CUBA Y LA MASONERÍA
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» 90 Aniversario de la Logia Luz de América No. 255
Dom Abr 23, 2017 7:04 pm por Admin

» Apache - The Ventures - 1964
Sáb Abr 22, 2017 12:06 pm por Admin

» The Ventures - Wipeout live in Japan 1966
Sáb Abr 22, 2017 11:56 am por Admin

» “MUJERES Y ACTIVISMO POLÍTICO Y SOCIAL“ coloquio del MOVIMIENTO CRISTIANO LIBERACION
Dom Abr 09, 2017 12:49 pm por Admin

» An Introduction to The York Rite of Freemasonry
Sáb Abr 08, 2017 5:45 pm por Admin

» An untold history of Ireland - Freemasonry
Sáb Abr 08, 2017 5:40 pm por Admin

» Saltwater 25 *** 2016
Sáb Abr 08, 2017 1:34 pm por Admin

» Everything Changes *** 2011
Sáb Abr 08, 2017 1:31 pm por Admin

» Help Yourself *** 1991
Sáb Abr 08, 2017 1:23 pm por Admin

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
http://www.deezer.com/listen-4043682
Galería


Abril 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30      

Calendario Calendario

ENLACES
freemasonry, freemason, masonic links http://357bcn.com/pagina_nueva_1.htm

La Masonería Regular

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Masonería Regular

Mensaje por Admin el Mar Jul 29, 2014 11:23 am

Masonería regular

De Wikipedia, la enciclopedia libre



Se denomina Masonería Regular, a aquella que está reconocida a nivel nacional, internacional y mundial con la regularidad masónica que solo confieren los Grandes Orientes. Se dice que un masón es regular, cuando es miembro activo y trabaja en una logia regular.

Una logia regular, es aquella que cumple con todas las constituciones y reglamentos internos y externos, y está debidamente instalada y autorizada legalmente con una Carta patente otorgada por una Potencia Masónica regular.
Potencia Masónica regular, se le llama a todo Gran Oriente, Capítulo independiente o Supremo Consejo, con autoridad reconocida y considerada dentro de la regularidad masónica.

No hay acuerdo entre todas las Potencias masónicas, acerca de cuales son los límites de esa mentada regularidad, pero en general se acepta que para que una Logia o una corriente masónica sea regular, debe mantenerse dentro de los límites impuestos por lo que los masones llaman "Ancient Landmarks" o antiguos linderos, y cumpliendo las antiguas Constituciones de la Francmasonería especulativa moderna.

Según la corriente promovida por la Gran Logia Unida de Inglaterra, y la CMI (Confederacion Masonica Interamericana) la regularidad masónica requeriría:

a) La obligatoriedad de la creencia en dios o un Gran Arquitecto del Universo.b) La obligatoriedad de la creencia de la inmortalidad del alma.c) Ser varón.

Según la corriente promovida por el Gran Oriente de Francia, y CLIPSAS, la regularidad masónica de una logia estaría determinada por:


  1. Ser reconocida por al menos tres Potencias Masónicas, y estar conformada al menos por siete maestros masones.
  2. Trabajar con un ritual utilizando las herramientas de la construcción.
  3. Reunirse en lugares cerrados, y trabajar en los grados de aprendiz, compañero y maestro.


Es masón regular quien ha sido iniciado en una logia regular.


Bibliografía

  • GLE. LA MASONERÍA ABRE SUS PUERTAS. Editorial ATANOR EDICIONES, 2012. ISBN 978-84-939-6175-6
  • Esteban Cortijo (Coordinador). Masoneria y Extremadura. Edita Ateneo de Cáceres y Caja de Ahorros de Extremadura], 2008. ISBN 978-84-691-4233-2




Enlaces externos

  • Logias de la Gran Logia de España.
  • La Gran Logia de España.
  • RLS Fraternidad Universal Nº 5 (Logia regular en España dependiente de la GLE).
  • Constituciones de Anderson, 1723 y....
  • RLS Phoenix Nº 31 (Logia regular en España dependiente de la GLE).
  • Información general sobre Masonería Regular en España y Madrid.
  • Gran Logia Argentina.


Véase también

  • Masonería
  • Francmasonería
  • Logia masónica
  • Simbología masónica
  • Masón
  • Rito masónico
  • Francmasonería en España
  • Masonería Regular
  • Gran Logia de España



************************************************************************************************

Se nos ha solicitado que tratemos el tema de la Regularidad Masónica y en este sentido pondremos aquí los datos pertinentes a este tema, así como algunos artículos que nos brinden luz acerca de tan importante tópico de nuestra Augusta Orden.

Pedro Dollar:.

************************************************************************************************
 




Debemos partir del 24 de Junio de 1717 en que la Logia de los Antiguos y la Logia de los Modernos se unificaron para formar la Gran Logia Unida de Inglaterra


Última edición por Admin el Mar Jul 29, 2014 4:56 pm, editado 1 vez

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12875
Puntos : 34970
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La Masonería Regular

Mensaje por Admin el Mar Jul 29, 2014 11:35 am

REGULARIDAD MASONICA - Gustavo Medina Diaz



La noción de REGULARIDAD es una discusión que ha venido desde la aparición en público de la Masonería, prácticamente desde 1717, cuando se reúnen en Londres cuatro Logias que se constituyen en Gran Logia, entidad que antes no existía.


Con este hecho aparece el concepto de OBEDIENCIA como agrupación de Logias que aceptan un plan de trabajo Especulativo determinado, las que delegan parte de su soberanía en un organismo superestructural (Gran Logia), presidido por un Gran Maestro.


El diccionario de la Lengua castellana de la Real Academia Española define la palabra REGULARIDAD como la "exacta observancia de la regla". Ahora bien, la Masonería es una institución que tiene sus reglas las cuales sus asociados están en la obligación de respetar y cumplir bajo juramento.


