa con todos los símbolos, que necesitan cierto conocimiento para interpretarlos, bajo la pena de equivocarse totalmente. Así el emblema que representa a Baco como un niño jugando con un trompo, una bola, un espejo y unos dados, es de lo más instructivo.34

Para los textos, la interpretación se complica aún más. Citemos únicamente la Tabla de Esmeralda, considerada desde hace largo tiempo por el mismo público historicista como una simple fórmula de Alquimia, cuando en realidad es, no solamente el Arcano más profundo, sino la Clave de toda la Alta-Ciencia oculta escrita en una lengua oscura que sólo el Iniciado puede comprender e interpretar:

Verba Secretorum Hermetis.

“Verum, sine mendiacio certum & verissi. Mum, quod est in feri, est sicut quod est superius, & quod est superius, est sicut quod est inferius ad perpe tranda miracula reini, et sicut omnes res everunt ab uno meditatione unius, sic omnes res natae everunt ab hac una re, adaptationes. Pater ei, est Sol, Mater eius Luna, portavit illud ventus in ventre suo: nutrix eius terra est. Pater omnis Telesmi toti, mundi est hic. Vis et, integra est si versa everit in terram separabis terram ab igne, subtile a spisso, suaviter cum magno ingenio ascendit a terra in coelum, iterumove descendit in terram & recipit vim superiorum & inferiorum. Sic habebis gloriam toti mundi. Ideo fugi at a te omnes obscuritas. Hic est toitus fortiudinis fortitudo fortis, quia vencet omnem rem subtilem omnemque solidam penetrabit. Sic mundus creatus est hinc erunt adaptationes mirabilis quarum modus hic est itaque vocatus sum Hermes Trismegistus, habens Tres Partes Philosophiae toitus mundi completum est quod dixi de operationes Solis”.35

Tomamos prestadas las líneas que siguen de Charles Lancelin que ha dado un sentido material y concreto a la Tabla de Esmeralda. Las 9 principales leyes del Cosmos están condensadas en una idea abordable para todos:

Ley ternaria. La misma verdad se manifiesta en tres planos: la verdad positiva (plano físico); su oposición al primer aspecto: sentido comparativo (plano astral) y la unión de estas dos oposiciones, tesis y antítesis, para formar la síntesis: sentido superlativo (plano divino).

Ley de analogía. El positivo (arriba) es análogo al negativo (abajo).Todo en el Cosmos es análogo a todo.

Ley divina. Todo teniendo su origen en Dios, lleva el sello de Dios. Todo se encuentra en todo y todas las cosas reproducen lo que las ha creado y esto por adaptación.

Ley de la vida universal. Todo emana del misterio de la vida universal generadora, a la vez activa (Sol) y pasiva (Luna) lo cual no se comprende bien si no se estudian primeramente en sus manifestaciones físicas.

Ley doble de la evolución y de la involución. Sube... Baja... La esencia divina emana de la materia y la materia a la vez se espiritualiza. De ahí deriva el Arcano de la Salvación: Separarás el espíritu (sutil) de la materia (denso), así te espiritualizarás y toda oscuridad se alejará de ti.

Ley de amor. La fuerza divina es amor y sacrificio y abarca a la vez la materia y el espíritu.

Ley de realización. Es el amor y el sacrificio que crean las obras duraderas.

Ley de adaptación. Quien sepa comprender encontrará aquí el sentido del misterio y podrá adaptarlo a todas las cosas.

Ley de progresión por el trabajo. El Tres Veces Muy Grande debe servirnos de modelo; como El, debemos llegar a conocer el mundo de los hechos, a penetrar en el mundo de las leyes y a adivinar el mundo de los principios

Naturalmente existen otras interpretaciones de más en más iniciáticas que se revelan poco a poco al estudiante de ocultismo, el cual analizará esta síntesis de sustancias de la Ciencia y Sabiduría Egipcias, resumida en algunas proposiciones grabadas sobre la Tabla de Esmeralda.

Una parte ha sido siempre muy comentada y es la que se refiere a “Pater omnis Telesmi...” Ch. Lancelin insiste sobre la significación de telesma, palabra griega que debe interpretarse como misterio cumplido y no como algunos traductores que escriben “thelema”, que significa voluntad.

Papus explica que Dios -cuya actividad se llama el Padre (u Osiris), la pasividad el Hijo (o Isis) y el equilibrio, causa de Todo, imagen de la Trinidad, o mejor dicho, de la Triunidad que constituye, se llama Espíritu Santo (u Horus)- va de progresión en progresión por los diferentes estadios hasta su origen.

Eliphas Levi, en su Historia de la Magia alude también a la sustancia que le parece ser un agente mixto, una fuerza magnética, el OD de los hebreos y del caballero de Reichenbach, la luz astral de los martinistas. Y agrega: “La existencia y el empleo posible de esta fuerza son el gran Arcano de la Magia práctica. La luz astral imanta, calienta, alumbra, magnetiza, atrae, rechaza, vivifica, destruye, coagula, separa, rompe y junta todas las cosas bajo el impulso de voluntades poderosas”.

Louis Lucas (cuya obra La Nueva Química... habría sido destruida por ciertas celebridades sabias, pero envidiosas, cuyas teorías fueron derribadas por este Iniciado...), pionero del ocultismo del siglo pasado, interpreta esta fuerza como energía primera, como movimiento abstracto, el soplo de Dios que actúa entre las cosas creadas. El movimiento –dice– es “el estado no definido de la fuerza general que anima la naturaleza. El movimiento es una fuerza elemental, la única que yo comprendo y de la que creo que debe uno servirse para expresar todos los fenómenos de la naturaleza”.

Nuevamente de Ch. Lancelin tomamos estas líneas de su obra Brujería del Campo: “Esta fuerza es pues la energía primordial de la que derivan todas las fuerzas materiales: luz, calor, electricidad, etc. que no son más que groseras modificaciones. Está accionada por el impulso de voluntades poderosas, de ahí el error en que han caído varios traductores y comentadores de la Tabla de Esmeralda. Con el nombre de Vida se le encuentra esparcida en el Cosmos y podemos ver que es la fuerza inmaterial con la que están constituidos los cuerpos fluidicos de los muertos y de los seres vivientes”.

Tal era pues la base de las altas ciencias que se estudiaba en los Grandes Misterios. Así se comprende que estas ciencias no fuesen difundidas entre el público: se guardaban con el secreto más riguroso, más absoluto y su violación era castigada de muerte en los Santuarios que las conservaban.

Es por lo que todos los Sabios de las viejas civilizaciones emprendían largos viajes para recibir aquí o allá la Iniciación. Cada Colegio pedía al neófito las garantías más formales de inteligencia y discreción, antes de confiarle la menor partícula de la ciencia que retenía; de ahí la duración y la severidad de las iniciaciones.36

Transportémonos a fines del Ciclo de Aries: los Colegios se han cerrado poco a poco37 y lo único que queda verdaderamente importante es la Fraternidad Esenia. Los dos principales centros se encontraban entonces, el primero en Egipto cerca del lago Meris, y el otro en Palestina, en Engadi. Los esenios38 vivían en comunidad, todos los miembros trabajaban por el tesoro común que pertenecía a la Orden; cada uno tenía el derecho de adorar según su idea... lo que no impedía practicar el esenismo (purificaciones múltiples del cuerpo con frecuentes baños, diariamente, y del espíritu con meditaciones y oraciones).

Vivían vestidos con túnicas blancas, en una esfera intelectual, ejerciendo la hospitalidad con un espíritu de lo más democrático: se sustentaban de los productos de la tierra excluyendo todo comercio o industria y se regían por numerosas reglas exentas del fanatismo oriental, puesto que la “casa-madre” estaba en Jerusalem39 y había institutos en Alejandría y en Heliópolis, con el objeto de reclutar candidatos, ya que no eran más que Escuelas para grados menores...

Como consecuencia de las guerras y los incendios de bibliotecas, hubo dispersión de los Iniciados y también toda clase de calamidades que deben abatirse sobre los Misterios Sagrados a fin de que se cumpla la ley según la cual a cada fin de ciclo surge un Instructor que recuerda por última vez la Verdad... antes de que desaparezca en la oscuridad la Sabiduría Antigua.



Capítulo II

JESÚS-JHESU


“Quien pierda su vida por mí, la encontrará”


Después de que los últimos representantes de los Esenios dotaron al mundo de una orientación filosófica, la Ciencia Divina se hizo mucho más secreta, por que había que ocultarla completamente durante 2.000 años (el sol entraba en la constelación de Piscis signo negativo, que exige el silencio sobre la Iniciación: los Colegios cierran sus puertas y sólo subsisten Centros de Maestros). Fue necesario pues disimularla; de ahí su nombre de Ciencia Oculta. Al principio fue la Scientia Occultans (la Ciencia que oculta), pero rápidamente se convirtió en la Scientia Occultata (la Ciencia ocultada) y finalmente vino a ser resumida en la expresión Scientia Occulta (la Ciencia de lo que está oculto). Cuando los Misterios fueron abolidos, tres Tradiciones subsistieron: la de los Druidas (instruidos por Ram), la de Moisés (y los cabalistas hebreos) y la de Grecia (Pitágoras, Platón, Sócrates). Por último hay que mencionar la profunda filosofía de la India; y es así, como los Arcanos de la Alta Ciencia han llegado hasta nosotros.

El Colegio Iniciático enseña las diferentes tradiciones, menciona las distintas escuelas, las variadas filosofías, no pertenece a ningún dogma y está por encima de todas las religiones y de todas las doctrinas. La transmisión de la Gran Sabiduría se hace bajo un profundo simbolismo que requiere largos años de estudio para hacerla abordable a una primera interpretación; entonces adquiere razón de ser el axioma célebre: “Cuando el Discípulo está preparado el Maestro aparece”, o sea que cuando el estudiante se ha formado una opinión un poco menos profana, entonces es digno de recibir los primeros consejos de un Maestro.

No hay que perder de vista, sin embargo, que ciertos alumnos de Colegios Iniciáticos dejan el Santuario, por razones indefinidas, para profesar después ellos mismos una enseñanza que sin ser contraria a la del Templo a que pertenecían, es sin embargo incompleta por su incompetencia o por que no quieren a pesar de todo, divulgar los Misterios.40

Conocer solamente la tradición de una de esas ramas, es pertenecer únicamente a la escuela de un maestro que después de haber recibido cierta iniciación profesa una doctrina personal. Seguir los preceptos de un Demócrito, de un Aristóteles, de un Plutarco, etc. es seguir la enseñanza de uno de estos Sabios, pero esto no es la Tradición Iniciática.

Hay sin embargo, los que habiendo terminado completamente Su Iniciación, vienen a dar una enseñanza en su propio nombre según todas las apariencias. Estos son los AVATARES que aparecen regularmente para enseñar a los hombres: son encarnaciones superiores con predisposiciones especiales, seres muy evolucionados llamados Enviados Especiales, quienes han recibido sin embargo una Iniciación durante largo tiempo y han seguido los consejos de un Maestro antes de ser ellos mismos Instructores de la Humanidad. Su enseñanza reposa siempre sobre las directivas de su Maestro (el cual permanece casi siempre incógnito), y la cual comprende dos partes: una exotérica que sirve para el público: palabras y sabios preceptos, doctrina que la gente tomará a la letra... y la otra, la parte esotérica, secreta y especial para los discípulos, los adeptos y los seres preparados que pueden oír las Grandes Verdades, aunque para esto necesitan una previa preparación especial.

A fines de cada Ciclo Positivo (en el momento de la decadencia de los Colegios Iniciáticos), un Gran Iniciado, el AVATAR que permanece muy poco entre los hombres, viene a lanzar un llamamiento al mundo, dando una nueva orientación que durará los siguientes 2.000 años del período de silencio.

Inmediatamente se nos presenta al espíritu: JESÚS...

No analizaremos aquí la Divinidad de Jesús, no entraremos en la discusión del problema Hijo de Dios en el sentido teológico, no queremos abordar el caso más que en el sentido del Iniciado. El Señor mismo vino siguiendo tradicionalmente el esoterismo; acaso no dijo El: “No vengo a abrogar la ley sino a cumplirla”. Evidentemente esto puede tomarse en el sentido de cumplir también la Ley de Moisés, pero hay que reconocer, sin embargo, que trajo una concepción completamente nueva de bondad, de justicia, de igualdad y de fraternidad... Creemos más bien que se trata de una parábola para advertir a los Iniciados que venía a cumplir una Misión Tradicional, a hacer respetar una Ley olvidada (la base iniciática es siempre idéntica).41 “No vengo a abrogar” esto quiere decir: no hay nada nuevo en el simbolismo, mis directivas son consecutivas a la enseñanza de un Colegio Iniciático.

Una bella prueba de ello existe en un pergamino encontrado en Alejandría,42 el cual es una carta escrita por el Superior de la Orden de los Esenios a un colegio de la sección de Alejandría algunos años después de la muerte del Señor.43 Esta correspondencia estaba dirigida a la Fraternidad Esenia de Egipto para hacer una aclaración sobre los rumores que corrían relativos a Jesús el Nazareno.

En este manuscrito esenio, el Alto Dignatario describía la infancia de Jesús consagrado a esta Misión desde su niñez (los Iniciados conocen la razón), los detalles de su educación en la Orden, su evolución, su vida de retiro y de estudio y, por fin, a su salida del Colegio Iniciático, su consagración como MAESTRE, la última prueba (la del agua) que le fue dada por Juan, el Bautizador.44

El Venerable de la Orden agrega que Jesús obró según las instrucciones esenias y que tenía autorización para todos los actos que cumplió después. Esta autorización era superflua puesto que era ya MAESTRO-INSTRUCTOR.

Esta carta del decano de los Esenios es muy importante porque relata no solamente que Jesús era un Hermano de la Orden, sino también “el hermano preferido de nuestra comunidad”, y agrega: “...fue un Iluminado y un Maestro experto en el arte de curar, como lo son siempre nuestros Superiores”. El Gran Terapeuta reconoce también que Jesús, elegido del Todo-Poderoso, fue enviado por El, para enseñar durante su vida el Reino de los Cielos...

Los esenios de Alejandría se convencieron pronto de que el Divino Maestre era un miembro de la Orden, puesto que seguía las Reglas, utilizaba las “contraseñas” y en su calidad de Alto Iniciado no podía adherirse a ninguna secta, sino que practicaba ciertas virtudes y ciertas maneras de enseñar que no dejaban lugar a dudas, cuando además conocía la palabra de pase: “Que la PAZ sea con vosotros...” (indicativa de los Colegios del Norte).

La circunstancia de que el Superior mismo reconociera que Jesús no necesitaba autorización para actuar como lo hizo, es también muy importante y el hecho de que el Señor-Maestro se nazareanizara es igualmente conforme a la regla.45 (Esto es muy importante para los que estén al corriente de la evolución jerárquica y del mecanismo Iniciático...)

Naturalmente no vamos a aludir a la vida de Jesús, demasiado conocida y suficientemente explicada bajo diferentes aspectos: sin embargo, abordaremos el problema desde otro plano, aunque no nos permitamos dar una explicación completa del esoterismo, lo cual pertenece a nuestros cursos iniciáticos y no a libros de difusión. Los familiarizados con el ocultismo descubrirán fácilmente nuestra manera velada de expresión; los adeptos conocen esta manera indispensable de obrar: en éste como en todos nuestros escritos ofrecemos no solamente una luz a los profanos revelando algunos misterios, sino también enseñanzas a los investigadores “libres” con algunos arcanos necesarios para su difusión.46

Tomamos de Henri Durville un párrafo de Las enseñanzas esotéricas de Jesús (página 339), con algunas frases que acentúan la necesidad de contestar circunstancialmente según las diferentes personas: “Cuando Jesús abría horizontes inesperados en la mente de su auditorio, permitía a cada uno formular preguntas y respondía a cada uno con idéntica bondad y todos se iban encantados.47 Los sacerdotes le odiaban, pero a veces el que venía con la intención de sorprenderle, se encontraba cogido a su vez en su límpido razonamiento. Tal fue el caso de Nicodemo, hombre muy instruido por los Ancianos del Pueblo. Apoyándose así sobre todas las clases sociales la autoridad de Jesús venció y se extendió rápidamente”.

Más adelante (párrafo de Las enseñanzas esotéricas de Jesús, página 347 del mismo autor), escribe: “¿Hubo realmente en la obra tan admirable de Jesús una Iniciación secreta? Es muy difícil dudar de ello pues siempre se impuso la necesidad de dar a la masa una enseñanza a su alcance y de guardar las enseñanzas más altas para aquellos que son capaces de comprenderlas y de adaptarlas. Es así como Jesús hablaba para el pueblo en parábolas que explicaba después a sus apóstoles. San Pablo da la razón de esta división del dogma en su Primera Epístola a los Corintios: 'Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros y muchos duermen' (I Cor. XI, ver. 30). Y se muestra todavía más claro cuando Jesús a la pregunta de sus discípulos: '¿Por qué les hablas en similitudes?', responde: Porque a vosotros os ha sido dado conocer los misterios, pero a ellos no les ha sido dado... Porque se le dará al que tiene ya, y tendrá aún más, pero al que no tiene nada, se le quitará hasta lo que posee... Es a causa de esto que yo les hablo en parábolas, porque mirando no ven y escuchando no comprenden... Pero vosotros alegraos de tener ojos que ven y oídos que entienden”.

Sería prolijo hacer resaltar todas las pruebas que existen sobre la doble enseñanza del Divino Señor. Por esto, excusándonos con el lector profano por los párrafos envueltos en tinieblas, vamos a penetrar más en los Misterios, pero para esto, en consideración del alcance de la alta filosofía, emplearemos el lenguaje de los Iniciados.

Primeramente, para considerar la cuestión del nacimiento de Jesús, después para definir su posición, y por último para ver su objetivo y su total finalidad, vamos una vez más a referirnos a autores dignos de crédito, antes de concluir con nuestra propia opinión.

Para el primer punto, o sea acerca de su nacimiento, leemos en la Vida Esotérica de Jesús48 página 63: “Volvamos al punto principal de nuestro objeto y digamos que existe para una mujer, un procedimiento de concebir sin dejar de ser virgen, pero este procedimiento es tan esotérico que no es permitido divulgarlo. Nos limitaremos, pues, a decir que en este caso, el niño es a la vez marido, hermano e hijo de su Madre (Osiris, Horus, Isis); éste es un gran misterio que comprenderán únicamente los lectores familiarizados con el Ocultismo, cuando lean la cita del Pistis Sophia. Y Jesús insistió todavía en el discurso y dijo: 'Después sucedió que por orden del primer Ministro miré de nuevo hacia abajo, hacia el mundo de la humanidad y encontré a María a la que llaman mi madre por el cuerpo material; le hablé bajo la forma del ángel Gabriel y cuando se volvió hacia mí eché en ella la primera virtud que recibí de manos de BARBILO, o sea el cuerpo que he tenido. Arriba y en el lugar del Alma, eché en ella la virtud que recibí de manos del Gran SABAOTH, el bueno, el que existe en el lugar de la derecha.'”49

Sobre el segundo punto, para definir su posición, recurrimos a La Ciencia Secreta50 (página 351): “Ninguno de nosotros vive por sí solo y ninguno de nosotros muere por sí solo. Porque si vivimos, vivimos para el Señor, si morimos, morimos para el Señor, y si vivimos y morimos pertenecemos al Señor. Es por lo que Cristo murió...”

Como tercer punto, para definir su objetivo, siempre con la misma manera de exponer en el sentido del alcance esotérico (acabamos de ver el nacimiento de Jesús y su posición), continuamos, pues, con el Kybalión que define así la Divina Paradoja: “Los medio-iniciados, al reconocer la no-realidad relativa del Universo, y al imaginarse que pueden desafiar sus leyes, no son más que necios insensatos y presuntuosos que se estrellan contra los escollos y que los elementos destrozan a causa de su locura. El verdadero Iniciado, conociendo la verdadera naturaleza del Universo, se sirve de la Ley contra las leyes, de lo Superior contra lo inferior, y por el Arte de la Alquimia transmuta las cosas viles en cosas preciosas; es así como triunfa. La Maestría no se manifiesta por sueños anormales, visiones o ideas fantásticas sino por la utilización de las fuerzas superiores contra las fuerzas inferiores, evitando los sufrimientos de los planos inferiores y vibrando sobre los planos Superiores. La Transmutación y no la negación presuntuosa, es la espada del Maestro”.51 Aún se podría agregar el parecer de los Tres Iniciados:52 “Si es verdad que todo está en el TODO, es también verdad que el TODO está en todo. El que comprende perfectamente esta verdad, posee ya un gran saber”.

Pasemos al último punto, o sea su finalidad total, y recordamos otra vez a los adeptos meditar sobre el lenguaje hermético, en el siguiente párrafo del Libro Tibetano de los Muertos: “La realización de la Realidad -según el Bardo Thodol- depende únicamente de la extirpación completa de todo error o falsa creencia del espíritu, y la llegada a este estado o Mara, es sin ningún poder. Cuando el espíritu está liberado de todas las tinieblas kármicas, y de la herejía suprema que consiste en tener por realidades las apariencias fenoménicas (en los cielos, en los infiernos y en los mundos) entonces aparece resplandeciente el Justo Saber. Todas las formas se funden en lo sin-forma, todos los fenómenos en lo que está más allá del fenómeno, toda ignorancia se disipa por la luz de la Verdad. La personalidad cesa, los seres individualizados y las penalidades concluyen, el espíritu y la materia se reconocen idénticos, la conciencia del plano terrestre se transforma en conciencia supra-normal y se une al Dharma-Kaya; el peregrino llega a la meta”.

Para terminar estas citas, haremos una síntesis recurriendo a St. Yves d' Alveydre, probando así que a pesar de la diversidad de las fuentes (lo que atestigua también nuestra imparcialidad), la base Iniciática es siempre la misma, cuando se trata verdaderamente de Esoterismo. El autor de la Clave de todas las Religiones y de las Ciencias de la Antigüedad, escribe: “Sh (cuyo valor guamétrico es 300) es la planetaria de la Zodiacal Ph; es la especial del nombre de Jesús por ser la primera del Nombre del Verbo. Las dos forman trígono (distancia entre sí de 120 grados en el arco zodiacal) lo cual indica que se refieren a la Trinidad y al Triángulo fundamentales y que deben ocupar la posición donde se colocan ellas mismas autológicamente. Además de su congénere zodiacal, la planetaria lleva una bisectriz que determina el eje y la plomada norte-sur del Mundo. Representa pues el Acto definido cuya zodiacal es la Potencia: su número es 300”.

Una vez más nos excusamos por este método poco corriente de presentar la materia, pero nuestra misión no es volver sobre problemas que están repetidos en todas las obras de vulgarización; ha llegado el momento de orientar definitivamente la dirección Iniciática (una Ley cósmica lo quiere así) y para esto hay párrafos necesarios para los Instructores; además es la única manera de eliminar definitivamente a los pretendidos “maestros” o “iniciados”. Es por lo que la Arqueometría tan ignorada debería estar en la base de todas las investigaciones razonables y, sin embargo, es muy corriente encontrar representantes de los que forman el gremio de los “queridos maestros” que aún ignoran hasta la significación de este sistema. Decía Papus: “los números de las letras arqueométricas encierran tantos misterios importantes que se necesitarían volúmenes enteros para ellos solamente”.

Por lo que concierne solamente a la astronomía vamos a ver un ejemplo con las dos letras del Verbo y de Jesús: Ph=80 y Sh=300, o sea en total 380. (Son símbolos dados por St. Yves d' Alveydre). El actual año físico de la tierra cuenta en término medio con 365 días, 6 horas, 9 minutos, 10 segundos, 7 décimos de segundo. Se trata aquí del año sideral del Sol; el año trópico es más corto y consta de 365 días, 5 horas, 48 minutos, 47 segundos. Con la arqueometría vemos que el año de 365 días , era perfectamente conocido por la Universidad Patriarcal Adámica y Antediluviana a la cual hay que atribuir las letras morfológicas de este sistema, pues observamos el ciclo de 19 años, muy empleado desde la más alta antigüedad (relacionado con las 19 letras utilizadas, 12 zodiacales y 7 planetarias). En 19 años, el año de 365 25/100 días da 6.939 75/100 días; por otra parte, 14 años armónicos de 360 días más 5 de 380 dan:

14*360=5.040
5+380=1.900

o sea que la pequeña diferencia entre 6.939 75/100 días y 6.940 días acusarían probablemente la disminución del año solar vislumbrado por Bailly. Al mismo tiempo permitiría a los astrónomos determinar la fecha del año antediluviano sobre el cual ha sido construido el Arqueómetro en las posiciones conocidas en nuestros días y presentado por el Marqués d'Alveydre.

Es decir, que señala el Arqueómetro:

6.940 Dias/19 anos=365d.6h.18'51"34'"

Y como el año sideral actual consta de: 365 d., 6h., 9', 10'', 7''', quiere decir que nuestro año tendría 9', 41'', 27''' menos. El año solar anomalístico, o sea el tiempo empleado por el Sol saliendo del perigeo para volver a él, está valorado por los astrónomos en 365 días, 6 h., 13', 34'', 09''', entonces, si los cálculos son exactos, la diferencia será de 4', 57'', 25'''.

Hay todavía muchas cosas que meditar en el número 380, o sea Ph = 80 más Sh = 300.

Multiplicando estos dos números, el uno por el otro, se encuentra el ciclo armónico de 24.000 años de todas las antiguas universidades asiáticas. Este ciclo correspondería, no solamente a la precesión de los equinoccios medida musicalmente, sino también a la conjunción de Saturno con el Sol en el 15o. grado de Capricornio, relación cósmica ignorada por la astronomía moderna.

Había otros números además de los armónicos para medir el Gran Año. Por ejemplo, el Van de las antiguas universidades tártaras: 180, si se multiplica por el cuadrado de 12 (144), la operación da 25.920, una de las cifras de los modernos; la otra es 26.000.

Si volvemos a la letra Sh que corresponde a la Potencia Real del Hijo, su color es el rayo fotogénico, el de Fiat Lux, el amarillo; su signo: Capricornio; su planeta: Saturno; su ángel: Zaphkiel; su inteligencia: Agiel; su espíritu: Sabbathiel, y su nota: si bemol. En el año litúrgico es la Navidad y en la Astronomía corresponde al 24 - 25 de diciembre.

Hemos terminado con las citas y vamos ahora a resumir. Tal como lo entendemos, y como habíamos dicho anteriormente, se trata de aclarar definitivamente el nacimiento de Jesús, su posición, su acción y su finalidad, todo esto desde el punto de vista puramente iniciático y fuera de todo dogma materialista o religioso.

Decimos que vamos a resumir, o sea que sin proseguir con largas disertaciones, que serían no obstante necesarias, expondremos brevemente la solución con el único propósito de iluminar a los que saben, según fórmula esotérica.

Antes de dar nuestra conclusión, digamos una vez más que es en el lenguaje de los Altos Estudios, propios de los Santuarios, que vamos a expresarnos siguiendo la evolución del axioma antiguo y futuro:


SABER
(la realidad del Misterio del nacimiento de Jesús

QUERER
(conocer su posición exacta para seguir Su enseñanza e integrarse en el plano de una Ley que El mismo vino a encarnar

OSAR
(seguir su ejemplo con el mismo objetivo y preparar la era futura con esta misma acción demasiado desconocida

CALLAR
(sobre la verdadera finalidad que la humanidad no está preparada para aceptar, como sobre la Iniciación que El mismo dio con tanta prudencia


Saber – Querer - Osar - Callar, corresponden pues al objetivo que nos habíamos propuesto, o sea el examen concreto sobre la natividad, la acción del Salvador con su posición en el ciclo, su plano visto según sus manifestaciones, y el resultado definitivo de semejante emanación.

Periódicamente han aparecido Seres sobre la tierra que han sido los fermentos indispensables y también la Encarnación de los mitos religiosos: Adonis, Heracles, Hermes, Krishna, Osiris, Dionisio, Atys, Mithra y muchos más en todas las razas, subrazas o ramas de la Humanidad.53

No son más que propulsiones emanadas de la Voluntad positiva Divina inscritas en el mundo físico a fin de anular, por medio de su misión y sacrificio, la voluntad negativa engendrada por la humanidad.

Por ahora no haremos diferencia entre los Enviados, Maestros o Instructores; el punto importante no es ése y es por lo que proseguimos nuestra solución en los términos comenzados.

La Humanidad, hija de Dios (con antigüedad de 500.000 años por lo menos, si no es un millón), no ha sido nunca dejada sin Guías. Las Revelaciones de los Cristos (Dioses-Hombres) son llevadas progresivamente a las razas para preparar las siguientes.

Admitir que Jesús haga parte de un mito cristiano, implica la existencia de Cristo, por que si no, dado el razonamiento de los racionalistas, habría que negar de la misma manera la irradiación cósmica, los “gamma” o los rayos “X”. Digamos simplemente que existe una ley de cristalización y es suficiente.

Sobre su nacimiento nos expresamos a la manera de los Templos Sagrados, recordando que ShOPh-Ya es la unión (Ya) del Infinito Psíquico (SOPh) y del Absoluto Espiritual; es la unión del IShO y de IHOH del Hijo y del Padre, de la Palabra y del Pensamiento viviente, Golos y Logos, del Verbo por quien todo existe: IPhO, y de la adorable Esencia generadora que le engendró: IHOH, en el que somos y por quien somos: Él, el Verbo.

Esta unión se hace en la Potencia co-esencial, la que preside a la función de la letra “YA”, común al Padre y al Hijo, en fin, es la Unión de la Divina Esencia y de la Divina Existencia con la sustancia Divina y por las Virtudes de la Conjunción Divina que preside a la letra O, que es igual a IHOH, IPhO-IShO, ROaH.54

Podríamos abrir un paréntesis para citar un pasaje de Búsqueda de la Verdad donde Eduard Arnaud se expresa así:

“Esta concepción del Dios-Hombre me permite comprender las palabras de Cristo: «Entre los que nacieron de mujer -o sea, según la generación normal-, no se levantó otro mayor que Juan» (Mat. XI: 11), por lo tanto, Cristo (que todo el mundo identifica más grande que Juan) reconoce haber tenido otro nacimiento”.

A esto contestaríamos que San Juan, leído en siríaco (lengua de 22 letras como el hebreo), dice: “El principio es el Verbo y el Verbo es el ATh de los ALHIM...” lo que significa que los ALHIM son al Verbo, como en la Ontología androgónica las funciones o Facultades del ROuaH son al NePheSh y las del NePheSh son al NiSheMa. El arqueómetro da el cuadro siguiente:55



Nos queda por citar la documentación práctica diciendo que MEShIHa es igual a 360 (SheMa de los SheMa-IM), pero con las variaciones en sánscrito, zenda, caldeo, etc., MeShIa-H es igual a 358, que es la cifra que preside el diámetro solsticial, en el eje de los polos del doble Universo. Año lunar ShaNaH que es igual a 358. Se ve la facilidad de errar cuando se sabe que ShaNaH es la antinomia de NaHaSh (la serpiente de las generaciones), así como de IONaH (la Paloma), cualidad tan semejante a NaHaSh.

Aquí se siente el alcance tan profundo de los elementos esotéricos: sin el conocimiento es imposible realizar, cuando aún con bases resulta difícil de captar el punto importante. Es por lo que esta diferencia tan mínima que puede hacernos colaborar con la magia negra, ocupa un puesto tan importante en la orientación de las fuerzas. Entre este NaHaSh y este IONaH se encuentran todos los problemas de la vida y toda la evolución Iniciática con el programa completo de sus conocimientos.

NaHaSh es el Adversario del MEShI-aH, es la serpiente del Edén, el dragón de las Aguas Vivas. Es el atractivo; tema de la Biología y Fisiología Evolutiva. Es la Bestia más Sutil, en todo el sentido de la extensión sustancializada por el ROuaH-ALHIM.

