CUBA Y LA MASONERÍA
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
http://www.deezer.com/listen-4043682
Galería


Febrero 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    

Calendario Calendario

ENLACES
freemasonry, freemason, masonic links http://357bcn.com/pagina_nueva_1.htm

¿DE DÓNDE VENIMOS?, ¿QUIENES SOMOS?, ¿A DÓNDE VAMOS?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿DE DÓNDE VENIMOS?, ¿QUIENES SOMOS?, ¿A DÓNDE VAMOS?

Mensaje por Admin el Jue Dic 15, 2011 3:08 pm

Esto es para leerlo poquito a poco, pues es muy extenso.
Se han preguntado?
Quienes somos ? De donde venimos? A donde vamos?

Este T:.M:. es de un Q:.H:. Jose Vela Escobedo, del Or:.
de Mexico y de la R:.L:.S:. Ignacio Alvarez Thomas No 145.
Algo muy interesante.

Yosef E. Sfeir.
M:.M:.P:.M:.


¿DE DÓNDE VENIMOS?, ¿QUIENES SOMOS?, ¿A DÓNDE VAMOS?.

¿DE DÓNDE VIENE LA MASONERÍA?, ¿QUÉ ES LA MASONERÍA?, ¿HACIA DÓNDE VA LA MASONERÍA?



Toda persona a lo largo de su existencia, de una manera u otra, con mayor o menor intensidad, con poca o mucha insistencia, se ha preguntado alguna vez, cual es la causa de nuestra existencia, o sea ¿De dónde venimos?.

De igual modo analizamos nuestra existencia y todo lo que nos rodea, la maravilla de nuestros cuerpos y mentes y que detrás de todo lo material existe una fuerza espiritual que da movimiento a la naturaleza y nos preguntamos ¿Quienes somos?.

Y finalmente el corto tiempo de nuestra vida terrenal y el inexorable venir de la muerte nos hace pensar ¿A dónde vamos?.

Estas tres preguntas de gran profundidad humana, han preocupado a filósofos, astrónomos,científicos, e instituciones religiosas y cientificas de todo el mundo. La respuesta a estas preguntas constituye uno de los problemas mas grandes de la ciencia. Sin responder a estas preguntas no puede haber concepción del mundo, ni siquiera la más primitiva. Contestar a estas preguntas significa también encontrarse a si mismo porque implica la renovación y la integración de nuestro ser.Es el misterio de la vida.

Su respuesta la llevaremos a una explicación exotérica de acuerdo a la existencia del Universo y a nuestra existencia y como integrantes de la gran fraternidad masónica, debemos conocer su objetivo y para esto,debemos hacernos también las siguientes preguntas: ¿De dónde viene la masonería?, ¿Qué es la masonería? y ¿Hacia donde va la masonería?, es decir, su pasado, su presente y su futuro; esto nos lleva hacia el principio de todo conocimiento verdadero de nuestra fraternidad y de toda su sabiduría. Su respuesta esotérica nos ayudará a conocernos y a orientarnos a un objetivo de autorrealización en busca del misterio del universo que está dentro de nosotros por ser éste una reproducción del Universo, lo que está arriba es como lo que está abajo y la Masonería es una imagen de ambos.

La primera pregunta corresponde al primer grado de la masonería o Grado de Aprendiz, la segunda corresponde al segundo grado o Grado de Compañero y la tercera al tercer grado o Grado de Maestro.

La respuesta a estas tres preguntas las trataremos de carácter exotérico y esotérico.

¿ DE DÓNDE VENIMOS? Y ¿ DE DÓNDE VIENE LA MASONERÍA?

¿DE DÓNDE VENIMOS?.


Si contemplamos el cielo y observamos las estrellas y el firmamento, muchos nos hemos preguntado alguna vez: ¿ De dónde proviene el Universo?, ¿Cuanto tiempo tiene de existencia?, ¿Cuando empezó el tiempo a correr?. Filósofos y Religiosos desde las más remotas épocas han venido investigando sobre estas preguntas,es así como en el Siglo IV, San Agustín, proporcionó al respecto la respuesta más aceptable, siendo esta simple, elegante y de acuerdo a la Teoría Científica Actual, y dijo: " Antes del Principio, no existía ni el Tiempo ni el Espacio",siendo esta la mejor explicación a lo que observamos en el espacio.En los años veinte, los Científicos y Astrónomos comenzaron a estudiar las Galaxias y observaron que éstas se movían sin rumbo por el universo y se alejaban cada vez más de nosotros y entre ellas mismas y se preguntaron, si las galaxias se están alejando, la lógica nos dice que han debido de estar juntas en el pasado, por lo tanto revertiendo el tiempo de aglomeramiento todo en el inicio debía encontrarse en su lugar hace quince mil millones de años. De este increíble pequeño mundo explotó todo lo que conforma el Universo y esto se conoce como la Gran Explosión y fue también cuando el tiempo comenzó a correr.

Sobre la Gran Explosión tenemos que aclarar los siguientes conceptos:

1.- No fue un pedazo de materia increíblemente denso que se fragmentó y explotó hacia un espacio infinito; fue energía pura. Toda la materia como la conocemos provino de esta energía.

2.- La Gran Explosión, no explotó en el espacio como una bomba explota en una habitación, el espacio era inexistente al inicio de todo. La idea de la Gran Explosión se basa en que todo el universo se generó en un instante hace unos quince mil millones de años y el Universo así se expandió a partir de un tamaño infinitesimal. Fue el espacio en si lo que estaba explotando y haciéndose más grande.

En el principio existía una fuerza, una fuerza de la que todas las cosas estaban hechas. Los científicos sugirieron llamarla Gravedad Cuántica. ¿Pero cual fue su origen?. No se sabe, pues para comprobarla se conjetura que la Gravedad Cuántica prevalece para que las cosas ocurran espontáneamente. Pudo haberse creado espontáneamente un Universo de la nada y pudo haberse creado miles o millones de Universos de los cuales se ignora su existencia. Sea cual fuera su origen, la Gravedad Cuántica se originó y empezó a formar el Universo; esta fuerza tenía lo necesario para crear todas las cosas como las vemos en el espacio y el universo hoy en día.

Este punto de Energía pura infinitamente pequeño comenzó a expandirse a la velocidad de la luz, esto fue entonces el inicio de la Gran Explosión, El Big- Bang como se conoce. Una vez que el Universo comenzó a expandirse comenzó a enfriarse lo suficiente para producir un cambio de fase, pasando la Gravedad Cuántica en más de un cambio de fase. El primer cambio provocó que la energía original se dividiera en dos fuerzas, llamadas Fuerza de Gravedad y Fuerza de Unión y esto ocurrió en un instante de (10)-43 de segundo, después de haber nacido el Universo. El Universo así se habría expandido y enfriado lo suficiente para producir otro rompimiento en las fuerzas primarias provocando una increíble expansión para nuestro entonces pequeño Universo. Esta velocidad fue posible porque el espacio en si se estaba estirando y no porque las cosas se movieran a velocidades infinitas. Las fuerzas del Universo, se dividieron nuevamente creando las ya conocidas cuatro fuerzas de la Física Moderna como son la Gravedad, Electromagnetismo, Fuerza Nuclear que mantiene los átomos unidos y la Débil Fuerza Nuclear que provoca la desintegración de los elementos radioactivos. Pasaron cien mil años para que el Universo creciera y se enfriara lo suficiente para que aparecieran los átomos, para entonces el reinado de la Energía había cedido el paso a la Materia que dominara el universo. Los átomos aparecen en dos simples formas, los de Hidrógeno que constituía el noventa por ciento de la materia que emanaba de la energía y el Helio más simple constituía el resto; estos dos gases llenaban cada metro cúbico del cosmos de un extremo a otro. Finalmente, el universo comenzó a adquirir las proporciones exuberantes y en un momento alcanzó un tamaño capaz de envolver nuestra galaxia, prácticamente toda la materia de nuestro Universo actual había sido ya creada. Es así como nuestro Universo con sus Galaxias conformadas por sus estrellas, planetas, lunas, cometas asteroides y polvo se encuentra como hoy lo conocemos.

La Tierra, como astro, forma parte del sistema solar y éste, a su vez, es uno de los innumerables sistemas integrados en la denominada Galaxia o Vía Láctea. Otras Galaxias (Universo-islas o nebulosas extra galácticas) se disponen hasta los límites de la actual visión telescópica del Universo. El sistema está constituido por un astro central , el Sol luminoso, fuente de energía y de vida, que se mueve arrastrando consigo a otros astros secundarios, llamados planetas. Estos no tienen luz propia y brillan a causa de la luz solar que reflejan, entre ellos figura la Tierra. Pero todavía existen astros de categoría inferior, que giran alrededor de los planetas, a los que se designan con el nombre de satélites. La Luna es uno de ellos.

He aquí el encadenamiento del sistema: los satélites obedecen en sus movimientos a los planetas, y éstos están sometidos a la atracción del Sol, astro rey para nosotros, único faro poderoso que alumbra nuestros días, que nos calienta y vivifica. Todo ello, incluido los cometas y los meteoros, constituyen un sistema orgánico, regido armónicamente por la poderosa fuerza de la gravitación universal, que vincula entre si a todos sus componentes.