Antes de 1717 la palabra Regularidad no tenía significado para la Masonería, puesto que la Logia como hoy la conocemos no existía y los masones especulativos-científicos se mimetizaban en las organizaciones operativas de finales del medioevo. Es decir, es seguro que no había organizaciones Iogiales, como tales, aunque los masones se reunieses en Logia; mucho menos había Grandes Logias, pues como sabemos la primera fue la de Londres. Por tal razón, aunque ya existiesen unas reglas, como los "Antiguos Usos y Costumbres", sin embargo no había una organización grupal definida y conocida que diera un sentido de pertenencia que obligara a practicar unas normas universales de comportamiento y organización.


Solo hasta después de 1722, cuando aparecen las "Constituciones" de Anderson, se dan los primeros pasos para fijar un modo de comportamiento de las organizaciones conocidas como Logias y Grandes Logias o de las Logias Particulares y Generales, como se les denominaba en aquella época.


En "LAS OBLIGACIONES DE UN FRANCMASON", escritas por Anderson y publicadas con sus Constituciones, se dice que una Logia es una asamblea o sociedad de Masones debidamente organizados y que cada hermano debe pertenecer a una y someterse a sus reglamentos y también a las Normas Generales.


Así mismo en los REGLAMENTOS GENERALES o CONSTITUCIONES de Anderson aparece por primera vez, en el numeral VIII, al referirse a la formación de las Logias, y en el XII, cuando hace mención a la formación de la Gran Logia, la expresión Logias Regulares, es decir, las que están sometidas a unas reglas u ordenamientos. "La Logia que trabaja bajo la autoridad legal del Poder de Constitución, se llama Regular." Este término, dice Mackey, se usó por primera vez en 1723 en la Primer edición de las Constituciones de Andérson.


Consultando otros autores, por ejemplo Frau-Abrines, dicen que " Logia Regular es aquella que cumpliendo con todas las prescripciones constitucionales, legalmente instalada y autorizada con patente de constitución de una Potencia Regular (Gran Logia), se halla incluida en el cuadro de Logias de su Jurisdicción."


Y añaden, "Una Potencia Regular (Gran Logia) es REGULAR cuando, reconocida universalmente como tal, se corresponde y cambia sus representantes con los de las demás Potencias Regulares del globo." Hay que tener en cuenta que la Masonería que practicamos reconoce a la Gran Logia Unida de Inglaterra como la Gran Logia madre, aún así seamos absolutamente soberanos a independientes como Grandes Logias.


La Gran Logia Unida, entre los Principios Básicos para el Reconocimiento de Grandes Logias, tiene el siguiente, acogido también por la Confederación Masónica Iberoamericana y otras confederaciones masónicas:


Regularidad de Origen: Cada Gran Logia deberá haber sido legalmente establecida por una Gran Logia debidamente reconocida o por tres o más Logias regularmente constituidas.


En el documento "Objetivos y Relaciones del Arte", la gran Logia Unida, refiriéndose a los principios de la masonería universal, entre los varios puntos qua señala dice en uno: "La Gran Logia (de Inglaterra) sabe que existen Cuerpos, intitulados por ellos mismos de Francmasones, los cuales no adhieren a estos principios, y mientras esa actitud exista la Gran Logia Unida de Inglaterra rechaza en forma absoluta tener cualquier relación con tales cuerpos o verlos como Francmasones."


La Confederación Masónica Colombiana, C. M. C., en sus Estatutos, Artículo 4°, establece: "La C. M. C. acoge las siguientes normas como "Requisito ineludible" para las Grandes Logias Confederadas y aspirantes:


1. Cada Gran Logia aspirante debe cumplir con los siguientes requisitos para su reconocimiento:


a) Obtener cesión de territorio y constitución legal por una Gran Logia regularmente constituida.


b) Constituirse con el respaldo de tres Grandes Logias, como mínimo, en territorio no ocupado por otra Gran Logia Regular.


2. Todas las Grandes Logias Confederadas deberán ejercer jurisdicción soberana sobre las Logias que las integran, sin admitir la existencia da ninguna autoridad masónica superior y solo podrá otorgar dentro de su jurisdicción los grados de Aprendiz, Compañero y Maestro Masón, aceptados por la Francmasonería Universal.


3. Las Grandes Logias confederadas no podrán mantener relaciones de amistad con cuerpos masónicos que no estén integrados en su totalidad por masones regulares. Este tercer punto es uno de los más importantes en la discusión que se tiene y es conveniente analizarlo más en detalle. Por un lado específica que la Gran Logia como entidad no puede tener relaciones de amistad con cuerpos que no sean regulares (formados por masones irregulares).


Por otro lado se debe tener en cuenta que las entidades están formadas por individuos y estas son lo que sus miembros son. Es decir no se puede desligar a unos de la otra ni viceversa. En el caso, los masones de una Gran Logia, o una parte de ellos, no pueden tener relaciones de ningún tipo con un cuerpo reconocido como irregular, pues eso hace que a la entidad a la cual pertenecen esos masones (en el caso la Gran Logia) se le considere como irregular.


Así mismo esa Gran Logia no puede permitir que su membresía, o una parte de ella, tenga relaciones de cualquier tipo con cuerpos no regulares, pues caería en violación de las reglas establecidas y se le consideraría irregular como entidad.

GRAN LOGIA UNIDA DE INGLATERRA Y GRAN ORIENTE FRANCÉS


Hacia mediados del S. XVIII, las nacientes dos tendencias de la Francmasonería actual se encasillaron en mutuas recriminaciones de acusaciones de irregularidad, las cuales subsisten a la fecha. Como referencia a los problemas y las discusiones de la regularidad e irregularidad, voy a hacer mención de lo escrito por el V:. H:. Robert Ambelain, en su libro el "Secreto Masónico", sobre las mutuas recriminaciones entre la Gr:. Log:. de Inglaterra y el Gr:. Oriente de Francia.