No se puede ser más explícito y esto iluminará definitivamente a los que saben (según la fórmula que hemos empleado para calificar a los Adeptos).


_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Lun Mar 07, 2011 8:59 pm

Debemos ahora considerar la posición de Jesús, el Verbo Encarnado que, en la Sustancia humana descendida, ha esquematizado su acción escogiendo 12 Apóstoles, 72 Adeptos que serán los Instructores y 360 Afiliados. Cumplía así su propia ley lógica, armónica, orgánica, como Verbo Creador. Resulta superfluo explicar que la ley cósmica se manifiesta por las 12 constelaciones, los 72 semidecanos del Zodíaco y los 360 grados del círculo eclíptico.

Así, para cumplir en todo su Palabra, en las lenguas sagradas inspiradas por Ella, Jesús tendrá sobre el rótulo de su Cruz las cuatro letras: I.N.R.I. (tanto en vattan como en veda y en sánscrito se lee: I-nri, o sea Él, la Humanidad; i-Na-ra, o sea Él, el Alma del Universo; Ina-Ra-Ya, o sea Él, Nara-Deva: el hombre-Dios).

Este INRI, frecuentemente traducido como Jesús Nazareth Rex Ieudi, tiene naturalmente otro simbolismo56 que podríamos interpretar por Igne Natura Renovatur Integra (es por el Fuego que se renueva la Naturaleza), pero que los Místicos Cristianos prefieren traducir por “Vengo de Judea, he pasado por Nazareth conducido por Rafael y yo soy de la tribu de Judá”.

Pero vamos a detallar más específicamente:



Muy próximamente, esta palabra, con las 4 letras simbólicas unidas de dos en dos, YN-RI, nos permitirá comprender mejor el anuncio que hace Jesús de su propio regreso (para reconocerle):... Escribiré sobre él el nombre de mi Dios... y mi nombre nuevo” (Apocalipsis III, 12), y también anunciará la fusión de todas las sectas y religiones por una parte, y la reunión de todas las ramas científicas por otra (realización que han buscado siempre los Grandes Instructores). “Pero cuando viniere AQUEL Espíritu de verdad, él os guiará a toda verdad, porque no hablará de sí mismo, sino que hablará de todo lo que oyere (síntesis) y os hará saber las cosas que han de venir” (Juan XVI, 13). Un poco más adelante, en el mismo capítulo XVI de San Juan, en el versículo 25: “Estas cosas os he hablado en proverbios: la hora viene cuando ya no os hablaré por proverbios sino claramente...” En cuanto a su posición en el tiempo, El mismo la define en el mismo capítulo, versículo 28: “He venido al mundo; (ahora) dejo otra vez el mundo...”

En resumen, vemos a Jesús demostrar que no pudo cumplir la fusión de la ciencia y de la religión (las letras Y.N.R.I., quedaron separadas). Prepara para el mundo el ciclo de silencio y anuncia que vuelve con la misma indicación: “mi nuevo nombre YN RI será escrito sobre él”... “dejo otra vez el mundo”, ¡entonces no es la primera vez ni la última!... pero el que vendrá hablará de Cristo no a su manera, sino según la Tradición, en el lenguaje de los Colegios Iniciáticos: Jesús anuncia también que cuando venga será para hablar más claramente: positivamente, científicamente, concretamente.

Creemos que es inútil hacer más comentarios y pasamos a la síntesis siguiente: la cuestión de su acción, siempre en el sentido de Jesús Iniciado y según nuestras explicaciones esotéricas, para lo cual debería siempre tenerse muy en cuenta también que no somos parciales: no hacemos más que presentar hechos. No tratamos de establecer un Dogma para una nueva secta... Hay que precisar las bases sobre las cuales deben trabajar los buscadores para orientarse ellos después hacia una doctrina con los conocimientos que ofrecemos con toda imparcialidad, y sobre todo poner de nuevo en evidencia la Religión, la pura Tradición, el estudio Iniciático.

El Señor Jesús ha venido a cumplir Su Misión que era la de pregonar la lección una última vez antes de que se clausuraran los Colegios que eran los encargados de hacerlo. Fue a fines del Ciclo de Aries (signo positivo), y durante toda la Era de Piscis, cuando el conocimiento tenía que estar completamente oculto, solamente los sabios guardianes de este Tesoro trabajaron en silencio, transmitiendo, de vez en cuando, a algunos Elegidos el Conocimiento para que no se rompiera la cadena tradicional que podrá ser proseguida abiertamente en el próximo signo positivo: la Era del Aquarius. ¿Vamos a dejar pasar la acción que hay que cumplir? No, porque los Maestros velan y la Ley de Acción debe realizarse como el Cristo mismo lo profetizó.

Antes de señalar el objetivo, y sobre todo la Acción de Jesús, como nos hemos propuesto, tenemos que hacer una aclaración (muy desagradable para muchos, pero la Verdad debe triunfar), en lo que respecta sobre todo a la ortografía.

Los eruditos cristianos no ignoran la necesidad de escribir JHESU con “H” (letra de mando, que se encuentra además en los Monogramas), JHS, suprimiendo la “S” porque si no, sería


señalar al Divino Nazareno como miembro de una secta vulgar. Además vemos que elementos Celtas (Colegios de Druidas) una vez emigrados, forman focos de HEL-SA (Iniciados epónimos) que fundaron más tarde un pueblo de OG-HELSA (hijos de los HEL-SA) los J´HELSA... JHE-SA...Jhesú.

La palabra JHESU pertenece a los primeros Francmasones y, a propósito de esto, conviene recordar la antigüedad de esta fraternidad: no hay más que transportarse a la época de los MA-SA (MA-I-SA, Moisés, o sea el elemento SA en medio del agua MA).57

En sus comentarios sobre el Génesis, P.T. Ananké dice que la palabra Jehsú era desconocida de los Crastas, cuando fue ligada a la de Cristo, varios siglos después de su invasión de la Galia… y agrega:58 “el tótem primitivo de los Crastas (los Cristianos) era un Pez, símbolo de la mulatrización y del agua de Oriente, en la cual se bañaban los cristianos el día del bautismo de Iniciación (el Jordán)”.59

Después de este paréntesis lexicológico, volvamos al punto de examen de la Misión de Cristo. Todas las vidas sucesivas del Dios-Hombre (u Hombre-Dios, si se prefiere), tienen las mismas características, puesto que son la emanación de un mismo Pensamiento Divino inscrito en el mundo Físico.

Cristo no quiso nunca ser adorado como Dios, sino que sus palabras fuesen consideradas como la Voluntad de Dios.

La Fe en su Divinidad no es necesaria, pero la Fe en su Palabra, como expresión de la Verdad es indispensable.

“Y todo aquel que dice palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; más al que blasfemare contra el Espíritu Santo, no le será perdonado” (Lucas XII, 10). “El cielo y la tierra pasarán, más mis palabras no pasarán” (Lucas XXI, 33).

Debemos también examinar una palabra que se repite mucho en los Evangelios y que Cristo dice con insistencia: “YO SOY”. La encontramos por ejemplo en el Evangelio según San Juan, capítulo XII y versículo 46: “YO QUE SOY la Luz he venido al mundo...”

Nuestro Señor se afirma así como el Verbo-Creador (Fundador del Cristianismo), Religión Eterna confirmada por toda la tradición.60

“Yo Soy el Principio y el Fin, el Alfa y el Omega” (el Aleph y el Tau, habría que decir), es el símbolo del radio y de la circunferencia, el Alma Divina del Universo Divino AThMa. AThMa, en lengua Angélica primordial (en correspondencia), es igual a 1.440 en sonometría moderna (modo central cromático de MI), que multiplicado por 100 es el Jerarca del Modo Enarmónico de la Divina Sabiduría (144.000 Elegidos del Apocalipsis, VII: 4, 9 y 10; XIV: 1, 3 y 6).

Hermes-Thoth-Rafael-Trismegisto en el Mundo de la Gloria, el “Lumen de Lumine” del Credo de San Atanasio y del Génesis de Moisés. Esta es la manera de interpretar “Yo que soy la luz”.

“He venido al mundo...” es el nombre del Padre que proclama el Hijo, la Divina Esencia y la Divina Existencia. IHOH “YO SOY” es igual a 26; del radical de 26, su íntimo es 13, y este número en Etrusco es igual a IG: 13 equivale a AG (1 y 3) en veda y sánscrito; su inversión en hebreo se convierte en GA y GI: el Esplendor. Es la potencia orgánica de AGni en veda y también la penetración Universal: “Nuestro Dios es un Fuego Devorador...” (Los Hermetistas harán rápidamente la relación por lo que se refiere al 13, característica de Plutón o el agente de transmutación cuyo resultado, bueno o malo, se ignora siempre. Este planeta gobernador del Escorpión, el Enigmático, corresponde a la palabra Callar del Axioma. 10 más 3, o sea el 10 equivalente de YOD (de YNRI, del nombre de IEVE y de Jesús Verbo Isho, YPho) complementado con las otras 3 letras, según los cálculos de progresión pitagórica y los tres planos de manifestaciones, etc.).

Llegamos al último punto que había sido propuesto sobre la finalidad de la Misión de Cristo. Después de haber visto la exposición de las tres primeras ideas hechas por seres autorizados, hemos recurrido a un libro sagrado para expresar la total finalidad de las grandes misiones Iniciáticas y habiendo formulado nosotros mismos una síntesis después de estos maestros, vamos a terminar ahora de la misma manera con la explicación del objetivo supremo.

Sin embargo, como este objetivo es el resultado de todas las búsquedas y de todos los perfeccionamientos, cambiaremos un poco nuestro proceso, o sea agregando más aclaraciones concretas. Para esto, vamos a referirnos, antes de concluir, a las características que señala el célebre entomólogo francés J. H. Fabre: “Mientras más estudio y mientras más observo, más aparece irradiante la Inteligencia directora del Universo tras el misterio de las cosas. La geometría, o sea la Armonía de la Naturaleza, preside todo: la colocación de las escamas de una piña, como la espiral de una cáscara de caracol, la simetría de una tela de araña, como la órbita de un planeta; así está presente por todas partes, tan sabia en el mundo de los átomos, como en el mundo de las inmensidades”.

Por lo tanto, el mundo científico está obligado a abandonar la teoría simplista del transformismo y a admitir un dinamismo superior con la aceptación de un Principio Inteligente, es decir, que todo evoluciona según el proceso de un plan preestablecido; dicho de otra manera, es la ejecución de las órdenes de Dios orientadas por Jerarquías.

En el capítulo sobre El Finalismo Inteligente de la Evolución, E. Arnaud dice: “La Ley del Cosmos es la de la idea que une a todos los fenómenos entre sí; ley matemática, en verdad, pero ¿quién conocerá la matemática Divina? La evolución a través de las edades de las especies minerales, vegetales, animales y humanas, es lo único que revela un pensamiento dirigido hacia un objetivo y que modela constantemente la materia con un soplo creador”.

Pero prescindamos de la ciencia para decir claramente que es el temor de perder la personalidad lo que ha creado las religiones, y la idea de conservar la individualidad lo que ha dado razón de ser a otras doctrinas...

La VERDAD es que hay que REINTEGRARSE; todo lo demás no son más que concepciones, hipótesis y creencias.

La Verdad con todas sus complicaciones de asimilación de principios es, sin embargo, muy simple en su mecanismo: ella sigue una curva natural, una Ley cíclica, una inspiración, una retención y una expiración, un movimiento que vemos por todas partes.

Todo emana de un punto y por lo tanto, es muy normal que todo vuelva a él.

El Absoluto (Dios No-Manifestado), se presenta

en VIDA (Dios Manifestado - El Padre),

en FORMA (segundo atributo, el Hijo), y

en PENSAMIENTO (tercera manifestación, el Espíritu Santo).

Después de las evoluciones necesarias, la vuelta se hace por la Comprensión (Concretización del Pensamiento-estado del Espíritu Santo), por la Realización (Crist-alización del QUERER-plano Crístico del Hijo), por la Reintegración (Desmaterialización de las Leyes-Estado Divino del Padre)61 para Fusionarse por fin en la Causa Suprema.

Hay que subir por la escala de la misma manera que el Principio bajó por ella, mediante el trilogismo: Brahma, el Creador (el Primer Creado, El Padre, Dios Manifestado); Vishnú, el Sustentador (el Hijo o la Madre, la Virgen, la Materia, la Matriz) y Shiva, el Destructor (el Evolucionador, el Espíritu Santo, el Alma Universal).

El Movimiento Involución-Evolución no es un balanceo regular único; hay muchas más oscilaciones con efluvios que marcan los diferentes estados de evolución y es por lo que la Reintegración no se hace automáticamente.

De ahí que abandonar toda idea de cualquier provecho es ser SABIO, admitir el principio del trabajo desde un plano universal es ser un ADEPTO, y conocer el mecanismo del sistema y participar en él con abnegación, es ser un INICIADO.

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

LOS TEXTOS Y LA HERMENEUTICA SAGRADA

Mensaje por Admin el Lun Mar 07, 2011 10:01 pm

Capítulo III

Después de haber examinado en el primer capítulo la enseñanza de los Colegios y de haber estudiado en el segundo a grandes rasgos a un Iniciado perfecto en la persona esotérica de JEHSU, vamos a ver ahora las obras que permiten capacitarse para comprender las primeras nociones de Iniciación.

Hemos hecho anteriormente alusión a un escrito llamado: Tabla de Esmeralda. Se trata de un texto cuyo hermetismo se supone por todos, y la palabra es justa, puesto que proviene de su autor Hermes. A propósito de Hermes Trismegisto, sería bueno hacer una aclaración una vez más, diciendo que no se trata de un autor sino de varios (un grupo de Iniciados), lo cual se comprende fácilmente por que de lo contrario el pobre hombre (si lo hubiera sido), habría debido escribir día y noche para producir los 2.000 libros que se conocen de él. Hermes (que quiere decir Mercurio) Trismegisto (palabra griega que significa “tres veces grande”), sería más bien la reunión no solamente de 3 Grandes Maestros, sino de tres grandes Colegios: egipcio, hebreo y griego. La mención Mercurio, el Mensajero de los Dioses, el intermediario entre el mundo divino y el profano, indica claramente que la palabra de los Tres Magos es una enseñanza sagrada. Todo induce a creer que gran número de libros Iniciáticos y de tradición esotérica (y no solamente los que se refieren a la tradición mágica del Dios Thot), fueron agrupados bajo lo que puede llamarse un epónimo célebre. No quisiéramos aparecer como heresiógrafos, pero es de primera necesidad enseñar esto a los postulantes de la Escuela Iniciática para no oír más semejantes absurdos.

Para volver a nuestro punto de vista, declaremos que muchos de los textos que parecen simples, son, sin embargo, de una alta enseñanza; y no nos referimos al Evangelio según San Juan (del que hablaremos después) sobre el cual descansa todo el estudio de la Masonería, ni al Libro de Daniel que se presenta como una filosofía cualquiera y constituyó la obra clave de los Esenios, ni al Toldos Jhesu, una de las 3 obras escritas en hebreo que es la expresión de la Tradición admitida por la Sinagoga, sino a cuentos infantiles, a leyendas insignificantes y hasta a hechos históricos provocados.

Ignorando este principio, los buscadores individuales han deplorado que se hubiese perdido la Tradición... Otros, que han leído mucho, pero que no han comprendido nada, declaran simplemente que los libros son tan inútiles como los Maestros o las Escuelas, y todos conocen a estos jóvenes presuntuosos que hacen creer que han “realizado” sin la ayuda de los educadores iniciáticos... (lo cual corresponde a negar a los Buddhas, a los Cristos y a los Avatares que entran en Centros de Iniciación, por que a pesar de su nacimiento predestinado, su educación debe ser completada por los Maestros). Hemos sido testigos también de la incompetencia de personalidades del mundo oculto que ignoraban la arqueometría... ¡y no era un “venerable” cualquiera de una Logia local...! En otra ocasión, habiendo sometido una Clave a la respuesta de un personaje que se presentaba como Hierofante, y habiéndole explicado, ante su incomprensión, la importancia que había en contestar, declaró simplemente que aquélla era una “contraseña” conocida de nosotros, entre los miembros de cierta doctrina oculta...!!

Hay que “reconocer” que este pobre ignorante “trabaja” con Papa-dios directamente...62 ¡Y cuántos no habrá que toman la ORDEN DEL AQUARIUS por una sociedad secreta más...! Y que confundan las “palabras sagradas” con las Claves Universales. Decididamente, un gran número de “representantes” de la espiritualidad ha perdido el sentido común y está en plena negación en vez de Unirse, de Estudiar y de Construir...

La utilidad de las Claves es, primeramente, para reconocer al Iniciado de entre los iniciados y al Adepto de entre los estudiosos, por que se juzga según la respuesta. Efectivamente, varias respuestas son valederas para la misma pregunta, porque se trata de diferentes elementos indispensables para una teoría; la Clave es una especie de esquema mnemotécnico, es un dibujo que representa un estudio completo, un símbolo que da las instrucciones de trabajo, una palabra que recuerda una doctrina tradicional, o un sello que revela los datos esotéricos y permite emplearse. Por lo tanto, la respuesta no es otra palabra sino la explicación, la concordancia o la rectificación, a veces, de la llamada simbólica que se lanzó.

Además de estas gráficas que bajo una apariencia banal han servido para transmitir la Tradición Iniciática, existen otras referencias para los estudiantes del ocultismo: son los reflejos de las teorías agrupadas en cuadros diversos: Séfiros, Clavículas, Cuadros Mágicos y hasta ciertos Alfabetos.


Naturalmente los límites de este libro no nos permiten establecer o dar reproducciones; sin embargo, presentamos algunas concordancias que a veces se encuentran de estos dispositivos:





No insistiremos sobre lo que se refiere a la cifra siete, cuyo simbolismo posiblemente es el más conocido: las notas de la música, días de la semana, colores principales, planetas importantes, planos de evolución, facultades del ser humano, etc.

Un sabio fraile dominico que hizo la gloria de su Orden, Alberto Magno, es uno de los más célebres hermetistas que han existido; Obispo de Ratisbona, enseñó la teología en Colonia y en París (después de haber estudiado en Padua a principios del siglo XIII), pero prefirió retirarse en 1262 de este puesto honorífico que le confirió el Papa Alejandro IV.

Alberto Magno, llamado también Alberto el Teutónico (de su verdadero nombre Alberto de Groot), nunca pensó, seguramente, en que más tarde habría gente incrédula hasta el punto de tomar sus fórmulas al pie de la letra. Su tratado de magia ha sido tan vulgarizado que es raro encontrar un “brujo” cualquiera que no posea, por lo menos, extractos de los Secretos Admirables, las “fórmulas” de algunos mamotretos, como por ejemplo63: “después de haber triturado y tamizado fiemo de lagartijas, hueso de jibia, tártaro de vino blanco, raíz de cuerno de ciervo, coral blanco y harina de arroz en cantidades iguales, etc. “ Naturalmente, digamos de una vez, que para ser eficaz la precedente receta debe interpretarse: “Después de haberse puesto de acuerdo sobre el ritual y de haberse purificado habría que aislarse en la hora de Saturno, en la segunda década de Noviembre (fiemo de lagartijas: fines del signo del Escorpión), preparar bitrartato de calcio y pimentón (tártaro de vino y coral blanco), etc.

En una palabra, hay que conocer lo que se llama la ley de Correspondencias. Los alfabetos, de los cuales es uno de los prototipos el hebreo, son también muy útiles para esto, como se puede apreciar en el cuadro adjunto.

El Esoterismo gráfico es un convencionalismo por el cual el trazado de una letra o de un dibujo, representa una idea definida, por lo que la presentación de las letras de un alfabeto lleva un número de orden que permite transportarlas sobre otro alfabeto y encontrar así la idea expresada a pesar de las diversas significaciones.


=
Clave de correspondencias para comprender el esoterismo de los Textos

Aquí tenemos el número 22 de un carácter muy especial y sobre el cual no podemos extendernos: la armadura del simbolismo numeral de este número es equivalente a 24-2, cuyo correlativo es 21 igual a 24-3, por abstracción de la cantidad 3 del conjunto de las cualidades 24. (El procedimiento de sustracción es aritmético, mientras que el de abstracción es geométrico; la misma diferencia existe sin que haya ningún parecido en el procedimiento).

En el cuadro adjunto hemos representado las correspondencias de las 22 letras del alfabeto hebreo (y su pronunciación), las letras del alfabeto sánscrito, las palabras sagradas empleadas en Qabbalah, ciertos símbolos de representación alquímica que permiten, así comparados, la lectura de los textos herméticos; un alfabeto criptográfico de la Orden de los Templarios; los jeroglíficos de los Colegios Egipcios y los radicales chinos.

Estos últimos no son sino una base de trabajo, pues, sabemos que los radicales de esta lengua alcanzan un número de 214, lo que equivale a 10 alfabetos, como el hebreo, por ejemplo (22 letras por 10 igual 220) donde los Seis Principios no serían representados, pero cuyo conocimiento esotérico es fácil de hallar por medio del estudio de los Séfiros.

No nos permitimos más explicaciones sobre estas correlaciones. Pero, para terminar sugerimos a la meditación de los Adeptos la carta 22 del Tarot.

La Lámina Mayor que lleva el número 22 está en la cartomancia vulgar distinguida por una corona (Kether) que es la indicación de un Triunfo. Así su “salida” en el Tarot significa el Triunfo más seguro; en simbolismo, ello representa al Absoluto y para los Hermetistas es la Realización de la Obra.

No está de sobra dar otras explicaciones más al respecto. Digamos, también, que en concordancia con el chino moderno, hemos traducido el signo “Chi” con el “Tha” sánscrito en su escritura griega y no con el signo cabalístico de Derecho (en la significación arqueométrica). Anotemos todavía que la significación esotérica de 400 es Recompensa y que en el orden de las cartas es el Escorpión, la atribución astrológica que define muy bien lo que en tiempos pasados hemos respetado tan estrictamente, es decir: El Callar.

Finalmente, volviendo a la explicación del Tarot, digamos que fue sacado un juego profano del juego Iniciático, es decir, el juego vulgar de las cartas que todos conocemos. De las 78 láminas han sido suprimidas las 22 mayores y los 4 caballeros.64 Esto fue en el tiempo de Carlos VI, y desde entonces tenemos las 52 cartas habituales. Todos los juegos son, así, instrumentos que sirven para perpetuar la enseñanza Iniciática; eran, en el pasado, símbolos estilizados por los educadores; estos juegos se fundan en el esoterismo y servían a los Maestros para su demostración a sus discípulos. Todas estas claves Iniciáticas han pasado al uso vulgar. Por ejemplo: el ajedrez, que queda entre los más misteriosos; el juego de las damas, también; el de la oca, el chaquete, el dominó y hasta las ruletas de los casinos en que el tapiz verde representa la Tabla de Epactas Lunares de la astronomía, etc. etc.

De la misma manera, en cosas aparentemente simplísimas, los pueblos han conservado, a través de juegos de niños (el escondite, las cuatro esquinas, el tres en raya, etc.), de cantares, danzas o historias (Malbrough se va a la guerra, Cadet Roussel, etc.) un conjunto de costumbres legendarias que ocultan un profundo esoterismo antiguo, sin darse cuenta de la perpetuación de la Iniciación Tradicional que permite aún hoy a los Adeptos orientarse en los laberintos de los Grandes Arcanos Misteriosos.

El Número desempeña también un gran papel en los escritos por la división de las obras en capítulos, párrafos, llamadas, etc. La maniobra descansa sobre la palabra divina IEVE (de la que hemos hecho alusión en nuestro Mensaje anterior), en correspondencia con la fórmula algebraica: ax² + bx + q = 0. Este número es el substratum principal duodenario, que es una clave de aplicación general, pero la importancia del cuaternario como substratum para establecer números (hasta el polígono de 360 lados) cabalísticamente hablando, ha obligado a los matemáticos a construir cuadros mágicos.

Siendo los cuadros mágicos utilizados para recordar una Idea Iniciática, cuyo valor es naturalmente secreto, resultaría demasiado largo exponer todo el mecanismo que es conocido ya de todos los estudiosos, a quienes nos limitaremos a recordar que la relación entre el número dado por la solución del cuadro y el número cabalístico clasificado, se expresa siempre por la fórmula S = N + x, significando “S” la solución, “N” el número y “x” la indicación de la relación.

Un doctor en ciencias físicas y matemáticas, Edouard Barbette, ha establecido un cuadro con los 1.024 primeros números. La aplicación de los Cuadros Mágicos es objeto de estudio del grado de “compañero” en la Masonería.

Como ejemplo, damos a continuación un cuadro mágico de sexto orden después de haber establecido previamente dos cuadros auxiliares.




Solución del cuadro: ciento once.

Resulta obvio insistir sobre la importancia que presentan estos estudios en F:. M:. particularmente para los grados 8 y 12 del rito Escocés, que en este aspecto son más calificados para asistir al G:. C:. del T:. (grado 27o.).

Por otra parte, a partir del grado 2o. se pide reflexión sobre los valores matemáticos, puesto que antes de la admisión definitiva como Compañero, el postulante, al final del quinto viaje, verá aparecer en la oscuridad la Estrella Flamígera con la “G” en el Centro, símbolo de la Geometría Universal (se sabe que según el grado esta letra adquiere otras significaciones). Las Logias saben todo lo que proporcionan las matemáticas, que ayudan a ver la manera cómo los mundos son constituidos y, seguramente (como se decía antiguamente), Dios ha sido llamado Gran Arquitecto, porque geometriza.

Los teósofos modernos cuyas ideas se acercan sobre todo a la Escuela Pitagórica, van hasta el estudio de la dimensión y hasta las leyes del hiperespacio. Pitágoras inventó progresiones65 que se estudian hoy todavía por los Verdaderos Teósofos; pero pasamos sobre los comentarios que no pueden hacerse más que en los Centros ESOTERICOS de las sociedades teosóficas.

Habría que citar también los informes y las fechas que suministran los cronogramas. Se sabe, por ejemplo, que se puede encontrar fácilmente la fecha 1282 de las Vísperas Sicilianas66 en la inscripción “Francorvm tvrbis sicvlvs fert funera vesper”. Para ello se entresacan las letras que equivalen a cifras romanas, tales como franCorVM tVrbIs sICVLVs fert fVnera Vesper”, y se suman en el orden numeral: MCCLVVVVVVII (1282 en números romanos).

Por lo tanto, vemos que los escritos no son cosas hechas al azar, aunque ciertos autores sean agentes inconscientes de la transmisión iniciática, por que traduciendo o copiando párrafos originales o hasta comentando similitudes y coincidencias no hacen más que perpetuar la Tradición.

Se confunde muy fácilmente a los escritores del esoterismo con los iniciados (esta última palabra la hemos escrito a propósito con minúscula) o con un MAESTRO. Son muchos los autores de libros que no tienen nada de hermético pero que expresan una profunda filosofía; entre estos se encuentran: Mme. Blavatsky, A. Besant, Ed. Schuré, P. Brunton, Vivekananda, Paramahansa Yogananda, etc. Ellos son los autores que hay que leer antes de abordar materias más ocultas en las que se distinguen: Papus, Eliphas Levi, St. Yves d'Alveydre, Stanislas de Guaita, etc.

¡No debe leerse a Santo Tomás de Aquino sin conocer a Aristóteles! ¡Se debe estudiar primeramente a Platón antes de abordar a Descartes! ¿Puede uno seguir a Einstein ignorando las teorías de Newton? En la iniciación existe también una escala graduada que se debe seguir, bajo pena de volver atrás a la mitad de los estudios.

Existen, sin embargo, textos fundamentales cuyo análisis no se afronta antes de una educación suficiente; son obras que han constituido el fondo del ritual Cristiano; párrafos del Apocalipsis y el principio del Evangelio según San Juan. Del ritual hebreo: el Cantar de los Cantares, los Salmos de David, el Eclesiastés de Salomón, los Proverbios de Salomón, las Lamentaciones de Jeremías y algunos párrafos de Ezequiel. Entre los libros orientales: los Upanishads, los textos del Zend-Avesta y algunos párrafos de los Vedas. Existen también fragmentos egipcios, asirios y chinos.

Los Evangelios, los demás textos bíblicos, el Corán, las oraciones persas, indias y japonesas forman textos secundarios con los libros mexicanos, romanos, etc.

Naturalmente, uno puede preguntarse si los textos que se nos presentan son auténticos... A esto contestamos indirectamente...

Los versículos de David refiriéndose a los 72 Genios se presentan así: el primero en el Salmo 3, versículo 3: “Tu autem Domini susceptor meus et gloria mea et exaltans caput meum”. En la Biblia todos pueden ver su traducción: “Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí, mi gloria y el que ensalza mi cabeza” (Libro de los Salmos, Cap. III, ver. 3).

La segunda estrofa que se debe leer en las invocaciones es: “Tu autem Domini ne elongaveris auxilium a me ad defensionem mean conspice”. Este párrafo refiriéndose a Jeliel debería encontrarse en el Salmo XXI, versículo 20... Sin embargo, en las Biblias que tenemos a nuestro alcance, el Salmo XXI no contiene sino 14 versículos...

Acabamos de decir que la segunda estrofa de estos mantras se refería a Jeliel; esto requiere una breve explicación: cada uno de estos versículos llamados “de David” corresponde a un GENIO, como se dice en la Magia, lo cual significa una Inteligencia superior. Estos nombres sagrados se obtienen en Qabbalah por medio de una maniobra inscrita en los versículos 19, 20 y 21 del capítulo XIV del Éxodo. Estos misteriosos versículos están formados por 72 letras cada uno (según el texto hebreo, naturalmente), cuyo mecanismo especial permite encontrar los 72 atributos de las virtudes divinas, a las cuales agregando IAH o EL, se obtienen los 72 nombres de los ángeles que encierran cada uno el nombre de Dios. Los Salmos son 150, lo cual indica por cálculos opuestos que han sido escritos para la Era de Piscis, necesaria para la preparación iniciática activa: 150 grados es el signo de Virgo (Virgen) ¡concepción! realización crística.

Para terminar con esta referencia llamaremos la atención sobre el Salmo 119 que por coincidencia se encuentra a la mitad de la Biblia y que transportado al Zodíaco sería el grado 29 del Signo de Cáncer (119o. sobre la banda zodiacal). Este, por la vitalización del Sol impresiona sus características sobre el signo de Aquarius para el cual es la enseñanza de base. Mientras que los demás Salmos tienen 10, 15, 20 o hasta 30 versículos, el Salmo 119 contiene 176. Agregando a esta cifra los 4 elementos necesarios para todas las realizaciones (como lo indica la primera parte del capítulo), tendremos 180 que como por “casualidad” es la mitad del Zodíaco (lo que es arriba es abajo...). Pero el colmo de la “fatalidad” es que contenga 22 capítulos, mientras que los otros no están compuestos sino de uno solo... Resulta obvio relacionarlo con los 22 arcanos mayores y más cuando se aprecia claramente que no es con un propósito decorativo que ese Salmo sea el único que ofrece al principio de cada párrafo una letra hebraica en cualquier edición francesa, inglesa, o española, o en cualquier Biblia griega, rusa, lapona, etc.

Digamos algo sobre el Corán, libro sagrado de los musulmanes, que es despreciado por la mayor parte de los buscadores. . . El Alcorán, como se dice también (palabra que en árabe significa libro), se compone de 114 Suratas (capítulos) y se resume en preceptos que admiten la predestinación, cuyo Mektub (lo que estaba escrito) es tan conocido de los mahometanos; sin embargo por extraña contradicción, hace al hombre responsable de sus actos. Esta colección de dogmas constituye el fundamento de la civilización musulmana, la fuente única del derecho y de la administración, y se le debe también el sistema gramatical. Su moral es muy bella. En cuanto a su esoterismo es de segundo orden.