Nuestro planeta formado por una masa gaseosa que se separó rápidamente del sol arrastró el carbono en unión con otros elementos de la atmósfera solar. El Carbono se distingue entre los elementos químicos por su excepcional capacidad para formar asociaciones atómicas que invariablemente se encuentran en todos los organismos vivos. Incluso a temperaturas análogas a las que hoy dominan en la superficie del sol, sus átomos se unen en pares y por el ulterior enfriamiento tienden a formar moléculas con gran número de átomos. Por tanto en el proceso de la formación de nuestro planeta desde la masa incandescente primitiva de gas, pesadas nubes de carbono deben haberse condensado muy rápidamente en gotas o incluso en partículas sólidas, ingresando en el núcleo primitivo de la Tierra, en forma de una lluvia o nieve carbónica. Entonces el carbono no se puso en contacto inmediato con los elementos de los metales pesados formadores del núcleo, principalmente con el hierro, metal que representa un componente esencial del núcleo central de nuestro planeta..
Mezclado con los metales pesados, el carbono fue interviniendo en las reacciones químicas a medida que la Tierra se enfriaba, produciéndose carburos, que son los compuestos del Carbono más estables a elevadas temperaturas. La corteza de rocas ígneas primarias que se formó luego se interpuso entre los Carburos y la atmósfera de la Tierra. La atmósfera de aquellos tiempos difería de la actual en que no contenía Oxígeno, ni Nitrógeno, estando en cambio, llena de vapor acuoso supercalentados. La corteza situada entre los Carburos y la atmósfera fue perdiendo resistencia ante los embates de las gigantescas olas de la masa fundida interior causadas por las fuerzas atractivas del Sol y de la Luna. La delgada capa de rocas ígneas debió romperse durante estas oleadas y a través de las grietas formadas, la masa líquida fundida irrumpiría desde la profundidad, extendiéndose sobre la superficie de la Tierra. El vapor acuoso supercalentado de la atmósfera, al ponerse en contacto con los Carburos reaccionaría químicamente, dando lugar a la materia orgánica más sencilla, los hidrocarburos, los cuales a su vez, darían origen a una gran variedad de derivados (alcoholes, aldehidos, cetonas, ácidos orgánicos etc.), a consecuencia de la oxidación por el oxígeno del agua. Al mismo tiempo, estos hidrocarburos reaccionarían también con el amoniaco, que apareció en este periodo sobre la superficie de la Tierra. Así se producirían las aminas, las amidas y otros derivados nitrogenados.

Mientras tanto, nuestro planeta se enfriaba superficialmente para permitir la condensación del vapor acuoso y la formación de la primera envoltura de agua caliente alrededor de la Tierra, agua que ya contenía en solución sustancias orgánicas, cuyas moléculas estaban construidas por Carbono, Hidrógeno, Oxígeno y Nitrógeno. Estas sustancias orgánicas estarían dotadas de una enorme potencialidad química y entrarían a formar parte de numerosas reacciones químicas, no solamente entre si, sino también con los elementos del agua. Como consecuencia de esas complejas reacciones se producirían compuestos orgánicos de complicada molécula análoga a los que hoy día constituyen el organismo de animales y vegetales. Las proteínas tan importantes desde el punto de vista biológico, han debido originarse así mediante dicho proceso.

Al principio esas sustancias estarían presentes en el agua de los lagos y mares en forma de sistemas coloidales. Sus moléculas hallándose dispersas y uniformemente distribuidas en el vehículo, completamente inseparables del medio dispersante.

Entonces, al mezclarse las soluciones coloidales de diversas sustancias, se originarían formaciones especiales llamados coacervados o geles coloidales semilíquidos.Los coacervados que aparecieron por vez primera en los mares y océanos aún no tienen vida. Sin embargo ya desde su aparición llevan latente la posibilidad de dar origen en determinadas condiciones de desarrollo a la formación de sistemas vivos primarios, así fue como se produjo ese "Salto" dialéctico que significa la aparición de los seres vivos más simples de la Tierra. A partir de este instante se ha llegado a la lucha ideológica entre campos filosóficos irreconciliables que son el Materialismo y el Idealismo. Según el Materialismo la Vida es más que una forma especial de existencia de la materia que se origina y se destruye de acuerdo a determinadas leyes. Esto está muy lejos todavía de tener un conocimiento comprensivo de los organismos vivos para poder soñar con obtener su síntesis química, por tanto, las actuales investigaciones del origen de la vida se limitan solamente a estudios de carácter puramente analítico. La formación artificial o síntesis de los seres vivos está muy remota. Los Idealistas, consideran la vida como una manifestación espiritual suprema, inmaterial, al que se da el nombre de "Alma", "Espíritu Universal","Fuerza Vital", "Razón Divina", "Soplo Vital". la vida sólo puede surgir a consecuencia de la voluntad creadora de Dios. Santo Tomás de Aquino, uno de los teólogos más famosos de la Edad Media, enseña que los seres vivos surgen al ser animados de la materia inerte por un principio espiritual.

En el transcurso de la era eozoica y paleozoica que duró muchísimos millones de años, la población del océano primitivo llegó a adquirir extraordinaria diversidad y sufrió cambios profundísimos, y las plantas como los animales están representados por pequeñísimos seres vivos unicelulares semejantes a las bacterias, algas cianoficeas y las amibas y posteriormente por grandes algas, medusas y moluscos.

Posteriormente en las aguas del océano primitivo se formaron seres vivos integrados por muchas células (Colonias de algas cianofíceas, Pólipo hidroide, algas clorofíceas, Algas feofíceas).

Hace más de quinientos millones de años en el periodo Cámbrico de la historia de la Tierra, toda la vida se hallaba concentrada exclusivamente en los mares y los océanos, además de las plantas inferiores aparecieron también algas superiores y todos los tipos de animales invertebrados.

A finales del periodo Silúrico aparecieron verdaderos peces.

En el Devoniano (hace 350 millones de años) en las aguas dulces de las lagunas marinas se encuentran los antecesores de los actuales tiburones.

En el periodo Carbonífero(hace 250 millones de años), aparecen el al tierra espesos bosques en los que crecen gigantescos helechos.

En el periodo Pérmico, (hace 225 millones de años) las plantas filicineas van siendo desplazadas paulativamente por las ginospermas antepasados de las coníferas actuales.

En el periodo Cretáceo, que terminó hace 60 millones de años aparece por primera vez árboles, flores y hierbas próximas a las actuales.

Hace 35 millones de años, a mediados del periodo terciario ya se habían extinguido la mayoría de los grandes reptiles, apareciendo numerosas especies de aves y mamíferos.

En el curso de la segunda mitad del periodo Terciario, los mamíferos se van pareciendo cada vez más a los actuales, aparecen los monos.

Hace un millón de años en los límites de los periodos terciario y Cuaternario (último) periodo, aparecieron los pitecantropos, monos hombres que forman el eslabón intermedio entre el mono y el hombre.

A fin del cuaternario, ya viven en la tierra hombres auténticos que no se distinguen de los actuales.


¿DE DÓNDE VIENE LA MASONERÍA?

Esta pregunta nos plantea nuestra orden masónica para conocer su esencia, sus orígenes, o sea aquellas Instituciones, Sociedades, Costumbres y Tradiciones en las que la Masonería tiene su raíz y su principio espiritual.

Los orígenes de la Masonería se pierden " en la noche de los tiempos" o sea en aquellas antiquísimas civilizaciones prehistóricas de las que se han perdido los vestigios y la memoria y que se remontan probablemente a centenares de millares de años, en el período Cuaternario y Terciario.

Los primeros rituales, basados en las tradiciones bíblicas nos dicen que "Adán" fue iniciado al Or:. del Edén, por el G:.A:. en todos los ritos de la Masonería.

Es cierto, pues, que nacieron ya en la aurora de la civilización ese íntimo deseo de progreso, esa profunda aspiración hacia la Verdad y la Virtud, ese deseo de obrar recta y sabiamente, de los que la masonería constituye, para sus adeptos, la encarnación.

También deben remontarse a la más remota antigüedad, los signos, símbolos y toques, la íntima esencia de las alegorías y el significado de las palabras que corresponden a los diferentes grados.

A pesar del secreto que debió de caracterizar constantemente la actividad de la Orden, en las diferentes formas asumidas exteriormente, donde quiera, podemos encontrar algunos vestigios que confirman esta aserción, entre las estatuas, gravados y pinturas, en los escritos que nos han sido transmitidos en representaciones simbólicas podemos encontrar varios trazos de una intención indudablemente iniciática o masónica.

Todo indica que su organización bajo reglas definidas se solidifica durante los siglos X, XI y XII, en las fraternales asociaciones de los constructores cuya motivación parte de la necesidad de defenderse de las tiranías de los monarcas y señores feudales.

Sea cual fuere el origen de la Francmasonería, su valor práctico es siempre el mismo.

Lo mismo da que haya nacido en las márgenes del sagrado Nilo, que en un lago de África central, pues siempre es fertilizante la linfa de la Masonería. Mientras tanto podemos afirmar que los Artífices Dionisíacos formaron la primera orden de arquitectos de que se tiene noticias, constituyendo una orden secreta que practicaba los ritos de los Misterios.Ya se sabia que los Dionisíacos de Jonia formaron una gran corporación de arquitectos e ingenieros que emprendía y hasta monopolizaba la construcción de los templos y estadios, del mismo modo, precisamente, que la fraternidad de los francmasones monopolizaba la construcción de las catedrales y de los conventos en la Edad Media. No cabe duda que los Dionisíacos se semejaban en muchos aspectos a la fraternidad mística conocida actualmente con el nombre de Francmasonería. No permitían ellos que ningún extraño interviniese en su oficio; se reconocían entre si por medio de signos y toques; profesaban ciertas misteriosas doctrinas bajo la tutela de Baco (que representaba el Sol y era el Símbolo externo del dios único), a quien erigieron un magnífico templo de teos, donde celebraban sus misterios con solemnes festivales, y llamaban a los demás hombres "profanos" porque no se les admitía en sus misterios.

Aunque la hipótesis de que los Maestros Comacinos son los verdaderos antecesores de la Francmasonería no se ha demostrado por completo, se cree que por lo menos nos ha situado en el camino de la verdad. Además, las investigaciones no han terminado y se puede esperar otros resultados. Es cierto que puede ser que haya habido catedrales no construidas por los Comacinos, cuyos símbolos y formas son tan semejantes a los de la Masonería actual, pero es indudable que ellos fueron la aristocracia del oficio, aristocracia de servicio, de talento. Los Comacinos fueron además democráticos, porque cualquiera podía llegar a los más elevados puestos por sus propios méritos. Es decir , que tanto en la forma como en los símbolos, eran masones.

De acuerdo a los antecedentes indicados se ha visto que la Masonería no era una novedad en la Edad Media. Ya en ese tiempo era antiquísima y tenía un pasado glorioso y legendario. Habráse observado también, que siempre ha mantenido los mismos y elocuentes símbolos que son mas antiguos que todos los rituales de las religiones.

Se puede pensar lo que se quiera de las leyendas masónicas que nos escriben remotos documentos; la verdad es que sus símbolos, anteriores a la Orden, la vinculan con las primeras creencias de la raza.