Gr:. Log:. Unidad de Inglaterra


En 1714, en Londres, el pastor presbiteriano James Anderson prepara a profanos en las ideas masónicas y a finales del año funda una logia con siete de ellos (entre los que se encontraba su yerno Jean Theóphile Désaguliers), que toma el nombre de la taberna donde se reúnen: "La Oca y la Parrilla".


Según Clement E. Stretton (18501915) y Thomas Carr (1924), masones de alto nivel, Anderson no es Maestro de Logia (Venerable Maestro) y que por Io tanto no puede transmitir la iniciación masónica y que ni siquiera es masón regular, ya que no se ha encontrado ningún rastro de su iniciación y que cuando más Ilega a Capellán de Logia, el cual necesariamente no era masón.


Tres años más tarde, en 1717, esos ocho masones irregulares, incluido Anderson, constituirán cuatro logias, tan irregulares como la primera: La Oca y la Parrilla, La Corona, El Manzano y El Cubilete y las uvas y el 24 de Junio de ese año se constituyen en la Gran Logia de Londres. A esta Gr:. Log:. se le llamó La Logia de los Modernos.
En 1751 los enemigos de esta Gr:. Log:. especulativa, constituyeron la Gr:. Log:. de Masones Aceptados y Libres, de acuerdo con las antiguas instituciones, y se conocieron como Logia de Antiguos.


Esta Gr:. Log:. recibió el apoyo de la Gr:. Log:. de Escocia creada en 1736. La Gr:. Log:. de Londres consiguió imponerse y en 1815 se produjo la reunificación de los Antiguos y los Modernos en la Gran Logia Unida de Inglaterra.




Gr:. Oriente de Francia


Hacia finales del S. XVII había numerosas Logias militares, fundadas y funcionando en el seno de los regimientos.
Fueron esas Logias militares las que introdujeron la masonería especulativa en Francia con la llegada del Rey Jacobo II de Inglaterra, exilado en Saint-Germain-en Laye en 1688 con los regimientos fieles que le siguieron, compuestos por escoceses e irlandeses.


La primera Logia que al parecer blandió Mall:. en Francia, fue la Bonne Foi, en SaintGermain-en-Laye, fundada probablemente en 1700 por uno de esos regimientos, Tal parece que la primera Logia fundada en París fue la Saint Thomas de Canterbury, que más tarde se conoció con el nombre de Saint Thomas au Louis D'argent, en 1725.


En 1732 se constituye la Gran Logia de Francia, la cual nada tiene que ver con la actual Gran Logia de Francia, que fue fundada en 1897.


En 1756 los Enciclopedistas franceses de la Gran Logia de Francia, resolvieron independizarse de la Constitución de la Gran Logia da Londres y se declararon en una Sociedad Filosófica y Social y fundaron la Gran Logia Nacional de Francia en París.


Y aquí comienzan los anatemas de irregularidad emitidos por Londres, cuya causa aparente y primaria es que no le gustó que la masonería francesa se le hubiese independizado. Esta Gran Logia se extinguió y el 5 de Abril de 1772 se formó el Gran Oriente de Francia.


En 1877 el Gran Oriente de Francia acepta retirar del Ara de los Temp:. la Biblia como Libro de la Ley y adopta la libertad absoluta de conciencia y pensamiento y conviene en que se puede ser Francmasón creyendo en un Dios verdadero, pero también sin tener tal creencia.


Esto avivó el fuego y definitivamente la Gran Logia Unida de Inglaterra profundizó aún más, si se puede decir, el anatema de irregularidad contra el Gran Oriente Francés.


Conclusión


Se concluye que:


a) La Gran Logia Unida de Inglaterra sindica al Gran Oriente Francés de ser un ente irregular desde que se separó en 1756 y reafirma tal sentencia en 1772 y luego en 1877 con más fuerza, al inculpar al Gran Oriente de ateo. Esta recriminación subsiste y actualmente no existen relaciones de fraternidad entre las dos tendencias.


b) El Gran Oriente de Francia señala a la Gran Logia Unida de Inglaterra como irregular, pues sostiene que no fue fundada por francmasones auténticos, regularmente iniciados y en poder de constituir Logias, como se cree fue el caso de Anderson y los componentes de las cuatro Logias que constituyó para luego crear la Gran Logia de Londres.


Pareciera como si ninguno de los dos tuviese la razón, pues si la masonería francesa fue un producto de la masonería inglesa de la Gran Logia de Londres, ¿no será que ambos son igualmente irregulares al tener el mismo origen?
Esta seguirá siendo una larga discusión sobre regularidad y puede ser interminable, pues parece que está planteada entre intolerables seres humanos y no entre masones.


Lo que puede ser cierto es que tan masones son los unos como lo son los otros y que la hermandad y la fraternidad universal son únicas.

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12875
Puntos : 34970
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La Masonería Regular

Mensaje por Admin el Mar Jul 29, 2014 4:18 pm


_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12875
Puntos : 34970
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Circular especial sobre estudio de la regularidad

Mensaje por Admin el Mar Jul 29, 2014 4:49 pm


Gran Logia de Cuba de A.L. y A.M.



INFORME DE LA COMISIÓN PERMANENTE DE RELACIONES EXTERIORES
Acerca de la situación de los masones cubanos en territorio de La Florida (EUA)
y la Gran Logia de Cuba de A.L. y A.M. (en el Exterior)
6 de Agosto de 2012


Pinche el siguiente link para leer la Circular Especial sobre el estudio de regularidad de la Gran Logia de Cuba de A:.L:. y A:.M:.



http://www.granlogiacuba.org/node/801

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12875
Puntos : 34970
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

LA REGULARIDAD MASÓNICA

Mensaje por Admin el Mar Ago 19, 2014 9:02 am

Siempre me ha llamado la atención la confusión que hay respecto al propósito de la Orden Masónica, y también de la razón de ser de la regularidad masónica, confusión que emana de la primera. Con frecuencia da la sensación de que los únicos que escriben acerca de la regularidad son precisamente los que no quieren que exista una definición nítida de ella, mezclando lo esencial con lo accesorio con el fin de que todo parezca igual de importante o de prescindible.

