CUBA Y LA MASONERÍA
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
http://www.deezer.com/listen-4043682
Galería


Abril 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30      

Calendario Calendario

ENLACES
freemasonry, freemason, masonic links http://357bcn.com/pagina_nueva_1.htm

“PRIMER CONGRESO NACIONAL DE HISTORIA” 1942

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

“PRIMER CONGRESO NACIONAL DE HISTORIA” 1942

Mensaje por Admin el Miér Jun 04, 2014 10:14 am

APENDICE D

Acuerdo adoptado por unanimidad por el “PRIMER CONGRESO NACIONAL DE HISTORIA”, que tuvo su sede en la ciudad de La Habana, en su sesión plenaria efectuada el día 11 de Octubre de 1942, a propuesta de los señores Emilio Roig de Leuchsenring, Roger Fernández Callejas, Leonardo Tulio Mármol, Enrique Gay-Galbó y Jenaro Ar­tiles: 

POR CUANTO: Todos los reformadores y libertadores de América encontraron en las logias masónicas a que perte­necieron refugio, amparo, calor y ayuda para fraguar y desenvolver sus ideas y propósitos progresistas y liberta­dores; y así cuenta la masonería entre sus hermanos más insignes a Washington y a Bolívar, a Juárez y a Martí, y la masonería está ligada estrechamente a todos los movi­mientos liberales, culturales e independentistas de América. 

POR CUANTO: La Masonería ha realizado en Cuba constante y fecunda labor moralizadora de las costumbres sociales, a través de todos los tiempos, desde 1762 en que por primera vez trabajó una logia militar irlandesa en La Habana, cuyos miembros dieron ejemplos saludables delo que es la tolerancia política y religiosa. 

POR CUANTO: Las primeras logias masónicas que tra­bajaron en Cuba, formadas en 1802 por emigrados fran­ceses provenientes de Haití, difundieron sus ideas de li­bertad entre los cubanos que a ellas se afiliaron, produ­ciéndose así los primeros síntomas de rebeldía contra eldespotismo colonial, con la inicial manifestación cubana separatista encabezada por los francmasones Román de la Luz, Luis F. Bassabe, Joaquín Infante y otros, a quienes la metrópoli española encausó por los delitos de francmaso­nería y conspiración, en 1810, según aparece comprobado en documentos existentes en el Archivo General de Indias, de Sevilla. 

POR CUANTO: De la referida documentación se des­prende que los masones que llevaron a cabo aquel movi­miento revolucionario fracasaron por la denuncia que del mismo hiciera un sacerdote, confesor de la esposa de Luz, y que todos ellos eran miembros de la logia “El Templo de las Virtudes Teologales”, pues de ella era Primer Celador (Vigilante, según la nomenclatura usada hoy en día) el se­ñor Manuel Ramírez, y que esta logia masónica fue la pri­mera de esa índole fundada específicamente para Cuba, con Carta Patente de la Gran Logia de Pennsylvania, de 1804. 

POR CUANTO: En 1820 se fundó en La Habana, por cinco logias, entre las cuales estaba la anteriormente cita­da, lo que se llamó Gran Logia Española del Rito de York, en la cual se reunieron todos los cubanos de mayor prestigio de la época y amantes de la independencia patria, los cuales se mantuvieron activos en los trabajos por la conquista de la libertad, organizando muchos de ellos las conspiraciones de los Rayos y Soles de Bolívar y del Águi­la Negra, hasta el extremo de dar a ambas la mayor cantidad posible de características masónicas, habiéndose seguido causas a dichos patriotas, no sólo por conspiración, sino también por el delito de francmasonería. 

POR CUANTO: Las sucesivas conspiraciones por la in­dependencia de Cuba fueron fraguadas en las logias ma­sónicas, y de esta institución extrajeron sus iniciadores y organizadores los principios básicos de libertad y demo­cracia.
 
POR CUANTO: Cuando el insigne venezolano Narciso López, protomártir de nuestra independencia, se dispuso, en unión de Miguel Teurbe Tolón, de Cirilo Villaverde y de la esposa de éste, Emilia Casanova, a dar a la causa de Cuba libre una bandera que concretara los propósitos e ideales perseguidos, como masón que era, combinó en ella gran número de símbolos, colores, cinco franjas, triángulo y estrella, con lo cual quedó sellada, de entonces y para el futuro, la íntima unión siempre existente entre la maso­nería y los propulsores de la independencia cubana. 

POR CUANTO: Los jefes y organizadores, máximos após­toles, propagandistas, héroes y mártires de los grandes movimientos libertadores de 1868, 1879 y 1895, como Carlos Manuel de Céspedes, Francisco Vicente Aguilera, Ignacio Agramonte, Perucho Fígueredo, Salvador Cisneros Betan­court, Calixto García, Máximo Gómez, Antonio Maceo, José Martí y muchísimos otros, no sólo pertenecieron a la maso­nería, sino que, además, utilizaron las logias masónicas para el mejor desenvolvimiento de sus actividades revolucionarias, y muchos de ellos sufrieron causas por el delito de francmasonería. 

POR CUANTO: Tanto en los pronunciamientos, procla­mas y manifiestos de todos los jefes libertadores, como en las constituciones, leyes y disposiciones votadas y procla­madas por los organismos dirigentes de las revoluciones cubanas independentistas, se descubre, precisa yclara­mente, la influencia que sobre ellos ejercieron los ideales y principios de Libertad, Igualdad, Fraternidad y Cultura, bá­sicos de la masonería. 

POR CUANTO: Todos esos ideales y principios apare­cen vaciados en la primera Constitución de nuestra Repú­blica, de 1901, y se encuentran reconocidos en la que ac­tualmente nos rige, promulgada en 1940. 

POR TANTO: Los abajo firmantes, tienen el honor de recomendar al PRIMER CONGRESO NACIONAL DE HIS­TORIA la adopción de los siguientes 

A C U E R D O S

 PRIMERO: El Primer Congreso Nacional de Historia pro­clama que la masonería cubana ha sido en todos los tiem­pos, desde su fundación, la institución que más elementos ha aportado a la independencia, la libertad, la cultura y el progreso de Cuba, tanto desde el punto de vista ideológico, como por el ejemplo de sacrificio, heroísmo y perseveran­cia ofrecido por sus afiliados para dar a Cuba una vida de decoro humano, de igualdad y fraternidad social y un régimen de sana democracia. 

SEGUNDO: El Primer Congreso Nacional de Historia se dirigirá a la Gran Logia de la Isla de Cuba, organismo supremo de la masonería actual en nuestra república, dán­dole cuenta de este acuerdo, y pidiéndole que designe beneméritas de la masonería cubana a la logia El Templo delas Virtudes Teologales y a la Gran Logia Española del Rito de York, y que perpetúe sus nombres en la forma que estime oportuna, por haber sido los primeros organismos masónicos cubanos que trabajaron en nuestra patria. 



Texto complete del Primer Congreso Nacional de Historia en el siguiente link:

http://www.desdecuba.com/mason/?p=48

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12879
Puntos : 34986
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.