La Orden de los Maestros Comacinos se estableció sobre las ruinas del Colegio Romano de Arquitectura, continuando su tradición simbólica y artística. No debe confundirse a los Francmasones o constructores de catedrales con los que pertenecían a las Guildas de albañiles; los primeros pertenecían a una Orden Universal, mientras que los segundos estaban adheridos a las agrupaciones locales restringidas. La Orden de constructores de catedrales era mas antigua, poderosa y artística que las Guildas de albañiles y hasta mas religiosas y de ella desciende la Masonería Moderna.

La historia es como un espejismo que nos revela parte del paisaje, dejando en el olvido lo que mas interesa.

Las creencias de la Edad Media, vistas desde nuestra época actual, parecen uniformes; pero no es mas que una de las numerosas ilusiones del tiempo, ya que el pensamiento tenía formas tan variadas como hoy en día. Las ciencias y todas las ideas religiosas consideradas heréticas, debían ocultarse, pero a pesar de ello el alma humana estaba en plena actividad; la Masonería protegida de la Iglesia, aunque independiente de ella, invitaba a la libertad de pensamiento y de religión amparada en el secreto de sus actividades.

Los Masones, debido a la naturaleza de su arte, tenían relaciones con todas las clases sociales y oportunidad para conocer los defectos de la Iglesia. En sus viajes por Europa, que a veces se extendían hasta el Lejano Oriente, se familiarizaron con diversas ideas religiosas y aprendieron a practicar la tolerancia, llegando sus logias a ser refugio de los perseguidos por sus ideologías.

Se supone que la Iglesia ejerció influencia sobre la Orden, hasta que las grandes guerras arruinaron a las naciones provocando la disolución de los monasterios. Poco después llegó la persecución de los Caballeros Templarios, el trágico martirio de Jacques de Molay y la acusación a la Masonería de protección de los que se desviaban del dogma de la Iglesia. Resulta confuso seguir hechos de la historia de aquel tiempo, pero está probado que la Masonería creció con rapidez después de separarse de la Iglesia.

Lamentablemente no se conocieron los anales de la Masonería Antigua, hasta mucho tiempo después de la decadencia, conservándose sólo lo grabado en las piedras; sin embargo, los documentos de hoy día, descubren el vislumbre de su esplendor. Hay escritores familiarizados con los hechos, que afirman que la Francmasonería es una evolución de las Guildas de albañiles y aún después que éstas se hicieron poderosas, las dos sociedades se conservaban separadas.

Las Guildas, como dice Hallan "eran fraternidades de asociación voluntaria en las que se protegía a sus miembros contra la miseria y otros prejuicios". Las carecterizaban dos cosas esenciales: el banquete para confraternizar y la bolsa como ayuda solidaria.

Con frecuencia realizaban un ceremonial religioso y secreto, para hacer más potente el lazo de fidelidad. Las Guildas no tardaron en estar relacionadas con el ejercicio de sus oficios, la educación de los aprendices y las reglas tradicionales del arte. Estas asociaciones tenían algunos privilegios, por ejemplo: la libertad de hacer sus leyes y obligar su obediencia.

Cada Guilda, tenía el monopolio de su edificación en su ciudad, con excepción de los edificios eclesiásticos; pero esto implica restricciones y limitaciones, porque los miembros de las Guildas locales, no podían trabajar en otras poblaciones, mientras que los francmasones viajaban por donde querían y andaban por todas las ciudades.

Estos empleaban con frecuencia en las obras de albañiles a las Guildas, ocupándolas en trabajos inferiores.

En la Orden Francmasónica no se admitía a los miembros de la Guilda, al menos de que tuviesen aptitudes sobresalientes de trabajo e inteligencia y se les daba salvoconducto para que volvieran a sus asociaciones si se dedicaban únicamente a trabajos manuales, porque los Francmasones no fueron solamente artistas que realizaban obras difíciles, sino también una orden que conservaba gran tradición científica y simbólica.

Como guardiana de tradiciones sublimes, fue refugio de los oprimidos y enseñó el arte y la moralidad a los hombres. El Papa Nicolás III confirmó, en el año 1270, todos los derechos concedidos a los Francmasones y les otorgó otros. Sabido es que todos los papas anteriores a Benedicto XII consintieron señalados favores a la Orden, hasta el extremo de eximir a sus miembros, de la observancia de los estatutos y de las leyes municipales, lo mismo que de la obediencia a los reales edictos.

Eran tiempos en que los monarcas se apoyaban en los poderes eclesiásticos para gobernar. Las instituciones, al no estar dotadas de estructura jurídica, buscaban la protección de la Iglesia..

Estaban colocados bajo su guardia directa tanto los lugares, como iglesias y cementerios, como las cosas que hubieran sido destinadas al servicio divino por bendición de sus sacerdotes.

Nació así un régimen político privilegiado, iniciado bajo el Imperio Romano y vigorizado posteriormente, de manera especial, en aquellos territorios donde el poder civil tenía escasa fuerza.

Por eso no debe extrañarnos que los Francmasones tuvieran como lema la Libertad y despertaran la desconfianza de las autoridades y del clero al que habían servido tan noblemente, sobre todo cuando aparecieron los primeros síntomas de la Reforma.

Entonces se sospechó que la Orden protegía a ciertos hombres y alimentaba los principios sostenidos por dicho movimiento cismático, que los separó de la Iglesia Romana en gran parte de Europa.

Como las Logias estaban integradas por hombres de diversos matices religiosos y políticos, empezaron a ser acusadas de negarse a obedecer la ley y luego perseguidas.

El período de decadencia se inició en Inglaterra al dictarse en 1356 un Estatuto por el que se les aplicaban severas penas y más sufrió al decaer la erección de las catedrales, porque los arquitectos no fueron necesarios, sin embargo no por eso, perdió su organización y símbolos.

Esta declinación en el arte de la arquitectura hizo descender el poder de la Masonería.

Muchos de sus miembros se identificaron con las Guildas de albañiles a las que antes habían tratado un poco despectivamente y otros, dejando de lado sus elevados fines, transformaron las Logias en casinos sociales.

A pesar de las defecciones y de la decadencia, siempre hubo fieles a los ideales de la Orden, que se dedicaron a propagar sus enseñanzas morales y materiales hasta que llegó " el resurgimiento de 1717".

Durante el período puramente artesano, el ritual masónico fue menos formal y complicado de lo que después llegó a ser, ya que la vida era entonces una especie de ritual y los símbolos se tenían siempre presentes al trabajar.

Cuando la Masonería dejó de estar constituida por trabajadores manuales y admitió a quienes no eran arquitectos, se fue haciendo más necesaria la complicación de los ritos, para representar, por medio de ceremonias, lo que hasta entonces era visible en los símbolos y en la práctica.

Aún más: no es extraño que su tradición se hiciera cada vez más positiva, a medida que pasaba el tiempo.

Teniendo presente este orden de evolución histórica podemos ahora estudiar las diferencias existentes entre el período Activo y Especulativo.

Se entiende por Masón Especulativo aquel, que sin ser arquitecto, es admitido como miembro de la fraternidad de los Francmasones.

Este sistema comenzó en la Orden allá por el año 1600 y si entendemos por Masón Activo o artesano al que no señala significación moral a sus útiles de trabajo, hemos de convenir que hombres de este tipo no existieron en la antigüedad, pues, todos los masones y hasta las Guildas se servían de sus utensilios como emblemas morales.

A medida que la Orden decaía, es natural que los secretos técnicos fueran transformándose en secretos de ritual. Paulatinamente fueron disminuyendo los verdaderos arquitectos en las Logias, hasta que la Orden se convirtió en una fraternidad Especulativa, sin relación alguna con el comercio o el arte de la edificación.

El oficio de Maestro de obras pierde su aspecto práctico por haber terminado el período de erección de catedrales.

Ya sabemos que los hombres de la Edad Media revelaron sus pensamientos, por medio del simbolismo y por eso los emblemas se hallan en la literatura, el arte y la filosofía de aquella época. En todas partes se encuentran antiguos emblemas como la escuadra, la regla, la plomada, la piedra cúbica, las dos columnas, el círculo, el compás, etc.

Cuando la Orden no gozó de los favores de la Iglesia ingresaron los eruditos, los místicos y los amantes de la libertad en calidad de Masones Especulativos siendo el primer nombre registrado en las actas, aún existentes, el de Juan Joswell, quien fue admitido el la Logia Edimburgo en el año 1600.

Se puede afirmar que la práctica de recibir Masones Aceptados fue anterior al tiempo de la prereforma. Casi con seguridad, en el año 1620 ya se asociaban algunos miembros de la compañía de masones con otros elementos, para formar, cada tanto, una Logia que inclinaba el temperamento hacia la Masonería Especulativa.

Se puede demostrar con seguridad que ésta, lejos de ser una novedad, era más antigua de lo que algunos suponen. Con el incendio de Londres en 1666, surgió el interés por la Masonería, reuniéndose en la capital muchos de los que la habían abandonado par reconstruir la urbe y la catedral de San Pablo. De esta manera las antiguas Logias cobraron vida, formándose otras nuevas, que aumentaron la cantidad de Masones Activos y Aceptados.

¿Por qué razón pretendían ser miembros de la Orden Francmasónica los soldados, anticuarios, clérigos y nobles ingleses?

¿Qué fue lo que motivaba su interés por la Orden, nada menos que en el año 1600 a antes?¿Qué les retenía en ella tan poderosamente?

¿Por que motivos continuaron ingresando en la fraternidad hasta ser dueños de ella?No hay duda que debió ser algo más que el deseo de asociarse, pues tenías sus clubes, sociedades y fraternidades de eruditos. Y menos puede suponerse se adhirieran a la Masonería para conocer signos y palabras secretas.

No. La única explicación es que aquellos hombres vieron que la Masonería era depositaria de la elevada y sencilla sabiduría de la antigüedad, conservada por tradición y enseñada por medio de símbolos. Ellos quisieron convertir a la historia en alegoría y a la leyenda en un drama que enseñaba la verdad.

Las doctrinas masónicas son mas bellas de lo que parecen, pues, en ellas alienta la sencillez de las épocas primitivas animadas por el amor al Dios martirizado. Amarse, ayudarse, enseñarse recíprocamente, son los principios que sustentan y la ciencia, es la ley que rige la dinámica de la organización. No admiten mezquinos prejuicios; no excluyen de la sociedad a ninguna secta, porque sólo pretenden que los hombres adoren al Dios de su conciencia, sin preocuparse del nombre que le den, ni de la forma de culto que le rinden.