Es preciso decir que la cuestión de la regularidad como realidad administrativa se originó en 1877, cuando la Gran Logia Unida de Inglaterra invocó normas de reconocimiento para declarar la irregularidad del Gran Oriente de Francia, debido a que no exigía la presencia de la Biblia en los trabajos masónicos ni la invocación al Gran Arquitecto del Universo.

El concepto de "regularidad" responde al deseo de los Masones de mantener a la Masonería fiel a la Iniciación. A los españoles nos cuenta mucho darnos cuenta hastá que punto la Masonería impregnó y todavía impregna la vida cotidiana y las instituciones del mundo anglosajón. Desde el Siglo XVII y hasta ahora, el ritual masónico ha servido para dotar de sacralidad a actividades de lo más diversa, desde regimientos a mutuas, sindicatos, órdenes paramilitares, asociaciones de defensa vecinal, colegios profesionales, gremios, sociedades benéficas y un sinnúmero de colectivos.


Que las asociaciones profanas empleasen la Masonería como fórmula sacra en un contexto plurirreligioso era una cosa; pero era harina de un costal muy distinto el que pretendiesen ser Masonería asociaciones que había renunciado a la Iniciación. Tal fue el origen de la disputa de Modernos y Antiguos, en un tiempo en el que el concepto de regularidad, tal y como lo concebimos hoy en día, todavía no existía. Posteriormente fueron surgiendo otras Obediencias en la Europa continental que también se autodenominaban masónicas, aunque habían renunciado igualmente a la Iniciación tradicional.




Está sumamente extendido el error de que la Iniciación se corresponde con el Primer Grado masónico,
cuando es la ordalía del Tercer Grado la que representa la Iniciación real, y el comienzo del camino.
El concepto de regularidad masónica resulta mucho más nítido cuando se tiene claro lo que significa la Iniciación como experiencia espiritual más allá de la ordalía del Tercer Grado, y se asume que la Masonería es una Orden Iniciática. Los requisitos de la regularidad están encaminados, cada uno en mayor o menor grado, o con menor o mayor conveniencia según el momento histórico, a garantizar que el trabajo de una Obediencia gire en torno a la Iniciación, y que esta no tolere elementos que vayan en detrimento de la misma o que incluso la imposibiliten.

No todos los principios de reconocimiento que se exigen para considerar a una Obediencia como regular tienen el mismo peso especifico. Es difícil poner al mismo nivel un requisito tan fundamental para la Iniciación como la creencia en la inmortalidad del alma, con cuestiones administrativas como el Antiguo Lindero que otorga al Gran Maestro la capacidad de emitir dispensas. Vamos a repasar los Principios de Reconocimiento intentando centrarnos en lo más importante, que es siempre lo que hace referencia a la razón de ser de la Antigua y Pura Masonería: la Iniciación.





PRINCIPIOS BÁSICOS DE RECONOCIMIENTO
Aceptados por la Gran Logia Unida de Inglaterra el 4 de Septiembre de 1929.


1. Regularidad de origen. Toda Gran Logia deberá ser regularmente establecida por una Gran Logia reconocida o por tres o más Logias regularmente constituidas.


Masonic Hall, en Cork (Irlanda)

Este presupuesto es de naturaleza administrativa y por ello no nos detendremos demasiado en él. Obviamente se trata de que una Obediencia regular tutele y dé el visto buena a la nueva Obediencia que surge. El añadido "o por tres o más Logias regularmente constituidas" es un mero detalle anticuario, ya que viene a justificar la regularidad de las primeras Grandes Logias que se fundaron en el Siglo XVIII, empezando por la Gran Logia de Inglaterra, la Gran Logia de Escocia y Gran Logia de Irlanda.



2. La creencia en el Gran Arquitecto del Universo y de su voluntad revelada debe constituir una obligación esencial para todos sus miembros.


Este es el primer precepto que hace referencia a la Iniciación, porque establece la necesidad de creer en un Gran Arquitecto del Universo. El término "Gran Arquitecto del Universo" es posiblemente una aportación de James Anderson a las Constituciones de 1723 más que de Désaguliers, habida cuenta de que Anderson era pastor calvinista y era Calvino quien se refería a Dios como "Arquitecto del Universo". Tan importante como el mero término de "Gran Arquitecto" es la segunda parte, "y su voluntad revelada", pues nos plantea la exigencia para la Iniciación de un Arquitecto que tiene un plan para su Creación, y del cual el Candidato forma parte. Siendo la Iniciación una vivencia de naturaleza espiritual, este resulta un requisito elemental, siendo el ateísmo totalmente incompatible con ella, por una razón tan básica como que nadie puede ir a buscar algo en lo que no cree. La voluntad revelada del Arquitecto coloca al Candidato igualmente en unas coordenadas muy distintas de lo que podría ser un mundo sumido en el caos o abandonado a su suerte tras la Creación por un Demiurgo.

Sin embargo, es de reseñar la ambivalencia en que se mueven las Obediencias regulares, pues mientras por una parte se emplean rituales que denotan una concepción netamente teísta (Emulación, York), en otros (REAA) se adopta una postura deísta. De hecho, el texto institucional que se adopta como referencia en este aspecto es mucho más laxo, siendo el párrafo incluido en las Constituciones de Anderson, y que en su momento fue rechazado por la Masonería Antigua:
El Masón está obligado, por vocación, a practicar la moral y si comprende sus deberes, nunca se convertirá en un estúpido ateo, ni en un hombre inmoral. Aún cuando en los tiempos antiguos los masones estaban obligados a practicar la religión que se observaba en los países donde habitaban, hoy se ha creído más oportuno, no imponerle otra religión que aquella en que todos los hombres están de acuerdo.
Texto que, a pesar de su aparente defensa de la religión, en realidad estaba concebido para enfriar la Iniciación tradicional, que exigía una fe mucho más viva que los abstractos ejercicios racionalistas latitudinarios, por lo que fue contestado por los Antiguos en su texto fundacional, Ahiman Rezon:

El masón obrará siempre como un verdadero noaquita. (…) El Masón está obligado por su juramento a profesar adoración al Dios eterno y a creer firmemente en los sagrados Registros que los Dignatarios y Padres de la Iglesia han recopilado y publicado para uso de todos los buenos hombres. Por lo que nadie que comprenda correctamente el Arte podrá extraviarse por los senderos irreligiosos del infeliz libertino, ni se dejará inducir a seguir a los arrogantes profesores del ateísmo o el deísmo, ni se manchará con los graves errores de la superstición ciega; sino que tendrá la libertad de abrazar la fe que él considere conveniente, siempre que en todo momento rinda la debida reverencia a su Creador.