El Libro de los Muertos egipcio, es muy educativo, pero creemos que hay que reconocer la superioridad del Bardo-Thodol, donde la escatología es más detallada67. Personalmente hemos estudiado este Libro de los Muertos, tibetano, después del que se guarda en las Pirámides y, si el simbolismo de Horus nos ha guiado hasta ahora, es más bien en cuanto a la vía atractiva por no decir la vía material aunque el término sería impropio, mientras que el Thodol representa algo más que un Libro-Guía para la emancipación de los seres. (Se sabe que los Libros-Guías son tratados de dirección práctica dada a los adeptos en el camino de Buddhi a través del mundo Bardo hasta el renacimiento en el Nirvana).

Es también muy interesante seguir la historia yucateca, en particular el período protohistórico y la Edad de Oro del Antiguo Imperio Maya, así como el periodo de Chichén-Itzá; los hechos históricos están inscritos en las esculturas, pinturas, etc… En el códice huaxteca, siendo muy poco conocido, resulta difícil reconstruir una cronología detallada de los pueblos quichés. (En un próximo libro tendremos la ocasión de volver sobre la cuestión de Guatemala con el resultado de nuestros trabajos en América Central). No podemos ir más lejos sin mencionar el Popol Vuh (Biblia del Pueblo) y sin citar su sistema religioso que se compone de la trilogía habitual: Dios, el Padre (Icona), el Hijo (Bacab, nacido de la Virgen Chibirías) y el Espíritu Santo (llamado Echuac). La similitud de doctrinas encontradas en el curso de búsquedas emprendidas entre los pueblos de América Central no es más extraña que la que se ha encontrado en la historia religiosa del Asia; en particular la de Saliva-Hana, por ejemplo, hijo del carpintero Tachana (jefe de los Tacchacas, tribu de la Serpiente de la que hablan los Puranas), cuya vida es exactamente la de Jhesú de Nazareth. (Este último, llamado en sánscrito Samoudra-Pala quiere decir hijo del océano y ¿no es magnífico ver este calificativo en el Instructor del Ciclo de Piscis, signo del Elemento Agua?

El Talmud68 es la colección clásica y auténtica de las Leyes secretas de Jehová reservadas por la sabiduría de Moisés para la enseñanza tradicional sacerdotal. La Mishna, escrita por el Rabí Jehuda Hakadosch Hanassi (último jefe de los Tenaímes) y compuesta según todas las reglas de la Alta Iniciación, fue escrita por dentro y por fuera, como decía Ezequiel y San Juan. La significación trascendental está indicada por las letras y los números correspondientes al Bereschith de los 6 primeros Séfiros. Para completar las Altas Tradiciones Judaicas, hay que agregar el Kadoschism y el Tharoth; citamos también el Moré Newouchinm y el Jad Hachasaka.

Las obras de base son todavía numerosas; y si el Sepher Toldos Jeschu (sirio-caldeo) es hermético, el Scanda-Purana lo es más (encierra las tradiciones Mesiánicas y en él se encuentra, por ejemplo, el anuncio acerca del Rey de Gloria, SACA, que aparecerá para liberar el mundo cuando la época del Kali-Yuga haya pasado); se puede citar también el Vicrama-Charitra (de tradición hindú) y se debe agregar el Bhagavad-Gita (el cántico del Bienaventurado), etc..

No pretendemos haber citado todos los textos necesarios para la Iniciación. No hemos hecho sino dar una ojeada sobre las obras que se deben estudiar. Además de las que se mencionan en este capítulo, hay que agregar las que se citan en el curso de este libro, y habría que añadir también el libro de los libros y summum de la representación esotérica: el TARO.

El Taro (que se escribe a veces impropiamente Tarot por razón que conocen los ocultistas) es la síntesis teosófica del dogma primitivo de las religiones, según M. Falconnier. Estaba grabado sobre láminas de oro y contenía además del alfabeto hierático de los Magos, los signos del Zodíaco, los planetas, etc. Conservado y guardado en el Templo, sus claves adivinatorias no se revelaban más que a los que llegaban a los más altos grados del sacerdocio de Isis y bajo pena de muerte para los que revelaran los misteriosos arcanos. . . Por lo tanto es muy extraño que muchas personas pretendan conocer el Taro o “echar las cartas” sin tener siquiera algunas nociones primarias de progresión matemática -sin hablar de los símbolos arqueométricos-, pues únicamente con las 22 láminas las transposiciones posibles se elevan a varios millones...

Papus señala también que el Taro es el libro más antiguo del mundo, pero para el uso exclusivo de los Iniciados.

Charles Lancelin que ha escrito sobre la hechicería de los gitanos, dice a propósito del Taro: “Debo hacer comprender al lector el valor de estas láminas, cuyas figuras se encuentran también en los Vedas y que nos llevan en la antigüedad hasta el ciclo sinárquico de RAM, cuyos discípulos a través de los tiempos fueron Fo-Hi en la China, Jeshous Krishna en la India, Ormuz en Persia, Thot en Egipto, Orphaskad en Caldea, Enoch entre los hebreos y Hesus entre nuestros antepasados golaks. Estas láminas, citadas con el nombre de Tora en la Cábala Judía, se encuentran en forma de síntesis en el Theraphim del Tabernáculo, y en el juego de ajedrez. Platón hace alusión a ellas. Algunas de sus principales fases se encuentran en el Apocalipsis, el cual no es más que una paráfrasis del Asclepios de Hermes; San Agustín las conocía y hace referencia a ellas en una carta dirigida a su madre; Gregorio VII las hizo traducir de las tablillas de Enoch; el conocimiento de ellas fue el crimen de los Templarios, y, posteriormente, uno de ellos, Guillermo Postel, en el siglo XVI volvió a encontrar en Bizancio las claves herméticas, que un siglo después reconstruyeron dos de los más grandes sabios de la época: el Jesuita Kircher y el astrólogo Ruggieri.

Personalmente creemos que el Taro ha sido en todas las épocas el vehículo principal de la Tradición Iniciática; su origen se pierde en la más remota antigüedad. Sus gráficas resumen todas las teorías, sus símbolos representan poderosas enseñanzas y su juego da el mecanismo de todas las combinaciones esotéricas. Evidentemente, el conocimiento indispensable de las letras hebraicas, del sánscrito, del egipcio, del griego, tanto como de la astrología, la geometría, la arqueometría, al mismo tiempo que de la iniciación masónica, rosacruz, martinista, etc. etc. hace su estudio muy difícil, cuanto más la interpretación correcta de sus arcanos. Por lo tanto, resulta una paradoja irónica ver en todas las ciudades “cartomancianas” operar en cualquier esquina declarando sus conocimientos de los “misterios”, haciendo alarde de las “láminas egipcias”, jugleando con el “tarot” y haciendo el “gran juego” por algunas monedas... Mientras que en un gabinete de trabajo, un ocultista busca durante meses la solución de un solo detalle de la primera lámina del TARO: por ejemplo, el de la vara que tiene el escamoteador en la cual el brazo izquierdo bajado simboliza la necesidad y el mal, y el brazo derecho levantado la libertad y el bien, pero en cambio el hombre dispone de una vara (la del Mago): es la Ciencia Universal, el YOD. . . y aquí empieza la larga meditación necesaria para interpretar el principio activo: el YO (Dios) porque el número 10 sobre esta letra, tonalidad de Aleph, dejará al estudiante pensativo…


Terminaremos este capítulo con un fragmento muy hermético del que no haremos ningún comentario. Algunos interpretarán este párrafo (como ya lo han hecho), atribuyéndole indicaciones de alquimia, otros, misterios de una filosofía muy profunda, pero los Iniciados encontrarán en él una fuente de las más útiles para su dirección.

Se trata de un documento de Abraham que se conoce con el nombre de ASCH MEZAREPH. Así transmitimos el 3er. párrafo marcado con la letra hebraica Tsade:

“Te agarraré ahora por un cabello de tu cabeza como el ángel agarró al profeta Habacuc y te haré visitar a Daniel en el foso de los leones. Hay tres leones en el foso: el león verde, el león negro y el león rojo.

El nombre común del león se encuentra expresado en las palabras de Jacob (Génesis Cap. XLIX, ver. 9) por cuyo número da 209 y agregando el del Sepher Jezirah, o sea la Unidad Inteligente, tendrán el número de Naamán el Sirio, el leproso por naturaleza, que el debe purificar siete veces en su germen figurado por el lobo, este perro salvaje de Hermanubis.

Pero como no debes detenerte en el vulgar que es un esperma abortado y muerto, toma del reino metálico el número menor de Ariah y de Naamán: 210; 2+1+0=3 y el número menor de Kether que se produce por 21: 2+1=3

Y sabrás entonces lo que es nuestro león. (En relación a esto Eliphas Levi indica que hay que ver la tercera vía del Sepher Jezirah y la tercera letra del Taro).

Las palabras, leoncillo, y verdor, tienen el mismo número 310, 3+1+0=4; el cual da 4, o sea la cuarta vía del Sepher Jezirah y el cuarto signo del alfabeto sagrado. El león joven es verde antes de convertirse en agua, después se transforma en león negro, o mejor dicho desaparece, y el león negro surge después para desaparecer a su vez en medio de un cuadro de flores, que pronto se cambiará en una campiña cubierta de nieve de donde saldrá el león rojo.

Reúne ahora toda tu atención para comprender la palabra que significa el fiero león, el león de la melena erizada, el león vencedor de los leones que se llama en el libro de los Proverbios (Cap. XXX, ver. 30) y el número de estos dos nombres es 43, que descompuesto y adicionado da 7 como el número 106 de la palabra , metal o metaloide central, que es el imán del Aour metálico, el siervo de melena roja cuyo nombre es phuc o plombaya y que reconocerás en este signo , se da también otro nombre al león según los doctores en el Sanhedrin (c. XI fol. 9 col. 5), a saber: que se encuentra también en el Targum (XVII-12) y el número de este nombre es 398 cuyo menor es 2: 3+9+8=20; 2+0=2

La misma palabra resulta también de la palabra caldea (II Reg. III, 30), de donde es empleada en lugar de la palabra que es el nombre del .

El nombre primitivo del león cabalístico equivale a 110, número que se resume en 2;1+1+0=2 ; es por lo tanto el primer león que se revela por el 2, o sea por la filosófica, porque en las aplicaciones naturales de la ciencia, este metal es la línea intermediaria que va de una extremidad a la otra. Es por esto que los filósofos lo representan por una línea doble terminada en dos círculos y le dan el nombre de arsénico. Es el varón y esposo sin el cual la virgen no puede impregnarse.

Aquí está el G:. O:. del sol de los sabios, sin el cual la luna sería siempre tenebrosa; el que sabe extraer sus rayos trabaja con luz, los otros andan a tientas en la noche. Únicamente los niños se burlan de Eliseo porque es calvo, pero no ven los rayos ocultos de Kether que son la corona de su cabeza. Por lo tanto, serán el pasto de los osos, el Caribdis y el Scila de la Ciencia, y 42 serán devorados, o sea, su trabajo y su generación intelectual figurados por el 6, 4+2=6. Pero Eliseo domina a la bestia misteriosa y recoge la sangre de los niños que devora para hacer la medicina oculta de los leprosos.

Es esta bestia sangrienta del binario que Daniel ha caracterizado cuando dijo (Dan. VII: 5): “Et ecce bestia alia secunda similis urso et tre existantie in ore ejus inter dentes ejus”.

Los dientes de este animal serán los del dragón de Marte, que devora a los compañeros o a los jóvenes sirvientes “puercos” de Cadmus, de quienes hay que sembrar los dientes en el seno de la tierra virgen. Tres escorias se producen entre los de . Abrid por lo tanto la boca de hierro y cuando esté en el crisol, cogeréis los dientes blancos y los haréis comer la carne, cuyo número es 7 y mucha carne porque el debe ser el puch como 106 es a 239. está aquí para el así como para la (o agua blanca farmacéutica).

La carne que debe ser devorada es la del primer león, del león simbólico, del león alado cuyas alas son separadas por dientes del oso o sea la parte más volátil. Pero devorándolo, el oso lo separa también de la tierra o escoria, y entonces se encuentra libre del lado del Cielo y libre del lado de la Tierra.

Se tiene y anda sobre sus pies y se le verá sobre el crisol como un hombre con el semblante elevado y radiante.

El corazón del hombre mineral le será dado. “Aufer abeó cor lapideum et cor carneum de illi”. Se convertirá en Thiphereth, o sea Adam que equivale a tierra roja... Entonces aparecerá el tercer animal de la visión de Daniel, el leopardo o el figurado por el Jordán de los sabios, porque Jordán y leopardo dan igualmente en número menor: 12, o sea 3. Pero este ternario es multiplicado por el cuaternario: “Et ecce alae quator avis super dorsum ejus”. Cuatro alas hacen dos pájaros que son las palomas de Diana y ellas excitan al leopardo a pelear contra el oso y el dragón.

El leopardo de Daniel tenía también cuatro cabezas que hay que entender por los cuatro colores o apariencias elementales que son el azul, el amarillo, el blanco y el rojo.

“Et potestas data este ei super caeteras bestias”, sobre el león y el oso para vencerles, atravesarles y verter su sangre glutinosa y mercurial.

Y entonces, como síntesis de los otros tres, nacerá el cuarto animal cuyo nacimiento es formidable porque se elevará un humo capaz de daros la muerte. Esta cuarta bestia tiene dientes de hierro y diez cuernos porque posee la virtud de todos los números aplicados a los metales, y del centro de sus cuernos se eleva un cuerno pequeño que habla y que revela grandes cosas.

¡Que las comprenda el que tenga inteligencia!



Última edición por Admin el Mar Mar 08, 2011 7:38 pm, editado 3 veces

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Lun Mar 07, 2011 10:04 pm

SEGUNDA
PARTE


LA CIENCIA VERDADERA




Capítulo I

LEY DE LA TRINIDAD



El recelo a las hipótesis ha llegado a tal punto que el análisis de detalles se ha convertido en cosa asaz corriente, en una especie de “pasatiempo” puramente objetivo que ha perdido su sentido inicial. Cualquier panorama filosófico o sintético es rechazado y los altos estudios científicos están desde hace tiempo desterrados de las materias que se llaman “serias”. Se da fácilmente el calificativo de “ciencias ocultas” a todo lo que no esté al alcance del alumno de primaria (y a veces de las personas que tienen una “buena instrucción”), pero lo más deplorable es que muchos “intelectuales” desprecian esta rama y conservan siempre cierto temor para acercarse a ella.

Por esta razón la parte anatómica de muchas ciencias se ha convertido en una simple “sección” del estudio verdadero. Por ejemplo en el estudio planetario, no existe sino la astronomía que no es más que su parte analítica, mientras que su parte fisiológica no se toma en cuenta, puesto que la Astrología está considerado por muchos algo pasado de moda; y por lo que se refiere al panorama sintético de esta Ciencia (la Astrosofía) es totalmente ignorada.

Lo mismo sucede con la Física que ha reemplazado a la Magia, con la Química que ha eclipsado a la Alquimia, con la Teología que se ha impuesto sobre la Teurgia, con la Ciencia Natural hermana degenerada de la Fisiogonía, y con los números, que no son más que expresiones simplistas de las Matemáticas Ocultas.

El saber humano ha abandonado lentamente estos conocimientos que requerían una tensión cerebral que sólo los Colegios Iniciáticos podía ofrecer. Es por esto que desde la desaparición de los Santuarios se ha observado la decadencia de la ciencia total.

Fue sobre todo entre los siglos XV y XVI cuando se operó el cambio, cuando la mayoría de las “escuelas” no se ocupaban más que de la parte física de los estudios. Los conocimientos elevados fueron abandonados, lo cual dio por resultado que la ciencia oculta, verdadera síntesis de los altos estudios, no fue conocida más que por Fraternidades de Iniciados y por otra parte, la ciencia desprovista de la filosofía y de los verdaderos principios fue consagrada como “Oficial” y declarada “¡Ciencia Exacta!”...

Sin embargo, el investigador serio estará siempre obligado en sus búsquedas a completar su saber con la otra parte de la Matesis (El gran sabio francés M. Berthelot, ha confesado que se debería volver a las enseñanzas de los alquimistas...).

Una ciencia es incompleta cuando no se puede hablar de una Matesis que es la unión del plano Físico (Tesis), del punto de vista Metafísico (Antítesis) y del aspecto matemático en su verdadero sentido (Síntesis). No estudiar más que una parte de este conjunto, es considerar el mundo a través del hombre, queriendo ignorar la naturaleza, ya que, efectivamente, existen tres Planos que son inseparables:
el Mundo Arquetípico o Divino,
el Macrocosmo que corresponde a la Naturaleza,
el Microcosmo que corresponde al Hombre.69

Estos tres Principios constituyen el Universo. . . pero a partir de este momento, nos encontramos limitados en nuestras explicaciones por la pobreza de las palabras, y aprisionados también, hay que confesarlo, por la incompetencia para determinar claramente el Principio Único.

La Causa Suprema comprende dos divisiones:


a. El Efecto No-Manifestado
b. La Manifestación




Esta es la concepción de la divinidad que queremos establecer (del Absoluto se manifiestan tres Atributos) en contraposición a la de un ritmo único, pues habría entonces que obtener la posibilidad de existencia de un comienzo.70

Lo que nuestra lógica no puede admitir es que nuestro Cosmos sea una manifestación única, porque si nada le hubiera precedido y si en la eternidad que viene nada le sustituyera, sería como si la Nada hubiera existido antes de nuestro ciclo cósmico y debiera reinar eternamente después… Ahora bien, nada puede entrar ni salir de la Nada porque entonces perdería ésta su carácter. Por lo tanto, si el ritmo de manifestaciones es eterno, lo mismo ocurre con Dios, fuera del cual nada puede existir y en quien está Lo Incognoscible (La Esencia-Una no vitalizada), porque el Espíritu-Vida es el Dios Manifestado. Entre el Principio-Único no manifestado y el Principio-Único manifestado, no existe diferencia de Esencia, pero para nosotros, seres condicionados, hay una diferencia de naturaleza y de estado.71

El Absoluto metafísico nos llevaría demasiado lejos fuera de los límites de nuestra exposición, por lo cual es preferible volver a nuestro segundo principio enumerado: el Macrocosmo, la Naturaleza, que es a la vez el arbusto y la galaxia. Esto se aplica tanto a la Fatalidad como a las Fuerzas Cósmicas; de esta Naturaleza ha sido el hombre y Ella le sirve de auxiliar para llegar a Dios.Así como la bóveda celeste es mayormente reconocida como la manifestación divina en la naturaleza, los escritores sagrados han distinguido frecuentemente a Jehová en el mando del ejército celeste.

En la Biblia se encuentra muchas veces el título de Dios de los ejércitos (ejércitos de entidades celestes, ejércitos de las estrellas) que los profanos le atribuyen al Dios de Israel, cuando esta denominación nunca ha designado a un General! Tsaba (ejércitos del Cielo, en hebreo) de donde ha derivado Elohe Tsebaoth (Dios de los ejércitos).

Es la Naturaleza la que ha engendrado al hombre y solamente un Período de vibraciones diferentes cambia la forma que nos impide identificarnos con un árbol. Sin embargo es muy fácil reconocer en una planta los intestinos, el estómago (raíces y raicillas), los quilíferos (en el tronco donde se encuentra igualmente los glóbulos sanguíneos), los pulmones (las hojas) y los bronquios (vetas).

Nuestro planeta también ofrece el espectáculo de un enorme Ser Viviente cuyas venas serían las capas geológicas; las arterias, los ríos; las vías respiratorias, los volcanes; el día y la noche corresponderían a la aspiración y la expiración del ser humano, etc.

Los Iniciados conocen muy bien estas relaciones y saben que el planeta evoluciona como el ser humano; la digestión terrestre está bien caracterizada por:

a. Absorción por el humus

b. Separación de los alimentos

c. Transformación de los productos

d. Excreción





Michel de Figagnieres ha hecho un estudio de agricultura sobre el ciclo de la digestión terrestre, que él ha denominado: servicio higiénico del planeta.

Por su parte, Papus insiste sobre el hecho de que, cuando el planeta tiene hambre, suscita siempre, para aumentar su cantidad de alimentos: epidemias, cataclismos, o guerras entre animales o seres humanos. Mueren 97 hombres por minuto, 140.000 por día y 51 millones al año.

En cualquier momento el humus (estómago terrestre) está en condiciones de recibir los cadáveres, o aglomeraciones de células terrestres que ha confiado a un Ser viviente para formar su cuerpo. Hasta el grano sembrado es primeramente transformado en cadáver antes de reproducirse.

En lo relacionado con el “sistema de circulación”, cuando la tierra gira sobre si misma en 24 horas, los Océanos presentan, como el corazón humano, una dilatación (diástole) y una contracción (sístole), caracterizadas por la marea alta y la marea baja.

Para la respiración, el día y la noche marcan estos períodos de aspiración y de expiración. La inervación se encuentra en las fuerzas que la tierra extrae del Sol y que concentra en las vetas metalíferas, las cuales son como un verdadero sistema nervioso, y el ciclo de esta inervación (1 año de la tierra igual a 360 años terrestres ordinarios) se hace en 25.000 años aproximadamente.

No hay nada de extraño cuando se compara a la Tierra a un Ser viviente; la cuestión de la forma no tiene importancia, porque es el hombre el que adolece de una deformación de espíritu, la cual le hace ver a todo ser viviente a su imagen. . .!

J. J. Jacob concluye muy justamente diciendo que los astros se desplazan, siempre y cuando otro astro se desplace con ellos, y, por lo tanto, hay desplazamiento por reciprocidad.

En su Esbozo del Todo Universal, Boucart hace una clasificación en que demuestra que a todo astro se le puede clasificar entre los vegetales (que no pueden desplazarse) y los animales (que se desplazan libremente).

Sabemos que nuestro sistema solar hace parte de la Vía Láctea. La galaxia en la cual se encuentra nuestro sistema planetario, es un enorme disco de 300.000 años-luz de diámetro, y de 17.000 años-luz, de espesor. El año-luz equivale a 10 billones de kilómetros, o sea la distancia que recorre la luz en un año a razón de 300.000 kilómetros por segundo.

Nuestra Galaxia está constituida por 370.000 sistemas solares aproximadamente (cada sistema contiene alrededor de 100.000 estrellas). Nuestro Sol no se encuentra situado en medio de la Vía Láctea; está a unos 55.000 años-luz del centro de la formación, aproximadamente en el plano diametral, 65.000 años-luz, según el Abate Moreux, que cita la aglomeración más alejada (220.000 años-luz) en la constelación del Delfín, como lo define Shapley en sus largos cálculos.

Hay que agregar también que nuestro sistema se proyecta en el espacio a una velocidad de 20 Km. por segundo hacia la estrella Vega. Estimamos esta velocidad en 30 Km. por segundo, y en cuanto a la dirección sería más correcto decir: “entre la constelación de la Lira y la de Hércules” considerando la falta de precisión del ápex.

Es muy probable también que todo el Universo se proyecte conjuntamente hacia una región desconocida. Esta atracción hacia un punto misterioso del espacio es independiente de los 12 movimientos diferentes que animan a la Tierra:

1. Rotación sobre la línea de los polos.

2. Traslación alrededor del Sol.

3. Precesión de los equinoccios.

4. Nutación.

5 y 6. Dos movimientos debidos a los cruces alternativos del Sol y de la Luna por el Ecuador.

7. Desplazamiento de los polos terrestres.

8. Irregularidad de traslación por la variación de la excentricidad de la órbita terrestre

9. Irregularidad que acompaña al movimiento de la órbita en su plano.

10. Irregularidad de traslación por la presencia de la Luna.

11. Irregularidad causada por la variación de inclinación del ecuador sobre la eclíptica.

12. Movimiento global del sistema solar hacia un punto del espacio.





Una galaxia no es más que un átomo en el Cosmos formado por los Globulares (sistemas separados). Mucho más allá de nuestra Vía Láctea se registran hoy, millones de nebulosas espirales (¡hasta 100 millones de años-luz!) que son las matrices de futuros Soles (los Universos Islas, expuestos por W. Herschel).

Por todo ello, se empieza ya a comprender el: “Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del Cielo y de la Tierra...”

He ahí, pues el Macrocosmo, Potencia Cósmica, llamada también Naturaleza o Destino y que los hermetistas consideran en tres planos:

EL MUNDO SUBLUNAR (de la Tierra a la Luna), es el Universo de las fuerzas físico-químicas, es todo lo que concierne a las acciones sobre la Tierra.

EL UNIVERSO MEDIO (del Sol a los Planetas), que depende de las fuerzas astrales.

EL MUNDO EMPÍREO (desde nuestro Sol hasta los otros soles situados en la esfera de atracción). Son las fuerzas-Principios en acción en el Universo entero.

Evidentemente, estos tres Universos no son extraños el uno para el otro; sucede lo mismo mismo que con el movimiento respiratorio, con el sistema nervioso y con la circulación de la sangre, que a pesar de ser funciones separadas en el organismo, están sin embargo sincronizadas. . . como TODO lo que ES. Pero el organismo que condiciona al hombre no le permite ver sino un panorama restringido de las cosas; el Ser es consciente de lo que hace o puede hacer, pero no tiene Consciencia de lo que le ha formado. . . No somos ni siquiera conscientes de nuestra verdadera individualidad. . . Nuestra conciencia no puede desarrollarse mientras no captemos los estados de conciencia de los Mundos Superiores, o sea, sintonizarse a la frecuencia psíquica necesaria.

Fabre d'Olivet ha dicho: “Es la Naturaleza la que preside nuestro nacimiento, la que nos da un padre, una madre, hermanos, hermanas, relaciones, una posición en la tierra, un estado en la sociedad; todo esto no depende de nosotros; todo esto para el vulgo es obra del azar, pero para el filósofo pitagórico son las consecuencias de un orden anterior, severo, irresistible, llamado Fortuna o Necesidad”.

En Astrología existe esta Parte de Fortuna que no debe confundirse con las “Finanzas” sino que más bien es el indicador de la suerte nativa: buena o mala. Se tiene una buena fortuna cuando el Sol y la Luna en buen aspecto están en configuración con la Parte de Fortuna. (A título documentario, digamos para los estudiantes, que la Parte de Fortuna se encuentra en un Tema astrológico, adicionando la Longitud lunar al Ascendente y sustrayendo después la Longitud del Sol).

Pitágoras oponía a esta naturaleza obligada, una naturaleza libre, que, actuando sobre las cosas, forzadas como sobre una materia bruta, las modifica y obtiene a voluntad resultados benéficos o nefastos. Esta segunda Naturaleza, llamada Potencia Voluntad, es la que regula la vida del hombre y la que dirige su conducta según los elementos suministrados por la primera.

La Necesidad y la Potencia son, según Pitágoras, los móviles opuestos del mundo sublunar donde está relegado el hombre; estos dos móviles obtienen su fuerza de una Causa Superior que los Antiguos llamaban Némesis y que llamamos hoy Providencia… (Una vez más la Astrología puede definir exactamente las características de este estado: es la Ley de la lucha por la vida, simbolizada por las funciones saturnianas y llamada en la Ciencia de los Astros Parte de Saturno o Némesis).









Llegamos al tercer Plano, o sea el Microcosmo (el infinito pequeño) que engloba el resumen del Universo, o mejor dicho el Hombre, el cual representa un verdadero complejo cuando se llega a comprender todas sus posibilidades de poder, aunque su actuación en el mundo físico parezca tan insignificante... Los ocultistas conocen estos poderes que sobrepasan el entendimiento de las personas que se califican como “sensatas” y que son incapaces de admitir cualquier principio que rebase el mundo físico.

El Ser, generalmente no percibe del Espíritu-Vida sino lo que sus sentidos físicos son capaces de captar de las inconcebibles vibraciones de este Soplo Divino. Incapaces de captar las altas frecuencias de la fuente original, los sentidos del hombre no detectan más que unas fuerzas vibratorias muy amortiguadas, calificadas con el nombre de Materia.

Todo está íntimamente ligado... y la Trinidad activa indisoluble está en todas las cosas, desde los 3 Principios del Universo (Arquetipo, Macrocosmo, Microcosmo), hasta los 3 Planos de cada uno de estos Mundos. “Hay Trinidad y Unidad en el Hombre, así como en Dios. El Hombre es Uno en persona y Triple en Esencia: hay el Soplo de Dios (o Alma), el Espíritu Sideral y el Cuerpo” (Paracelso).

En el hombre, el cuerpo físico, el astral y el psíquico respectivamente, soportan, animan y mueven el Ser; esto es lo que se llama en Ocultismo, la Tri-Unidad.72

Esta doctrina de los tres Principios (Trinidad en la Unidad) es la base de la enseñanza esotérica. Es un hecho que la Unidad se manifiesta primeramente por un Ternario, 3, de donde se derivan 4 elementos secundarios (3 más 4 igual 7) para constituir los 7 elementos de los teósofos. Hoené-Wronski determina lo que es el complemento, o sea otros 3 elementos para formar 10 Términos, número de los Séfiros de la Cábala73.Por otra parte, seríamos partidarios de llevar a Doce, el número de los términos del análisis, permaneciendo, naturalmente, sobre la base de los 3 principios fundamentales: cuerpo material, espíritu y alma. “Tu persona se compone de tres sustancias: de un cuerpo, de un alma animal y de un alma razonable. Las dos primeras son tuyas en el sentido de que estás obligado a cuidarlas, pero es únicamente la tercera la que es propiamente tuya”.- Marco Aurelio (Libro XII, pensamiento III).

En efecto, si el mineral no tiene más que un Principio (físico), es que la Vida-Incluida no ha hecho dinámica más que la envoltura material, mientras que en el vegetal serán conjuntamente el principio físico y el astral; y en el reino animal, el físico, el astral y el mental, pero dirigidos por el instinto: es la Vida Exterior (conciencia colectiva de la especie), a diferencia del ser humano que es consciente de los Principios (conciencia propia e individual).

Los tres aspectos de la Trinidad: Vida, Cuerpo y Alma, existen necesariamente en cada uno, pero los otros principios están a veces poco despiertos, por no decir dormidos. La entidad humana se manifiesta por lo tanto mediante el ternario inferior.

Atracción y repulsión son potenciales que se encuentran por todas partes en el Cosmos como en el átomo. En el hombre vemos primeramente estas fuerzas en acción bajo la forma de apetito sexual; después, más arriba de esta animalidad, es el corazón el que habla, y, por fin, más delicada, viene la forma del espíritu. En cada una de estas tres manifestaciones encontramos las dos fases: a) activa evolutiva, b) negativa involutiva; siempre estas dos potencialidades son constructivas, pero en sentidos diferentes. Existen Poderes de donde derivan la Magia Blanca o la Magia Negra, de la misma manera que con la temperatura se obtiene el calor o el frío y que la actividad cerebral hace al loco o al genio: todo esto no es más que un cambio de vibraciones. La destrucción no existe, no es más que una hipótesis de explicación, por que se construye otra cosa, se multiplica en otro orden, se transforma, pero no hay aniquilamiento total, no hay destrucción completa...






