Un día San Francisco de Asís oyó decir a un antiguo crucifijo bizantino:"Reconstruye mi Iglesia que se está desmoronando", creyó comprender la exhortación; y quiso edificar un templo que debía ser la piedra fundamental de una iglesia nueva y purificada.

Lanzando al viento su riqueza y prestigio recorrió los caminos de Umbría, para alejar a los hombres de la podredumbre y de la lujuria, para atraerlos al sendero de la pureza, de la compasión y de la alegoría. Hizo de su vida un poema y una con la fe de su visión.

La vida de este Santo es una perfecta parábola de la historia de la Masonería.

Antiguamente, los masones construyeron grandes catedrales arrastrando piedras y dibujando triángulos, cuadrados y círculos a los que daban significados místicos. y llego un día en que dejaron las piedras, sin dejar por eso de construir, utilizaron verdades en lugar de instrumentos, porque la morada del alma no puede construirse con piedras y ladrillos, sino con los pensamientos, las esperanzas, los sueños y actos de justicia de los hombres.

La organización de la Gran Logia de Inglaterra por el año 1717, fue un hecho importante, que no solamente es la línea divisoria entre el ayer y el mañana, sino el principio de una nueva era, como así también faro de la historia de la humanidad. Estudiar la primera Logia, las influencias de su ambiente, los hombres que la compusieron y la constituyeron y los principios que adoptó, es suficiente para comprender que fue un movimiento importante.

La Asamblea de 1717, adquiere mayor relieve, cuando se estudia el marco de la época. De las cuatro Logias que tomaron parte de la Gran Logia, sólo una, la del Ron y las Uvas tenia mayoría de Masones Aceptados, estando las otras tres constituidas por miembros Activos o del oficio de la construcción.

Como se puede comprender, este movimiento fue originado por Masones Activos o por hombres que lo habían sido, a pesar de que venían ingresando, desde hacía un siglo, otros de carácter de Masones Especulativos.

También es digno de destacar que la mayor parte de los jefes del movimiento fueron Masones Aceptados y miembros de la Logia del Ron y de las Uvas, a la cual pertenecían el Dr.Jamen Anderson, Jorge Payne y el Dr.Desagulliens, Segundo y Tercer Grandes Maestres, respectivamente.

¿Por qué no desapareció entonces la Francmasonería al mismo tiempo que las Guildas o no se agrupó en forma de una asociación de trabajadores?

Esta es una prueba de que la Orden no fue tan sólo de Arquitectos dedicados a erguir Iglesias, sino una asociación moral y espiritual cuyo propósito fue guardar los grandes símbolos y enseñar las verdades inmortales.

Ya no se construyeron mas catedrales que los templos espirituales del hombre. Hoy se emplea la Escuadra para allanar las desigualdades del carácter humano y no para medir ángulos de los bloques de piedra, y se utiliza el Compás para trazar un Círculo de buena voluntad alrededor del mundo y no para describir circunferencias en una mesa de trabajo.

Los masones del medioevo cumplieron con lealtad su cometido, al hacer evolucionar el arte de construir hasta confundirlo con lo excelso, procurando que sus magníficas catedrales expresaran el fervor de aquellos siglos de fe extraordinaria.

Si ése fue el programa cumplido por la Masonería hasta 1717, los hombres que hoy están dentro de la línea ideológica que caracteriza a la Masonería Moderna, son sus continuadores al aceptar honestamente el uso de las "herramientas especulativas".

Ellos tienen conciencia de que este otro "Arte de Construir" en el plano del espíritu, individual y colectivo, ha de mostrar que la capacidad artística no se ha extinguido y que en el templo dedicado a la virtud y a la moral, sus obreros adquieren cada día mayor habilidad y aplomo en el manejo de esas herramientas, que son trasuntos de civilización y perfeccionamiento moral.



Última edición por Admin el Jue Dic 15, 2011 3:10 pm, editado 1 vez

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria

Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12805
Puntos : 34718
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿DE DÓNDE VENIMOS?, ¿QUIENES SOMOS?, ¿A DÓNDE VAMOS?

Mensaje por Admin el Jue Dic 15, 2011 3:08 pm

¿QUIENES SOMOS? Y ¿QUÉ ES LA MASONERÍA?

¿QUIENES SOMOS?

En el devenir de nuestro desarrollo y a medida que nos adentramos en el mundo de las sensaciones y las experiencias, al compás de nuestra madurez damos paso a una culturización de nuestro espíritu y lejano ya el punto de nuestra partida ¿De dónde venimos?, nos interesa saber ¿Quienes somos?. Volvemos nuestro Ser sobre si mismo para escudriñar la triple complejidad ,somática, anímica y espiritual que es nuestro Yo.

Sobre la parte somática de nuestro yo, podemos decir que la mayoría de nosotros tenemos algún sentido estético de la forma exterior de nuestro cuerpo. Pocos nos tomamos la molestia de comprender su estructura interior y sus funciones, las cuales son mucho más complejas que las de cualquier cerebro electrónico o invención mecánica computarizada y sin embargo, simples y económicas en principio. La forma y la función se compaginan para producir un cuerpo de gran eficiencia y de una flexibilidad increíble. Con un cuerpo menos eficiente y menos flexible, el hombre no podría resistir las tensiones de vivir en un mundo donde está constantemente obligado a adaptarse a todo, desde la pestilencia, las drogas, el tabaco etc., hasta el mundo ingrávido, sin oxígeno ni alimento, del espacio exterior.

El hombre puede comprender, en parte al menos, de que forma está hecho. Es evidente que su herencia genética transmite sus características futuras a través de cierta clase especial de moléculas de proteínas. Hasta cierto punto su cuerpo está predeterminado, pero el tiempo y el ambiente fijarán lo que le sucederá.

Cuando se llegara a comprender porque es así, es otra cuestión.Y si alguna vez comprendemos la relación entre la parte más compleja de su conjunto físico, el cerebro y los procesos imponderables e inconmensurables de los procesos del pensamiento que se asocian a éste, es otra situación más.

Pero el cuerpo, por lo menos, es comprensible para la ciencia. Mientras más se estudia el cuerpo humano, sus partes y las funciones y acciones de estas, nos lleva a una mayor admiración y respeto hacia el mismo y para la mayoría de nosotros, una mayor reverencia hacia su Creador.

La actitud del hombre hacia su propio cuerpo, su única y más preciosa posesión, es decididamente ambivalente. Está fascinado por él y al mismo tiempo, lo teme, en parte como eco de antiguos tabús y en parte porque está convencido de que el cuerpo es demasiado complicado para poderlo entender.

Raras veces resuelve el hombre esta contradicción. Lo que hace funcionar su cuerpo es al mismo tiempo un asunto de ávido interés, a veces demasiado ávido. a excepción de un período de enfermedad, el cuerpo mismo favorece cualquier tendencia a ignorarlo. Normalmente, pide solamente a su dueño algo más que alimento, ropa y abrigo. Funciones vitales como la respiración y la digestión siguen, tanto si les hacemos caso como si no. Aun cuando algo no vaya como debiera, el cuerpo trata de reparar los daños automáticamente y sin llamar la atención.

Los posibles enfoques a un estudio del cuerpo son múltiples. Para el cínico, el cuerpo es sólo una habitación en la tierra; para el poeta, el palacio del alma, para el médico, una estructura compleja vulnerable. El psiquiatra lo ve como albergue de la mente y la personalidad. El geneticista, como lo que perpetua la especie. El biólogo, como un organismo que tiene la posibilidad de cambiar el porvenir como resultado de la experiencia del pasado. El antropólogo, como un acumulador de cultura. Otros han considerado al cuerpo como esencial y únicamente una máquina, un concepto que a veces trae y otras repele. Para los mas reverentes, el mecanismo corporal es una obra maestra de precisión anticipada, un aparato delicado y complejo cuyos diversos componentes trabajan como una unidad para lograr tan diversos objetivos como escalar un pico, construir un puente o componer una sinfonía.

Todos los puntos de vista científicos especializados del cuerpo son válidos. Todos sin embargo, tienen que partir de una premisa: una conciencia de la estructura y funcionamiento básico del cuerpo, su anatomía y fisiología. Este punto de partida, es el camino mas ancho para llegar a su comprensión. Utilizado por los investigadores a lo largo de la Historia, nos ha llevado a lo que sabemos hoy en día del cuerpo humano.

La mente y los procesos mentales siempre han parecido al hombre tan misteriosos y fascinantes como el universo mismo, pero la investigación de la naturaleza de la mente ha pasado solamente en tiempos relativamente recientes al campo de la ciencia experimental. El punto de vista científico, sin embargo, ha producido aportaciones cada vez mayores en el saber. Durante el siglo último se han adquirido muchos conocimientos nuevos sobre la naturaleza de los procesos mentales, los orígenes de la vida emocional y varios tipos de comportamiento. Al añadir los nuevos datos, los viejos conceptos simplistas han sido sustituidos por cuestiones cada vez mas complicadas. Sin embargo, el hombre todavía se pregunta¿Qué es la mente?,¿Desaparecerán todos los misterios cuando lleguemos a comprender el funcionamiento de la estructura anatómica compleja que denominamos sistema nervioso?¿O posee la mente sus propios misterios?.

Sobre la parte Anímica y Espiritual de nuestro Yo, podemos decir que muchas veces nos hemos preguntado que es el Alma, se comprende que la respuesta depende de cada individualidad y de sus principios.

Basados en el conjunto de enseñanzas de las Escrituras, se confía en poder dar una definición clara de lo que es el Alma y de lo que es el Espíritu. Para Descartes y otros filósofos, los dos términos son sinónimos y representan la misma cosa, a saber una entidad que supone capaz de vivir consciente y pensante fuera del cuerpo, pero para la Sagrada Escritura, es el Espíritu y no es el Alma; y el Ser humano consta de tres partes: Espíritu , Alma y Cuerpo. Vale aquí la descripción de como fue creado el Hombre:Formó Dios al Hombre del polvo de la tierra y alentó en su nariz soplo de vida y fue el hombre en alma viviente. Se menciona aquí tres cosas:

1.- Materia Cósmica, o sea polvo de la tierra con que Dios forma el organismo humano.
2.- Soplo Vital o Espíritu, comunicado por el Creador a este organismo y
3.- El Alma viviente resultado de la operación precedente.