Parece obvio que, a pesar de su lealtad a la Iniciación, el texto de Dermott planteaba unos problemas prácticos evidentes en un momento histórico en que la Masonería comenzaba a extenderse fuera del contexto occidental. En el caso del Imperio Británico, en 1775 fue iniciado el primer hindú, y le siguieron sijs, musulmanes, parsis, zoroastrianos, budistas y un sinnúmero de doctrinas iniciáticas modeladas según unos sistemas que no se ajustaban al cristianismo. El mundo se hacía cada vez más grande, y la Masonería se estaba convirtiendo en una Orden con vocación ecuménica y universal, de modo que en la Unión de 1813 se optó por mantener la redacción de Anderson y Désaguliers, mucho menos restrictiva y más abierta.




3. Todos los iniciados deberán jurar su Obligación sobre el Volumen de la Ley Sagrada, debidamente abierto, donde esté la revelación de lo anteriormente citado, de conformidad con la conciencia particular de la persona que sea iniciada.




El Volumen de la Ley Sagrada es la plasmación literaria de la voluntad divina según el credo particular de cada Candidato, la cual le sitúa en esas coordenadas anteriormente mencionadas y sin las que no tendría sentido plantearse la aventura espiritual que constituye la Iniciación. Afrontar la peripecia de la Iniciación exige una vivencia espiritual de tal vigor que sería inconcebible referirse a ella sin estar inmerso en una vida espiritual nítida. En realidad, las distintas religiones no son sino algunas de las macetas -desde luego, no las únicas- donde puede crecer la planta de la Iniciación. 

En las Logias de países árabes el VLS es principalmente el Corán. En Israel figuran abiertas la Biblia, la Torá y el Corán, aunque las Constituciones más exigentes son las de la Gran Logia de la India, que establecen que "ninguna Logia regular podrá abrir trabajos si no se hallan presentes sobre el Altar los siguientes cinco Volúmenes de la Ley Sagrada: la Santa Biblia, el Baghavad Gitá, el Corán, el Guru Granth Sahed y el Zend Avesta" (la Escuadra y el Compás se sitúan sobre el VLS cuya fe profese el Venerable Maestro de la Logia, y en el caso de los juramentos, también sobre el VLS del juramentado).


Altar de una Logia india con los cinco Volúmenes de la Ley Sagrada.



4. Sólo pueden ser miembros de la Gran Logia, así como de las Logias en particular, exclusivamente varones, y la Gran Logia no ha de tener relaciones masónicas de ninguna clase con cualquier tipo de Logias o cuerpos que admitan, como miembros, a personas de sexo femenino.



Miembros de la Orden de Francmasonas entregando unos fondos para
la Campaña contra el cáncer de mama.



No es preciso decir que la Iniciación femenina es una realidad tan patente como la masculina, del mismo modo que la absoluta igualdad en el plano político entre hombres y mujeres es un derecho irrenunciable. Sin embargo, a nivel de trabajo espiritual la labor conjunta puede presentar unos problemas obvios. Ya sea por la inseguridad que pueda provocar en la pareja, por la propia atracción que pueda surgir entre los miembros o por la máscara freudiana que provoca en las personas la presencia del sexo opuesto, hay pocos elementos tan distorsionadores como el trabajo mixto a la hora de trastornar la estabilidad y previsibilidad deseada en el trabajo espiritual. Sin duda puede argüirse que todo esto podría presuponer falta de confianza en la pareja, incapacidad para ponerse a sí mismo por encima de las tentaciones de la carne, y otras imperfecciones políticamente poco correctas. Y sin duda hay Logias donde se trabaja de manera mixta de manera impecable, espiritual y excelente; pero es igualmente indiscutible que los seres humanos somos precisamente eso, humanos, y no como deberíamos ser en un planteamiento idílico, y por ello la estadística juega de manera inmisericorde en nuestra contra, provocando que sucedan cosas que en otro contexto serían anecdóticas pero que en una Logia son necesariamente contraproducentes.


Obviamente la separación de sexos para este tipo de actividad no la ha inventado la Masonería. Pero no está de más decir que la estricta observancia de este punto responde a una actitud típicamente protestante, pues muestra la totaldesconfianza de la cultura calvinista respecto a la naturaleza del ser humano. Podría ser que hombres y mujeres trabajasen juntos y no se distrajesen por las trampas de la carne; pero eso sería como suponer que un político puede gobernar sin la tentación de robar fondos o abusar de su poder, y que por ello no es preciso ponerle unos medios de control tan obsesivos como los que suelen aparecer en el entorno anglosajón. Para el protestantismo, el ser humano es depravado por naturaleza, y la manera de evitar los problemas que se derivan de esto consiste en imposibilitar la situación. Ni en los casos más optimistas están tolerada la confianza en el ser humano, al punto que en la Obligación de Maestro Masón de Emulación incluye un párrafo que no existe en otros ritos como el REAA: "y finalmente, que mantendré el honor de un Maestro Masón (...) y respetaré estrictamente la castidad de las personas más cercanas y más queridas por él: la de su mujer, su hermana y su hija.". En última instancia, no debemos olvidar que la clave para poder avanzar en el proceso iniciático y que el alma pueda elevarse, tal y como nos enseña el ritual, consiste en deshacerse de las posesiones (adherencias) mundanas, y este es probablemente el elemento que más lastra al alma.