TRIOLOGIA74

(Sistema Evolutivo de la Tri-Unidad)
PROGRESIÓN ESPIRITUAL

DEL HOMBRE

LINEA DESCENDENTE DE EVOLUCIÓN
ABSOLUTO

(El no manifestado)


LINEA ASCENDENTE DE EVOLUCIÓN
FUSION

(En el Gran-Todo)





VIDA (El Padre)


REINTEGRACIÓN

ARQUETIPO
FORMA (El Hijo)
CALLAR
PLANO CRÍSTICO



PENSAMIENTO (Espíritu Santo)


REALIZACIÓN






LA ESPIRITUALIDAD

(Cuepo Divino)






OSAR
INICIACION – Renunciación a todo

(Maestría de los dos principios)

MACROCOSMO
LA PSIQUIS

(Cuerpo Astral)



QUERER
CONOCIMIENTO – Magnetismo, Ocultismo

(Poderes Psíquicos)



LA MATERIA

(Cuerpo Físico)









SABER
ILUMINACIÓN – Amor, Ideal

(Prácticas inferiores

como el desdoblamiento)75



PLANO MENTAL SUPERIOR

(Hombre Completo)





EXTASIS – Oración

(Prácticas inferiores como el trance y la mediumnidad)

Diferencia entre el

Hombre y el Animal
PLANO MENTAL INFERIOR

(Animal Perfeccionado u Hombre sin Ideal)


MATERIALISMO – Positivismo

(Egocentrismo)






CONCIENCIA COLECTIVA

(Instinto Animal)


ENCARNACIÓN – Necesidad de Perfeccionamiento

MICROCOSMO
INTELIGENCIA CELULAR (Sensación Vegetal)


VIDA ASTRAL – Incorporación en la Cadena de la Humanidad



PRINCIPIO MOLECULAR

(Reacción Mineral


NACIMIENTO DEL ESPÍRITU

Propulsión de la energía






El mecanismo de las fuerzas que acciona en algunos de los centros (vientre-pecho-cabeza) puede hacer predominar uno de éstos por su frecuencia de vibraciones, y de ello resulta: en el centro inferior un impulso malsano o un acto regenerador (sensaciones exclusivamente animales, la una como la otra); elevados al segundo plano (centro medio: el pecho), los sentimientos pueden ser afectivos y tiernos, pero sometidos también a la pasión y a los celos; por último, cuando las vibraciones llegan al centro de la intelectualidad, resulta de ello una asociación de ideas, que puede traer también consigo una caída moral cuyas consecuencias son posiblemente las más terribles, ya que por encima del Ser existen fuerzas que actúan, porque todo es homogéneo en el Universo.

Llegar mas allá de estas manifestaciones es estar Iniciado...
Capítulo II




ANÁLISIS DE LA VIDA




“Todo está íntimamente ligado” hemos dicho anteriormente; sin embargo, para Einstein, el Espacio, el Tiempo, la Materia, la Energía y el Movimiento están abolidos como nociones primarias e independientes, mientras que para Henri Poincaré “las diversas partes del Cosmos” son los órganos de un mismo cuerpo.

No se trata de saber si la naturaleza es UNA, porque eso es evidente, sino de saber CÓMO es UNA. . .

En su Ciencia e Hipótesis, el célebre sabio francés prosigue: “Aun los que no creen en que las leyes naturales sean simples, están obligados a generalizar hasta obrar como si lo admitiesen”. Es inútil experimentar con idea preconcebida, es imposible generalizar o formular una hipótesis sin emplear la analogía, y vale más generalizar sin certeza que no generalizar nada, reservándose la libertad de rechazar más tarde una hipótesis que se hubiera reconocido falsa. Adivinar antes de demostrar es lo que aconseja el famoso matemático; de esta manera se han hecho los grandes descubrimientos.

A su vez, E. Arnaud parte de los 3 principios: un primer aspecto (energético) llamado Espíritu-Vida, un segundo (concentración) llamado Materia y un tercer aspecto (constructivo-polarizador) el Pensamiento. Con Energía, Materia y Pensamiento, él ha construido un sistema de diferenciación, y ello desde el Ether No. 0 (Absoluto) hasta el Ether No. 7 (el Mundo Físico). Como estos tres principios: Energía, Materia e Inteligencia son la tríada habitual (cuerpo, alma, espíritu), Charles Henry, que también ha considerado este problema, ha tratado de aportar una solución matemática. Este sabio, Director del Laboratorio de la Sorbona de París, dice que la vida puede ser considerada como el resultado de un equilibrio entre fuerzas gravitantes o materiales, fuerzas biopsíquicas y fuerzas electro-magnéticas. Estas fuerzas que él designa bajo el nombre de Resonadores son susceptibles de aportar nuevas luces, no solamente en el problema de la vida, sino también en el de la supervivencia.





No nos detendremos en comentar estos puntos de vista, porque con los Maharajás de Benarés, decimos: “no existe religión más elevada que la Verdad. . .” y su verdadero origen es la ciencia. Es cierto que la ciencia hace muchos materialistas, pero esto pondrá al estudiante en guardia contra los fariseos de todos los matices y le conducirá después hacia Dios, porque no puede ser de otra manera para el que conserva su equilibrio.

Es necesario comprender que si cada uno tiene razón, “todas las verdades no son más que semi-verdades”. Es la razón por la cual el Maestro pide a sus discípulos olvidar las enseñanzas corrientes (plano material) para abordar la Iniciación. (Es lo que Jesús definía como “tenéis que ser como niños”).

La explicación del materialista está perfectamente de acuerdo con el plano que representa (estudio físico), el espiritualista no está equivocado en sus exposiciones (puesto que juzga con su mente), y en cuanto al ocultista, él trata de unir los dos juicios en vez de destruirlos…Digamos ante todo que el término exacto de la segunda categoría sería más bien idealista, pero por temor a no ser comprendidos hemos indicado espiritualista lo cual, en realidad es mucho más elevado, puesto que es el plano al cual hay que llegar y el objetivo del Adepto. Existe una Ciencia Verdadera, inmutable, que es fácil de encontrar en los escritos esotéricos y sobre la cual todos los hermetistas deben basarse. Por lo tanto, sin estar “sujeto” a una “fraternidad” cualquiera, llamarse Iniciado es seguir unas leyes muy bien definidas. Las claves significan para estos Adeptos verdaderas palabras de pase universales e independientes y sobre todo, por encima de todas las “sociedades” más o menos secretas o asociaciones seudo-“iniciáticas” que puedan existir…Pero hay que confesar también que los tres representan un peligro: el materialista puede ser demasiado objetivo y negar todo; el espiritualista pierde la imparcialidad consciente de su espíritu analizándolo todo desde su punto de vista subjetivo; por último, el ocultista buscando la manera de unificar la filosofía y la ciencia se pierde a veces por los derroteros de una imaginación demasiado fértil…

Se acepte o no, estas tres personas están constituidas por los mismos elementos, lo único que las diferencia son sus principios vibratorios, que al ser diferentes, les impide ver de la misma manera; pero si pudieran apelar a su SER Superior, las tres unánimemente se pondrían de acuerdo, porque todo está bajo la dependencia de una LEY UNICA. 76
Creemos poder citar aquí una estrofa del célebre poeta inglés Pope: “
Larga cadena
cuyo centro ocupa el hombre,
que de argolla en argolla
une el átomo con Dios,
y que descendiendo
a la par que se eleva
crece hasta el infinito y
baja hasta la nada”.
De esta aserción se deduce el problema de la UNIDAD de la MATERIA.

Proclamada por los griegos, por los egipcios y hasta por civilizaciones más antiguas, esta declaración no presenta hoy ya la menor duda. Dice el Abate Moreux: “No vale la pena insistir; actualmente es reconocido que la materia es una y que por lo tanto la transmutación de los elementos no es ni una paradoja ni una quimera, sino una real posibilidad, y vuelvo a mi primera idea: es simplemente maravilloso que los hombres que vivieron decenas de siglos antes que nosotros, hayan emitido semejantes conclusiones”.

Sin embargo desde las teorías del sueco Arrhenius que probaron que los átomos no eran indivisibles ni formados de una sola pieza, se asestó un golpe a las teorías de los simpatizantes de la Unidad primordial. . .



El dibujo muestra una experiencia muy simple que consiste en hacer pasar corriente en una solución salina, lo cual permite ver inmediatamente las partículas positivas de la solución posarse sobre el hilo de corriente negativa, mientras que sobre el hilo positivo se forma un depósito de partículas atómicas negativas.

Esta experiencia prueba con estas partículas (átomos) que hay disociación de las moléculas de la sal; en cuanto a las cargas eléctricas de dirección contraria, explican que el átomo de cloro (primeramente neutro) crece como “entidad negativa” mientras que el átomo de sodio (anteriormente neutro también) se convierte en positivo en cuanto pierde esta “entidad negativa” de la que por su parte el átomo de cloro se ha acrecentado. Por lo tanto existen partículas disociables en el átomo, las cuales son intercambiables y se convierten en iones positivos o negativos.

No deberíamos proseguir un estudio que pertenece a un curso elemental de física; sin embargo, es conveniente que el estudiante de la Iniciación tenga algunas nociones de esto, y, antes de ir más lejos vamos a citar los elementos de atomística, para lo cual tomaremos las definiciones de Eduard Arnaud, Profesor de la Escuela Central de París, quien ha dicho muy justamente: “La verdad pertenece al Absoluto y será para siempre inexpresable e incognoscible. Descorrer el enigma total del misterioso Cosmos en el cual nuestro planeta se encuentra perdido, y que es un sueño irrealizable para nuestra humanidad, no sería más que conocer un aspecto de la Verdad, el relativo a esta grandiosa manifestación; sería conocer una obra del Arquitecto, pero no al ARQUITECTO”.

Para representarnos un átomo, no tenemos más que ver nuestro sistema solar. En efecto, alrededor del núcleo positivo (compuesto por uno o varios protones), gravitan electrones negativos, lo cual es la exacta representación del Sol con sus planetas. A semejanza de la Tierra con su eje de rotación, los electrones giran sobre sí mismos con un balanceo. Considerando las distancias que separan el núcleo de los electrones, los electrones entre sí y sus diámetros, todo tiene relaciones y proporciones idénticas a las que reinan en el infinito grande. El estudio del átomo es una especie de astronomía liliputiense.

El átomo es neutro por compensación entre la electricidad positiva de su núcleo central y la electricidad negativa de sus electrones satélites. Está compuesto de protones (granos de electricidad positiva) y de electrones (granos negativos).

El protón tiene un diámetro 2.000 veces menor que el del átomo (su núcleo).

El electrón es la 100 milésima parte del átomo (tiene una energía de 80 millones de caballos-vapor por segundo).

El positrón es la masa positiva aislada del protón (es igual a la masa negativa del electrón).

El neutrón es la masa neutra aislada del protón (igual a la masa del protón).

No existe más que un solo tipo de protón o electrón, pero existen 92 tipos diferentes de átomos. Por lo tanto, es únicamente por la variación de la colocación de los protones y de los electrones, que difieren los átomos y entonces forman las moléculas de las cuales pueden separarse para pasar a otras. Las moléculas son neutras (existen varios millares de tipos), están en movimiento perpetuo y componen todos los cuerpos: sólidos, líquidos y gaseosos.

El Átomo más simple (Hidrógeno): 1 protón puro y 1 electrón satélite.

El Átomo más complicado (Uranio) 92 satélites sobre órbitas diferentes.

Para fijar mejor en la idea del profano las dimensiones moleculares, es conveniente apelar a la multiplicación. De esta manera, los 29 trillones de moléculas de hidrógeno contenidas en un centímetro cúbico darían 100 veces la vuelta a la Tierra (4 millones de kilómetros o 10 veces la distancia de la Tierra a la Luna), si las pusiéramos en línea, una al lado de otra. Un centímetro cúbico de un gas cualquiera a 0 grados y bajo presión normal, representa los 29 trillones de moléculas en cuestión.

La radioactividad ha demostrado que los cuerpos se transforman desintegrándose y que por transformaciones sucesivas se llega al último átomo (Eterón). Esta partícula de éter permite aún un análisis que nos haría ver desaparecer la materia hasta llegar a la conclusión de que los átomos (y moléculas gaseosas) que quedan en el tubo de Crookes producen las tres clases de rayos conocidos bajo la denominación Alfa, Beta, Gama.

La transmutación de los metales, está científicamente probada (¡la Alquimia rehabilitada!. . .) pero, actualmente, el oro fabricado de esta manera costaría demasiado caro.

Millikan ha descubierto que la radiación cósmica puede penetrar 23m. de agua y 2m. de plomo antes de ser completamente absorbida. La más corta longitud de onda que se ha podido captar, tiene un potencial de 30 millones de voltios.

Después obtendríamos hasta los rayos ultra Gamma que vienen del Sol (algunos sostienen que estos rayos vienen desde más allá de la Vía Láctea). Estamos aquí en la parte más profunda de la Ciencia Sublime, la cual nos hace ver por fin el acuerdo entre el científico y el hermetista para reconocer esta Unidad, primera Manifestación del Gran Arquitecto para construir y hacer evolucionar el Universo.

Ahora comprendemos mejor el Infinito pequeño y el Infinito grande o la forma espiral de los torbellinos cósmicos. Esta concentración de energía, que es la del electrón, parece ser la característica de la manifestación de la energía. En medio de los 40 billones de estrellas nuestra galaxia aparece como “una molécula en este enorme cuerpo celeste”.

Sin embargo, cuando queremos definir la Vida, comprobamos que constituye una Realidad, pero que la psiquis constituye otra. El subconsciente y el superconciente son algo muy difíciles de explicar, a pesar de las teorías de los más grandes filósofos. En fin, si nuestros físicos han tratado de instruir al mundo sobre el particular, hasta ahora no han podido calificar esta manifestación superior más que como “Actividad Física. . .”

Sin ir tan lejos ¿cómo la física podrá definir el pensamiento, los sentimientos, el afecto, el instinto, el equilibrio mental, la locura, etc.?

Charles Henry ha establecido que la velocidad de propagación de la energía irradiada por los resonadores bio-psíquicos (átomos de vida), es aproximadamente 100 millones de veces la velocidad de gravitación calculada por Laplace, la cual se eleva ya a 30 millones de Km. por segundo. Esta inconcebible velocidad psíquica de 4.000 trillones de Km. por segundo, que excede con 16 ceros la velocidad de la Luz, es probablemente la del pensamiento, y la clase de los fenómenos instantáneos de telepatía.

El movimiento de un miembro por la voluntad del cerebro, es muy difícil de explicar por medio de la ciencia llamada “exacta”, porque es una influencia de la energía psíquica (o espiritual) sobre la energía física (material). Descartes se ha aplicado mucho en estudiar este mecanismo, pero creemos que considera al ser humano como una vulgar maquinaria que el espíritu se limita a contemplar. . .

¿Por qué la física, habiendo implícitamente admitido que el vacío no existe, que el espacio es sólido, por qué razona como si estas premisas que ella misma ha establecido fueran falsas o no existentes?

Ella admite también los principios de la radiación de los cuerpos, y, sin embargo, niega los casos psíquicos anormales (definidos de esta manera por la ciencia oficial: la telepatía, la clarividencia, etc.) tratando de interpretar la psiquis por medio de leyes inaplicables al caso, porque si el número constituye la mayor base de nuestro razonamiento desde el punto de vista material, cae por su propio peso ante la barrera que le opone el Infinito de la masa, del espacio y del tiempo.77

“La astronomía, la química, la geología, la medida del tiempo, la medida de los soles, todos estos descubrimientos, todas estas escapadas por el exterior, todas estas sorpresas captadas a la eternidad, esta constitución del Infinito que existe y que está fuera de nosotros deslumbrando la inteligencia con su radiación prodigiosa, todas estas cosas de las que parece que no tenemos el sentido: arte, ciencia, poesía, imaginación, cálculo, álgebra, son miradas a través de los barrotes de nuestra prisión”. (Potscriptum de mi vida, de Víctor Hugo).

Ante esta imposibilidad de aludir el problema del superconsciente, hay que provocar fenómenos que conduzcan automáticamente a una nueva concepción de la Vida y sobre todo a su desarrollo espiritual. Abandonando por lo tanto el método de investigación habitual, hay que recurrir a las facultades psíquicas, y, bajo este aspecto, se ha visto repetidas veces a la metapsíquica acudir en socorro de los investigadores más serios: R. Sudre, Maxwell, Calligaris, Enrico Morcelli, Dr. Osty, Coronel Caslant, R. Desseoille, Dr. Geley, Charles Henry, Kostyleff, Ch. Richet, etc. Bergson mismo ha escrito: “no se comprende la recusación que hacen algunos verdaderos sabios a la búsqueda psíquica. . .”

Hemos tenido ya la ocasión de demostrar (en nuestro Mensaje No. 1) que este filósofo se ha definido mucho más científico que muchos sabios.





Inmediatamente la idea del espiritismo surge ante nosotros, porque aparece como una síntesis espontánea de los hechos parapsíquicos. Hablamos, naturalmente de los fenómenos espiritoides controlados, serios y científicos. . . Sin embargo, como no simpatizamos con ello entregamos la palabra al Doctor Albert Leprince: “La lectura del pensamiento, la telepatía, la clarividencia del pasado, la criptestesia en una palabra, existe aun cuando no haya muerte de un ser. Por lo tanto, es bastante inútil suponer la supervivencia de los muertos, puesto que otros hechos criptestésicamente existen sin que haya intervención de difuntos. La hipótesis de los espíritus choca con tantas inverosimilitudes, a pesar de su aparente simplicidad, que me parece imposible adoptarla. No condeno la teoría espiritista. Ciertamente es una teoría prematura, probablemente sea errónea”. (“Le Problème de la vie devant la Science et la Metapsychie”, pág. 176). Esta es la conclusión de un gran investigador, ex-profesor del Instituto Internacional de Altos Estudios y corresponsal de la Sociedad de Medicina de París.

Los adeptos del espiritismo creen no solamente que la personalidad humana sobrevive a la muerte, sino también que los espíritus de los vivos pueden ponerse en relación con el de los muertos. Esta creencia es muy antigua; existe también en todos los países. Es evidente que el miedo a la muerte y el deseo de sobrevivir han favorecido la difusión de esta doctrina.

Para exponer su convicción, los espiritistas, según su origen o su religión, invocan argumentos diversos. Algunos ven en el espiritismo “la demostración experimental del catolicismo” (Gastón Mery), “la prueba sin la cual la religión cristiana se encontraría muy mal” (Myers), otros ven en él “la transformación en ciencia de la fe judaica” (Dante Lattes), otros por el contrario, “un gran peligro para la fe” (G. Raupert), y los demás, “una religión para los que no están contentos con la suya” (Colley).

Lapponi ve en el espiritismo “la obra casi constante del demonio”; Rolfi distingue los casos del demonio y los de los ángeles. Para Drumont es “la existencia de lo sobrenatural demostrado por la ciencia”; y, para Monseñor Elie Meric: “la prueba de la agilidad y de la inteligencia penetrante de los espíritus”. Myers deduce “una concepción búdica del Cosmos” y Courier saluda “el advenimiento del espiritismo en nuestras bellas catedrales en lugar del catolicismo vetusto”!. . .

No es necesario, como escribe Sudre, recurrir a los espíritus para explicar esto. Tal es también la opinión de Maeterlinck.

Los mensajes de los muertos obtenidos por medio de la mesa, de la escritura automática, etc., se parecen de una manera extraordinaria a los fenómenos de desdoblamiento de la personalidad o de la conciencia, artificialmente provocados por experimentadores como Pierre Janet. Estos fenómenos “espiritoides” son comparables a los del hipnotismo o del magnetismo, con la diferencia de que se producen tanto espontánea como experimentalmente y parecen unidos a creencias espiritistas, concientes o subconscientes, en los individuos y lugares donde se manifiestan.

La mayor objeción que se puede hacer a esta teoría que admite como reales las entidades de ultratumba, que considera la ingerencia de los espíritus y la acción de los desencarnados proviniendo de otro mundo en los asuntos humanos, es que, fenómenos análogos a los que se atribuyen a los espíritus, se producen constantemente sin que sea necesaria la intervención de los desencarnados o la presencia de las personas difuntas.

Aunque el espiritismo es la parte más baja del ocultismo, hemos querido, sin embargo, mencionarle, porque las nociones preliminares en general son necesarias para adelantar sobre el camino de la Iniciación.

Debe tenerse especial cuidado en no confundir espiritismo con espiritualismo. Los espiritistas, son las personas que buscan contactos con los espíritus, mientras que los espiritualistas son partidarios de la doctrina filosófica que admite la existencia del espíritu como realidad sustancial.

Existen aun quienes tratan de encerrar en el término espiritismo tanto las prácticas mediumnímicas como el estudio del espíritu como realidad sustancial, para enseguida deturpar el significado de espiritualismo. Esta trastocación del lenguaje ha sido cometida también por ciertos estudiantes del racionalismo español decadentista.

Para terminar este párrafo vamos a contar una aventura muy conocida, sucedida al Rev. Padre Trilles. Un célebre fetichista de la tribu de los Yabikú, dijo un día al Rev. P. Trilles con el que tenía mucha amistad: “Mañana es la fiesta de todos los brujos de la región y vamos a reunirnos en la meseta del Yemvi”. El misionero se extrañó mucho, pues este lugar se encontraba cerca de una aldea abandonada a cuatro días de marcha del sitio donde se desarrollaba esta conversación. Notando esta extrañeza en el misionero, Ngema Nzago (era el nombre del brujo) le dijo: ¿No me crees? pues bien, ven a visitarme esta noche”. La misma noche, el Rev. P. Trilles fue a la cabaña del negro a quien encontró haciendo sus preparativos. Muy escéptico, el misionero le dijo: “Puesto que para ir a tu cita tienes que pasar obligatoriamente por Nshong, en esta aldea, al pie de la meseta, tengo un catequista llamado Esaba, a quien tu conoces; dile que tengo absoluta necesidad de verle y que me traiga al mismo tiempo los cartuchos de fusil que le di a guardar”. “Tu recado será entregado Reverendo Padre, y esta misma noche Esaba tendrá su mensaje”. Después de esto, el brujo cayo en un sueño letárgico tras de haber gesticulado, cantado y frotado el cuerpo con un líquido rojizo de olor muy fuerte. El Rev. P. Trilles clavó un alfiler en el cuerpo del negro sin que hubiera ninguna contracción de músculos ni ningún movimiento por parte de éste. Para evitar todo subterfugio, el misionero permaneció la noche entera en la cabaña del negro, y, a la mañana siguiente, al despertar el brujo el Reverendo le dijo: “No has podido hacer el recado, ¿verdad?” “Al contrario”, respondió Ngema Nzago, hablándole largamente de la reunión de los brujos. La noche del tercer día después de esta conversación, un negro llegó a la Misión con un recado para el R. P. Trilles diciéndole: “He aquí los cartuchos pedidos por el brujo”. Interrogado por el misionero, el catequista respondió: “Le oí llamarme del exterior de mi cabaña y en la oscuridad de la noche me hizo el recado que le encargaste. A la mañana siguiente me puse en marcha con los cartuchos pedidos, y aquí me tienes...” (Almanach des Missions, 1907).

¿Hubo una transmisión de pensamiento que provocó en Esaba una alucinación auditiva verídica? Si adoptamos la teoría de los resonadores de Charles-Henry, ¿hubo un desdoblamiento de la personalidad del brujo? ¿Habría que recurrir a la hipótesis de la telepatía? No haremos ningún comentario para poder terminar como hemos empezado, o sea, completamente independientes de este problema.





Capítulo III



Última edición por Admin el Mar Mar 08, 2011 7:48 pm, editado 1 vez

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Lun Mar 07, 2011 10:06 pm

PROCESO DE EVOLUCIÓN
En el capítulo precedente hemos tratado de analizar la Vida y decimos tratado porque definir la Vida de una manera concreta, sería poner una etiqueta a la Energía. La propulsión inicial de esta Energía no puede ser más que el VERBO CREADOR, pero no en el sentido Incarnatus sino como soplo divino animando la primera célula.

Algunos encontrarán nuestras exposiciones un tanto deshilvanadas pero no hay que perder de vista que el objeto de una obra tan reducida como ésta, no es Iniciar, sino simplemente llamar la atención sobre interesantísimos problemas que deberían estudiarse cada uno separadamente.78
Por una parte, hemos “ascendido” por la cadena de las partículas hasta llegar a elementos tan ínfimos que se siente su proximidad con Dios, y por otra parte, hemos demostrado que la física sola (búsquedas sobre el plano material) no es suficiente para establecer leyes exactas.
Posiblemente, hubiéramos podido definir la Vida con hipótesis científicas o filosóficas que nunca faltan... Pero más juicioso es meditar teniendo presente las palabras de Maeterlinck: “El gran secreto, el secreto de los secretos, el insoluble secreto... ¡es la VIDA!...” o la definición más etérea del Sutra Inmutable que retrata el pensamiento de Buda: “Los fenómenos de la vida pueden ser comparados a un sueño, a un fantasma, a una burbuja, a una sombra, al rocío matinal, al resplandor del rayo y ser contemplados de esta manera...”
Ya hemos visto que tenemos que abandonar de una vez el plano físico si queremos estudiar de una manera más profunda el problema de la vida, cuya solución debe buscarse en lo invisible. Naturalmente es del ser humano (término medio) que vamos a obtener los elementos de investigación. Por otra parte, nos saldríamos de los límites de esta monografía si quisiéramos estudiar a fondo la constitución del hombre. Este es generalmente considerado compuesto de un cuerpo y de un espíritu, pero todas las filosofías se han visto obligadas a admitir un mediador plástico que sirve para unir la idea y los órganos; con múltiples denominaciones se encuentran indicios en todas las doctrinas de lo que se ha convenido en llamar cuerpo astral.
Este substratum está en relación con el cuerpo, tan íntimamente, como con el espíritu. En la ciencia moderna este cuerpo se conoce bajo las denominaciones más variadas: espíritu-vital, fuerza dinámica, fluido nervioso, fuerza psíquica, electricidad animal, etc... lo cual prueba hasta que punto la ciencia contemporánea se ha visto en la obligación de considerar la existencia de este cuerpo fluídico cuya deseada ignorancia ha durado tantos siglos.
Ya el Apóstol Pablo dijo: “Hay también un cuerpo psíquico y un cuerpo neumático” (1 Cor. XV, ver. 44). El cuerpo psíquico es definido en el versículo 45: alma viviente o vital y el cuerpo neumático: espíritu vivificante.
Esta cita está lejos de ser la única; la cuestión del cuerpo sutil estaba resuelta en todas partes de una manera afirmativa en los primeros siglos del cristianismo. “El cual (Jesucristo) transformará el cuerpo de nuestra bajeza, para ser semejante (simmorphon) al cuerpo de su gloria” (Fil. III, v. 21). Agreguemos la cita de Tertuliano, de Orígenes, de Hilario de Poitiers (Canon 5 in Mateo), de Basilio de Cesarea, de Cirilo de Jerusalem (Cat. XIII-14, Cat. XVIII-19, etc…), de Ambrosio (Abraham II, 58), de Gregorio de Nacianzo, de Cirilo de Alejandría (L. VI in Juan), de San Agustín (Agustín Op, Ed bened II ep 14). Muchos son los que le consideran también esta composición: Basilio, Ignacio, Atanasio, Metodio y hasta los que no consideran el espíritu como completamente inmaterial: Justin, Cesario, Minutius Felix, Fulgencio, Anorbe, etc...
Actualmente los escritores eclesiásticos, consideran el alma como espíritu encarnado, y el espíritu como alma desencarnada. El Abad Petit vuelve a la teoría ternaria de los primeros tiempos cristianos, admitiendo que los cuerpos resucitados tendrán propiedades diferentes a las que presenta la carne material, suponiéndolos “luminosos, ágiles como espíritus, sutiles como el éter, e impasibles”.

Por último, resulta obvio entrar en el famoso conflicto relacionado con el artículo del Credo que habría de ser intercalado posteriormente en el símbolo de Nicea. La frase: “la resurrección de la carne”. . . se inscribió, en esta oración, para armonizar con la teoría de la reencarnación admitida en aquella época. En la Renovación Religiosa, el Abad Petit comenta este sentido de la reencarnación que interpreta como: vuelta a la vida material. Esto coincide con lo que ha dicho León Denis en su obra Cristianismo y Espiritismo: “acto por el cual el alma viste un nuevo cuerpo para recorrer el campo de sus existencias terrestres”.
En cuanto se abandona el terreno material, las búsquedas son de una complejidad increíble, porque el investigador se pregunta, ¿por cuál de las dos extremidades del anteojo de larga vista hay que mirar para no perderse en los atolladeros de la paradoja? Como punto de partida para las investigaciones, uno duda entre el “infinitamente pequeño” y el “infinitamente grande” a causa de la complejidad de los elementos.

Creemos como el Reverendo Padre Teilhard de Chardin, en su conferencia dada en Pekín el 10 de marzo de 1945, que la “complejidad” de una cosa es la cualidad que tiene esta cosa de estar formada:

de un mayor número de elementos.
más íntimamente organizados entre ellos.

Desde este punto de vista, un átomo es más complejo que un electrón, una molécula más que un átomo, una célula viviente más que los núcleos químicos más elevados que encierra. La diferencia que existe entre un término y el otro, no depende únicamente del número y de la diversidad de los elementos englobados en cada caso, sino del número y de la variedad correlativa de las relaciones existentes entre estos elementos; no simple multiplicidad, sino multiplicidad organizada; no simplemente complicación, sino complicación centralizada.

Esta noción de complejidad (o más exactamente de centro-complejidad) es fácil de comprender. En un Universo en que la ciencia consigue analizar y descomponerlo todo, esta noción expresa simplemente un carácter específico para cada clase de cuerpo, ya sea masa, volumen o cualquier otra dimensión.

En fin, ¿a qué resultado se puede llegar dirigiéndonos hacia este carácter específico más que a cualquier otro para definir los objetos que nos rodean? En su obra Vie et Planetes el Sabio Rev. Padre, cita dos ventajas:

En la multitud de las cosas que forman el mundo, el estudio del grado de complejidad permite primeramente distinguir y separar lo que se podría llamar “las verdaderas unidades naturales” (que cuentan), de las “seudo unidades accidentales” (que no cuentan). El átomo, la molécula, la célula y el ser viviente, son verdaderas unidades, por que son a la vez compuestas y centralizadas. En cambio, una gota de agua, un montón de arena, la Tierra, el Sol y los astros en general, tan múltiples y compuestos como sean en sus combinaciones, no parecen poseer ninguna organización, ninguna centralización. Cualquiera que sea la majestad de su talla, no son más que falsas unidades, masas más o menos arregladas por orden de densidad.

El coeficiente de complejidad permite además, entre las unidades naturales que ayuda a describir y a aislar, establecer una clasificación igualmente natural y universal. Esta clasificación, tratemos de representárnosla en un cuadro.

Abajo de todo encontramos primeramente los 92 cuerpos simples de la química (desde el hidrógeno hasta el uranio), constituidos por grupos de núcleos atómicos con sus electrones.

Encima de éstos vienen las moléculas formadas por grupos de átomos. Estas moléculas pueden ser enormes en los compuestos de carbono. En los albuminoides (o proteínas) pueden haber millares de átomos asociados. En la hemoglobina de la sangre, el peso molecular es de 68.000.

En el centro del cuadro encontramos los misteriosos virus, cuerpos extraños que producen diversas enfermedades en los animales y en las plantas y de los que no se sabe si son monstruosas moléculas químicas o infra-bacterias vivientes. Su peso molecular alcanza varios millones.

Más arriba se encuentran las primeras células de las que apenas se consigue determinar el contenido atómico (miles de millones seguramente), pero que representan masas de proteínas, con toda seguridad.

Por último, encontramos el mundo de los seres vivientes superiores, formados cada uno de ellos por grupos de células que se han podido evaluar en el simple caso de la “aquae lentillus” y cuyo contenido es de 4 multiplicado por 1020 átomos.

Dejemos de lado un último término, cuya ubicación corresponde a la parte superior del cuadro, y es aquel que formaría una agrupación, no simplemente de células, sino de metazoarios sintéticamente asociados entre sí, en orden a integrar en su conjunto un super-organismo viviente. . .

Este cuadro de clasificación es altamente significativo en razón de la diferencia de naturaleza, que por motivos filosóficos se cree necesario mantener entre Vida y Materia. Finalmente, una Ley de recurrencia se descubre en el orden de las apariencias al religar experimentalmente los dos fenómenos. Más allá del millón de átomos todo se comporta como si los corpúsculos materiales se animaran y se vitalizaran en forma tal que el Universo se presenta agrupado en una única y gran serie más o menos densa, es obvio, pero en su conjunto claramente orientada y ascendente, desde el átomo más simple hasta los Vivientes más evolucionados.