G. Taphel, dice que la Psicología Bíblica, descansa sobre una base Tricotómica a diferencia de la Psicología no cristiana que habla tan sólo de una alma y un cuerpo.

Los tres elementos del hombre mortal, son esenciales y distintos: El Espíritu es el órgano de lo Divino;el Alma es el de los efectos e instintos y el Cuerpo es el siervo del uno y del otro.

La diferencia entre la Tricotomía Bíblica y la Dicotomía profana, necesariamente crea dificultades y malentendidos. Patavel Ollif abunda en el mismo sentido y dice: Por alma hay que entender la sensibilidad física, los instintos naturales con las facultades mentales. El Espíritu, es exclusivamente el órgano que percibe lo divino, es el sentido moral y religioso, lo que podría llamarse espiritualidad; es la mas alta prerrogativa del hombre y esta destinada a dominar sobre el alma y sobre el cuerpo.

En el espíritu, no existe voluntad alguna absoluta o libre, sino que el espíritu es determinado a querer esto o lo otro por una causa que a su vez es determinada por otra y ésta por otra.

Nuestros cuerpos son células en el cuerpo de la raza, nuestra raza es una incidente en el drama de la vida; nuestros espíritus son los destellos intermitentes de una luz eterna.

Lo importante es hacer notar, que las tres cosas, si hay una que podría ser inmortal, no es ciertamente el alma. Así Salvatier, dice que el alma no designa jamás otra cosa que la vida individualizada, por consiguiente frágil y pasajera, no hay diferencia marcada entre el alma de la bestia y la del hombre. C.Byse, en su obra Nuestra Duración, dice: El alma no es una entidad espiritual e inmortal encerrada en el cuerpo como en un vestido o una cárcel, es ante todo la vida misma del cuerpo, la persona terrestre o perecedera. Alma viene del griego "psije" es "aanimus" en Latín y de allí sale las palabras ánimo,ánima, animalidad.

De todo esto se deduce claramente que es un error llamar alma a la parte espiritual del ser y también que es imposible hablar de alma inmortal. Se comprueba esto en lo que dice Martín: " Nosotros confesamos voluntariamente que la doctrina filosófica de la simplicidad y de la inmortalidad del alma, no se encuentra en ninguna parte de la Biblia".

El espíritu dice C.Byce, designa primero la respiración que sale de los pulmones, el soplo desde el punto de vista activo o el viento, mas frecuente el principio vital, la energía universal que se individualiza en el alma. Por eso Santiago, dice que el cuerpo sin espíritu está muerto. Por espíritu se entiende pues primariamente el aliento de la vida, la energía vital, impersonal proveniente de Dios que en conjunción con el cuerpo, produce todas las funciones vitales que son presididas en su automatismo por el alma, y secundariamente o por extensión representa el intelecto superior a las facultades automáticas, la conciencia de sí que tiene el ser humano, la voluntad que es su manifestación suprema, el raciocinio y la conciencia moral o sea la razón aplicada a discernir lo bueno de lo malo. Pablo, daba a la palabra espíritu un sentido mas profundo, por él es como el hombre está en contacto con Dios y se comunica con él. Por el espíritu comienza la obra de renovación que Dios realiza en el hombre. Una vez regenerado, el espíritu hace sentir su influencia sobre el alma. A su vez el alma liberada del yugo de las pasiones y purificada por la palabra de Dios, ejerce su influencia sobre el cuerpo.

El cuerpo es obra de Dios, una obra asombrosa, no es una cárcel del alma o del espíritu. Dios se propone resucitarlo. Si bien no debemos estimarlo en demasía, tampoco debemos denigrarlo como lo hacen los místicos o ascetas. Tenemos para con el cuerpo ciertos deberes: la pureza e higiene. el cuerpo es el templo del espíritu y debe ser cuidado como tal. Hasta en nuestro comer y beber debemos velar por la gloria del espíritu y quien quiere ser verdaderamente hombre, se abstendrá de todo vicio; en fin no hará nada que pudiera perjudicar su organismo y afectar su intelecto o espíritu, embotando sus únicas facultades que puedan mantenerlo en comunicación con lo Divino.

Si bien las escrituras rechazan el dogma pagano de la inmortalidad del alma y su corolario la supervivencia consciente, no es para sumir al hombre en la desesperación, sino para ofrecerle una esperanza mejor.La equivocación de la teología tradicional consiste en haber conjuncionado dos enseñanzas heterogéneas y contradictorias: la de la Biblia y la de la Filosofía.


¿QUÉ ES LA MASONERÍA?

Sin lugar a dudas esta pregunta nos la hemos hecho un sinnúmero de veces antes de abandonar el mundo de la ilusión y de la tiniebla en que vivíamos previa a nuestra primera visión de la luz iniciática. esta misma pregunta nos la habrán hecho sin número de veces nuestros amigos y familiares.

Si nos preguntamos: ¿Qué es la Masonería? o para ser más preciso ¿Cuál es la apreciación y el concepto de la Augusta Institución que nos ha acogido en su seno?.
A esta pregunta, no podemos darle una respuesta lacónica e intranscendente, porque Masonería significa amplitud de acción y labor integral.

ES LA MAS ANTIGUA Y HONORABLE INSTITUCIÓN, sus orígenes se pierden en la memoria de los tiempos. Podremos considerar que el hombre buscó un nexo espiritual con sus semejantes desde que su razón y su conciencia le hicieron concebir la existencia de un Ser Supremo, Creador y regulador del perfecto sistema que conocemos como universo.

En el proceso de la evolución del hombre alcanzó el privilegio de privilegios, la dádiva de dádivas cuando el soplo de la comprensión y del entendimiento iluminaron su conciencia, estableciendo la única semejanza de nuestra especie con el G:.A:., que demás está decirlo es únicamente de carácter espiritual.

De esta comunión del hombre con Dios hicieron nacer en la mente humana la firme resolución de ofrendar sus trabajos, sus esfuerzos y su vida A.L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:: y nació así el primer Masón.

Este primer albañil llamó a su hijo, buscó a sus HH:., les mostró la luz que había visto y todos la vieron, fueron mas unidos y sus trabajos produjeron mayores utilidades, fue entonces cuando los hombres vieron que era buena la unión, porque la unión es la fuerza. Podemos considerar este anónimo grupo de algún momento de la historia como la primera Log:.

Hoy día los Masones del Siglo XX podemos preguntarnos ¿Sabemos manejar las herramientas que el G:.A:. nos legó? ¿Trabajamos por su Gloria o por nuestro orgullo y nuestras bajas pasiones? ¿Queremos satisfacer nuestro egoísmo y negar al G:.A:.con pruebas de laboratorio? ¡IMPOSIBLE! basta con ver nuestras propias obras para reafirmar la existencia y soberanía de Dios. Un buen reloj nos da la idea de que su fina y complicada maquinaria ha sido hecha por un experto relojero. Cuanto más sabio, cuanto más poderoso, cuanto más grande habrá tenido que ser el Creador de este gran Universo.

El adelanto científico nos ha mostra do que el hombre previsto de una inteligencia excepcional es capaz de crear una célula, y quizás llegará el día en que pueda proveer a dicha célela de vida, pero aún ésta no sería una razón para negar o la negación de Dios, porque si así fuere, el hombre creador, el hombre inventor, el hombre inteligente estaría admitiendo que su mente productora ocasionó por la fortuita combinación de átomos y negaría así la única semejanza, el único vínculo que une nuestra especie al G:.A:.

Comprendiendo que la primera respuesta no ha alcanzado toda la amplitud que se desea, formularemos nuevamente la pregunta inicial:

¿QUË ES LA MASONERÍA?

Y respondemos:ES UNA ORDEN O SOCIEDAD PROVISTA DE LEGISLACIÓN ADECUADA, SIENDO SUS PRINCIPALES TENDENCIAS FILANTRÓPICAS Y PROGRESISTAS.

1.- Es FILANTRÓPICA, porque ama al género humano y tiene como preocupación constante su bienestar. Para cumplir ampliamente con este deber masónico, debemos considerar que nuestra ayuda no sea solamente la medicina o el remedio para aliviar algún mal que ya ha tomado cuerpo; hoy en día vale más prevenir que curar, es más eficiente y más moderno vacunar y buscar vacunas, que esperar que se produzcan las pestes.

Hace algunos años que existían muchas enfermedades que eran verdaderas lacras que desbastaban al género humano, muchas de ellas han sido desterradas para siempre de la superficie de la tierra, gracias al progreso de la medicina, que no solamente se contentó con encontrar el remedio para curar al enfermo, sino que buscó el elemento que inmuniza al individuo y al encontrarlo, elimino toda posibilidad de contaminación.

Existe otro tipo de epidemia o peste que amenaza cada día más peligrosamente al género humano, su origen es la desorganización social, su causa la depreciación de los valores morales y su consecuencia la vemos diariamente a nuestro alrededor, guerras, crímenes atropellos y todo tipo de degeneración, que nosotros como hombres libres y como amantes del género humano estamos llamados a remediar. Y en este caso, como en el de la medicina, no solamente será necesario buscar el remedio para el mal que ya tomó cuerpo, será necesario buscar la vacuna que destierre el mal.

2.- La Masonería es FILOSÓFICA, porque estudia la esencia, propiedades y efectos de las cosas.
3.- La masonería es PROGRESISTA, porque el ella la palabra "Dogma" no tiene otra acepción que "Enseñanza", lo cual nos permite a los masones buscar la verdad libremente, sin tener un punto de doctrina aceptado tácitamente, sino buscar su causa, explicación y razón.

Después de esta segunda respuesta a la pregunta:¿QUÉ ES LA MASONERÍA? podemos encontrar una tercera conclusión, que bien puede significar nuestra Augusta Orden:

ES UNA VIDA PARA SER VIVIDA Y NO UN CREDO PARA SER RECITADO.

El más grande iniciado que se conozca, dijo:"No uséis vanas repeticiones como los gentiles, porque ellos piensan que por su mucho hablar serán oidos".

La enseñanza masónica es importante porque va de lo objetivo a lo subjetivo, de lo conocido a lo desconocido, de lo exotérico a lo esotérico, prescindiendo de fórmulas maquinales, las cuales recitadas en tal o cual forma nos harían ganar cientos de miles de indulgencias. Las indulgencias según el masón se ganan con la acción. Las oraciones nos traen fuentes de inspiración, son manantiales de los cuales debemos beber el incentivo para nuevas realizaciones. Repetir maquinalmente un credo, un ritual, es hacer gargarismos con el alimento del alma.