5. La Gran Logia debe tener jurisdicción soberana sobre las Logias bajo su obediencia; por lo tanto, debe de ser responsable, independiente y con gobierno propio, con la sola e indiscutible autoridad sobre los tres grados de Aprendiz, Compañero y Maestro Masón en toda su jurisdicción y no debe, en ningún caso, estar sujeta a compartir dicha autoridad con un Supremo Consejo o con cualquier otro poder que reclame algún control o supervisión sobre estos grados.

Otro requisito administrativo, con innegables ventajas prácticas pero que, como todos los requisitos administrativos y cuya razón de ser no es intrínsecamente iniciática, no resultan tan fundamentales.



6. Las Tres Grandes Luces de la Francmasonería (el Volumen de la Ley Sagrada, la Escuadra y el Compás) deben estar siempre presentes cuando la Gran Logia o sus Logias subordinadas estén trabajando, siendo la principal de ellas el Volumen de la Ley Sagrada.



Las Tres Grandes Luces son los símbolos más representativos de la Iniciación y de la Masonería. La Escuadra representa la naturaleza inferior o material del ser humano, mientras que el Compás representa la parte espiritual; por ello conforme se va avanzando en la Iniciación las puntas del Compás, anteriormente colocadas bajo la Escuadra, se van superponiendo a ella.

La preferencia que se otorga al Volumen de la Ley Sagrada dentro de las Tres Grandes Luces se debe a su consideración de tablero de trazo del Gran Arquitecto, siendo este el elemento que fija las reglas del juego y establece el terreno donde todo lo demás tendrá lugar.



7. Las discusiones sobre religión o política en las Logias deben estar estrictamente prohibidas.







A pesar de que política y religión nos puedan parecer dos cuestiones independientes, en realidad son dos elementos íntimamente unidos. En el entorno protestante, la defensa de los derechos individuales y políticos va de la mano de la libertad religiosa, y con el fin de crear un entorno donde los distintos credos pudiesen coexistir de manera pacífica, siendo este el origen de las colonias que posteriormente dieron lugar a los Estados Unidos. Pero incluso en los países mediterráneos, ajenos al fenómeno protestante, podemos plantearnos si, en realidad, la actitud política no es más que la primera derivada de la actitud religiosa, siendo configurada en buena parte en base a la cosmovisión individual (esta es la razón de que la Iglesia provoque tanto rechazo en el subconsciente colectivo de la izquierda o que la derecha se muestre mayoritariamente contraria el aborto). Conforme cualquier actitud política se aproxima al totalitarismo, ya sea de derechas o de izquierdas, se va sacralizando progresivamente, e incluso los nacionalismos responden a una naturaleza religiosa que los convierte en un modelo moderno de religión pagana. En política, la fuerza más visible suele ser la económica. Pero bajo la diatriba entre derechas e izquierdas discurre la corriente subterránea del debate que acompaña al hombre desde la noche de los tiempos: espiritualidad y materialismo, que se concreta en las actitudes personales respecto al individuo y el estado.

Conscientes de la capacidad para empañar la convivencia que conlleva la discusión política y religiosa, la sociedad británica adoptó la costumbre de excluir la discusión sobre estos dos elementos de la mayoría de sus asociaciones (desde la Masonería a la Royal Society, pasado por la Sociedad Bíblica). Hay pocos elementos con tanta capacidad para dañar la armonía en el interior de una Logia como la política y la religión, y cuando la discusión política entra en la Logia bajo la errónea excusa de exportar el bien a la sociedad, la espiritualidad y la fraternidad acaban siendo destruidas. Aunque sería muy injusto no reconocer que hay Logias de corte político donde se es sumamente escrupuloso con  la libertad de conciencia, también es cierto -e inevitable si se permite entrar a la política en las Logias- que otras se precipitan en el pensamiento único en la medida en que la política se convierte en el eje de su razón de ser, adquiriendo un sesgo político determinado y excluyente. Del mismo modo que hay pocas cosas tan íntimamente antimasónicas como el esfuerzo de ciertas Obediencias por intentar extirpar la espiritualidad de la sociedad, en su deseo de abocarla a un materialismo positivista.



8. Los Antiguos Principios, Usos y Costumbres, así como los Linderos de la Orden, deben ser observados estrictamente.

Los Antiguos Principios, Usos y Costumbres, así como los Linderos de la Orden, son unas guías generales que, por así decirlo, pretenden mantener a la Masonería...masónica. No obstante, se trata de unas reglas de márgenes en ocasiones difusos y, en muchos casos, matizables. Hay algunos que no siempre han sido así en la Masonería más ortodoxa (la división en tres Grados, la leyenda del Tercer Grado); otros son de naturaleza soporíferamente admininistrativa (la prerrogativa del Gran Maestro de conferir dispensas), mientras que otros sí apuntan al núcleo de la Iniciación (la creencia en el GADU, la creencia en la inmortalidad del Alma). En cualquier caso han tenido mucho éxito, siendo generalmente respetados en el contexto masónico regular.




I.- Los modos de reconocimiento: Los signos, toque, palabras, marchas, baterías, son modos de reconocimiento. Nuestro ritual nos enseña que toda recta o perpendicular es signo inequívoco de la francmasonería.

II.- La división de la masonería en tres grados.

III.- La leyenda del tercer grado.

IV.- El gobierno de la fraternidad por un G:. M:.

V.- La prerrogativa del G:. M:. de presidir la G:. L:. y toda Logia de su jurisdicción.

VI.- La prerrogativa del G:. M:. de dar dispensa con el objeto de conferir grados fuera de la época reglamentaria.

VII.- La prerrogativa del G:. M:. de conceder dispensa para organización de Logias.

VIII.- La prerrogativa del G:. M:. de hacer masones a la vista.

IX.- El imperativo de que los masones se reúnan en Logias.

X.- El gobierno de las Logias por un V:. M:. y dos VVig:.