Y el brillante misionero Pierre Teilhard de Chardin llega en esto a la misma conclusión que en repetidas ocasiones hemos intentado demostrar personalmente.79

De todas maneras, entre las suposiciones que podemos hacer sobre el objeto de la Tierra, sólo ésta nos abre una perspectiva coherente en la que convergen y culminan en el futuro las dos corrientes más fundamentales y más poderosas de la conciencia humana: la de la inteligencia y la de la acción, es decir, la de la ciencia y la de la religión.

Acaso ha llegado el momento de citar la Ley de Fritz Müller que dice: “existe paralelismo entre la ontogénesis80y la paleontogénesis”.81

Este paralelismo se entiende en cuanto a la duración de la escala de cada uno de los desenvolvimientos82, o sea que el embrión revive, en una marcha rápida, todas las etapas por las cuales han pasado sus “antepasados”. Esta rapidez vertiginosa es inevitable, como quiera que el embrión (individuo) no dispone sino del tiempo de su propia gestación para revivir, a partir del protozoario inicial, todas las etapas vividas por su raza (especie), entendiéndose no solamente las etapas de la raza (especie) humana respecto del embrión humano, sino también las de todas las especies que evolucionan del protozoario hasta el hombre. En términos generales, el embrión revive pues, en nueve meses, más de dos mil millones de años. . .

Esta obligación imperiosa de aceleración, siempre más rápida, toma el nombre de Taquigénesis, y D. Néroman, de quien tomamos prestadas estas líneas, le hace una bella descripción.

El fenómeno llega a suprimir durante la embriogénesis las etapas que fueros breves en la evolución de la raza (especie) y aún parece que saltara las que fueron mínimas. Al embrión le ocurre todo lo mismo que a un hombre que estuviera precisado a descifrar, a lo largo de su vida, un texto muy antiguo y difícil que por estar escrito en un precioso pergamino tuviera el deber de entregarlo al archivero todas las tardes, para serle devuelto nuevamente al día siguiente. Pero que en lugar de continuar su lectura cada vez, debiera reemprenderla desde las primeras líneas. Así, leería muy rápidamente lo primero; luego más lentamente a medida que sabe que se aproxima al punto en que se había detenido la víspera. Necesitaría, pues, solamente algunos minutos para recorrer las primeras 1.500 líneas, aunque emplearía todo el día para descifrar la línea 1.501. Apenas si ha visto las primeras líneas cuando ya ha ejecutado casi de un vistazo su lectura, y a medida que va acercándose al punto en que había quedado el día anterior, se iría tardando más y más para releer poco a poco las líneas 1.496, 1.497, 1.498 y 1.499 y todavía más para descifrar la línea 1.500.

Tal es la imagen más exacta del “deber” en cada encarnación. Debe revivir todas las etapas ancestrales: vertiginosamente las primeras, y en desaceleración progresiva, lentamente, las recientes hasta la llegada al umbral de su propia vida, cuya duración será cien veces más larga que la de su gestación, durante la cual ha revivido dos mil millones de años de etapas ancestrales.

Antes de terminar este capítulo daremos un resumen de la embrogénesis83.
“El óvulo se desprende espontáneamente del ovario sin necesidad de ninguna intervención. . . y llega a la matriz generalmente doce o quince días después de su salida del folículo. Puede ser fecundado en cualquier punto de su trayectoria; la quincena que sigue a las reglas es, pues, por excelencia la quincena de la concepción. En todos los seres vivientes la fecundación resulta de la unión del óvulo con el elemento masculino siempre único, anterozoide en las plantas, espermatozoide en los animales. Basta que un solo espermatozoide se halle en la matriz en el camino del óvulo para que el destino de éste quede fijado.”

“La primera indicación del embrión es un canal o conducto que sigue la dirección de un meridiano del óvulo, que no es otra cosa que el bosquejo del eje cerebro-espinal, por debajo del cual se constituye la cuerda dorsal”. (Se observará en seguida que el embrión ha revivido ya la mitad de la vida de la especie, puesto que simboliza la época siluriana).

Es obvio que en esta descripción pasamos por sobre los detalles de la evolución que recuerdan exactamente todas las formas de desenvolvimiento de las partes embrionarias.

Aunque la enorme membrana de los monotremas ha desaparecido aquí y está representada únicamente por una vesícula hueca, el embrión se desarrolla a expensas de este vitellus (membrana) fantasma, como si existiera realmente, y conserva todas las alteraciones de forma que había sufrido en su estadio de monotrema y que son iguales a las representadas por los embriones de los reptiles y las aves.

Edmond Perrier narra de manera perfecta la historia de la paleontogénesis que podemos volver a transcribir aquí desde el protozoario inicial hasta el vertebrado. Escribe así: “Más tarde, durante algún tiempo el embrión de los vertebrados presenta entre el bosquejo de la cabeza y el del tronco, los esbozos de cuatro arcos branquiales separados por hendiduras branquiales comparables a las de los peces y que llevan como ellas los esbozos del timo y del cuerpo tiroides, dándose en esto como una indicación rápida del estado pez, que indica todavía el modo de constitución del aparato circulatorio en esta época.

“Dentro del líquido uterino el embrión es todavía acuático, pero muy rápidamente perderá sus branquias, lo que determinará la formación de la línea graciosa del cuello (el marsipo-branquio y el elasmobranquio son omitidos) y después, pasa con extrema rapidez de la respiración acuática a la respiración aérea y los mamíferos pasan exactamente por las mismas fases embrionarias y los miembros tienen desde el principio enteramente el mismo aspecto. (Y henos aquí en este momento en el estadio que representa la época carbonífera).

“Como los embriones de los otros vertebrados del aire, el del hombre presenta durante algún tiempo una cola más larga que los esbozos de miembros posteriores, suficiente para testimoniar que tenemos algún parentesco físico con los animales cuyo cuerpo termina en la región delgada, que es su prolongación, y que tiene el mismo valor morfológico de las regiones que la preceden, pero que ha tomado el aspecto de un simple apéndice”.

Es preciso acortar esta descripción detallada resumiéndolo todo simplemente en el hecho de que el individuo que nace de la mujer está preparado por un ser puramente animal y que parte del protozoario para llegar a ser feto humano, pasando por todos los estadios que están ya señalados en la historia paleontológica. Edad de la Tierra (tres mil millones y medio de años)84.


Origen de la Vida

(dos mil millones de años)


LOS PROTOZOARIOS

Edad Siluriana

(mil millones de años)


LOS CORDADOS

Edad Carbonífera

(500 millones de años)


EL AMPHIOXUS,

antepasado de todos los vertebrados

Jurásico

(77 millones de años)


LOS MAMIFEROS,

que reemplazan la postura de huevos por el alumbramiento de seres vivientes pequeños

Terciario

(5.5 millones de años)


HOMO PRIMEGENIUS,

hombre bruto puramente animal

Pleistoceno

(1.500.000 años)


HOMO FABER,

hombre que fabrica sus herramientas

Moderna

(400.000 años)


HOMO SAPIENS,

hombre que se eleva a la comprensión de los problemas de la vida con conciencia.


(Después de haber evolucionado a través de estos estadios es casi seguro que algunos instantes antes de aparecer sobre la tierra, en algo difiere todavía este embrión de un individuo clasificado en la Humanidad, porque un minuto antes de su nacimiento el Espíritu no ha encarnado aún).

Para terminar citemos las etapas que el animal ha tenido que franquear antes de alcanzar la forma humana, y para el caso tomamos la clasificación de Haeckel que hace notar el simbolismo de estos estadios, pues son precisamente en número 22.

Estadio original de mónera, protoplasma sin núcleo ni membrana celular.

AMEBA o célula de simple núcleo revestida de una membrana (el huevo).

SYNAMIBA, amontonamiento de células, resultante de la segmentación del huevo.

PLANARIA, o especie de larva.

GASTREADA, estadio durante el cual el ser informe abre una cavidad que mas tarde vendrá a ser el vientre.

Los GUSANOS TURBELARIOS actuales, que tienen una forma alargada, pero no poseen una cavidad general del cuerpo.

ESCOLECIDOS ya en posesión de un líquido sanguíneo y de una cavidad orgánica.

Los GUSANOS SAQUIFORMES que presentan un rudimento de médula espinal.

VERTEBRADOS ACRANIANOS.

MONORRINIANOS con un cráneo rudimentario sin mandíbula.

SELACEO con la división de la nariz y aparición del esqueleto de las mandíbulas.

DISPNEUTAS primer estadio de respiración pulmonar.

SOZOBRANQUIOS que poseen a la vez pulmones y branquias que les permiten respirar alternativamente en el agua o al aire libre.

SOZUREOS, anfibios que, como los precedentes, poseen en diversas épocas de su vida pulmones y branquias, pero al contrario de los anteriores conservan su cola en la edad adulta.

PROTAMNIOTAS en los cuales las branquias desaparecen totalmente desarrollándose en membrana amniótica.

PROMAMALIANOS (promammalíes) que son animales de un mismo tipo, pero provistos de mandíbula dentada.

MARSUPIALES cuyo tipo es la zarigüeya y que tienen una bolsa membranosa en el vientre.

PROSIMIANOS tipo que se aproxima ya a los monos.

MONOCERQUIOS, clase de simios de cola larga.

ANTROPOIDES, simios descendientes de los anteriores pero ya desprovistos de cola y que se aproximan más al hombre.

ANTROPOPITECO u hombre-mono que no difiere del hombre más que por la forma del cráneo y la ausencia de la palabra. Se mantiene ya verticalmente y sus pies son diferentes de sus manos.

EL SER HUMANO tal como lo conocemos.

Las teorías evolucionistas-transformistas, las mejor afianzadas, están precisadas a recurrir a una causa superior para explicar las concepciones que, teniendo en esto una parte de la verdad no son sino definiciones insuficientes. Es mucho más lógico admitir que una Voluntad Consciente preside estos cambios en un mejoramiento constante. Esta evidencia iluminó ya en otro tiempo a Lamarck quien dijo: “Los Seres vivientes han formado, a partir de su primera aparición en el globo, muchas series ordenadas que se desenvuelven desde las formas simples hasta las más complicadas y realizan las diversas fases de un plan preexistente debido al Autor Supremo de todas las cosas”.

Un lento trabajo que se produce con tanta constancia es muy difícil atribuirlo al azar. . .




TERCERA
PARTE

Capítulo I

LA GRAN FRATERNIDAD
EJEMPLOS




Mens Sana in Corpore Sano
En las dos primeras partes de este libro hemos visto toda la documentación necesaria para abordar el dominio iniciático. Diremos como Vivekananda: “No me importa la lectura del Vedanta; tenemos que realizarlo en la vida práctica”. (Libro de los Diálogos, 1a. parte). Es, pues, necesario pasar a la acción y éste es el sentido de una leyenda puesta en los salones de la Misión de la Orden del Aquarius para estimular a sus alumnos:
“Emitir bellas teorías es bueno; practicarlas es mejor.”

Sin embargo esto no es lo corriente o por lo menos no está siendo como debería suceder; en efecto, la acción interesada no tiene ningún valor a los ojos de la Divinidad porque es necesario obrar con un fin laudable, sin especulación, según la expresión tan bien sintetizada del Bhagavad Gita: “TENEMOS DERECHO AL TRABAJO PERO NO A SUS FRUTOS”.

Para el neófito la gran dificultad de pasar a la acción es la disciplina indispensable que se requiere: dieta alimenticia, ejercicios físicos, trabajo cerebral, respeto a la Jerarquía, reconocimiento a la Tradición con los Maestros, las Escuelas y las Enseñanzas. . . Es muy frecuente que se niegue a todo esto por la sencilla razón de que el ser humano es perezoso y por que un llamamiento a su energía es pedir un trabajo que está por encima (no de sus fuerzas) sino de su querer. . .

No analizaremos la indispensable necesidad del régimen alimenticio porque toda persona sensata habrá comprendido ahora que el hombre no muere, sino que se mata, como ya lo decía Lavoisier, el creador de la química moderna.

La doctora H. Sosnowska de la Facultad de Medicina de París dice (en La desmineralización y sus causas): “El hombre no puede cambiar el ritmo universal, pero sí tiene el poder de destruir el suyo rápidamente, disminuyendo inconscientemente las horas de vida y de salud que le son concebidas para llegar al término de su evolución en el estado de la materia viviente; abrevia las manifestaciones de la vida mediante sus creaciones químicas que su ciencia le ha permitido sintetizar, a base de tomar para esto los elementos básicos de las demás formas vivientes o de minerales de los cuales está rodeado; mediante su prodigalidad alimenticia nociva, aniquila las reservas hepáticas producidas por sus glándulas endocrinas, cuya segregación es insuficiente para la enorme cantidad de venenos que absorbe. Es a las generaciones jóvenes a las que hay que prodigar los consejos necesarios para la conservación de la vida en la máquina tan maravillosamente organizada como es el cuerpo humano; consejo éste que ningún profesor puede en esta época dar en una escuela, so pena de ser destituido de su cargo por el Ministerio de la Instrucción Pública!!!”

La obra del Comandante Max Taillefer: El hombre que cambió de cuerpo y de rostro, tuvo suficiente resonancia para que lo comentemos aquí. Este autor dice, entre otras cosas, en Para crear las generaciones de hombre nuevos: “se ha dicho y repetido hasta aquí en todos los tonos (y los que lo afirman son los príncipes de la ciencia) que las leyes de la fisiología humana se oponen a la realización del sueño ancestral de todos los hombres. . . permanecer joven durante un tiempo doble del que ha sido concedido a la Humanidad. Y médicos conocidos por halagar los gustos de sus clientes con el objeto de no indisponerse con ellos, han organizado conferencias destinadas a probar que la carne es necesaria y más en la vejez. . . y que el tabaco y el alcohol les son igualmente necesarios. Y así la mayor parte de estos adversarios del buen sentido se han marcado a sí mismos con signos de senilidad precoz, por lo cual todo lo que ellos quieran decir será inútil pues no tendrán más que mostrar su figura para hacer reír a los que los escuchan, los cuales dirán: 'todo está excelente, ¿pero os ha aprovechado?' ’’

Nos acercamos ahora a este hombre sublime que ha demostrado que es posible alejar los límites de la muerte: Georges Knapp quien dijo que si los hombres quisieran liberarse de un solo golpe, de todos los venenos del cuerpo y de la inteligencia de los cuales abusa inconscientemente, sería necesario suprimir el 10% de habitantes, pues tal es el número de los que viven de los vicios de la humanidad. Además de esto sería preciso hallar los medios de reemplazar en el presupuesto los miles de millones que se recaudan por concepto de impuestos sobre los vicios nacionales y sobre la torpeza humana.

Para quienes ignoran la anécdota divertida del autor del axioma “dime qué comes y te diré quién eres”, hemos pensado señalar aquí: en 1932, en una playa de Normandía en Francia, los bañistas organizaron una carrera de 200 metros para los viejos y de 500 para los jóvenes. George Knapp con sus 67 años tomó puesto entre los menores de 70 años lo cual produjo gritos de indignación en la media docena de sexagenarios inscritos, cuando hubieron lanzado un golpe de vista sobre su magnífica anatomía. El improvisado juez le hizo comprender gentilmente que sin duda no había entendido los reglamentos de la carrera y que su lugar estaba señalado en la categoría de los menores de 40 años. Nuestro hombre se atuvo de buen grado a esta recomendación, lo que le permitió ganar la carrera con 30 metros de ventaja. . . sobre el más veloz de sus jóvenes competidores, pero no pudo recibir el premio objeto de las competencias, pues un cualquiera difundió la mentira de que había hecho trampa, por lo cual se le negó el triunfo.

Conocemos también el resultado del discurso hecho en la Sorbona de París, por el profesor Achard (secretario de la Academia de Medicina de París), quien mostró el error de que “el buen vino jamás ha hecho mal a nadie”.

Es obvio sin duda citar los pasajes del libro Las raciones alimenticias por el doctor Bertholet, el cual escribió entre otras cosas: “después de solamente haber bebido diez litros de vino a 10 grados habéis bebido un buen litro de alcohol Puro Absoluto a 90 grados”.

En Una lección de anatomía comparada el Profesor Cuvier, anota: “Si la carne de los animales no estuviera preparada y cocinada con especias para ocultar su olor cadavérico, el hombre jamás podría resolverse a comerla”.

Se sabe que desde hace más de 30 años, los numerosos fisiólogos que han estudiado la cuestión, han aislado los productos de la putrefacción animal, de los cuales, los principales son las leucomaínas y las ptomaínas (100 gramos de carne contienen de 500 a 1.000 miligramos de purinas); se puede todavía citar la parvolina, la hydrocollidina, la midaleína, la purina, que tienen origen en la descomposición cadavérica derivada de la lecticina, que es un veneno violento como el CURARE o MUSCARINA.

Hacemos referencia a la nueva selección humana del doctor Grant St. Louis, de Los Ángeles, la cual alimentada con frutas y legumbres jamás conocerá enfermedades como la parotiditis, el sarampión, el crup, la escarlatina, la parálisis infantil o poliomielitis, la diarrea verde, las convulsiones, la apendicitis, la tuberculosis, etc. . .

Mencionamos todavía a Wa Ha Gunta, nacido en 1783 y que vive en el Canadá, vegetariano desde su más tierna infancia, lo que le ha permitido vivir hasta ahora sin conocer ninguna enfermedad. Existe aún Sheik Ibrahim el Batrane, nacido en 1772, el cual trabajaba su granja hace todavía algunos años en un distrito del antiguo Egipto; él se ha alimentado siempre de frutas y legumbres, más un poco de leche cortada, sin haber tomado jamás un pedazo de carne ni bebido vino.

Hasta aquí hemos permanecido en el terreno de los materialistas, quienes están naturalmente en la obligación de reconocer que la absorción de estos productos tóxicos produce un desequilibrio completo, haciendo con frecuencia verdaderos museos patológicos, de las gentes que usan el tabaco y el vino y comen carne animal.

Que las gentes que no creen en la vida eterna abrevien su existencia, puede admitirse (aunque hacerse sufrir, alargar voluntariamente sus enfermedades y padecer intoxicaciones, sea verdaderamente obra de personas anormales, llegadas a este estado por la carne, las bebidas enervantes y los narcóticos), pero que los espiritualistas sean necrófagos, jamás se comprende.

Algunos espíritus investigadores dirán que los microbios y los necróforos mueren al cocinar el pedazo de cadáver de buey, ternero o cerdo que se absorbe diariamente. . . Les dejamos de buena gana esta excusa y pasamos más bien a la explicación para las gentes que piensan, es decir, para los seres humanos verdaderos que creen que el Espíritu actúa sobre la materia.

Esta alimentación carnívora coloca simplemente al hombre en su plano inferior, ya que asimilando igualmente lo del animal se animaliza; los ocultistas saben también que la sangre animal contiene una multitud de elementales (esos espíritus en germen que no han pasado todavía al estado humanidad) los cuales pueden así incorporarse en los seres espiritualmente sanos. Ponerse en meditación, practicar el éxtasis, tener dones de mediumnidad, entregarse a fenómenos psíquicos es de lo más perjudicial para los individuos que ingieren carne muerta.

En la Biblia se dice: “no comerás carne animal, mientras haya una brizna de hierba sobre la faz de la tierra”; y hay suficiente cantidad de legumbres y frutas cuyo cultivo es bastante simple, para no estar usando lo que algunas tribus que viven en torno a los polos, donde se ven obligadas a pescar o a cazar.

En la base de todas las religiones hay un mandamiento que dice no matarás, sin que se especifique que tenemos derecho a cometer un crimen con tal o cual animal. Algunos responden: “yo no he matado jamás”, pero olvidan realmente que pagan, con largueza, a otro hombre para que de oficio ¡lo haga y le corte, le pese y le envuelva el pedazo de su gusto!. . .

En las Iniciaciones Antiguas se empleaba el jugo de uvas de grosellas, más no el alcoholizado que sólo fue bebida de religiones decadentes, sobre todo exotéricas. Se sabe que uno de los 5 mandamientos Budistas es no beber licores embriagantes y esto es lo que Jhesú igualmente enseñaba, por la sencilla razón de que esto formaba parte también de la doctrina de los Esenios. 85

Los Iniciados conocen muy bien la razón por la cual los hindúes fumaban ciertas hierbas, pero que jamás los Antiguos hacían un uso corriente de narcóticos. El humo absorbido de vez en cuando, en ciertas ocasiones cuyo momento se determina por las aspectaciones planetarias, puede ayudar al desarrollo psíquico; los Jefes de Tribus, no ignoran estas cualidades, empero los pueblos modernos que han perdido todo conocimiento, se han abandonado a su vil degradación convirtiendo una práctica sagrada en una baja pasión.

En una palabra, sólo mediante el Naturismo se pueden desarrollar las facultades tanto intelectuales como espirituales; el régimen vegetariano ha producido el más bello ejemplo y la citación de algunas celebridades que han practicado el naturismo es elocuente86.

Osiris, Gautama y todos los Budas, Zaratustra, Lao-Tse, Confucio, Pitágoras, Jesús el Nazareno, Tales, Plutarco, Herodoto, Porfirio, Epicuro, Diógenes, Homero, Heráclito, Platón, Hipócrates, Sócrates, Aristóteles, Séneca, Cicerón, el poeta Lucrecio, el filósofo Giordano Bruno, Newton, Leonardo, Spinoza, Shelley, Voltaire, Rousseau, Wagner, Cervantes, Byron, Beethoven, Tolstoi, Lamartine, Saint Pierre de Vérone, Humboldt, Nietzsche, Bernard Shaw,

Hemos dicho unas palabras acerca de la dieta alimenticia porque es primordial habituarse a la idea de que ¡hay que comer para Vivir y no vivir para comer! Esto igualmente se explica porque es la primera preparación para abordar una cultura corporal cualquiera. Es evidente que en el dominio de la Iniciación no se trate de proponerse el objetivo de convertirse en culturistas completos, pero sí por lo menos de tomar el sentido de la estética. Si bien el músculo es creador de la belleza, la Escuela Iniciática no es una Academia de Cultura física y solamente entramos en la cuestión en razón de que la representación del cuerpo humano debe ser equilibrado, sobre todo, en cuanto a la salud. Únicamente cuando el estudiante es naturista (alimentación natural y cuidados corporales completos) puede abordar la YOGA, este elemento esencial del mecanismo Iniciático.

De algunos años acá, el gran público se ha habituado a oír pronunciar los siguientes términos sánscritos de la filosofía de la India y del Tíbet. A título de ejemplo, nos referimos aquí a los más usados.

AVATAR: Aparición regular de los Seres Superiores (Mesías). (Enviados Divinos) para instruir al mundo. La enseñanza del Aquarius coincide con el advenimiento del 10mo. Avatar, que es al mismo tiempo el Cristo-Rey o Hijo del Hombre (considerado como Bodhisattva).

GURU: Maestro espiritual; es el guía que ha de seguir el discípulo en todas sus actividades y que lo prepara para la realización. Este instructor tiene frecuentemente muchos alumnos; desde luego que se trata de un perfecto Yoghi y un Iniciado (sus discípulos se llaman Chelas).

KARMA: Es, no solamente las pruebas del Destino, sino toda la predisposición innata y el aporte fatal de las existencias anteriores. Este término es muy difícil de traducir y de definir: ¡hay que vivirlo! (Karma es la Acción en el sentido de la Ley de Causa a Efecto).

KUNDALINI: La fuerza vital que se encuentra en todos los hombres como Energía, casi siempre simbolizada por una serpiente; este canal fluidico es accionado por el poder pránico, lo que permite iluminar sucesivamente los diferentes centros vitales del ser psíquico (los chakras), a fin de establecer el contacto con el Alma Universal.
PRANA: Poder vital y principal de todas las cosas. Este principio energético existe en todo, pero es necesario realizarlo para que produzca todo su efecto. No es el aire sino la energía esencial contenida en la atmósfera.

MAYA: ¡Espectáculo mágico! Especie de ilusión que consiste sobre todo en tomar la vida y las cosas en su estado estático como verdad. Es el gran espejismo o ilusión de la existencia.

PURUSHA: Alma consciente que observa, comprende y gobierna; es el Espíritu, testigo silencioso, más allá de PRAKRITI (naturaleza activa y creadora de formas).

RISHI: Palabra sánscrita que significa Vidente, pero por extensión, se ha dado con frecuencia a Maestros o a Grandes Sabios.

SAT: El Ser y la Existencia.

SUSHUMNA: Canal central (entre Ida y Pingala, que corresponden a la fuerza lunar-negativa y solar-positiva). Es la red anímica y sutil que hace vibrar los puntos neurofluídicos (Chakras).

TATTVA: Parte integrante de la Individualidad.

TUMO: Palabra tibetana que quiere decir calor interno y que puede indicar que un chakra se ha puesto en acción, mediante la vibración de Kundalini.



Las Escuelas filosóficas occidentales se han apoderado de estos términos, no precisamente por una idea de hinduismo excesivo, sino porque es muy difícil darles un valor exacto en nuestras lenguas modernas y por que se han comprobado como muy importantes, después de algunas investigaciones de práctica de la Yoga (opiniones de los médicos, difundidas ya bastante por el mundo, entre otras la de Maxim Bing en la Revista Médica Actas Ciba, de enero de 1948). Numerosos son actualmente los médicos, los pedagogos, los biólogos, etc., que han reconocido lo bien fundado de esta cultura psico-física, denominada Hatha Yoga (parte de la ciencia de los yoghis, que se ocupa más especialmente de posiciones del cuerpo y de respiraciones, que permiten el desarrollo de los plexos y de ciertos centros importantes del Ser humano).
La Ciencia Yoga se descompone en 4 partes principales: Hatha-Yoga, Bhakti-Yoga, Laya-Yoga, Raja-Yoga, más las subdivisiones: Mantra-Yoga, Jnana-Yoga, Prana-Yoga, Agni-Yoga, Kriya-Yoga, etc..

La Hatha- Yoga es el método que se funda principalmente en una técnica respiratoria con posturas (asanas), que permiten el desarrollo de los Chakras. Esta filosofía es sobre todo un sistema de bienestar físico y la definimos con Sri Ramacharaka:

“La Hatha Yoga es aquella parte de la filosofía yoghística que trata del cuidado, bienestar, salud y vigor del cuerpo físico, así como de cuanto propende a conservarlo en buen estado de salud. Enseña el modo natural de vivir y lanza el grito de 'volvamos a la naturaleza', repetido por muchos higienistas occidentales, aunque el Yoghi no ha de 'volver' a la naturaleza porque siempre está en ella, apegado a su regazo y obediente a sus métodos, sin que lo hayan ofuscado ni enloquecido los precipitados afanes por las cosas externas, que forzaron a las modernas civilizaciones a olvidarse de la naturaleza”.

El trabajo mental es muy importante en la ciencia Yoga y no se puede imaginar hasta qué punto el pensamiento es creador.

Sir Samuel Baker cita en The British and Foreign Medical Chirurgical Review: “En algunas partes de África es casi seguro que después de un acceso de cólera o de una grave pesadumbre sobrevenga la fiebre”.

Sir B. W. Richardson escribe en Discurses: “Hay casos en que la diabetes proviene de un violento trastorno mental y es prototipo de las enfermedades físicas de origen mental”.

George Payet, en Lecturas concluye: “En numerosos casos, se ha revelado exacto y casi seguro que el cáncer proviene frecuentemente de ansiedad prolongada”.
Los Doctores Snow, Murchison, Wilke, Hunter, Elmer Gates, Hack Tuke, el célebre profesor Macken, además de otras autoridades del mundo occidental, están de acuerdo sobre este punto.

La Jnana-Yoga es la parte que concierne al Conocimiento; un Jnani es un Iniciado que realiza por medio de la meditación, por ejemplo, Gautama; mientras que el Maestre Jhesú es un Bhakti, es decir, que realiza por devoción solamente. Hay que entender que se trata de una meditación consciente que es posible solamente tras el conocimiento, de lo contrario no se tratará sino de una vaga “imaginación” (sueño).
Para meditar, es necesario conocer las relaciones, los símbolos, las derivaciones, las analogías, las llaves y las diferentes ciencias, a fin de realizar plenamente.
Sri Aurobindo Ghose nos da la definición de la Raja-Yoga: “La Raja-Yoga descansa en el hecho experimental, por el cual nuestras funciones y nuestras facultades pueden separarse, combinarse otra vez, adaptarse a modo de funcionamiento nuevo o transformarse para integrarse en una nueva síntesis mediante un proceso interno determinado”.

La Raja-Yoga es un método experimental psico-fisiológico para llegar a este estado superior denominado: Realización Espiritual y que permite Revelaciones mucho más adelantadas que el éxtasis o la iluminación.

No insistiremos más sobre esta filosofía y para responder a la objeción más corriente, dejamos la palabra a Icvaracharya Brahmachari: “Se dice frecuentemente que los ejercicios de la Yoga son perjudiciales para los occidentales. . . Sin la guía de un Maestro naturalmente es expuesto, pero confesemos que los entrenamientos mágicos son también perjudiciales (inclúyense aquí las respiraciones rimadas o retenidas y esto sin conocimientos y practicados, con frecuencia, por personas que comen carne y consumen bebidas alcohólicas)”.

No hay que mezclar en esto razones sentimentales. Hay que sumergirse totalmente en el Océano de la Verdad para diluir la personalidad en el conocimiento absoluto y no a medias con vacilación! La Iniciación exige la entrega completa de sí. Por poco que el adepto esté apegado todavía a cualquier cosa de la tierra, será retenido por ella, por sutil que sea el hilo que lo mantiene esclavo. Aquí todos los falsos adeptos tienen que detenerse y nosotros estaremos felices de haber evocado simplemente la Palabra de los Maestros:


Aum. . . Tat. . . Sat. . .


Por nuestra parte, hemos insistido ahora suficientemente sobre los dos primeros requisitos para entrar en el sendero iniciático, es decir: alimentación y cultura, cada una de las cuales no puede ir sin la otra; por otra parte, es necesario agregar el trabajo cerebral, del que hemos hablado al principio del capítulo en que mencionáramos la dificultad de acción. En efecto, los verdaderos discípulos no pueden ignorar el trabajo mental que se opera, por ejemplo, para asimilar las buenas sustancias de alimentación (Pranización de la comida, magnetización de las bebidas, emanación del espíritu del bien sobre todas las personas, filtración de los efectos nefastos que vienen del exterior, etc…). Igualmente, puede darse una idea de la preparación cultural para estudiar las filosofías herméticas, y del trabajo cerebral, del que hemos hablado, no solamente en el hecho del estudio constante que reclama este dominio tan vasto del esoterismo, sino también en la gimnasia continua del pensamiento en un plano universal.

La disciplina de respeto a la Jerarquía, de la cual se hace mención en todas partes, no es en ninguna forma un dominio del Maestro sobre sus discípulos, sino una obediencia libremente consentida de parte del Adepto, quien ha reconocido la superioridad de que tiene necesidad.