Después de lo dicho queda aún una respuesta a la pregunta:

¿QUÉ ES LA MASONERÍA?

ES UNA FRATERNIDAD EN LA CUAL SUS MIEMBROS SE CONSIDERAN HH:. Y SE DAN MUTUAMENTE ESE TRATAMIENTO.

Al ilustrar lo expuesto recordaremos el pasaje Bíblico cuando Pedro vino a Jesús y le dijo: "Señor, cuántas veces pecará mi hermano contra mí que yo le he de perdonar ¿hasta siete?, Jesús le dice:"No te digo siete, sino setenta veces siete".1

Cuantas veces traicionamos nuestro signo de orden, cuantas veces no podemos ahogar en nuestra garganta las injurias y los insultos que proferimos, cuantas veces somos merecedores de perdón y somos perdonados y cuantas otras nosotros somos los ofendidos y entonces nuestro orgullo no nos permite perdonar, cuantas veces repetimos la parábola del siervo que no tuvo dinero para pagar una deuda a su patrón, quien vencidos todos los plazos, lo mandó vender, pero ante los ruegos del siervo, se compadeció de él y lo perdonó.El perdonado, lleno de alegría salió de la casa de su patrón y fue donde los suyos a darles la buena noticia, pero por el camino encontró a un consiervo que le debía a él como la décima parte de la deuda perdonada. Ante su deudor, que tampoco pudo pagar no usó la misericordia ni el perdón que habían usado con él sino que lo mandó a la cárcel.

La Fraternidad sólo es real cuando cada hermano alberga en su corazón un sincero deseo de perdonar cualquier injuria o error y olvidar las dificultades que puedan haber existido. Es digno de perdón quien hidalgamente reconoce sus errores y conscientemente enmienda sus faltas y también es digno de perdón quien sabe perdonar y ser tolerante.

El significado de la palabra secreta que corresponde al grado de Aprendiz nos da tema para una quinta respuesta a la pregunta ¿QUÉ ES LA MASONERÍA?

ES UNA DINÁMICA PARA SER EXPERIMENTADA Y NO UNA DISCIPLINA PARA SER SOPORTADA.

La diferencia esencial entre el profano y el Iniciado radica precisamente en que para el uno la idea de vivir y trabajar está en función de sí mismo, la luz para el profano se encuentra en el exterior, en el mundo de los efectos, mientras que para el iniciado, la verdadera luz está interiormente porque en él está la Fuerza.

No podemos considerarnos iniciados sin haber experimentado un estado de conciencia especial, sin haber sentido una causa interior que origine el cambio producido, si así hubiese sido, ese incentivo, eso que nos hincaba ha encontrado su camino, ahora podemos regimentar nuestros deseos y elaborar un plan de trabajo que nos permita pulir la piedra bruta.

Cierta vez escuchamos una curiosa leyenda Persa que narraba la forma como distribuyó el Creador los trabajos en el principio dándole a cada animal alguna labor.

Todos podían ayudarlo menos los pajarillos, que por ser muy pequeños, para nada servían.Uno de ellos sugirió al Creador que les hiciera hacer paquetitos con las cargas que hubiese de llevar. En esa forma cada pajarillo llevó un paquete en sus espaldas y a pesar que la carga era pesada, todos realizaron su labor contentos. Al finalizar la creación, la carga de los pajarillos se había convertido en alas, con las cuales podían tener el privilegio de volar libremente.

Nosotros también tendremos como los pajarillos de la Leyenda Persa, paquetes y cargas que llevar, bien pueden significar hermosas alas que nos elevan y nos permitan sobrepasar las dificultades de la vida o deformes jorobas que con su peso nos hundan en el fango de la desesperación.

Permítidme una vez más hacer la pregunta:¿QUÉ ES LA MASONERÍA?

Para deciros ahora:

ES UNA PROVISIÓN DE PODER PARA LAS BATALLAS DE LA VIDA Y NO UNA PUERTA DE ESCAPE A LAS REALIDADES DE LA VIDA.

La puerta en sí es más rudimentario de los templos, el ternario de sus columnas con el arquitraba es la base de cualquier construcción arquitectónica. La puerta en terminología Iniciática es precisamente el ingreso de lo ilusorio a lo Real, nuestros toques a la puerta del Templo son:

La Búsqueda de la Verdad, el Pedido de la Luz, el llamado a la Realidad, que sólo será posible alcanzar dándole a cada herramienta su uso adecuado, correcto y oportuno.

La importancia de las enseñanzas masónicas radica precisamente en el buen uso que hagamos de los conocimientos tomados en Log:. una vez que la vida diaria nos precise a actuar sobre la Norma que hemos jurado respetar.

Para concluir podemos decir que la Masonería es UN AUDAZ DESAFÍO PARA SER ACEPTADO Y NO UNA HUECA RESPETABILIDAD PARA SER AGUANTADA.

La vida nos obliga a soportar leyes y costumbres que deben ser cumplidas a todo costo, gústense o no, interprétense o no, quiérase o no.

Desde que nace una criatura es necesario ponerla en la "gracia" de Dios por medio del Bautismo, muchas veces sin buscar el esoterismo de la ceremonia y desde luego sin interpretarla. El Bautismo tal como lo ordena la Ley Sagrada puede equivaler a nuestra ceremonia de Iniciación, pues la raíz de la palabra Bautismo en el idioma originalmente usado dice asi: METANOIA, lo cual traducido a nuestro idioma es: Cambio de Corazón y por consiguiente: cambio de pensamiento y de vida. Nuestro bautismo o en otras palabras nuestra ceremonia de Iniciación no puede ser un mero repetir situaciones y lecturas, sino una verdadera transformación en el obrar, producido por el cambio de Corazón que ha sido decretado por nuestra visión de la Luz Iniciática.

Don Miguel de Unamuno en su obra maestra "Del Sentimiento Trágico de la Vida", refiere el viaje del Gran Apóstol diciendo:"Pablo llegó un día a Atenas, a la noble ciudad de los intelectuales, sobre la cual velaba el alma excelsa de Platón y allí discutió con los grandes filósofos. En aquel entonces aquellos atenienses estaban siempre dispuestos a escuchar a quien hablase y discutiese con ellos, quizás trajese nuevas doctrinas, o les hablase sobre nuevos Dioses". Qué escenas, que encuentro más interesante, Pablo de Tarso, hebreo de hebreos, conocedor de la filosofía Griega.

Apóstol de Jesucristo ante los palabreros Atenienses". Y así comienza categórico, sereno, poseído de un conocimiento y un convencimiento inconmovible:

"Varones Atenienses, en todo observo que sois devotos de las divinidades, porque pasando por las calles y observando los objetos de vuestro culto hallé un altar en el cual estaba escrito:¡ Al Dios no conocido!. Lo que vosotros pues adoráis sin conocer, eso os anuncio yo, el Dios que hizo el Mundo y todas las cosas que en él hay. Este siendo Señor del cielo y tierra no reside en templos hechos por mano del hombre como si algo necesitara, pues él mismo es quien da a todos vida, respiración y todas las cosas, porque en él vivimos y tenemos nuestro ser"

Y le escucharon atentamente hasta que les habló de la "Justicia Divina", entonces ya cuando su apelación tocaba los linderos de la vida y de la conducta, se terminó la paciencia de aquellos intelectuales.

Similar a lo ocurrido en Atenas es el concepto vulgar de la dedicación de la persona humana a Dios, incondicional mientras que ello no entorpezca el normal desarrollo de los vicios, pasiones y emociones de nuestra predilección.

Dentro de nuestra Augusta Orden, la Iniciación significa precisamente la muerte para los vicios y pasiones y el nacimiento del individuo para la razón, la luz y la inmortalidad, un audaz desafío que para ser llamados Masones debemos aceptar.

Por todo lo dicho que nuestro objetivo de inmediato alcance sea pulir la piedra bruta y nuestro objetivo de largo alcance: colocar la perfecta figura geométrica que logremos al servicio y A.L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.

¿ A DÓNDE VAMOS? Y ¿ HACIA DÓNDE VA LA MASONERÍA?

¿A DÓNDE VAMOS?

Después de transcurrido el corto tiempo de nuestra vida terrenal y que inexorablemente viene la muerte por diferentes circunstancias nos preguntamos: ¿A dónde vamos?. La respuesta franca y valiente es que no lo sabemos.

La muerte es el adversario más misterioso, implacable e inevitable del hombre. La muerte ¿Significa el término de la vida, o simplemente abre las puertas a otra vida, a otra dimensión, o a otro mundo?.

Unos dicen que la muerte es el término de todo. Otros creen en el cielo y el infierno.

Otros sostienen que esta vida es únicamente una entre las numerosas vidas que hemos vivido y que viviremos y un tercio de la población mundial admite que la reencarnación es algo incontrovertible.

La reencarnación no es un credo, ni una evasión psicológica para huir del terrible destino que es la muerte, sino una explicación científica y exacta de nuestras vidas pasadas y futuras.

¿Comienza la vida al nacer, y termina al morir?¿Hemos vivido previamente?, tales preguntas normalmente se identifican con las religiones de Oriente, donde la gente sabe que la vida del hombre no se extiende sólo desde la cuna a la tumba, sino que se prolonga por millares de eras y donde la aceptación de la vida del renacimiento es prácticamente unánime.

La ideología dominante en Occidente, la ciencia materialista, ha reprimido durante siglos la difusión de cualquier interés serio en la preexistencia y la supervivencia consciente más allá del cuerpo presente. Pero en toda la historia Occidental, siempre ha habido pensadores que han comprendido y sostenido la inmortalidad de la Conciencia y la transmigración del espíritu. Y una multitud de religiosos, filósofos, autores, artistas, científicos y políticos, han considerado seriamente la idea.

Si la Conciencia del hombre sobrevive a la muerte ¿Qué es lo que determina su paso a las nuevas realidades?. Para comprender estos misterios, tradicionalmente el hombre se ha vuelto a los más brillantes filósofos aceptando sus enseñanzas como representativas de la verdad superior.

Algunos critican este método de adquirir el conocimiento tomándolo de una autoridad superior, aunque el investigador pueda luego analizarlo cuidadosamente.