XI.- La necesidad de que toda Logia cuando se reúna, esté a cubierto.

XII.- El derecho de todo masón y de toda Logia estar representados en la Gran Logia.


XIII.- El derecho de todo masón de apelar ante la G:. L:. de las decisiones de su Logia.

XIV.- El derecho de todo masón regular y activo para visitar otras Logias.

XV.- El deber de examinar a todo visitador, antes de permitirle la entrada a la Logia.

XVI.- La prohibición de una Logia, para intervenir en los asuntos de otra. 

XVII.- La obligación de todo masón de estar sujeto a las Leyes y reglamentos de la G:. L:. de su jurisdicción. 

XVIII.- La posesión de ciertas indispensables cualidades, por los candidatos a la iniciación (ser libre, varón, y mayor de edad). 

XIX.- La creencia en la existencia de un Ser Supremo, como el G:. A:. D:.U:. 

XX.- La creencia en la inmortalidad del alma. 

XXI.- La necesidad de que un Libro de la Ley sea indispensable en cada Logia, como que contiene la voluntad revelada del G: A:. D:. U:.. 

XXII.- La igualdad de todos los masones como hijos del Gran Padre de la humanidad; en amor, protección y armonía. 

XXIII.- El secreto de la Institución.

XXIV.- La fundación de una ciencia especulativa sobre un arte operativo.

XXV.- Que estos LINDEROS, no pueden ser jamás alterados.







EL ARCO REAL COMO HORIZONTE DE LA REGULARIDAD





A la derecha, el Duque de Kent, con la regalía Gran Maestro de Inglaterra
y el collarín y joya de Primer Gran Principal del Arco Real.
Admito que plantear la regularidad masónica desde la perspectiva del Arco Real resulta incompleto, pero también creo que puede facilitar mucho la comprensión de la razón de ser de la regularidad de forma intuitiva (nos referimos al Arco Real por ser el Grado mayoritario en Masonería referente a las Enseñanzas del Segundo Templo, aunque esto sería extensivo a cualquier sistema que incluya Grados que versen sobre los acontecimientos místicos experimentados más allá del Tercer Grado).


Una de las cosas que los Hermanos suelen ignorar es que, en las Grandes Logias que siguen el sistema inglés (España entre ellas), cuando se vota al Gran Maestro, no solo se está votando al Gran Maestro, sino que también se está eligiendo al Primer Gran Principal del Arco Real de Jerusalén, en caso de que el Candidato cuente con la cualificación correspondiente (si el Gran Maestro Electo es Pasado Primer Principal, se convierte automáticamente en Primer Gran Principal Electo). Si os fijáis en la foto del Duque de Kent arriba, o en las fotos oficiales del actual Gran Maestro de la G.L.E., apreciaréis que, aparte de la regalía de Gran Maestro, ambos portan el collarín del Arco Real con la joya de Primer Gran Principal. Este detalle simboliza la unión orgánica que existe en Masonería regular entre la Masonería Simbólica y el Arco Real, unión que no se da en otros tipos de Masonería. A escala inferior, esta es también la razón por la que los que pertenecemos al Arco Real llevamos la joya del Arco también en Masonería Simbólica (es la única joya de otro cuerpo masónico que puede portarse en el Simbolismo).


No vamos a entrar ahora en los pormenores del Arco Real como Grado generador de la Masonería y objeto último del sendero de la Iniciación. Quien lo desee puede consultar la entrada de este blog referente al Arco Real (pido disculpas por la autocita). Existe la creencia errónea de que la recepción que se efectúa cuando el Candidato se convierte en Aprendiz es la Iniciación, cuando la Iniciación es lo que se representa en el Tercer Grado, momento en que comienza el verdadero camino, y a partir del cual comienza la representación dramatizada en los distintos Grados de la evolución espiritual en pos de la Palabra de Maestro (aunque no debemos olvidarnos que todo es una representación teatral, no la verdadera Iniciación, que no tiene sentido plantearse en un entorno público, dado que es una experiencia que necesariamente debe vivirse en la intimidad). Los pasos que se experimentan en la Iniciación verdadera son representados por los distintos Grados bajo jurisdicción del Arco Real en la Masonería Antigua (actualmente Irlanda, Escocia y USA), y de forma más sintética -excesivamente sintética- en el Arco Real inglés, que es el que practicamos en España. Por lo que este Grado representa, y por su condición de cúspide de la Masonería, el Arco Real es el norte a donde siempre apunta la brújula en una Obediencia regular. O, como lo expresaba una de las figuras claves del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, Albert Pike:



"El nexo con nuestros Hermanos del Rito de York es el Arco Real, en tanto que fuente y origen de la Masonería".
Moral y Dogma, Albert Pike.


En otros tipos de Masonería, el alma de la Obediencia radica en su Asamblea (llámese Convento o como se quiera). Pero el centro de gravedad de una Obediencia regular no se encuentra en su Asamblea ni en su Cónclave, sino en ese cuerpo aparte que es el Arco Real, siendo este el que le da sentido, y el horizonte al que tienden los principales requisitos de la regularidad. Esta es también la razón por la que la elección del Gran Maestro queda circunscrita a aquellos que han realizado los juramentos que pronuncian los Maestros Instalados en el momento de su Instalación, y que los convierten en garantes de la regularidad.



Escudo de armas del Supremo Gran Capítulo de la Antigua Masonería
 de York bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia.



La diatriba sobre regularidad e irregularidad se entiende de manera mucho más inmediata planteándola en términos de Arco Real. Es por este Grado por lo que tiene sentido exigir la creencias en un Gran Arquitecto, en la inmortalidad del Alma, en una verdad revelada y en un Plan Divino, así como en un trabajo espiritual exento por completo de las rémoras del sexo opuesto, la discusión religiosa y la política. Los principales requisitos de la regularidad encuentran su razón de ser en el Arco Real.