Vamos a referirnos a un ser conocido por su gran sabiduría, pero también por su gran dificultad de renunciar a su YO personal y orgulloso hasta el punto que su Maestro lo envió a mendigar para atenuar su inmensa ambición. . . Se trata de Swami Vivekananda, el renovador de la filosofía vedanta. No discutiremos su valor como escritor, como filósofo o como propagador doctrinario, por que no se trata de saber si el había alcanzado la maestría; es citado siempre como muy independiente y más bien enemigo del ritual, de la enseñanza organizada y de la disciplina. No solamente son los anarquistas sino también los simpatizantes del menor esfuerzo, quienes han recurrido a sus citas para demostrar que el estudio no es necesario. Es por esto por lo que con toda imparcialidad comunicamos lo que piensa realmente ese autor, batiendo así a los detractores de la Tradición Iniciática con sus propias armas!. . . Abramos pues el libro Selecciones, de Swami87 Vivekananda

Así hablando de lo que es un Maestro de Espiritualidad el autor dice: “Por eso casi todos nosotros somos capaces de «hablar» magistralmente acerca de temas espirituales, pero cuando nos llega el momento de actuar, fracasamos lamentablemente. Ello se debe a que los libros no pueden estimular el espíritu; el impulso ha de venir por fuerza de otra Alma. El Alma de donde parte el impulso se denomina Gurú, instructor, y aquella que lo recibe se llama: discípulo, estudiante”.
Este extracto de la página 77 demuestra de manera muy clara la necesidad indispensable de tener un Maestro. La Iniciación no es posible por escrito únicamente y sin directivas de otro Ser Humano, diferente solamente por su espíritu más evolucionado. A fin de que no haya equívoco, ya que es corriente que algunos estudiantes hablen de su maestro (en el plano astral) que los guía mentalmente!!! el Swami en referencia continúa en la página 79: “En primer lugar debemos averiguar si el Maestro conoce el secreto de las Escrituras. Todo el mundo lee las Escrituras: Biblias, Vedas, Coranes y demás, pero solo son palabras, símbolos externos, sintaxis, etimología, filología, esqueleto de la religión. El Maestro podrá determinar la edad de un libro cualquiera, pero las palabras sólo constituyen un vehículo y quienes les dan demasiada importancia o se dejan arrastrar por ellas, pierden el espíritu. El Maestro debe conocer el espíritu de las Escrituras”.88

Esto excluye los personajes vanidosos que se dicen “instructores” de parte de la “revelación”. . . a través de “mensajes” que reciben del más allá por intermedio de sus “guías”! Este género de espiritistas de fértil imaginación son los más malos defensores de la doctrina de los verdaderos representantes, como Allan Kardec, Leon Denis, Baraduc, Osty, Durville y todos los otros investigadores del fenómeno espírita en su fase científica.89

Con frecuencia estudiantes de ocultismo se entronizan de “iniciados” y cuántos pseudomísticos se han llamado “maestros” o “instructores” predicando la realización espiritual sin el estudio, sin la enseñanza, sin la jerarquía iniciática, siempre con la excusa de que el espíritu libertario no reconoce otra superioridad. . . ¡¡sino es la propia!!

Como quiera que la mayor parte del tiempo estos energúmenos perturbadores y evangelistas de la ciencia negativa, al tocar este punto, se refieren a los filósofos hindúes, no podemos menos de recomendar con ahínco el estudio de la enseñanza de Sri Ramakrishna o también de su discípulo Swami Vivekananda, del cual tomamos algunas líneas (siempre de la misma obra citada, página 83): “Un ciego puede entrar en un museo, pero no hará sino entrar y salir; para que vea es preciso que abra antes los ojos. Quien nos abre los ojos en cuestiones iniciáticas es el Instructor.

Por lo tanto, nuestra relación con el Maestro es de antepasado y descendiente, el Maestro es el antepasado espiritual y el discípulo es el descendiente espiritual. Bueno es hablar de libertad e independencia, pero sin la humildad, sumisión, veneración y fe absoluta, no existiría sabiduría alguna.90Es un hecho significativo que sólo donde aún persiste la relación entre el Maestro y el discípulo, se desarrollan gigantescas almas espirituales, mientras que los que se han despojado de esa relación toman la religión como un pasatiempo. Las naciones o iglesias que no mantienen esa relación entre Maestro y discípulo desconocen casi por completo la espiritualidad”.

Para negar a los Maestros, las enseñanzas, las Escuelas Iniciáticas, a base de emitir grandes teorías de independencia, ha sido necesario previamente documentarse cuando menos en estos libros, sobre los maestros que son negados después. . . En fin, es la táctica bien conocida expresada vulgarmente por el refrán: “quítate de ahí, que yo estoy aquí”.

El divulgador de la vedanta continúa de esta manera: “Esta (la religión) es presentada sin esa sensación, no hay a quien transmitir, ni qué transmitir, porque todos son independientes. ¿De quién pueden aprender ellos? Y si vienen a aprender vienen a “comprar” la enseñanza. Deme un dólar de religión, ¿no puedo pagar un dólar por eso? La religión no puede alcanzarse de este modo”.

Cuando se conoce el carácter independiente del Swami Vivekananda es admirable constatar su comprensión de la Jerarquía, indispensable en materia iniciática; los grados han existidos desde los más grandes Colegios de Iniciados hasta las más pequeñas sociedades, pasando por las religiones más diversas. Así, un sacerdote joven no puede dirigir al clero, de la misma manera que a nadie se le ocurrirá entregar la dirección de una escuela a un niño.

“Nada hay más elevado ni más santo que el conocimiento que llega al alma transmitida por un Maestro espiritual” (dice aún el Swami y, continúa; pág. 84): “Buscad al Maestro, atendedlo como hijos, abridle vuestro corazón y ved en él la manifestación de Dios. Fijemos nuestra atención en el Maestro considerándolo como suprema manifestación de Dios”. . .

Es inútil prolongar las citas de este autor de más de 3.000 páginas que cantan la Gloria de tener un Maestro, de seguir una enseñanza, una disciplina totalmente tradicional y de una cultura totalmente basada en el conocimiento profundo de las bases iniciáticas.

Otra autoridad en la materia y que es frecuentemente citada por los revolucionarios de la Tradición Iniciática es Gandhi. En tal caso puede ser oportuno recordar a los seres espiritualmente jóvenes, subyugados por la independencia, que el Mahatma Gandhi era igualmente un espíritu independiente, pero que esto no le impedía someterse a más de una disciplina en su regla de conducta. Mohandas Karamchand Gandhi nació en Pobandar (junto al mar de Omán) el 2 de octubre de 1869; vivió una vida de estudio y si fue conocido, sobre todo de los hombres políticos, fue porque su misión necesitaba este exoterismo, pero no hay que perder de vista que todos le llamaban: el Mahatma. Es importante constatar que, aunque este título es un grado iniciático, los grandes de la Tierra no hacían excepción al distinguir cara a cara con este nombre al que era para ellos a veces un enemigo en el plan político-nacionalista, pero que no dejaba por esto de ser un Mahatma (Alma Grande).

Mahatma Gandhi confiesa en su Credo Público: “Creo en las Escuelas Iniciáticas, en los Centros de Disciplina, en los Enviados para instruir al Mundo como Avatares”. El buscaba a su Maestro y perseguía su iniciación, a pesar de todas sus preocupaciones sociales.

En una palabra, hay que luchar para ser Iniciado y esto en todos los dominios, que no podemos abordar aquí porque serían necesarios volúmenes para tratar cada una de estas cuestiones y este libro no es más que un simple Mensaje. Es un llamamiento al trabajo y al ejemplo. El tiempo de adorar sin conocer ya pasó; hay que estudiar primero y esto implica una búsqueda, además de una disciplina en la manera de vivir. Todos los Grandes Hombres han seguido este método y todos los que al presente son considerados como Maestros, como Instructores, como Enviados, etc… fueron al principio alumnos, adeptos, discípulos. Hay que antes respetar para ser respetado; antes que capitán hay que ser grumete; estudiante, antes que profesor; chela antes que Gurú. . .

Todos los que dicen hacer parte de la Gran Fraternidad Universal son fácilmente reconocibles: ellos estudian lo que piensan sus vecinos, ya que interesarse en todas las doctrinas es el más bello ejemplo de tolerancia. Creer que “su” religión es la única válida es pretencioso: los 750 millones que representan el budismo y el brahmanismo jamás han pensado en imponer sus ideas al resto del mundo. Estando actualmente nuestro planeta poblado de un número de habitantes que varía entre los 2.000 y 2.500 millones, resta una gran cantidad de gentes que hacen parte de otras concepciones (mahometanos, judíos, cristianos, etc.). Pedir la supresión de las fronteras religiosas es inscribirse por derecho propio en la Gran Fraternidad Universal representada también por su vehículo público: la Misión de la Orden del Aquarius, que simboliza la Era de dos mil años de este período acuariano en el cual estamos entrando.




_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Lun Mar 07, 2011 10:07 pm

Capítulo II




EMBLEMAS Y SÍMBOLOS




Todos los letrados han explicado la significación de los Emblemas, y los filósofos del esoterismo han divulgado ampliamente los Símbolos, para que no sea necesario mencionar aquí toda su utilidad.

Emblemas y Símbolos guardan en cierta forma la misma equivalencia que existe entre talismán y pántaclo. En efecto, el talismán es una protección, un “portasuerte”, un fetiche, desde la pata de conejo del negrito africano hasta la medalla del católico, los amuletos de los hechiceros o las sortijas gravadas con signos especiales, todo lo cual constituye en la hora actual más bien una superstición que un verdadero valor de condensador de fluidos. No se debe sin embargo negar todas las eficacias talismánicas, aunque las prácticas charlatanescas hacen de estas piezas raras y de una ejecución difícil, objetos corrientes fabricados en serie y que no son sino una simple banalidad sin ninguna fuerza protectora (salvo la imaginación supersticiosa).91

El talismán es pues un objeto exclusivamente mágico y muchos de ellos son los que han pasado a la vida utilitarista y que el mundo profano explota sin la menor idea de esta derivación. Así los anillos de los esponsales y del matrimonio (rito del sellamiento de la unión, es decir, hechizamiento de amor, ligación de dos fluidos), los adornos de las orejas (lo mismo que los de las narices en ciertas tribus) conducen a la hieratización del rostro; los brazaletes son una derivación de los anillos de ritual, y los collares reemplazan los cordones que sostienen el pántaclo en las operaciones de magia, etc.

En fin, muchos otros objetos que sin ser completamente mágicos no por eso son menos esotéricos, pero cuyo sentido ha estado olvidado y pasa en nuestros días desapercibido en la vida corriente. Existen por ejemplo las medallas conmemorativas que recordaban en otro tiempo un hecho iniciático notorio y que en nuestros días evocan simplemente un acontecimiento civil y profano. Todavía hay monedas, “marcas de fábrica” (que eran en otros tiempos insignias francmasónicas) que son en el presente signaturas en la industria y el comercio, escudos de armas, medallas conmemorativas, etc.

El pántaclo (del griego: panta-kléa) que no se debe confundir con las “medallas talismánicas”, es sobre todo un instrumento de protección para el operador de magia; este aislador sirve siempre para una misma operación, pero es impersonal por lo cual poco a poco viene a ser más bien un sistema de enseñanza. El pántaclo (escrito a veces erróneamente péntaclo ya que lo hacían depender de pentágono y también porque en los esquemas el perímetro de las operaciones está señalado por pequeños pentágonos) es pues una gráfica que instruye al iniciado en sus investigaciones y en sus prácticas. Está grabado sobre metal, pero a veces también pintado en un lienzo, etc.

En resumen, el pántaclo puede ser igualmente al mismo tiempo un talismán, pero el talismán no puede ser un pántaclo, pues protege pero no enseña nada. Es algo semejante al emblema (éste sería el pántaclo) que está hecho de símbolos y que puede servir de símbolo siendo a veces una protección, pero sobre todo representa un EMBLEMA de ideas, de doctrinas, de colectividad, recuerda una historia, evoca un Ideal, etc.

Así, lo mejor es tomar un ejemplo. Vamos pues a describir en detalle el Emblema de la Orden del Aquarius.

La Cruz-Emblema de la Orden se lleva colgada al cuello por los Misioneros Acuarianos y los diferentes tamaños de esta Cruz Pectoral instruye inmediatamente sobre el grado INICIATICO del Dignatario de la G.F.U. (Gran Fraternidad Universal).

Este Emblema reposa sobre el Gran Arcano: “SER con la Providencia de Dios, Luz, Movimiento, Creación”.

SABER: La Verdad del Misterio, la Verdad de la Vida, la Verdad en el Espíritu visible, que es visible por la Gravitación Universal.

QUERER: La Justicia, mediante el sacrificio, para la armonía y el progreso de la libertad.

OSAR: En razón de la Fe absoluta, en el equilibrio del cuerpo modificable por la ponderación.

CALLAR: Sobre la realidad del Dogma, acción del Alma perfectible por el antagonismo

Se sabe ya que este célebre axioma: Saber, Querer, Osar, Callar, se aplica a muchas explicaciones esotéricas y que está en la base de todo estudio iniciático.

Hemos tomado desde el principio las correspondencias con las formas de la Esfinge de Egipto. Al decir de los sabios más eminentes, este coloso de piedra que está junto a las Pirámides es el más viejo monumento del mundo; esta enorme estatua de 57 metros de largo (la sola cara tiene 9 metros de altura) parece haber sido tallada en la misma roca que formaba cresta sobre la meseta de Ghizeh que ella domina. Colocado a 500 metros de la segunda Pirámide (la de Kephrén) es uno de los más bellos vestigios de las razas desaparecidas, porque es preciso remontar esta obra “antes de Mena”, es decir, a los tiempos de las Dinastías Fabulosas de los Sheso-Hor, y su forma es por sí misma un gran enigma. Una cabeza humana sobre un cuerpo de toro con alas de águila a sus lados y garras de león que parecen excavar la arena. . .
Los Adeptos de los Colegios de Iniciación eran conducidos ante este enigmático símbolo y debían dar una explicación a esta misteriosa figura de piedra, antes de ser introducidos por la puerta que estaba entre las dos patas del animal sagrado y que conducía por profundas galerías a salas subterráneas.

Es obvio que tenemos que pasar por alto la descripción de las Pirámides, de los templos, de los santuarios, agrupados en torno de la Esfinge en razón de analizar el enigmático axioma: Saber-Querer-Osar-Callar.

SABER: Corresponde a la cabeza del hombre, es la Inteligencia.

QUERER: Está simbolizado por el cuerpo del toro, es el Trabajo.

OSAR: Equivale al león que personifica la Fogosidad.

CALLAR: Está simbolizado por las alas del águila que caracteriza la

Alta Filosofía.

Estas cuatro personificaciones (Hombre-Toro-León-Águila) expresadas en la Esfinge se refieren a los 4 elementos de la física antigua, que es fácil de poner en evidencia con nuestras ciencias modernas. La tierra era estudiada en el sentido que nosotros damos a los sólidos; el agua es conocida hoy bajo la denominación de líquido; cuando se dice analizar el aire se significaba en aquellos tiempos evidentemente el actual estudio del gas; y el elemento fuego está claramente definido en lo que nosotros hallamos en nuestros libros de física bajo los capítulos: calor, luz.

Ya hemos hecho mención de las cuatro series del juego del Tarot (copas-espadas-bastos-oros) que también se relacionan exactamente con estas personificaciones de la Esfinge y que son al mismo tiempo las 4 constelaciones: Aguador (el Hombre) Toro-León-Escorpión (que es el Águila sobre la cual volveremos para explicar esta transformación).

La COPA está ostentada por el Hombre (del signo del Aguador); la ESPADA es la espada de Mithra (el inmolador del Toro); el BASTO es la transformación y la simplificación de los primeros cetros de la realeza, representada por el LEON y, en fin, el ORO como todas las monedas puede estilizar muy bien el círculo que nimba la cabeza del Águila (que reemplaza el signo del Escorpión cuyo esoterismo será objeto de un estudio especial).

Estos 4 signos del Zodíaco que son los puntos más importantes del Cielo porque contienen las estrellas regias representan otras analogías más, para llegar finalmente al término sagrado: el tetragrama divino que no se pronuncia pero se deletrea con las 4 palabras: Yod-He-Vaw-He.

YOD es el principio activo: el Yo.

HE es el principio pasivo: el No-Yo.

VAW es el término medio: la relación del Yo al No-Yo.

HE es el retorno del Ternario a lo Universal: la transición de un mundo a otro mundo.
Puede ser que esto de a comprender mejor por qué, en el capítulo III de la Primera Parte de este Tercer Mensaje, hemos dado como tema de meditación un arcano del Tarot en que precisamente está la imagen de las 4 figuras simbólicas.

El Nombre principal de la Divinidad (Yod-He-Vaw-He), que los hebreos han esquematizado ligándolas ordinariamente como Jehovah es pues la Causa Primera y aunque ternaria toma un aspecto cuaternario. 92

Con Yod-He-Vaw-He se evoca inmediatamente a I.N.R.I., después de Azoth y finalmente ROTA, cuando se sabe que cabalísticamente estos términos tienen el mismo valor: Principio y Fin de todas las cosas, elemento primordial, etc…

Tomamos esta última palabra, ROTA, para estudio, con el objeto de dar una idea de la descomposición93sistemática de un término sagrado para la reconstrucción de un valor esotérico y se notará así que puede ser leído en todos los sentidos.
"A" es el Alfa, el Principio; representa el Fuego (Agni, Fuego Interno) y está simbolizado por las Salamandras (Espíritu de este Elemento).

"R" es el AUM (palabra sagrada del Mantram), el Aire, elemento que sirve de medio y ayuda a la evolución (el Espíritu de este elemento son las Sílfides).

"O" es la Omega, el Fin, representa el Agua y son las Ondinas las que vienen a caracterizar este elemento líquido.

"T" es el TAU, el resutado, representado por el elemento sólido, la Tierra, cuyos Espíritus protectores son los Gnomos.

Cada una de estas letras simboliza un elemento y puede, pues, relacionarse a un signo del Zodíaco, a las series del Taro, a una personificación de la Esfinge, y el todo a su vez guarda relación con otras palabras sagradas en paralelismo con el enigmático axioma: Saber-Querer-Osar-Callar. . .

Vamos ahora a descifrar el paradigma que en su primer sentido indica que es por medio de la Iniciación como se obtiene la Realización y que es gracias a Athor como se realiza el Verbo, entendido teológicamente.

TORA: es la Ley de Evolución (palabra hebrea).

ORAT: es el Lenguaje, el Verbo (del latín oratio).

RATO: es la Realización (del latín ratus, el que se realiza).

ATOR: es Athor o Athys, divinidad iniciática egipcia.

Así tenemos: EL VERBO SE REALIZA POR LA LEY DE ATHOR.

En otro sentido haremos la explicación del Determinismo y del Libre Albedrío para aprender a no volverse contra las Leyes de la Naturaleza, pero también a trabajar en la Realización (y la Transmutación) porque el que quiere: ¡puede! Será necesario seguir las reglas del equilibrio, de la Tradición, perfeccionarse, instruirse, iniciarse. Conocer el Destino (la Astrología), atender las predisposiciones, las influencias planetarias, la Rueda inexorable, pero también a trabajar siempre. . .
ROTA: es la Rueda del Devenir.

OTAR: es Escuchar (del griego otarión, orejita).

TARO: es el Destino y sus 22 Arcanos.

AROT: es Trabajar (del griego arotos, labor).




Tenemos pues esta vez: VIGILA ATENTAMENTE LA RUEDA DEL DESTINO Y TRABAJA. . .

Falta mucho por detallar pero ahora el objeto no es sino analizar lo que entra en la composición de la Cruz de la Orden del Aquarius y esto más bien en su fase representativa.

Los 4 brazos de la Cruz son las 4 modalidades de la Energía Cósmica. El Emblema Acuariano se presenta semejante en parte a una Cruz de Malta: brazos iguales pero ampliándose en las extremidades, lo que indica una mayor facilidad para captar las fuerzas superiores de lo exterior para conducirlas a su centro. Además de los 4 elementos (Fuego-Tierra-Aire-Agua) contra los cuales el Ser Humano debe luchar, estos brazos de la Cruz representan también los 4 estados de la materia (sólido-líquido-gaseoso e ígneo o luminoso) que son también elementos indispensables al hombre para vivir. El FUEGO es el calor, su temperatura que debe ser mantenida y el rayo solar indispensable a su existencia; el AIRE es la atmósfera a respirar, tanto que el aire alimenta su organismo; el AGUA es la sangre, la saliva, etc., o sea este simple líquido indispensable a la vida del ser humano y que está en su mayor parte en la superficie de nuestro planeta; en cuanto a la TIERRA es también el globo sobre el cual el ser evoluciona y que toma su propia constitución de este elemento sólido que es su osamenta, su armazón.

Faltaría mencionar las 4 estaciones lunares (Luna Nueva, Creciente, Luna Llena o Plenilunio y Cuarto Menguante), como las 4 estaciones (Primavera, Verano, Otoño, Invierno) y las 4 fases principales de la vida humana (Infancia, Juventud, Edad Madura y Vejez); estos ciclos hacen parte además de una Ley general que se encuentra por todas partes hasta en los temperamentos (linfático, sanguíneo, bilioso y nervioso); en el proceso de la enfermedad ocurre lo mismo (primero intoxicación, declaración de la enfermedad, estado característico y máximum de la crisis y después el fin, ya sea la convalecencia para liberar físicamente al enfermo o la muerte del cuerpo para liberar al Espíritu).

Es fácilmente observable que la Humanidad también evoluciona según este mismo ritmo por etapas que marcan las colectividades y no ignoramos estos períodos de decadencia y de renacimiento de los pueblos.

Citemos todavía las 4 razas: primero, la raza Negra todavía en su infancia como una primavera que no quiere sino florecer para regresar a sus bellas épocas de otros tiempos tan remotos que nos parecen fabulosos; la raza Roja, que es como el verano: se extingue si no la vitalizamos; la raza Blanca que se presenta como el otoño: busca la Alta Filosofía al mismo tiempo que el confort del cual tiene necesidad para preparar su inminente vejez; finalmente la raza Amarilla que es como el invierno: es la vieja civilización que se pierde en su largo sueño.

Esto nos conduce a otra cuestión que es la de los medios de expresión por la escritura, por ejemplo: Con la ayuda de figuras se comprenderá más rápidamente nuestra breve explicación sobre este caso, muy interesante también para la meditación de los Adeptos a la Verdad. En esta ilustración hemos querido expresar desde el principio las escrituras que han caracterizado las grandes civilizaciones; primero, elevando su oración al Cielo, el Ser Humano de los continentes desaparecidos escribía de abajo hacia arriba y de estas expresiones gráficas de las primeras Razas Negras hallamos aún ciertos vestigios de alguna manera derivados de esta escritura que se la denomina Bustrófedon; 94por el lado opuesto vemos la escritura de arriba hacia abajo según el tipo chino; después de esta orientación en el sentido vertical tenemos en sentido horizontal la escritura semítica de derecha a izquierda, y finalmente el estilo que nos es habitual de izquierda a derecha.


Estos modos de expresión convergen hacia un solo punto y es la explicación del objeto mismo de la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL, de la cual el Misionero Acuariano es el representante, y que está simbolizada sobre la Cruz por la Urna (que es al mismo tiempo la figura del Signo del Aquarius).

En la segunda figura vemos el sentido de la evolución de las civilizaciones, es decir la Raza Amarilla, en su vejez, va a caer en el olvido (hasta una nueva regeneración); los más avanzados conocimientos esotéricos estaban en el Tíbet el cual va a ceder su lugar al nuevo Polo Magnético de Espiritualidad. Este tránsito del Saber conservado en los Santuarios de Asia a los Colegios de Iniciación de Occidente, es algo así como la Sabiduría del Gurú que es dada al discípulo. La Raza Blanca va, pues, a tomar el lugar de máxima plenitud (véase figura) ya que se halla en pleno desenvolvimiento para esto. Las razas descendientes de los Pieles Rojas e Indios de América, actualmente en su fase representativa del Verano va a llegar al Otoño y tomará el lugar de la Raza Blanca llegada al invierno en este símbolo, y la Raza Negra ahora muy joven cederá su lugar a la Raza Amarilla que como lo hemos visto vendrá a ocupar el lugar de la que ha producido las Grandes Razas de la Atlántida.

Naturalmente esto se produce en muy grandes periodos pues se trata de ciclos debidos al movimiento estelar y por lo cual es útil abordar el sistema astronómico para captar la importancia de las semejanzas.

El Zodíaco (representación de las 12 Constelaciones a través de la Eclíptica) es esta banda que circunscribe “nuestro Cielo”, es un círculo cuyos 360 grados están repartidos en Doce partes iguales llamadas Signos. Cuatro puntos caracterizan los comienzos de las Estaciones (Equinoccio de Primavera-Solsticio de Verano-Equinoccio de Otoño-Solsticio de Invierno) y se presentan en porciones de tres signos cada uno; así en cada uno de los cuadrantes hay un Signo que caracteriza el Ternario (el signo Fijo) en la siguiente forma:

1er. Ternario (estación de Primavera): Cordero Toro Gemelos.
2do. Ternario (estación de Verano): Cangrejo León Virgen.
3er. Ternario (estación de Otoño): Balanza Escorpión Centauro.
4to. Ternario (estación de Invierno): Macho Cabrío Aguador Peces.

Tenemos un nuevo presente en la mente: la Esfinge de Egipto con su cuerpo de Toro, sus patas, garras y cola de León, su cabeza de Hombre (el signo del Aguador que simboliza al Hijo del Hombre) y, finalmente el misterioso signo del Escorpión que se vuelve a encontrar en las alas del animal enigmático de Egipto, por que el profano ignora que el Escorpión (como la serpiente, el cocodrilo, etc.) era un Símbolo de los Colegios del Sur y del Oriente que fue reemplazado por los Iniciados Occidentales (de los Colegios del Norte) con el Tótem del Águila. Este misterio es por otra parte, el de la Transmutación (transformación de las fuerzas instintivas bajas del individuo en facultades magnéticas capaces de elevarse más allá del plano humano a fin de alcanzar esta realización espiritual que permite escuchar la música de las Esferas, como el batir de las Alas al transportarse por los Aires y como “arrebatada por un Águila” según las palabras de Santa Teresa).

Señalemos además que, sobre una carta astronómica, entre Libra y Sagitario la constelación es doble; este octavo signo zodiacal ha sido denominado Escorpión pero en realidad la eclíptica atraviesa en este momento dos signos que son: Escorpión-Águila.

¡Del Escorpión reptante y ciego al Águila que vuela en las elevadas Esferas!...

La Esfinge emerge del barro... Las fuerzas de las pasiones son transmutadas y sublimadas. . . la espesa materia pasiva del Toro se recalienta al fuego entusiasta del Amor del León, luego se remonta sobre el Ala (del Águila) de la quimera, de la poesía, de la devoción, de la intuición y de la inspiración. . . hasta el dominio de los Ángeles (el Aquarius).

TAURUS-LEO-SCORPIUS-AQUARIUS.

Para volver a nuestras comparaciones de las Escrituras y de las Razas en relación con los Signos tenemos ante todo el Extremo Oriente Misterioso, la China silenciosa con la costumbre asiática de meditar en la muerte (los tibetanos tienen la costumbre de meditar sobre un muerto) es esto: el signo del Escorpión (que caracteriza el misterio en Astrología; la 8va. Casa es la de la muerte, pero es también el símbolo de la transmutación en Yoga, es casi el emblema perfecto de la alquimia espiritual).
De este mismo análisis resulta que el signo del Toro se aplica a la voluntad Antigua (los indígenas de los primeros continentes).

El signo del León (el León de Judá) simboliza el pueblo de Israel.

El Aquarius caracteriza la Raza Blanca y si en la Cruz de la Orden del Aquarius este signo se coloca en la parte superior es porque no se toma en cuenta el modo de escritura sino la Era en que estamos entrando y que en la evolución de las civilizaciones hemos visto que el sentido de la flecha nos indicaba colocar la raza occidental en el punto culminante, en el Zenit (en medio del cielo).

Siendo así es natural que el Emblema de la Misión Acuariana se coloque en correspondencia con la realidad astronómica, con la concordancia de los elementos, con los símbolos en general, etc., lo que le confiere un cierto valor magnético sobre el plano Universal.

Como lo demuestra la figura (ver la ilustración que representa la Cruz-Emblema) cada vez que un brazo de la Cruz se presenta sobre una constelación en la sucesión de los Signos, se trata exactamente de un Signo Fijo (Toro-León-Escorpión-Aguador) y los dos signos restantes intermedios vienen a situarse entre los brazos del Emblema y en el círculo sobre el cual parece reposar la Cruz misma. Las 4 pequeñas cavidades representan respectivamente las dos partes de un signo zodiacal (no solamente en el sentido de una parte benéfica y otra maléfica, sino una materialista y la otra espiritualista) porque sabemos que los meses del año no están únicamente yuxtapuestos con los signos del Zodíaco, sino que un signo astrológico se sitúa entre los últimos días de un mes y los primeros del otro95 lo cual está indicado por las pequeñas líneas que separan y distinguen los signos.

Hemos visto, pues, lo principal de los 4 brazos de esta Cruz sobre la cual falta aún explicar muchas cosas ya que sólo nos hemos referido a lo elemental.

La Cruz colocada sobre un círculo señala con sus 4 brazos las 4 estrellas regias que en el Antiguo Egipto marcaban el principio de las Estaciones: Aldebarán (Ojo del Toro), Regulus (Corazón del León), Antares (Corazón del Escorpión) y Fomalhaut (Boca del Pez Austral). Además de esta Cruz que es visible y que indica los 4 puntos cardinales, una segunda Cruz se distingue muy fácilmente por medio de sus rayos intermedios que indican los dos Equinoccios y los dos Solsticios, lo que lleva a ocho puntos sobre el círculo y los enumera según un orden determinado, del que ya hemos llamado la atención sobre el valor esotérico, y así el Emblema está sostenido por otra Cruz de equilibrio para que el Símbolo contenga una plena estabilidad.

Esta Cruz intermedia que forma una Gran “X” es la representación de la letra griega Khi, inicial de las palabras: Kone - Krusos- Kronos (el Oro, el Crisol y el Tiempo) la Triple Incógnita de la Gran Obra Hermética. Esta Cruz de San Andrés es el jeroglífico reducido a su más simple expresión: las radiaciones luminosas emanadas de un foco único. (Ya hemos hecho mención en nuestro Mensaje II, Capítulo del G:. A:.)




El primer círculo sobre el cual están señaladas las separaciones de los meses es la Unidad de la Materia y las Fuerzas Cósmicas son representadas por estas mismas pequeñas líneas que definen los Signos Zodiacales. Estas líneas vienen sobre un segundo círculo más pequeño y representan la protección mágica (es también el conocimiento llamado secreto) los rayos están también “filtrados” como todo lo que puede venir de fuera del exterior, antes de penetrar en el Vaso Sagrado. Sobre este Cáliz (el Santo Graal) se hallará el símbolo alquímico de la Transmutación que simboliza al Misionero mismo representado aquí por el Ánfora, que a medida que recibe, “desborda” al mismo tiempo, y vierte así sobre el mundo lo que ella ha recibido: es el Dignatario de la Orden que va a instruir a sus Hermanos.

En el centro de esta copa, representación simbólica de los planetas, fácilmente reconocible por los estudiantes de Ocultismo, este conjunto muestra las fuerzas astrales a su disposición e indica que el Adepto ha realizado…

Por lo cual, transforma: la Fuerza Física en Energía Psíquica, las Pasiones en Ideal, la Materia en Espíritu.

Este conjunto de planetas (y símbolos de los metales) presenta también muy fuertemente la letra “H” latina que es el símbolo del Espíritu. Hemos hecho ya alusión a la importancia de esta fonética de autoridad (un sonido de mandato y de energía) y las discusiones son numerosas entre los eruditos a propósito de esta “H” en el nombre de JeHsú.

No nos podemos extender más sobre esta cuestión, pero a fin de dar una última idea sobre la razón de los símbolos y emblemas 96citaremos un autor prestigiado en la materia: P. T. Ananké.

El autor de Hel (Dios), de Padres del Lenguaje, de Recuerdos Prehistóricos, demuestra siempre la importancia del estudio, de la iniciación, de la jerarquía, etc. Este escritor lamenta la falta de cultura esotérica aún en los filósofos; demanda el retorno a la Tradición perdida, lo que equivale a proclamar el retorno de los Colegios Iniciáticos (primera manifestación tangible de la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL y su vehículo la Misión de la Orden del Aquarius).