Entre los antiguos Griegos, Sócrates, Pitágoras y Platón fueron de aquellos que incluían la reencarnación en sus enseñanzas. Hacia el final de su vida Sócrates dijo: "Estoy seguro de que una nueva vida existe y de que la vida surge de la muerte".

Pitágoras aseveró que él recordaba sus vidas pasadas; y Platón, presentó detallados relatos de reencarnaciones en sus principales obras.

Algunos eruditos creen que Platón y otros filósofos de la antigua Grecia, habían obtenido su conocimiento de la reencarnación en las religiones de los misterios, tales como el orfismo, o en la India.

Indicios de la reencarnación también son comunes en la historia del Judaísmo y del antiguo Catolicismo, que según muchos eruditos hebraístas representa la sabiduría oculta de las Escrituras. En el Zohar, uno de los principales textos cabalísticos se dice:"Los espíritus tienen que volver a entrar en la sustancia absoluta de la cual han emergido, pero para lograrlo, deben desarrollar todas las perfecciones, cuyo germen está plantado en ellas mismas, y sino han cumplido esta condición en su existencia, tienen que comenzar una segunda, tercera etc. vida, hasta adquirir las cualidades que las capaciten para volver a unirse a Dios".

En el Siglo III de la era Cristiana, el teólogo Orígenes, uno de los padres de la primitiva Iglesia Cristiana, y uno de sus más insignes eruditos bíblicos, escribía:"A causa de alguna inclinación hacia el mal, ciertos espíritus, entran en cuerpos, primero de hombres; después, debido a su relación con las pasiones irracionales, al terminar el período de la vida humana que tenía asignado se transforma en bestias, desde donde se hunden hasta la condición de plantas. Desde allí surgen nuevamente pasando por los mismos estadios, hasta ser restituidos en su lugar celestial".

Incluso en la Biblia hay pasajes indicativos de que Jesucristo y sus discípulos tenían conciencia en la reencarnación. Así tenemos:Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento, y le preguntaron sus discípulos: Rabí ¿Quién peco, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?. Respondió Jesús:"No es que pecó éste, ni sus padres, sino que las obras de Dios se manifiestan en él".(San Mateo 17.9-13).Entonces, si el hombre hubiese nacido ciego a consecuencia de sus propios pecados, tendría que haberlos cometido antes de nacer, es decir en su vida previa. Y Jesús no rechazó esta sugerencia.

También nos dice,que tras el último día de la existencia terrenal está el primer día de la eternidad feliz con Cristo. Sólo aquel, para quien Cristo es Señor y Salvador tiene esta seguridad. Para esto, para dar esperanza en el más allá, para dar vida eterna a los que son roídos por el tiempo y caminan hacia la tumba, para quitarle a la muerte su aguijón, es que Jesucristo vino al mundo, murió en una cruz y resucitó triunfante al tercer día. Sus palabras son: " Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mi vivirá, aunque muera y todo el que vive y cree en mi no morirá jamás."(San Juan 11.25-26).

El Corán dice:" Y vosotros estabais muertos. Él os trajo nuevamente a la vida. Y Él os hará morir, y os traerá nuevamente a la vida y finalmente os llevará a Él mismo".

Entre los seguidores del Islamismo, los sufis, especialmente, creen que la muerte no es una pérdida, porque el espíritu inmortal pasa continuamente por diferentes cuerpos.

Las intemporales escrituras védicas de la India confirman que el espíritu, cuando se identifica con la naturaleza material, toma una entre millones de formas y una vez encarnada en una determinada especie de vida, evoluciona automáticamente desde las formas inferiores a las superiores, obteniendo finalmente un cuerpo humano.

Así pues, todas las principales religiones occidentales el Judaísmo, el Cristianismo y el Islamismo, tiene claras ideas de la reencarnación entretejidas en sus enseñanzas, a pesar de que los guardianes oficiales del respectivo dogma las ignoran o las nieguen.

En la Edad Media, el emperador Bizantino, Justiniano, en el año 553 prohibió las enseñanzas de la preexistencia del espíritu en la Iglesia Católica. En esa época, numerosos escritos eclesiásticos fueron destruidos y muchos eruditos creen que las referencias a la reencarnación fueron expurgadas de las escrituras. Las sectas gnósticas, aunque severamente perseguidas por la Iglesia, lograron mantener viva la doctrina de la reencarnación en Occidente(la palabra gnóstico, se deriva del griego gnosis, que significa conocimiento).

A causa de la persecución efectuada por la iglesia, las enseñanzas de la reencarnación se refugiaron entonces en un profundo secreto, sobre viviendo en Europa en sociedades secretas de los Rosacruces, Francmasones, Cabalistas y otros.
A principios del Siglo XX, la idea de la reencarnación atraía el pensamiento de uno de los artistas Occidentales más influyentes, Paul Gauguin, que durante sus últimos años en Tahiti, escribía que, cuando el cuerpo físico se destruye,"El espíritu lo sobrevive". Entonces toma otro cuerpo, escribía Gauguin,"inferior o superior, conforme a los méritos o deméritos". El artista creía que la idea del continuo renacimiento había sido primeramente enseñada en el Occidente por Pitágoras, quien la había aprendido de la antigua India.

Muchos Occidentales, para comprender más profundamente la reencarnación, se está volviendo hacia las fuentes del conocimiento sobre las vidas pasadas y futuras. Entre todas las Escrituras, los Vedas, de la India, escritos en sánscrito, son las más antiguas del mundo y proporcionan las explicaciones más completas y a la vez lógicas, de la ciencia de la reencarnación; sus enseñanzas han conservado la vitalidad y el atractivo universal por más de cinco mil años.

Es imposible comprender la reencarnación a menos que se conozca la diferencia entre el verdadero Yo(el espíritu ) y el cuerpo. El Gita (Bhagavad-gita, es la enseñanza de los Upanisads y de todo el conocimiento védico), nos ayuda a entender la naturaleza del espíritu, mediante el siguiente ejemplo:" Tal como el sol ilumina, él sólo, a todo el universo, así también la entidad viviente, una sola dentro del cuerpo, ilumina, mediante la Conciencia, al cuerpo entero".

La Conciencia es una prueba palpable de la presencia del espíritu dentro del cuerpo.

En un día nublado, el sol puede no ser visible; pero, por la luz del día sabemos que está allí, en el cielo. Así también, puede ser que no seamos capaces de percibir directamente el espíritu; pero puesto que la conciencia está presente, sabemos que el espíritu también lo está.

Sin la conciencia, el cuerpo es simplemente una porción de materia inerte. Únicamente la conciencia hace que esa materia respire, hable, ame y tema. El cuerpo es, en esencia, un vehículo del espíritu, que le ha sido dado para que pueda satisfacer sus innumerables deseos materiales.

Todo lo que hemos pensado y hecho durante la vida, deja una impresión en la mente, y la suma total de estas impresiones determina nuestros pensamientos al morir. La naturaleza material nos proporcionará un cuerpo conforme a la calidad de estos pensamientos. En consecuencia, la clase de cuerpo que tenemos ahora, es la expresión del estado de conciencia que tuvimos al momento de morir la última vez.

Quien utiliza bien la forma humana puede resolver todos los problemas de la vida (nacimiento, muerte, enfermedad y vejez), y enmanciparse del interminable ciclo de reencarnaciones.

La meta espiritual es la única finalidad del hombre terrestre.

Un espíritu tan afortunado que tiene un cuerpo humano, debe procurar seriamente ser consciente del verdadero Yo, para comprender así los principios de la reencarnación y librarse de las repeticiones incesantes de los nacimientos y muertes.

Decimos entonces que la Muerte, no es otra cosa que un tránsito, un alto en una forma de Vida, para adquirir Vida nueva en otra dimensión o en otro plano de existencia, cerrándose así el ciclo dialéctico, para comenzar de nuevo y así hasta la liberación definitiva.

Entonces, que sucede cuando el espíritu abandona el cuerpo y se produce la muerte. De acuerdo a las impresiones vertidas por personas que han pasado por dicha transición no terminal por diversas circunstancias, sean accidentes o como resultado de operaciones y han retornado a su cuerpo físico, relatan que en un inicio su espíritu se separó del cuerpo inerte y flotó en el ambiente donde se encontraban personas y cosas que lo rodeaban, para luego pasar velozmente por un túnel oscuro llegando a un final donde una luz resplandeciente lo recibía, para regresar luego nuevamente a su cuerpo físico por no haberse producido la separación definitiva del cuerpo físico y su espíritu recobrando nuevamente el movimiento y sus sentidos.

Pero si se produce definitivamente la separación y el cambio llamado muerte, el hombre deshecha el cuerpo físico, pasa a dicho mundo invisible y allí vive durante los siglos que transcurren entre sus reencarnaciones en el mundo físico.

El mundo invisible o condición que se halla inmediatamente después de la muerte, es el Hades o mundo inferior de los Griegos, el Purgatorio o estado intermedio de los Católicos y al que llamaron mundo Astral los Alquimistas medievales.

El mundo invisible está compuesto de seis planos que junto con el mundo o plano físico serían siete planos el que comprende el universo, los mismos que están considerados en orden de materialidad desde el más denso al más sutil, siendo los siguientes: El plano Físico y los invisibles el Astral, Mental, Celeste o devánico, Búdico, Nirvánico, Monádico y Adico. Siendo los planos Físico y Astral los de materia más densa, el Mental menos densa, el Búdico y Nirvánico de materia más sutil que la Mental y el Monádico y Adico que se encuentran lejos del alcance humano.

El hombre que comienza a evolucionar sólo es consciente en el plano Físico en el que vivimos y estamos familiarizados y asumimos un cuerpo de materia física durante la vida terrena. Después de la muerte se pasa al plano Astral que es el lugar donde permanece la mayor parte del intervalo entre dos reencarnaciones, en espera de un renacer que de acuerdo a su perfeccionamiento espiritual puede demorar tan sólo horas, unos cuantos días, muchos años y aún siglos.Su estadía en este plano cada vez va siendo más corta y cuando pasa al plano celeste, ésta será cada vez más larga hasta cuando llega a un alto grado de inteligencia y espiritualidad entrando ya en el sendero de la vida eterna donde fructifica sus espirituales aspiraciones.

Las cualidades que el hombre ha de actualizar durante su vida física para tener derecho a la celeste, son las que las figuras más nobles y bondadosas de la humanidad han señalado siempre como real y permanente deseables.Es indispensable que su propósito sea de todo punto inegoísta, el amor a la familia, la lealtad, amistad y la devoción religiosa son cualidades que llevan al hombre a la vida celeste.