La comparación entre una Logia de Rito Escocés Antiguo y Aceptado de una Obediencia regular y otra que no lo sea es nimia, siendo el trabajo muy semejante. A nivel de Asamblea las diferencias son algo mayores, pero tampoco parece que sea como para montar tanto lío por unos matices aparentemente pequeños. De este modo el hecho de prohibir la entrada a un ateo a la Logia parece pura intolerancia. Impedir todo tipo de trabajo mixto, un sexismo intolerable; y la prohibición de discutir de política y religión, un capricho sin sentido.


Pero las diferencias se entienden mejor cuando se compara el Arco Real de unas Obediencias con otras. Lo que es la razón de ser en una Obediencia como la Gran Logia de España, en otras Obediencias ni siquiera existe; o, como en el caso del Gran Oriente de Francia, existe de manera vestigial pero exento de otra función que no sea la meramente testimonial (7 capítulos para 1150 Logias, a los que además únicamente solo pueden acceder Maestros Instalados, como en la protohistoria de la Masonería). En las Obediencias que admiten ateos en sus Logias, el Arco Real es virtualmente inexistente por una razón tan sencilla como que este ritual implica una fe viva y en pos de un fin cuya existencia el ateo niega. Realmente la Iniciación exige muchísimo más que esa fe, pero al menos en la representación dramatizada que llevamos a cabo en las Logias, lo menos que se puede pedir es creer en lo que se está representando. Y eso, entre otras muchas cosas, es lo que garantiza el hecho de ajustarse a los requisitos de la regularidad.




DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE LA GRAN LOGIA DE IRLANDA



Este texto fue aprobado de manera conjunta, cambiando tan solo el nombre de la Gran Logia, por la Gran Logia de Irlanda, la Gran Logia de Escocia, y la Gran Logia Unida de Inglaterra el 7 de Septiembre de 1949.

1. La primera condición para ser admitido y ser miembro de la Orden es la creencia en el Ser Supremo. Esto es esencial y no puede ser puesto en duda. 

2. La Biblia, a la que los Masones nos referimos como Volumen de la Ley Sagrada, deberá estar siempre abierta en las Logias. Todo Candidato deberá tomar su Obligación sobre el Volumen de la Ley Sagrada que según su credo particular imponga santidad a un juramento tomado sobre él. 

3. Todo aquel que entre en Francmasonería tiene desde el mismo comienzo prohibido comentar cualquier acto destinado a subvertir la paz y el buen orden de la sociedad; debe prestar la debida obediencia a la Ley de cualquier estado en que resida o que pueda concederle protección, y debe mostrarse siempre solícito a mostrar su adhesión al Soberano / Jefe del Estado de su país natal. 

4. Si bien la Francmasonería irlandesa inculca en todos sus miembros los deberes de lealtad y ciudadanía, reserva a los individuos el derecho de sostener su propia opinión en lo referente a los asuntos públicos. Pero ni en ninguna Logia, ni en momento alguno en calidad de Francmasón, se le permite discutir o expresar sus puntos de vista en cuestiones teológicas o políticas. 

5. La Gran Logia de Irlanda siempre ha rechazado categóricamente expresar opinión alguna en asuntos de política exterior o interior, y no permite que su nombre sea asociada con acción alguna, por humanitaria que pueda parecer, que infrinja la inalterable política de mantenerse por encima de cualquier cuestión que afecte a las relaciones entre un gobierno y otro, o entre partidos políticos, o referente a teorías enfrentadas de gobierno. 

6. La Gran Logia es consciente de que existen cuerpos, que se denominan a sí mismo Francmasones, que no se adhieren a estos principios; y en tanto es actitud exista, la Gran Logia de Irlanda rehúsa absolutamente mantener relaciones de cualquier tipo con tales cuerpos o considerarlos como Francmasones. 

7. La Gran Logia es un cuerpo independiente y soberano que practica la Francmasonería únicamente en los tres Grados Simbólicos y únicamente dentro de los límites definidos en sus Constituciones como “antigua y pura Masonería”. No reconoce o admite la existencia de ninguna otra autoridad masónica superior, como quiera que se denomine.

8. No hay secreto en lo concerniente a los principios básicos de la Francmasonería, algunos de los cuales han sido expresados anteriormente. La Gran Logia siempre considerará el reconocimiento de aquellas Grandes Logias que profesen y practiquen de manera consistente tales principios establecidos e inalterados, pero nunca entrará en una discusión encaminada a establecer una distinta interpretación de los mismos. Deben ser aceptado y practicados de todo corazón y en su totalidad por aquellos que deseen ser reconocidos como Francmasones por la Gran Logia de Irlanda.

http://www.masoneriaantigua.blogspot.com.es/2014/06/la-regularidad-masonica.html

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12875
Puntos : 34970
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La Masonería Regular

Mensaje por Admin el Mar Ago 19, 2014 2:07 pm

A partir de la fundación de la Gran Logia Unida de Inglaterra en 1813 se proclama como una Logia dogmática por tener como requisito indispensable la creencia en un ser supremo que nosotros los masones llamamos el Gran Arquitecto del Universo y por el pincipio de la inmortalidad del alma.









Por tanto las Obediencias Masónicas Regulares bajo la égida de la Gran Logia Unida de Inglaterra tienen por máxima autoridad al Duque de Kent.




Anteriormente se había hecho un desprendimiento por parte del Gran Oriente de Francia que desde 1773 prescindió de esta característica de regularidad por lo que el GODF al eliminar la creencia en un Ser Supremo pasa a tomar la otra cara de la moneda, o sea, es adogmática. Posteriormente también se elimina la obligación de utilizar los libros sagrados en los altares y reconoce la participación de la mujer en la masonería, siendo estas las principales diferencias


El 22 de enero de 1961, doce Potencias Masónicas de diez países encabezadas por el Gran Oriente de Francia hacen el Llamamiento de Estrasburgo y se crea la CLIPSAS (Centre de liaison et d’information des puissances maçonniques signataires de l’appel de Strasbourg).

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12875
Puntos : 34970
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La Masonería Regular

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.