En sus Visiones Prehistóricas (pág. 193), se puede leer: “Todo “atributo, toda imagen, todo ornamento animal, vegetal, mineral, “gráfico, de colores, etc… era en prehistoria: el eco convencional de “un lenguaje secreto de doble sentido, que sólo los Iniciados “comprenden entre sí. Estos ecos que la historia moderna no ha “sabido leer contribuyeron a la creación de una historia del mundo, “fantástica, abracadabrante, en donde hormiguean las “inverosimilitudes más grotescas y cuyas enseñanzas han sido “deplorables y funestas para la humanidad.

“Estas enseñanzas han creado de una parte el olvido de los “antepasados, la impiedad a lo ancestral y, de otra parte, se han “entretenido y se entretienen aún en guerras entre hombres de una “misma sangre, de una misma raza, de un mismo origen, de un mismo “suelo ancestral y de un mismo Dios!

Ellos son al mismo tiempo los peores enemigos de la Fraternidad que todos los hombres (Blancos, Rojos, Negros o Amarillos) “profesan inconsciente e instintivamente. Porque muy al fondo de su “Alma y de su Corazón instintivamente y por naturaleza el hombre no “es malo. Pero él necesita un Maestro enérgico para dirigirlo; es el “Maestro que no puede encontrar o que rara vez encuentra, aunque “este Maestro está en la lucha constante contra la socarronería de la “política y de las religiones artificiales. En la prehistoria misma, en la “época de la Antigüedad, los Directores de los Hombres eran siempre “Grandes Sacerdotes y Doctores.”

Los prehistos pretendían con justa razón que para gobernar a los hombres hay que conocer perfectamente su cuerpo y su alma. . .

La Sociedad no marchará recto en la vía del bien. . .,
El mundo no recuperará su equilibrio moral y honesto. . .
Sino el día en que será mandado, dirigido y gobernado por un Maestro, un Consejo que será Doctor, Militar, Ingeniero:

El elemento Doctor representará el Sacerdocio, la Dirección, el “Gobierno.
El elemento Militar representará la Ley protectora del Bien.
El elemento Ingeniero representará el Trabajo, amigo de todos “los atributos intelectuales, pero enemigo de los inactivos, de los “inútiles, de los holgazanes y de los indeseables”.

Esta predicción de P. T. Ananké refuerza el punto de vista de muchos sabios, filósofos, hombres de pensamiento, ocultistas e Iniciados de todos los grados, que buscan la Verdad para establecer un Reino de Sabiduría. . .

Capítulo III

LA MISION DE LA ORDEN
DEL AQUARIUS
(SU MECANISMO)

Podríamos intitular este último capítulo: ¿POR QU?

En efecto, se trata más bien de preguntas y respuestas, de algunas páginas de explicaciones prácticas cuyo objeto es definir una vez más esta Obra grandiosa, llamada a agrupar todas las buenas voluntades sin excepciones. Es una cuestión de tiempo, de comprensión más o menos rápida, pero que tiene que valorizarse y se realizará porque está ESCRITO. . .

La Orden del Aquarius es una Misión que se propone tomar la Dirección Espiritual del Mundo durante el Ciclo actual (por 2.000 años) y como preparación de la Época siguiente. En otras palabras: la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL (que existe desde la más remota prehistoria) está siempre representada por una Misión activa de hombres pertenecientes a las más diversas sectas y religiones, dentro de la cual se destacan Misioneros (en el verdadero sentido de la palabra) para formar una ORDEN que es en definitiva el Cuerpo Organizador de la Humanidad. (Es el vehículo público de la Sublime Institución). En la Era de los Gemelos (hace 6.500 años aproximadamente) cuando el Sol recorría la constelación de Gemini, la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL cumplió su Misión bajo la denominación de este signo zodiacal y los Colegios Iniciáticos de la Orden de Gemini funcionaron normalmente hasta el día en que se abrió el período negativo de Taurus (cuando el Sol pasó bajo esta constelación, del año 4320 a 2160 antes de nuestra Era) lo cual sólo permitió el funcionamiento de Centros Secretos.
En el momento en que el Sol saliendo del signo del Toro entró en la constelación de Aries se restablecieron los Colegios Iniciáticos. Esto no quiere decir que la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL haya dejado de existir en algún momento; significa simplemente que ha tenido épocas de silencio y épocas en que la Gran Institución se ha manifestado. En estos períodos de silencio se ha circunscrito a conservar secretamente las enseñanzas en los Santuarios y en la época activa se ha presentado públicamente manifestándose a través de una Orden cuyos instructores han ofrecido públicamente al mundo la enseñanza tradicional. Al finalizar el ciclo Aries, cuando la enseñanza de los Esenios (Misión de la Orden de Aries) funcionaba abiertamente, este cuerpo organizador de la Gran Fraternidad Universal, antes de entrar en su período de silencio por 2.000 años, presentó al Instructor que lanzó hasta el último instante su llamamiento al mundo: “Amaos los unos a los otros”.

Siguió todo un período de silencio (durante el tiempo en que el Sol recorría el signo negativo de los Peces y la Tradición Iniciática se conservó en los Centros Esotéricos; mas a la entrada del Sol en la Constelación de Aquarius ocurrió nuevamente el retorno de los Grandes Principios mediante una Orden pública y la apertura de los Colegios de Iniciación.

La GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL trabajó vigilante desde cerca de veinte siglos en la preparación de los futuros Maestros y ahora ofrece al mundo Su Misión pacificadora, unificadora y organizadora y que dispone en su dirección, de hombres bien preparados, instruidos intelectual y espiritualmente, que se proponen llevar a cabo la fusión de TODAS las organizaciones, sectas religiosas, movimientos culturales, etc.
Así, la Misión de la Orden del Aquarius no es una secta más. Ha sido necesario denominar: Orden, este movimiento que sólo hace valer las individualidades obedientes a una disciplina como acreedoras a representar la Síntesis del Movimiento, el cual no es una religión sino la Unión de Todas.

Es pues inútil preguntar a un misionero acuariano, ¡cuál es su religión!

Es una Misión (del latín “mittere”: enviado, comisionado) y los miembros activos, los Misioneros, son pues los Enviados Espirituales. No puede tratarse entonces de pertenecer más a una doctrina que a otra. Aquarius es el nombre del Ciclo bajo el cual vivimos y por ese hecho representa el conjunto de todas las religiones, filosofías y concepciones en curso, o que puedan formarse en lo sucesivo. El Misionero espiritual no discrimina entre católico, judío, musulmán o budista; el Acuariano enseña a cada uno “su” religión; es un instructor y no pide más que comprensión y tolerancia para el prójimo. Es preciso Unir, Construir, Pacificar.

Algunos dirán que es un nuevo cristianismo, pero por esta misma razón ¡la Misión Acuariana sería un Neo-Budismo!


_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Admin el Lun Mar 07, 2011 10:08 pm

La GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL, con su vehículo público presentado como Misión de la Orden del Aquarius, no viene contra nadie, entendido esto según la enseñanza de Cristo, de los Cristos, lo mismo que de las enseñanzas de los Avatares o de los Buddhas. . . Bien entendido, las religiones reposan todas sobre las mismas bases (cuyo espíritu se ha perdido) y la Orden Acuariana reanuda la cadena tradicional de la Enseñanza Iniciática.


Abriendo el libro de la Sabiduría para que TODO se estudie en los Colegios Iniciáticos…


Ser Misionero de la Orden del Aquarius es ante todo ser Universal en todos los sentidos; no puede ser cuestión de división en nada; TODO es CONSTRUCTIVO y la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL es una elaboración constante. No es más una Academia de Yoga que una Escuela de Astrología, un grupo de vegetarianos o una asociación filosófica. Es todo esto a plenitud y mucho más igualmente, porque la totalidad sólo es posible de enfocarse con una perspectiva mucho más amplia y en un plano superior. Colegio Iniciático no quiere decir asociación secreta en que después de un corto ceremonial se confiere un grado simbólico cualquiera; no es una sociedad en que se estudian algunos elementos de ocultismo, o una fraternidad con ciertas palabras de pase donde fuera uno a perder su tiempo en revisar símbolos o practicar vagas ceremonias.

Iniciación corresponde a algo a tal punto sublime y grandioso que la definición misma no puede analizarse gramaticalmente sino que debe vivirse. . .

En el capítulo anterior hemos visto que el Emblema de la Orden no es un objeto de adoración; si así fuera, hacer ejercicios a la salida del Sol equivaldría a ser un adorador de los Astros!. . . La Astrología se estudia en los Colegios de Sabiduría lo mismo que la medicina, la filosofía, la metapsíquica, las lenguas, etc… Los Acuarianos no son más místicos que los materialistas; quienes los juzguen sometidos a cualquiera de estas posiciones están equivocados, como los puntos de vista de aquellas personas que quieren poner a todo trance una etiqueta política sobre hombres que han renunciado, después de una larga y agitada vida, a todas estas cuestiones mundanas.

No se debe seguir confundiendo el uso de ciertos términos de empleo frecuente como: Misionero, Cristos, Enviado, Iniciado, Grados, etc. Estos términos se toman aquí en su sentido imparcial y fuera de todas las habituales atribuciones, ya que está en las costumbres de siempre, interpretarlo todo conforme a la propia manera de ver las cosas (las cosas del propio dominio) ¡conforme a los “propios” puntos de vista! Reflexiónese con frecuencia que hay millones de individuos que piensan de modo muy diferente la mayoría de las veces. Así, pues, pertenecer a la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL es en primer lugar abandonar estos modos de ver las cosas; los miembros de la Misión de la Orden del Aquarius emprenden desde el principio con todas sus fuerzas la tarea de superar este egocentrismo que caracteriza al ser humano. Se tiene que hacer consciencia de que hay Dios, Universo, Humanidad, un cierto grado de colectividad, relaciones, conocimientos, amigos, vecinos y, finalmente, uno mismo. Este “YO”, ¡ay! está colocado casi siempre en el primer lugar, junto con todo el sistema arquetipo - macrocosmo - microcosmo, pero con la presunción de supeditarlo también. Como si el “YO” fuera lo primordial, como si nuestro “personaje” constituyera el principal atributo y como si todo debiera referirse a él supeditándosele, cuando este “yo” debe justamente referirse en último lugar, a todo el resto del sistema a que pertenece.

Todo está estudiado en los Colegios Iniciáticos de la Institución aunque es evidente que no se puede exigir a un Misionero Acuariano ser, a la vez, Doctor en Medicina, Astrónomo, Licenciado en Letras, Ingeniero, Experto en lenguas muertas, Teólogo, Radioestesista, Arqueólogo, etc…

Es indispensable, sin embargo, un cierto grado de documentación: así, conocer las 1.177.321.905.343.428.940.313 combinaciones de los 22 Arcanos Mayores es muy difícil, pero es bueno tener al menos una idea de las bases de la Qabbalah. Conocer todos los libros de ocultismo está por encima de las posibilidades humanas, pero ignorar, por ejemplo, que Santo Tomás de Aquino está estrechamente ligado a la Astrología y a la Magia, sería imperdonable. Lo mismo ocurre con todas las materias del pensamiento humano, porque el iniciado puede no tener un conocimiento profundo de todas las ciencias, pero al menos debe haber analizado los puntos de vista más importantes.

Hay cosas que no pueden ser ignoradas, rectificaciones que se deben hacer, aclaraciones que todavía no se han dado. Así por ejemplo, la doctrina esotérica en la enseñanza del cristianismo puede ser estudiada en nuestros días, porque ya no estamos en los tiempos en que se persiguió a los Ebionitas, a los Gnósticos Cabalísticos, a los Cetintianos y a todas las demás sectas crísticas.
Estudiemos un ejemplo con el versículo 46 del Capítulo XXVII del Evangelio según San Mateo. En una edición corriente que tenemos a la mano en este momento (versión de Ostervald de 1904, reproducida en París en 1920, impresa por J. B. Peace, de Cambridge, en Gran Bretaña) encontramos:

“Y alrededor de la hora de nona Jesús exclamó diciendo: Eli! Eli! lamma sabachthani. . . lo que quiere decir: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”

Es de notar la correspondencia de este pasaje con los Salmos XXII, versículo 1, donde se expresa: “Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?”

Otra correspondencia se halla en el Capítulo XV, versículo 34, de San Marcos donde se repite: “Y a la hora de nona Jesús exclamó en alta voz diciendo: Eloi! Eloi! lamma sabachthani”.

Tomamos otra Biblia, una edición española esta vez (versión de Casiodoro de Reina, 1569, impresa en América) en la cual encontramos ahora escrito “sabachtani”…. ( no hay correspondencias y los Salmos están también incorrectamente enumerados y produce verdadera lástima constatar así la poca importancia que se concedió a una obra ¡que está constituida sobre Números!).

¿Qué resulta de todo esto? ¿Qué género de comentarios debemos hacer? Vamos a ensayar explicarnos un poco.

¡El Maestre Jhesú no pudo haberse quejado en la Cruz! Físicamente no estaba abandonado por el Padre, pues El mismo había escogido la Crucifixión; moralmente menos aún pues de otra manera no se cumpliría la Profecía: Viniendo en esto a ser Glorificado Jhesú el Cristo, en toda la Ley.

El texto hebreo original de Mateo indica:

“-’Li’Li LMH ShBHhTh-NI”, ¡Dios mío, Dios mío, cómo me has glorificado! y todos los manuscritos griegos transcriben exactamente: “sabachthani” lo que da con toda la exactitud del término: “glorificado” y no “abandonado”.

Esta frase, hay que decirlo, era la fórmula final en los Misterios de Egipto y esta palabra hacía parte de los Ritos Iniciáticos; así se comprende mejor la razón por la cual Jehsú, el Maestro Iniciado, termina de la manera más natural su MISION con esta fórmula Sacramental. . .



SABER la realidad del misterio de la crucifixión, QUERER seguir en Su enseñanza e integrarse en el plano de una Ley que El mismo vino a encarnar, OSAR seguir su ejemplo con el mismo objetivo y preparar a la Nueva Era con esa misma acción demasiado desconocida, y CALLAR sobre la verdadera finalidad que la humanidad no está preparada para aceptar, como sobre la Iniciación que El mismo dio con tanta prudencia. (Composición a la pluma, del Venerable Maestre Dr. RaYNnaud de la FerRIère en 1942).

Cuando en el Salmo XXII se trata de la frase: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? ¿Por qué permaneces lejos de mí, sin socorrerme, sin escuchar las palabras de mi gemido?” el texto es totalmente diferente:

“-’Li’Li LMH HhZBTh-NI” (Hazabatha-ni) abandonado.

Sobre todo hay que señalar la “H” de la primera palabra y la “Hh” del segundo texto; primero es una “Heth” y después una “Ayin”, y ha sido suficiente confundir la 8va. letra con la 16ta. del alfabeto, para formar una palabra completamente diferente. Así, una sola letra fue suficiente para cambiar el sentido de las cosas, y este error de traducción fue en realidad tolerado intencionalmente desde el principio, para velar la fuente de la enseñanza.

En tiempos de Jerónimo (compilador de la Biblia) aún existían Hierofantes, aunque miembros de la nueva secta cristiana ya se había separado de la Fuente Crística, ayudados en esto por la forma exotérica que había de dar al nuevo movimiento, el cual llegaría a ser más tarde el catolicismo. En fin, en lo que concierne a los escritos, es casi seguro que en nuestros días el verdadero sentido se ha perdido y todavía son poco numerosos los capaces de volver a encontrar todo el conocimiento, pues lo mismo que ocurre con el pasaje que venimos analizando, sucede con otros no menos importantes. Y esto sin contar las retranscripciones ocurridas a través de los siglos; tomemos en consideración simplemente la primera traducción: si es fácil incurrir en errores en una versión del francés al español. . . ¡qué decir cuando se trata del hebreo al griego!

Digamos además, que no se debe tomar a los Misioneros de la Orden del Aquarius por evangelistas de cualquier secta protestante, ya que la lectura, aún más, el estudio de la Biblia o el análisis de otros libros sagrados, no clasifica a un individuo en una religión.

Ya lo habíamos dicho: la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL no tiene una tendencia budista, católica, vedántica, sufista, etc., sobre todo está por fuera de todas las políticas.

Calvinistas, taoístas, parsis, teósofos, rosacruces, cabalistas, etc., se vuelven a encontrar en este movimiento que no exige ninguna conversión sino simplemente un mayor conocimiento.

La Institución Acuariana no pide adherirse a una doctrina especial porque no viene semejándose a quienes critican la escuela primaria cuando se pasa a los cursos secundarios. Nunca podremos negar el interés que tiene aprender el alfabeto, aunque seamos ya universitarios.

No se trata, pues, de abandonar “su” religión para ser miembro de esta Gran Institución; se trata simplemente de elevarse por encima de todas las contingencias humanas. No hay religiones malas, sin duda, solamente puede hablarse de métodos religiosos incompletos para aquellos que han evolucionado más rápidamente y, en este sentido, las religiones son como planos sucesivos de preparación.

Sobre todo hay que evitar el dogma fanático y no salir de un ritual para entrar en otro sin conocer el espíritu de éste; no es una verdadera evolución abandonar una religión considerada dogmática ¡para adherirse a nuevos dogmas sectarios e inexorables!

La Orden del Aquarius no es una religión mejor que las demás, como quiera que no es una religión, sino que envuelve todas las ideas, pero vistas en un plano muy superior; es una Síntesis de imparcialidad. Es la razón por la cual poco a poco sectas, asociaciones y grupos diversos, vienen a inscribirse en la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL representada públicamente a partir del comienzo de 1948, por la Misión de la Orden del Aquarius.

Hay que llegar definitivamente a que los hombres se entiendan en el plano de los Grandes Principios, como decía Claudio Bernard: “…cuando el científico, el historiador y el filósofo hablen el mismo lenguaje…”

Esto recuerda la Biblia cuando explica el origen de la primera disensión: “Entonces todos los hombres de la tierra tenían un mismo lenguaje y una misma palabra. Y el Eterno dijo: Confundamos su lenguaje a fin de que los hombres no se entiendan más. Y el Eterno los dispersó por toda la tierra”. (Génesis, capítulo XI, versículos 6, 7, Cool.

Esta dispersión fue el origen de las disensiones religiosas y con la diferencia de lenguaje se han formado terminologías diversas sobre una misma cosa, y del análisis ha nacido el carácter especial de cada grupo de estudio y todo, naturalmente, ha colocado a la doctrina religiosa como base de todas las barreras entre los hombres.

Volver a plantear la unificación religiosa es ciertamente difícil cuando se entiende a la letra, pero si se toma según el Espíritu, se puede admitir que, a pesar de una apariencia de puntos de vista contrarios, todo ha salido de una misma fuente. Partiendo de este concepto, se está en la vía de adherirse a la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL.

Todos los libros y todas las Enseñanzas están de acuerdo en admitir que Dios (llamado Todo-Poderoso, el Padre, Brahma, Jehovah, Allah, Principio-Único, Vida, Energía, Esencia-Una, etc.) no puede manifestarse sino en el Ser Puro. Por consiguiente, a menos que nos hayamos dedicado desde el principio a purificarnos, jamás lo estaremos suficientemente. . . El hecho de no admitir el principio del vecino demuestra una falta de sabiduría; no reconocer como hermano a otro ser porque no siente como nosotros es rehusar la Ley Divina y aún la teoría de la Unidad de la Materia, es, pues, confesarse ni espiritualista ni materialista. . . Es en cierto sentido negar su propia existencia, ¡lo que sería llevar demasiado lejos la teoría de la relatividad!. . .





Con el objeto de prolongar un poco esta serie de “Por qué”, es necesaria una vez más una preparación, así sea pequeña.

Sin embargo, debemos ser bastante breves porque emprender el análisis de los lacónicos relatos del Génesis exigiría muchos volúmenes; por lo tanto, sólo debemos una explicación muy somera.

Cuando se dice por ejemplo: La Tierra en profundo sueño, se debe comprender que nuestro planeta experimentó movimientos de inspiración y de expiración durante largos períodos; son períodos de vida los primeros, y de muerte los segundos (siendo la muerte la coronación de la vida). La tierra gozó de Eras de reposo, lo mismo que períodos de trastorno, de ahí los diluvios lo mismo que las decadencias y renacimientos de los pueblos.

El Eterno creando al Hombre a su Imagen se encuentra en todas las culturas y en todos los pueblos. Todos los “dioses” del mundo hablan y obran de la misma manera que el Eterno del Génesis. Divinidades Celtas, Escandinavas, Egipcias, Pre-colombinas, etc., forman la tierra y crean un hombre, siguiendo los mismos principios que para el Adán bíblico. Todas las Mitologías hablan de un soplo divino que anima a un hombre; todas las tradiciones, así como los más antiguos cultos de la Humanidad, son exactamente la correspondencia del Génesis, porque todas estas literaturas tienen una misma y única base de enseñanza. El Eterno (O’g’Hel: los Hijos de HEL, la Raza Blanca de Occidente) creando al hombre (haciendo una Raza con sus modalidades y de la cual observamos lo mismo que estas culturas humanas, que fueron emprendidas en la Antigüedad y en particular, por el Occidente que iluminó así al Oriente).

La mujer está tomada del costado del Hedén (y no de la costilla de Adam como ciertas tradiciones fantásticas lo han transmitido). 97

Este costado del Edén es la ribera del Hedén, que habría visto el Regreso del Hombre. . . de caza hacia Oriente. . . del Edén. . . 98

El Edén fue naturalmente el nombre de la tierra que habitó. . . el Eterno del Génesis (la Raza Blanca de entonces) y hacia. . . el Oriente indica desde luego la evolución de una civilización, la emigración por consiguiente de los Centros Iniciáticos del Occidente hacia el Oriente.

Desde esos tiempos, el Oriente ha conservado estas Grandes Enseñanzas (y de esto proviene la idea de que la India es la cuna de la civilización, aunque es en realidad Una cuna, uno de los centros, una “arca”, un “pesebre”, un lugar de reserva de las enseñanzas, uno de los sitios que han participado en la conservación de la Sabiduría Antigua).

Fue en Oriente donde, por última vez, fue transportada la Joya Iniciática. . .

Viejas leyendas hindúes dicen que ciertos grandes simios son Hombres degenerados de antiguas culturas, ¡lo que invertiría la teoría de que el hombre descienda del mono!

El Génesis dice: los Machos y las Hembras, es decir, los AG, hijos del Eterno (HEL. . . Dios, en el sentido del Elohim como expresión mayor de los Blancos) vivían en el Hedén, junto al Árbol de la Ciencia, mientras que los AD (Ad-An, Adam, los hombres de color, los extranjeros), sujetos de las Colonias Helianas vivían en los grandes jardines del Hedén, con la Interdicción de aproximarse al Arbol.99


Se ve la importancia de este conocimiento (la Iniciación) cuya huella se encuentra escondida en todas las leyendas, historias, tradiciones, etc. Siempre han existido Centros y cada vez que un Centro de Iniciación cambia de lugar es hacia un punto magnético, y en el curso de la historia de la Humanidad el Centro principal ha debido desplazarse más de una vez.

Hemos visto que la Joya Esotérica había sido transportada del Occidente al Oriente, el cual ha conservado la supremacía espiritual hasta nuestros días, y en estos últimos tiempos ocurre también un desplazamiento parcial de los depósitos del conocimiento hacia el Oeste (en particular a Europa: en Inglaterra, Alemania y Francia).

Del Tíbet, detentador de los Altos Santuarios del Saber, se han escapado algunas migajas iniciáticas (por intermedio de Instructores secretos que en calidad de Mensajeros las esparcen por el mundo), con el objeto de preparar la difusión de la Joya Eternal (la Santa Verdad).

Hemos asistido durante estos últimos años a una revitalización de las sociedades místicas, de las asociaciones ocultas, de las fraternidades filosóficas y, en una palabra, el Tíbet había levantado el velo del silencio y podemos ya decir que el Polo Espiritual se ha desplazado. . .

Numerosas agrupaciones de ocultismo han abierto sus puertas a todos los que a ellas se han acercado, lo que permite a muchos emprender una preparación elemental en esoterismo y en cierta espiritualidad, para el mejor provecho de la Humanidad en evolución.

El magnetismo espiritual que ha tenido vigencia desde hace siglos sobre Extremo Oriente emitió dulcemente sus efluvios sobre Europa, donde algunos Maestros, delegados por la Suprema Asamblea de Sabios, prepararon los Instructores para la Nueva Era, la cual demanda Misioneros Activos que puedan educar al mundo llegado el momento. Este momento es la entrada del Sol en la Constelación de Aquarius (Equinoccio de Primavera del año 1948).

Así, pues, este electro-magnetismo geognóstico, después de haber vibrado en las cadenas de los Himalayas, se desplazó un instante a los Alpes debiendo pasar a la Cordillera de los Andes y esto únicamente por un largo período en que va a vibrar intensamente el fluido regenerador que ha hecho las grandes civilizaciones de otras épocas.

Es siempre en las alturas, sobre algunas de las mesetas más altas o en las cimas de las grandes montañas, donde se instalan los Santuarios al abrigo del mundo profano y de la perversión materialista.

Este desplazamiento del fluido terrestre que ayuda al desenvolvimiento de la espiritualidad, se comprende cuando se sabe que la condensación magnética, en un lugar cualquiera, produce una elevación del nivel tanto psíquico como intelectual, porque los efluvios de esta corriente que sobrepasan la superficie de la Tierra, se transmiten por el cuerpo de los seres humanos acarreándoles así una cierta iluminación de los centros de poder de su organismo. 100

La aglomeración de los nuevos Centros Espirituales (Santuarios, Ashrams, Colegios de Sabiduría) en América (especialmente en el Centro y sobre todo en el Continente Sur) no disminuirá en nada el papel cumplido por el Tíbet, sólo que la condensación fluidica desaparecerá más y más a fin de que se cumpla la Ley de evolución en todas las cosas. (El Tíbet se convertirá progresivamente en materialista, en tanto que la América Central y sobre todo la América del Sur, va a espiritualizarse).

En cada época, en un sitio muy definido del globo, se irradian influjos capaces de establecer un cierto equilibrio mínimo para permitir que se perpetúe la Tradición Iniciática, al mismo tiempo que se proyecta en el espacio un magnetismo neutralizador de las fuerzas magnéticas del mal, siempre en acción sobre una superficie máxima!

Este lugar especial (del cual ya hemos hablado en nuestros Mensajes I y II) es con frecuencia el mismo sitio que ha presidido el apogeo de una civilización cualquiera, millares de años antes. Los puntos magnéticos del globo (a menos que desaparezcan completamente como los de la Atlántida y la Lemuria) son siempre los mismos, pero iluminándose alternativamente. Se podría comparar muy bien esto con los Sattvikas que son las introspecciones que viven en el Yo, y así: Tamas, Rajas y Sattvas son tres cualidades internas y a cada instante una de ellas predomina.

Henos aquí pues una vez más a las puertas de una nueva Gran Era, 101y es el continente americano el elegido para ver el máximo de esta época floreciente donde, como continuación de los Toltecas, Mayas, Incas, vendrán a inscribirse los Acuarianos. La Misión de esta Orden del Aquarius va a revivir los Santuarios abandonados desde muchos lustros, pero todavía hay que preparar a los Instructores y preconizar la vida de los Maestros que han de poder retirarse del mundo a trabajar en silencio por él.

Los Misioneros Acuarianos tienen un primer trabajo exotérico, en cierto sentido, que consiste en animar esta Orden, cuerpo organizador de la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL que busca unificar la Ciencia y la Religión, y administrar los Colegios Iniciáticos, lo cual constituye la base de la Re-educación de la Humanidad.

Únicamente después de haber procedido a fusionar las religiones, las sectas, las diversas asociaciones y grupos de toda índole, y cuando funcionen regularmente por todas partes y en cada sitio las Escuelas de Sabiduría, entonces, el Consejo Superior de la Institución podrá escoger los elementos más evolucionados y capaces de dedicarse completamente a la Obra de la Regeneración. Es a éstos a quienes se confiará la parte esotérica de la Gran Tradición encargada de velar por el destino del mundo.

Hay pues una razón profunda por la cual se abren en estos momentos en América, Colegios Iniciáticos.

Terminado el 9o. mes del Primer
Año de la Era del Aquarius.-
ASHRAM DE LA MISIÓN DE LA ORDEN
DEL AQUARIUS
GRAN FRATERNIDAD
UNIVERSAL
El Limón, Maracay, Venezuela.


23En ningún caso se trata aquí de sociedades que se agrupan bajo este nombre, y que no son más que círculos de ocultismo con reclutamiento de cualquier profano, siempre y cuando este se desprenda de su cotización, todo lo cual es opuesto a la Tradición Iniciática.

24Durante el primer trimestre: el 50% de los alumnos se han visto en la obligación de abandonar las clases preparatorias de la ESCUELA INICIATICA (Comunicado del 22 de diciembre de 1948, del Comité de la ORDEN DEL AQUARIUS), prueba magnífica que atestigua la disciplina exigida para ser parte del COLEGIO, lo cual da un valor real a los Grados que se conceden, después de numerosas pruebas (reales y no simbólicas), y una profunda enseñanza, basada sobre la más pura Tradición.

25 En precedentes Mensajes, hemos dado ya aclaraciones sobre el particular; la cuestión de la Astrología no es discutida hoy más que por ignorantes y vanidosos.

26Hay que notar que esto no es más que una vaga relatividad, por que no sólo el Sol marca una influencia, sino que es la síntesis planetaria la que define al individuo, y no solamente su signo de nacimiento, porque esto equivaldría a decir que todos los chinos se parecen, que todos los franceses tienen la misma estructura, y que todas las personas de nacionalidad alemana tienen la misma educación, etc. Sin embargo, existe una vaga predisposición para todos los nativos de un mismo signo, de la misma manera, por ejemplo, que se repiten los mismos síntomas cada vez que llega el Invierno.

Leyes bien establecidas rigen estas características. Así por ejemplo, una persona puede haber nacido en el Macho Cabrío (el Sol pasa por este signo todos los años, entre el 22 de diciembre y el 21 de enero) y, sin embargo, tener, en el momento de su nacimiento, cuatro planetas en el Aguador; sería muy natural que no conservara sino muy pocas características del primer signo, y que fuera, sobre todo, gobernada por el segundo. Pero, también habría que tomar en cuenta el Regente del Ascendente, la orientación del sensitivo sub-astral y todas las complejidades de la Ciencia de los Astros, que hace negar orgullosamente a los estudiantes desanimados la influencia planetaria sobre el hombre, cuando los océanos, las montañas y el universo entero, no han podido librarse de ellas...

27 El TRI-KAYA simboliza la Trinidad Esotérica del Budismo más elevado de la Escuela del Norte. La Trinidad Exotérica es la de la Escuela del Sur: El “Buda”, el “Dharma” (o Escrituras) y la “Sangha” (comunidad). Considerando así las dos trinidades doctrinales como esotérica y exotérica, existe correspondencia directa entre las dos. La comprensión detallada de la doctrina del TRI-KAYA es, según dicen los Lamas, privilegio de los Iniciados, únicos que pueden explicarla y realizarla.

28 Gautama Buda confesaba ser el vigésimoquinto. La historia no hace mención de los 24 Budas precedentes.

29 Declaración del Dr. W.Y. Evans-Wentz. M.A.D.Litt., B.S.C. del Jesus College.

30 Early History of India, por V.A.Smith, Oxford, 1914 (pág. 184).

31 Un Bodhisattva es un candidato al estado de Buda; sin embargo el autor cree que es más exacto decir que Jesús es un Nirmanakaya en el sentido budista, puesto que el Señor no quiso aprovecharse de su alta situación y para ser útil a sus hermanos de la humanidad y ayudarles a redimir sus faltas, aceptó una expiación inmerecida.