Para meditar se expone el siguiente pensamiento: "Que si creído de que el fuego quema, pone un hombre la mano en una llama, se convencerá experimentalmente de su error. De la propia suerte, si por incredulidad de un individuo respecto a la vida futura no altera los hechos naturales, al morir reconocerá su error".


¿HACIA DÓNDE VA LA MASONERÍA?

La visión de un mundo mejor está estrechamente ligada con la visión masónica de la unidad entre los hombres. El mundo moderno ha abierto nuestros ojos a la realidad sobre la alternativa de subir juntos o hundirnos juntos.

Todas las experiencias del mundo profano nos muestra la necesidad de salir de la confusión separatista y entrar en la luz diáfana del concepto de la unidad con todos ¡Cuanto más patente es esta verdad en la masonería, siendo su objetivo la unidad!

La amenaza actual de la anarquía y el caos en nuestras columnas hace imperativo un pronto restablecimiento de el orden el ellas. Los que vemos en la masonería algo mucho mas profundo y más grande de lo que aparece en la superficie, no podemos resignarnos a que pase mucho tiempo entes de que el sol salga de nuevo en el Oriente.

Nuestro objetivo debe ser revisado a la luz de una mejor capacidad de entendimiento y asimilación que en el presente.

Tenemos un enemigo común, la división, y un amigo común, la unidad. Es indudable que cada parte en que dividimos algo, crea un problema, y cada división que eliminamos, elimina un problema.

Nuestro símbolo principal, el de la escuadra y el compás sobrepuestos, significa para la masonería, la unidad en todo sentido, de arriba y de abajo. Deben existir en ella la armonía y la interdependencia en vez del antagonismo y la escisión; debemos poder hallar en ella ese sentido de continuidad que reina en el universo. Para alcanzarlo, ninguna tarea es demasiado difícil, ni camino demasiado largo, o sacrificio demasiado grande. Cuanto antes emprendamos el camino, tanto mejor. los grandes problemas surgen de pequeños problemas que no se solucionan a tiempo.

Lo que debe preocuparnos principalmente es si hemos de mantenernos en el curso de la masonería. No siempre lo hemos hecho.¿A qué se debe estos desvíos?

Las órdenes que nos llegan desde el puente de nuestra embarcación son, muchas veces, vagas y confusas. Hace falta una voz clara y segura sobre el rumbo que debemos seguir, si hemos de marchar unidos por un curso recto. ¿No somos, muchas veces, como esos cuadros que no sabemos en qué posición ponerlos?

Si pudiéramos percibir la meta más clara ¿No seguiríamos el curso más diligente?¿Sabemos que perseguimos en la masonería? ¿Podemos hallar el ella una guía segura para llegar al corazón de ese misterio del universo que está dentro del hombre por ser éste una reproducción de ese universo y la masonería una imagen de ambos?

Se presupone que todo el que entra en la masonería lo hace en busca de luz sobre las preguntas: ¿De dónde vengo? ¿Qué soy? y ¿Hacia dónde voy?. Las respuestas a estas interrogantes a través de la masonería, nos ayudan a conocernos y a orientarnos hacia un objetivo de autorrealización.

Nuestros vínculos con la masonería van mucho más lejos de lo que podemos recordar.

Pese a ello, tiene la misma una continuidad o característica particular que ha mantenido a través de su larga historia, no obstante las distorsiones que ha sufrido y las formas diferentes de manifestación que ha tomado en distintas épocas. Ninguna otra institución en la tierra cuenta con una vida tan larga. Este hecho por si debería ser suficiente prueba de que está fundada sobre una base indestructible.

Evidentemente, los reformadores de la masonería tuvieron este hecho en mente y consideraron que los Antiguos Límites deberían poseer tres principales características distintivas como prueba de autenticidad; a saber: antigüedad, universalidad e inalterabilidad.

Los Antiguos Límites son las palabras más importantes del lenguaje masónico, ya que son para la masonería lo que las leyes para el universo. Cada Gran Logia tiene el poder y la autoridad para modificar sus reglamentos, siempre y cuando éstos no se salgan de los Límites de la masonería.

En la masonería no cabe la imposición de autoridades. Es contraria a su espíritu de libertad, lo cual es sagrado en ella, porque lo es en todo proceso evolutivo, del cual ella es una cabal exponente.

Hay muchos eslabones débiles en nuestra cadena masónica que deben ser reforzados. La masonería nos enseña a poner las cosas a plomo y en escuadra, vale decir, en su justo lugar, si hemos de construir correctamente. ¿Lo estamos haciendo?. Tal es la naturaleza del edificio que estamos construyendo, que debemos cuidar que no se venga abajo y nos destruya a todos.

Cuando se nos pregunta ¿Qué es la masonería? solemos responder que "es un sistema peculiar de moralidad, velado de alegorías e ilustrado por símbolos". Si bien esto es parcialmente cierto, para los más esto no significa nada. ¿Qué es, en realidad, para ellos la masonería? ¿Tiene para ellos más importancia que nada su programa de acción profana?.

Tanto la preocupación por la vida social y política mundial y nacional, como todas las actividades colaterales de la masonería, son, no cabe duda, muy loables y necesarias en el mundo. Pero, con la mano sobre la escuadra, ¿No estamos confundiendo las cosas y desvirtuando los fines, invirtiendo los valores y sirviéndonos de la masonería?¿Es esto lo que caracteriza nuestra Orden y le da su razón de ser? ¿No habremos perdido la visión de la masonería? ¿Es necesario pertenecer a ella para realizar actividades de esta naturaleza? ¿No se pueden llevar a cabo con más eficiencia y con más libertad en otras instituciones profanas que existen con este fin?.

Si esto es el todo de la masonería ¿Para qué sus ritos, sus símbolos y sus alegorías?¿No nos indica todo esto que es forzoso redimir a nuestra Orden de la superficialidad en que ha caído? ¿O es que esta llamada superficialidad es para nosotros el todo de la vida?. En este caso o nosotros o la masonería está demás. Tengamos en cuenta a tal efecto que la masonería no está más a prueba. Nosotros sí lo estamos.

El futuro de la masonería depende de las respuestas que damos a las preguntas que enfrentamos a diario. La pregunta principal que debemos enfrentar es la que hizo Hamlet: "¿Ser o no ser?".

Estamos pasando a través de una gran crisis en la cual tenemos que tomar una poderosa decisión. Ésta es: ¿En qué dirección hemos de ir? ¿Hacia el Ocaso de la superficialidad o hacia el Oriente de la esencialidad?. Podemos hundirnos en la oscuridad o surgir a la luz.

Los masones debemos poner nuestro reloj en hora. Evidentemente no queremos volver a las cavernas de nuestros antepasados. Pero ¿Hacia dónde vamos?.

Los tiempos demandan de la masonería que ordene su casa si quiere sobrevivir la tormenta que día a día va creciendo en intensidad, no sea que algún día termine por destruirla; que se prepare para afrontar mayores responsabilidades en este mundo tenebroso. Para ello debe dejar de resbalar hacia el pasado y dar un paso adelante hacia lo siempre nuevo que es su destino.

Un viejo proverbio dice que nada es tan fuerte como una idea, y que nada puede detener a una idea que le ha llegado su día. Y, pese al caos actual del mundo, hay síntomas evidentes de que la idea de la unidad, el orden y la armonía, que caracteriza a la masonería, le ha llegado su día. El mundo está cansado de lo contrario.

Tenemos la misión de llevar al mundo un cuadro sobre la realidad de las relaciones humanas, reflejándola en la unidad real y la vida grupal que podemos demostrar fehacientemente en nuestras Logias. No hay un mensaje mas poderoso ni un argumento más convincente que el ejemplo que podemos dar al mundo.

El recelo, el odio, el rencor y la separatividad no pueden existir en ninguno que haya percibido la Luz Masónica. Todos nuestros símbolos tienden a abrirnos los ojos a la realidad de la unidad intrínseca de todos los seres y a la realidad de la vida Una.

En medio de este mundo en confusión, la masonería debe estar ahí como un faro en la noche indicando el único camino para llegar a puerto seguro: el camino de la Unidad y la Armonía. Pero para ello los masones tenemos que salir de la edad de hielo es el sentido espiritual y sacudir el polvo y la telaraña que nos cubre.

Mientras muchas instituciones en el mundo se están poniendo en órbita, para usar un término moderno, la masonería no puede quedar fuera de ella. Estamos entrando en la Era de Acuario, según la Astrología, cuyos signos, en señal de reconocimiento se hallan en las 12 columnas que rodean los templos Masónicos. Su influencia, según los astrólogos, produce un lavado o eliminación de cosas viejas y anquilosadas y una limpieza con sus "aguas" de cosas impuras. Las presentes olas de violencia y destrucción y la rebeldía contra todo lo establecido puede tener su explicación en una influencia como ésta, venga de donde viniere. ¿Podrá sustraerse a ella la masonería?.

Es necesario romper la cáscara del huevo de una forma u otra para que la vida dentro de ella pueda surgir y seguir su curso evolutivo.

Somos enemigos del "statu quo". Creemos que todo puede evolucionar, y la masonería, por estar constituída como la Naturaleza misma, no es ninguna excepción.

La humanidad ha evolucionado en su forma de pensar desde los tiempos de Galileo y de Copérnico. Los masones son parte de la humanidad y no pueden quedarse atrás.

Hacerlo equivale a pretender escapar de la realidad del mundo actual. Al contrario de pilatos que, ante la pregunta: "¿Qué es la verdad?" se lavó las manos de ella, los masones tenemos que afontarla mirando fijamente hacia el Oriente simbólico de donde proviene toda Luz interior. El masón debe tener un espíritu pionero. El idealismo de la masonería es un idealismo de avanzada.

El tiempo está maduro para un nuevo comienzo en la masonería. Debemos comenzar por ajustar nuestra actividad a la era actual, de manera que podamos adelantar material y espiritualmente. Debemos reconocer, a la vez, con un sentido realista, que el camino por delante es largo y cuesta arriba, pero impostergable. En esta hora decisiva recordemos ese proverbio chino que dice: "Una jornada de mil leguas comienza con un solo paso.".


NOTA:

(1)

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria

Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12805
Puntos : 34718
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.