32 Se conocen varias sectas, religiosas o centros llamados “iniciáticos” en que la comida es parte importante del ritual; pero es la adaptación profana de un dogma olvidado. En efecto, no hay que olvidar que antes de recibir su grado, el Iniciado estaba en período de ayuno y que se hacía un banquete en este honor. La celebración nos es demostrada por el Maestro Jesús con sus discípulos en la Cena donde Judas fracasó históricamente.

Por lo que concierne al vino, todo el mundo sabe que el alcohol está prohibido entre los Iniciados; por lo tanto, toda ceremonia en la que se sirvan bebidas de este género, informa inmediatamente sobre el escaso valor de dicha religión, culto, “fraternidad” o grupo.

33 La fuerza latente de Kundalini está en relación íntima con el desarrollo oculto y más particularmente con el trabajo de cultura físico-psíquica (Yoga). Cualquier tentativa para despertarla o emplearla sin la guía de un MAESTRO calificado, es de lo más peligroso.

34 Son las materias que entran en la composición de los mundos: el trompo es el átomo que gira sin cesar; los dados son los sólidos platónicos (tetraedro, cubo, octaedro, dodecaedro e icosaedro) a los que se podría agregar el punto y el círculo para hacer una serie de 7 lo cual es un conjunto de profundo significado; la bola es la tierra; el espejo la materia astral que refleja todo.

A título de documentación citemos los 7 planos admitidos por los filósofos de la India antigua: plano físico - plano astral - plano mental; plano búdico - plano nirvánico -plano paranirvánico- y plano mahaparanirvánico.





35 Traducción de la TABLA DE ESMERALDA de MERCURIUS TRISMEGISTUS (ver: Hermes Trismegisto en el Pimandro).

“Palabras de los Secretos de Hermes: En verdad, esto es sin engaño, cierto, muy verdadero./ Lo que es abajo es como lo que está arriba y lo que es arriba es como lo que está abajo para que se cumplan los milagros de la Unidad./ Y como todas las cosas han sido originarias de Uno, por el pensamiento de Uno, así todas las cosas han nacido de esta cosa única, por adaptación./

El Sol es su Padre, la Luna es su Madre, el viento la llevó en su vientre, la Tierra la crió:/el Padre de todo el Telesma (misterio cumplido) de todo el mundo que está aquí; su fuerza es íntegra si se convierte en tierra./

Separarás la tierra del fuego, lo sutil de lo denso, suavemente con gran habilidad./Sube de la tierra al cielo, vuelve de nuevo a la tierra y recibe la fuerza de las cosas superiores e inferiores./Así tendrás toda la gloria del mundo y toda oscuridad se alejará de ti./

Es la Fuerza de todas las fuerzas porque vencerá toda cosa densa y penetrará toda cosa sutil./Así fue creado el mundo./De aquí saldrán admirables adaptaciones cuyo medio está aquí./Es por lo que he sido llamado Hermes Trismegisto poseyendo las tres partes de la filosofía del mundo total./ Lo que he dicho sobre la operación del Sol está cumplido y acabado”.

36El Colegio Iniciático de la Orden de Aquarius prosigue esta tradición y las tres primeras secciones no son más que clases correspondientes a preparaciones. Los estudiantes mejor preparados (a veces de ciertas sectas o fraternidades renombradas, superiores o maestros de Ordenes esotéricas o dirigentes de asociaciones ocultas) y a cualquier grado a que puedan pertenecer, permanecen por lo menos un año en observación (además del trabajo que deben suministrar), antes de recibir el 1er grado, el cual corresponde verdaderamente a un Grado Iniciático.





37 El Colegio Druídico de la Galia fue ciertamente el último bastión de la Tradición Iniciática. Fue en el país de los Eduos (departamento de la Nievre en Francia) en Bibracte donde murieron los grandes secretos. En esta ciudad donde estudiaban 40.000 alumnos, fueron dados los golpes de gracia a los misterios en el año 47 antes de Jesucristo.





38 Iniciados despreocupados de las cosas corrientes, practicaron una moral rigurosa y llevaban una vida ejemplar buscando establecer siempre el equilibrio en ellos. Su palabra de pase era: QUE LA PAZ SEA CON VOSOTROS... Cierta categoría de ellos permanecían solteros; los otros se casaban y hay que agregar que estas uniones no se contraían a la ligera, puesto que el acto tenía una importancia esotérica. Una prueba de 3 años era obligatoria para el primer grado. Naturalmente para un progreso más rápido, los esenios eran vegetarianos, no comían nada condimentado, bebían agua de manantiales, etc., etc.





39 Se sabe que esta última pertenecía a lo que se llama Colegio del Norte o sea enseñanza de expresión occidental.

40 Aristarco, Seleuco, Tales y Pitágoras estaban al corriente del movimiento de la tierra alrededor del Sol; el último conocía la gravitación universal y las leyes de Newton... (lo demuestra cuando habla de la ley del cuadrado de las distancias...) Pero jamás ellos revelaron estos conocimientos, porque para esparcir estas teorías hubieran tenido que divulgar grandes secretos de los Santuarios...

La Vía Láctea era conocida de Demócrito, Aristóteles, Heráclito y Anaxímenes; éstos y otros más conocían la constitución de los sistemas cosmológicos variados. El telescopio y el microscopio se conocían desde hacía tiempo, como muchas otras aplicaciones que los “modernos” no hacen más que re-descubrir... Si se menciona el descubrimiento oficial de la electricidad que remonta al siglo XVII con Otto de Guericke es por que pocos conocen la lámpara del rabino Jechiele, que se encendía sin aceite y sin mecha a horas fijas... y la fuerza desconocida que defendía su puerta contra los bribones; este Iniciado que aplicaba la electricidad vivía hacia el año 1250...

¿Cuál era la luz desconocida que alumbraba los subterráneos del Antiguo Egipto?... Existe hoy día un arquitecto capaz de dar explicaciones sobre la construcción de las pirámides (la de Keops en particular)? Estas cuestiones sin respuesta serían numerosas, si no existiera una palabra enigmática para aclararlas: INICIACION...

41Sin embargo, hay una aportación en cada ciclo, porque si la primera iniciación consistía en una palabra o una sílaba (se sabe que el primer lenguaje se componía de diez gritos de animales) mayores conocimientos se requerían cada vez. Una evolución intelectual se realiza y de esta evolución nace un programa más vasto, puesto que nada escapa al Iniciado.

42 Este valioso documento fue encontrado por “un miembro de la Sociedad de Abisinia” en una biblioteca abandonada en el fondo de un antiguo edificio ocupado por monjes griegos (del Monte Athos). Este lugar pertenecía a la Fraternidad de los Esenios en el principio de la Colonia de Alejandría (contemporánea a Jesús). Esta copia se conserva en una Sociedad Pitagórica Alemana.

43Según las doctrinas esotéricas Jesús vivió unos 40 años más después de su crucifixión. Descendido de la cruz después de 6 ó 7 horas, está científicamente comprobado que Cristo no murió en la cruz, puesto que los reos expiraban 3, 4 ó 5 días después. Trasladado el Maestre a un lugar seguro, magnetizado, curado, etc., se consagró exclusivamente a la instrucción de los discípulos de la Orden. Esta teoría está sostenida por los ocultistas más eminentes, por algunos historiadores y otros investigadores entre los cuales está Ernest Bosc (Vida Esotérica de Jesús de Nazareth).





44 Juan Bautista o mejor llamado Aschai (nombre siríaco que significa bautizador), que era el nombre de los Esenios de los cuales era el Superior, no recibió por casualidad un nombre arqueométrico que encierra el de la Paloma. Es el IOHaN del IONaH porque el Verbo lo demarcó con su esquema (shema), cumpliendo así la THORAH celeste de su sello, antes de cumplir la que le inspiró sobre la Tierra.

NOTA DE LA CUARTA EDICIÓN:

En la Revista LIFE EN ESPAÑOL del 3 de Junio de 1957 apareció un amplio reportaje sobre los rollos de cuero y de cobre pertenecientes a la comunidad esenia de Qumrán que también hacen referencia a Juan Bautista, y que están siendo encontrados desde 1948 en las cuevas de las inmediaciones de Qumrán, cerca de Engadi, junto al Mar Muerto. Dichos fragmentos son reunidos por un equipo internacional e intersectario de investigadores que trabajan frente a la Universidad Hebrea en Jerusalem (el dominico y arqueólogo francés Roland de Vaux, el sacerdote polaco Joseph Milik, el presbiteriano Frank Cross de Estados Unidos y su colega inglés John Strugnell, Patric W. Shehan de la Universidad Católica de Washington, y el luterano alemán Claus Hunno Hunzinger). A su vez el orientalista francés André Dupont-Sommer, el filólogo inglés John Allegro de la Universidad de Manchester, el teólogo Frank Cross del Seminario McCormick de Chicago, el hebraísta Theodor Gaster del Dropsie College de Philadelphia y el profesor William Albright de la Universidad de John Hopkins, en Baltimore, Maryland, consideran también que estos hallazgos (propios de la Nueva Era) comprueban que Juan el Bautista y Jesús fueron esenios que vivieron en tiempo y lugar concretos, que hablaban una lengua determinada y que revelaban su doctrina en términos de una tradición cultural y religiosa específica.





45 Un Nazarita (palabra que deriva de Nazareno) es un terapeuta viajante. Jesús prefería la vida independiente (se Nazareanizó), pero los Iniciados conocen su “realización”, había aceptado Su MISION y debía actuar aislado para no arrastrar a la Orden a las consecuencias que aceptó para EL SOLO.





46 Es evidente que no usamos “alusiones simbólicas” sino Claves Universales vigentes en todas las Grandes Instrucciones Iniciáticas, así como diversas citas y cuadros (ejemplo: en nuestro Mensaje II, en el capítulo sobre la MAGIA EN EL SIGLO XX en el párrafo de las Piedras Druídicas citamos el empleo de la Clave Dáctil):

47 (La cursiva está usada exprofeso para hacer resaltar el interés). Para dar a cada quien la explicación deseada y para contentar espíritus tan diferentes, sólo es posible con el empleo de una enseñanza de variadas expresiones; la explicación se da siempre después. Este polimorfismo ha existido siempre y jamás podrá desaparecer totalmente en una enseñanza.

48 Ernest Bosc, París. Dorbon.

49Se insiste en que este texto está en lenguaje iniciático como también lo que está a continuación. No hay que confundirlo con la manera simbólica corriente de expresión.

50 Henri Durville.- Edit., París, 1923.





51 El lector puede acudir a la última parte del Segundo Mensaje donde hemos hecho la gráfica del G:. A:. cuyo mecanismo podrían seguir también ciertas Grandes Logias Masónicas del G:. O:. siempre y cuando también los M:. M:. realicen la definición del Absoluto como un círculo cuya circunferencia no está en ningún sitio y cuyo centro está en todas partes.

52 Como estudio sobre filosofía hermética, el Kybalión es un ejemplo típico de enseñanza esotérica y de divulgación iniciática. Como se dice muy bien a principios de esta obra: Los labios de la Sabiduría están cerrados excepto para los oídos de la Razón.

53Naturalmente, no todos son INSTRUCTORES de ciclo, sin embargo, existen grandes similitudes de Tema: El hecho es bastante curioso y hasta hemos revelado la cita de una revista de La Habana (Pro-Vida, del mes de Junio de 1948). El artículo comprende la lista siguiente de ENVIADOS DEL CIELO que antes de Jesucristo predicaron sus doctrinas.



Obsérvese que TODOS existieron antes de la Era Cristiana. Fueron los siguientes:




54 Esta 3ra. Unión es Ya-O en la YO-Ga (de la misma manera que en YOGA: el Bija, la Shakti y el Tilaka forman el mantram) y al mismo tiempo el IO-Va evangélico (IO-Ga: Esplendor del IHOH; es decir que IO-VA o Unión es igual a la unidad en el IHOH. Ver San Juan, Cap. XVII, vers.5, 21, 22 y 23).

Podríamos naturalmente apelar a la ciencia para tratar de explicar ese modo de generación posible. Se sabe, en efecto, que la materialización espontánea del pensamiento en “carne y hueso” ha producido SERES HUMANOS de los que algunos sabios del Real Instituto Británico aún han extraído sangre (experiencia de Crookes). Estos fenómenos han sido pesados, fotografiados, vaciados en molde por las personalidades más eminentes en Academias de diferentes países; el hecho es ahora bastante conocido. Pero nosotros nos quedamos en nuestra posición de Educadores Espirituales.





55 El arqueómetro es el instrumento que usaron los antiguos para la constitución de todos los Mitos Esotéricos de las religiones. Es el Canon del arte antiguo en sus diversas manifestaciones arquitectónicas, musicales, poéticas, teogónicas. Es el Cielo que habla: cada estrella, cada constelación viene a ser una letra, una frase o un nombre divino que da nueva luz a las antiguas tradiciones de todos los pueblos. Es la traducción material del VERBO en forma, color, gusto y sonido. Esta figura sintética dividida en zonas concéntricas encierra la correspondencia de los nombres, letras, planetas y alfabetos. Es la unidad métrica destinada a reformar la sonometría y sirve de regla para las proporciones estéticas de todas las construcciones gráficas.

56 Es la lección que se puede obtener del grado 18 de la F:. M:. en relación con esta transmutación de las fuerzas materiales en potencia espiritual. Es justamente debido a que se conoce esta ALQUIMIA, que la Masonería pide en sus Leyes el Estudio de la Ciencia, de la Moral Universal y la práctica de todas las virtudes...

57 Es la razón por la cual el Pentateuco, obra atribuida a Moisés tiene tanta importancia en los trabajos de las Logias en el G:. O:.; el estudio sobre el Génesis, el Éxodo, el Levítico, Los Números y el Deuteronomio, que son los cinco primeros libros de la Biblia, corresponden a las 3 preguntas principales hechas entre B:. y J:.

58 Ananké, el autor de Visiones prehistóricas.

59 Señalaremos que este autor, P.T. Ananké, tiene una buena fuente de Tradición Oculta para citar el SIGNO DE FRATERNIZACION precursor de la Era Cristiana (Edad de los Peces), pero para saber también que este SIGNO (negativo) iba a estar caracterizado por un “apasionamiento” oriental.

Se sabe que el cristianismo ha tomado prestado a la Antigua India: la misa, los cirios, los rosarios, el incienso, los conventos, etc. Igualmente una gran parte de las sociedades de ocultismo han creído que la India o el Tíbet eran la única fuente de la Iniciación. Hay que reconocer que ésta es UNA de las cunas de la civilización entre las últimas conocidas, pero no es la más antigua, pues no hay que olvidar la Atlántida, la Lemuria o los Kaomoles.

60Se trata de la Tradición Antediluviana como de la Postdiluviana y no de la religión católica, apostólica y romana o de la Iglesia Ortodoxa, por ejemplo, o aun de un protestantismo cualquiera. En cambio debe entenderse por LA RELIGIÓN perteneciente a la LEY CRÍSTICA que ha existido siempre, pero que fue simbolizada por Jhesú el Cristo. Debemos ponernos por encima de todos los dogmas sin criticar los rituales necesarios para los diferentes planos de evolución de los hombres, pero hay que reconocer que todos éstos no son más que MANIFESTACIONES, emanaciones de la RELIGIÓN, la ÚNICA, la VERDADERA, la que los INICIADOS han enseñado siempre: LA VERDAD.

La INICIACIÓN (como hay que comprenderla en su verdadero sentido), no es una doctrina, sino el estudio de todas ellas, cuya finalidad no promete nada: ni Paraíso, ni Nirvana, ni Mundo Empírico... al contrario, ella pide todo: pruebas, sacrificios, abnegación, etc. El Adepto es una completa renunciación cuya esencia-vida, después de haberse CRISTALIZADO, está listo para la REINTEGRACIÓN.

61Partiendo de la Causa Suprema, las tres manifestaciones, Vida, Forma y Pensamiento, son abordadas para realizarlas, mientras que desde el punto de vista del hombre que quiere FUSIONARSE, o sea recorrer la escala en sentido contrario, son abordadas para suprimirlas: así un ser que ha llegado a la REINTEGRACIÓN, ha eliminado la Vida (Dios Manifestado, el Padre) pero permanece en este estado y no se ha FUSIONADO aún en el Absoluto. Este estado que el autor denomina ESTADO DIVINO DEL PADRE es intermediario entre Dios Manifestado y No Manifestado, y corresponde al pensamiento anterior a la primera proyección manifestada del Absoluto. Este sistema es muy conocido en la filosofía de Descartes. (Nota del Traductor.)

62 Este espiritista sudamericano cree ser de esta manera el Instructor del mundo y esparce la palabra de Dios como él mismo lo confiesa ingenuamente.

63Receta para embellecer... según los “SECRETOS ADMIRABLES DEL GRANDE Y DEL PEQUEÑO ALBERTO”. Se sabe que Alberto Magno fue el Maestro de Santo Tomás de Aquino. En 1933 el Papa Pío XI canonizó a Alberto de Groot. (Llamado de Alberto Magno).

64 Nos referimos a las cartas francesas, en las que, como se sabe, no figura el caballo. En las cartas españolas se ha conservado el caballo, pero se ha retirado la reina.

65 Ejemplo: 6 igual a 21 porque 1 + 2 + 3 + 4 + 5 + 6 igual a 21: pero también 6 igual a 3, porque 21 (2 + 1) igual a 3, y el valor sigue siendo 9, puesto que 6 + 3 igual a 9, porque 6 + 21 igual a 27 y porque 2 + 7 igual a 9.

66Matanza general de los franceses que tuvo lugar en Sicilia en 1282, bajo el gobierno de Carlos de Anjou, hermano de San Luis. El lunes de Pascua, en el momento en que todos tocaban las campanas a vísperas, los sicilianos se rebelaron y mataron a todos los franceses que se encontraban en la isla. (Nota del Traductor)

67 El término Escatología aunque tiene otras acepciones, se refiere en este caso a la ciencia que estudia a los muertos, es decir, el estudio después del fin de la existencia física.

68 Etimológicamente se compone del TAU sagrado y de la palabra que significa “enseñanza”. El Talmud está dividido en 7 partes que son: La Mischna, los dos Ghemara, los adicionales llamados Thosphata, los apéndices llamados Berichta, los comentarios alegóricos Maraschim y, por último, las narraciones tradicionales: Haggada.

69 “El Hombre forma por sí solo un mundo llamado Microcosmo, porque ofrece en pequeño todas las partes del Universo. Así la cabeza corresponde al Empíreo, el pecho al Cielo etéreo (de la parte media) y el vientre simboliza la región elemental”. R. Fludd (siglo XVI).

70 Creemos naturalmente en el célebre axioma: “No ha habido comienzo y no habrá fin”.

71 Primeramente no existe Dios más que en potencia. En la unidad inefable es la primera persona de la Trinidad o Dios el Padre; después se revela a sí mismo y se crea un mundo inteligible; se compara el pensamiento, a la razón universal: es la segunda persona de la Trinidad o Dios el Hijo; por último actúa y produce, su voluntad se ejerce y su pensamiento se realiza fuera de Él: es la tercera persona o el Espíritu- Dios. Así, pasando eternamente por estos tres estados, nos da el ejemplo de un círculo cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna.

72 Conocemos igualmente este movimiento de fuerzas que ponen en juego, por ejemplo, el deseo (amor físico), la atracción (amor sentimental) o la simpatía (amor cerebral), pero al entrar gradualmente en la línea Iniciática, se advierten múltiples y nuevas facultades que pueden actuar así.

73 Su obra Ley de la Creación, escrita en 1800 da todas las subdivisiones desde el punto de vista matemático.

74TRILOGÍA. Por este neologismo entendemos las tres grandes divisiones del Absoluto manifestado: Arquetipo, Macrocosmo y Microcosmo. Esta tabla resumida da a comprender que todo parte del Absoluto para descender hacia la vibración más densa, EL PRINCIPIO MOLECULAR, y de esta reacción mineral se comprende la progresión del hombre desde el NACIMIENTO DEL ESPÍRITU para regresar a FUSIONARSE en el GRAN Todo

75La ILUMINACIÓN se debe comprender como algo que no es tan elevador ni el estado que algunos buscan por la vía devocional; hay que ascender más, estudiar, realizar la palabra SABER para realmente alcanzar el CONOCIMIENTO y dirigirse hacia la INICIACIÓN. El EXTASIS es solamente una pequeña elevación. Tampoco el EXTASIS y la ILUMINACIÓN son estados indispensables en el ascenso; aunque pueden llevar al hombre hacia el CONOCIMIENTO. El desdoblamiento, el trance y la mediumnidad NO SON RECOMENDABLES y no nos adherimos a estas prácticas, siendo mucho más avanzado el equilibrio que resulta de la unión de las dos polaridades, RAZÓN e INTUICIÓN, intelectualidad mediante el estudio y misticismo directo.

76 El Ser humano no puede concebir la Unidad sino después de haber analizado los tres Planos de manifestación de esta Unidad; la formación de una opinión semejante se hace progresivamente por la evolución de la conciencia, debida al desarrollo de todas las facultades que solo un Colegio Iniciático puede ofrecer.

77 Cremonese en Risanamento Médico, 1938.

78 Además de los 5 libros de esta edición de los Grandes Mensajes, existe de la misma Serie, el Mensaje VI: El Arte en la Nueva Era; el Mensaje VII: Yug, Yoga, Yoghismo (Una Matesis de Psicología), y otras obras destacadas (Astrología, Masonería, etc.) y una serie de cuadernos de La Magia del Saber (materias variadas). Se puede tener también una buena documentación con los Propósitos Psicológicos que se mecionan al comienzo de este volumen.

79 Mediante artículos de vulgarización en la prensa más importante de diversos países y por numerosas conferencias públicas.





80 Serie de transformaciones sufridas por el individuo desde la fecundación del huevo hasta la forma adulta.

81 Serie de transformaciones de la especie.

82 O sea el desenvolvimiento del individuo y el de la especie.

83 Extracto del Tomo 1º de La Mujer, por Edmundo Perrier.

84 El autor escribe estas líneas en 1948 cuando la ciencia oficial reconocía apenas estas cifras, que serán seguramente confirmadas en lo sucesivo y aun aumentadas. Hemos pretendido siempre que el Mundo (nuestro planeta y la humanidad) era mucho más antiguo que lo que suponen aún los sabios más avanzados.

85 No tomar en cuenta la base fundamental esenia significa, al mismo tiempo, no conocer al JHESU INICIADO y limitarse a mencionar al Jesús histórico; los partidarios de esta limitación alrededor del Jesús histórico beben vino, comen carne y viven como buenos materialistas aunque se dicen “cristianos”... y uno se pregunta en qué sentido podría eso aceptarse. En cambio, los seguidores del MAESTRE JHESU siguen el Ideal Crístico en lo que posee de más bello, con sus sacrificios. (Hacedlo en memoria de mí, ha dicho el Señor cuando rompía el pan para dar a recordar que se debe romper con la carne humana, con los viejos conceptos. Así, también dijo que no se podía echar vino nuevo en cueros viejos).

86 Ver igualmente en la Biblia: en el libro de LOS NUMEROS, Cap. VI, Versículos 1 al 5.

87 El Swami Pavitrananda es el recopilador de estas Selecciones.

88Queda, pues, bien claro que hay necesidad de tener como Maestro a un Ser que GUIE a su discípulo. Decirse guiado por un ser desencarnado prueba simplemente una falta de voluntad y una pasividad extrema, lo cual es reconocerse cerebralmente débil y no poseer un “don” o una facultad superior cualquiera. Evidentemente, esta manera de obrar es frecuente porque excusa de aplicaciones. Se dirá: “Mi Maestro es quien me lo ha enseñado” y como este “maestro” está en el más allá es inútil preguntar un complemento de documentación…

89Las diversas prácticas para recibir los “mensajes” nunca han dado verdaderas indicaciones demostrativas de que se trate de algo que sobrepase el conocimiento del “médium”. Además de que sería inconveniente admitir que no importa quién pueda obligar a una sombra genial a someterse a cuestiones ineptas u ociosas, se debe reconocer que los resultados obtenidos aunque el operador sea eminente, no han sobrepasado jamás el cuadro de lo trivial. El espíritu de Voltaire, interrogado por médiums acerca de lo que veía en el más allá, habría respondido: “Veo la eternidad y estoy deslumbrado de ella”, lo que no es muy preciso como información que haya que admitir. Se sabe que Víctor Hugo practicaba mucho el espiritismo y él es el más “llamado” a las mesas de los espiritistas. Cosa rara, sin embargo, sus dictados mediumnícos son siempre exactamente según el tipo de estilo de este poeta; se nota de inmediato que el médium copia el contenido y la forma de poesías conocidas. Al contrario, cada vez que el poeta fue “llamado” después de su muerte, sus respuestas fueron de una trivialidad desoladora.

90En el estudio del Maestre de la Ferriere, en su Ashram, hay una leyenda que dice: “LIBERTAD no quiere decir indisciplina. IGUALDAD no quiere decir uniformidad. FRATERNIDAD no quiere decir negligencia o abandono”. Otro aviso expresa: “La Libertad del uno termina donde comienza la del otro”Así siendo tolerante en todo por la búsqueda de la unión de todas las religiones, sectas o fraternidades diversas, el misionero acuariano habla de la LIBERTAD en el sentido de librarse de la esclavitud materialista, lo mismo que depurarse del fanatismo, todo lo cual se traduce en la humildad de su vivir, en la sumisión a la Tradición Iniciática y en la veneración a todos los Grandes Maestros.

91Talismán viene del griego habiendo pasado por el árabe: “telsman”, después vino a ser “telesman”, que quiere decir: operación mágica. Un verdadero talismán debe ser hecho bajo una influencia favorable y en relación con el magnetismo de la persona. Todos los trazados no son ejecutados de una sola vez o directamente. Un círculo de protección se hace bajo una configuración astral determinada, una palabra sagrada ha de ser grabada bajo tal otro influjo planetario y finalmente cualquier otra inscripción deberá esperar para ser ejecutada según una orientación celeste distinta. Dicho de otro modo, la confección puede demandar muchos meses de trabajo. La preparación de ciertos metales, el empleo de ciertos productos, la confección de ciertas materias, etc., hacen más complicada la ejecución del talismán y por lo mismo muy rara, lo que da margen a la explotación abusiva que se hace de esto. Ahora se ve claramente por qué no solamente son necesarios muy vastos conocimientos de ocultismo sino que el precio viene a ser muy elevado, tanto a causa de los productos empleados como el tiempo que hay que esperar: la mayoría de las veces la llegada de una aspectación cósmica indispensable.





92 No hay sino 3 letras diferentes a pesar de la apariencia de una cuarta. Yod-He-Vaw-He corresponde (de derecha a izquierda cuando se escribe en hebreo) a 10-5-6-5 lo qua da 26 cuyo resultado es 8 (ya que 2 más 6 igual a Cool y representa el doble cuadro en el que los KOUAS darán la CLAVE. Pero por la misma circunstancia IEVE contiene dos veces la He (letra E o cifra 5) lo que hace en realidad 10-5-6 igual a 21 cuya suma (2 más 1) es tres. Así pues en la apariencia del cuaternario he aquí explicado el ternario. El TERNARIO representa lo SUCESIVO (el Tiempo, sucesión de un presente posterior a un pasado y anterior a un futuro). El CUATERNARIO representa por sí mismo lo SIMULTANEO (el espacio que permanece fijo).





93En Qabbalahlosmétodos de descomposición de una cifra o de una expresión verbal (NOTARICA, THEMOURA, ATH-BASCH, etc.) son numerosos y se enseñan en los Colegios Iniciáticos de la Orden del Aquarius.

94 Del griego bous= buey, y strophein=voltear, tornar, mover atrás.

95 El año astronómico empieza el 21 de marzo (equinoccio de Primavera) que es el día de este verdadero fenómeno celeste y no el 1º de enero. Así el primer grado del CORDERO marca el verdadero año nuevo; los 30 grados de este signo corresponden, pues, al período que va del 21 de marzo al 20 de abril; el signo del TORO se entiende para el periodo del 21 de abril al 20 de mayo; los GEMELOS del 21 de mayo al 21 de junio, etc. De donde la última decena de un mes y las dos primeras decenas del mes siguiente, se adscriben a un mismo SIGNO. Por esto nunca se debe decir, por ejemplo, que el signo del MACHO CABRIO pertenece al mes de diciembre más que al mes de enero (el Sol está en este signo desde el 22 de diciembre hasta el 21 de enero), pues este mes se inscribiría también dentro del signo del AGUADOR.

96 Con frecuencia, en razón de que algunos profanos no confundan un emblema con un objeto de adoración, agregamos que la Cruz pectoral de la Misión de la Orden del Aquarius no tiene nada que ver con una medalla, un talismán o un símbolo al cual se consagre un culto. Un emblema es la representación de los conocimientos con la indicación de una síntesis de sus fundamentos. En este párrafo hemos dado una simple idea a los estudiantes; la cuestión la mayoría de las veces apenas ha sido bosquejada, pero los Adeptos más avanzados comprenderán suficientemente todo el resto que puede resultar de algunas nociones que hemos ofrecido para ponerlos en la Vía.

97Bien entendidos, los términos HOMBRE Y MUJER no son el ser dominado a causa del SEXO. Es en su valor esotérico en el que los empleamos y, por consiguiente, admitimos también que no se trata de UNA PERSONA... En este sentido igualmente ADAM (AD-AN) y EVA no se considerarán como una pareja sino que se deben mirar como algunos elementos de la Raza de los AD, ya amalgamados con los AN, de las orillas del Mar, en cuyas costas han formado la colectividad EVA. (An-da por su emigración hacia el Oriente, ha sufrido la inversión: In-da, India). Recordemos también que el nombre de estos “primeros humanos” es la manifestación del mismo Dios: I-E-V-E es Adam (simbolizado en Iod) y Eva. Yod-He-Vaw-He o leve.


98Las regiones mitológicas de las cuales se hace mención y donde las divinidades han habitado, tiene siempre nombres similares al Edén del Génesis; como por ejemplo: Eliseo, Olimpo, Aztlán, Adhés, Ge, etc.





99 Las alegorías del “matrimonio” de Adam con la HOMBRESA (intento de culturas humanas) de la “tentación” de la mujer por la serpiente, lo mismo que del asesinato de Abel, son otras tantas conmemoraciones de bases nefastas del Hedén.El Génesis todavía dice que la Humanidad se perdió cuando los HIJOS DE DIOS (los Angeles) encontraron a las hijas de los hombres: ¡las vieron bellas y se unieron...! Todo esto indica simplemente el origen de la mesaticefalización. (La mesaticefalización corresponde a una tercera categoría de personas que se originaron de la siguiente mezcla: braquicéfalos de cabeza cuadrada característica de los aryenos, y los dolicocéfalos de cabeza oblonga característica de elementos semíticos; resultando entonces los mesaticéfalos cruzados de judíos o negros con blancos o aryenos, caracterizados ahora por una mayoría de latinos, nativos del Cercano Oriente, levantinos, etc.)

100 Se explica entonces por qué uno no encontraba sino raramente yoghis fuera de la India. En efecto, en los Himalayas vibraba este influjo que permitía un desarrollo más rápido de los CHAKRAS, atravesados por esta corriente poderosa, y SUSHUMNA ayudaba entonces a la REALIZACION más fácil.

101 Este 1ibro fue escrito en 1949, un año después de la entrada de la Nueva Era del Aquarius.

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12904
Puntos : 35070
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Laura Maldonado el Mar Mar 08, 2011 1:45 am

No habia oido hablar de el.

El tema de la Atlantida es apasionante, arqueologos submarinos han buscado por diversos sitios sin resultados a dia de hoy.-

Laura Maldonado
MAESTRO MASON

Cantidad de envíos : 1991
Puntos : 8308
Reputación : 1708
Fecha de inscripción : 05/10/2009
Localización : San Juan de Alicante

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Grandes Mensajes - Serge Raynaud de la Ferriere

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.