CUBA Y LA MASONERÍA
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
http://www.deezer.com/listen-4043682
Galería


Febrero 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    

Calendario Calendario

ENLACES
freemasonry, freemason, masonic links http://357bcn.com/pagina_nueva_1.htm

CABALLERO ROSACRUZ *** Por Lázahari Hael

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CABALLERO ROSACRUZ *** Por Lázahari Hael

Mensaje por Admin el Vie Dic 05, 2014 3:07 pm


Culiacán, Sinaloa. México. A 31 de diciembre del 2011. 

PROLOGO


Dentro del Rosacrucismo la palabra alma y espíritu tienen diferente 
significado, sin embargo, en el presente las utilizo como sinónimos de 
una misma cosa. 
Las potencialidades es todo aquello cuyos elementos formativos o la 
“cosa” ya formada existen en forma latente en espera de su posible 
formación o manifestación. 



“CABALLERO ROSACRUZ” 



El edificio de toda logia o templo perteneciente a una tradición 
genuina, conserva en toda cosa existente dentro de ella un símbolo 
representativo de una verdad mística que conforme se avanza en grados 
se van revelando conforme la consciencia del adepto se va ampliando a 
través de cada iniciación. 
La entrada del Templo de Salomón estaba franqueada por dos columnas 
que llevaban por nombre Boaz y Jakin mismas que aún conservan algunas 
logias en representación de la dualidad del universo como la polaridad 
del activo y pasivo que da origen a toda manifestación. 



Jesús el Cristo dijo: “No penséis que he venido para abrogar la ley 
sino para cumplirla” Mt. 5:17 
Las leyes cósmicas forman parte de la naturaleza del Dios Altísimo, y 
precedieron la creación creando como fuerzas las condiciones 
necesarias para el nacimiento del universo manifiesto. Jesús el Cristo 
el hijo primigenio del Dios Único,  formo el universo en armonía y 
conforme a éstas leyes. 
El hombre encarnado no podía estar exento a esta ley de la dualidad, 
por ello es un ser con un alma y un cuerpo físico; Un alma viviendo en 
un cuerpo físico que es “hechura” de las fuerzas propias de este plano 
material, y sujeto a las leyes que lo rigen, condición que da origen a 
la trinidad entre otras condiciones del hombre encarnado. El alma a 
diferencia del cuerpo físico, es una emanación directa del Dios Eterno 
Bendito Sea. 



Ser Rosacruz no es precisamente poseer un diploma que acredite haber 
alcanzado este grado o pertenecer a alguna orden con esta 
nomenclatura, sino que es un grado de consciencia alcanzado; Quizás 
podríamos llamarnos estudiantes del misticismo Rosacruz, grados 
fundamentalmente Cristicos porque tienen como propósito reencontrarse 
por medio del CRISTO INTERIOR de cada hombre con el CRISTO CÓSMICO; El 
cuerpo material del hombre es la cruz donde el Cristo como alma se 
encuentra crucificado y sujeto por tres clavos en espera de elevarse 
al Dios Padre. 



El Rosacruz es el caballero poseedor un código de honor propio de su 
naturaleza mística que va a luchar contra los infieles para liberar la 
tierra santa y el sepulcro de Cristo; Infieles que simbólicamente 
representan las fuerzas brutas de la materialidad y los instintos 
animales del hombre. 



El Cristo es una potencialidad  que tiene como presencia al alma. Ser 
estudiante Rosacruz es haber iniciado nuestro andar sobre el Sendero 
Cristico y cuyo fin no se alcanzan a vislumbrar pero que tienen como 
guía en el horizonte un faro de luz que es CRISTO COMO UNA CONSCIENCIA 
INTERIOR a alcanzar y que se extiende hasta los confines del cósmico. 



El hombre encarnado se encuentra en malkuth la sephira representativa 
del plano material,  la tierra y es desde aquí que debe iniciar su 
peregrinar. El hombre encarnado debe descubrirse a sí mismo como un 
ser material y espiritual al mismo tiempo, y volverse consciente de 
esta dualidad encontrando las diferencias en su propia naturaleza. 
El hombre se mueve dentro de potencialidades que cobran existencia 
como fuerzas que lo impulsan en un universo dual entre la materia y el 
espíritu, lo objetivo y subjetivo, La materia y la objetividad buscan 
sujetarle con sus leyes y exigencias pidiéndole satisfacción y 
oscureciendo en este proceso la consciencia del alma que como una 
pequeña llama titila en la oscuridad de la materia luchando por hacer 
sentir su presencia. 



El Rosacruz debe desarrollar la capacidad de distinguir sus propias 
irrealidades de sus realidades y potenciales ciertas. El universo 
engañante de Maya nos rodea y compenetra a través de nuestro propio 
ego y mente.  La fe del Rosacruz no es ciega ni descansa en palabras, 
sino en experiencias vivenciales y personales,  cada experiencia 
lograda le habla de un nuevo horizonte de potenciales a alcanzar. 



El hombre no nace se hace. El niño nace con potencialidades físicas y 
espirituales, mismas que están regidas por leyes propias del plano en 
que gestaron y en los que tendrán manifestación. El Rosacruz conforme 
avanza en su desarrollo va “conociendo” estas leyes y aprendiendo a 
vivir en armonía con ellas y comprendiendo siempre que las leyes 
menores se subordinan a leyes mayores, esto le permite ampliar su 
horizonte de potencialidades y Vislumbrando cada vez más su propia y 
verdadera naturaleza espiritual descubriendo su linaje divino como 
hijo de Dios Eterno. 



El Rosacruz ha comprendido que la verdadera esencia de su ser es el 
alma, y lucha por desarrollar sus potencialidades divinas, porque el 
hombre no es un cuerpo físico con alma, sino un alma dentro de un 
cuerpo físico. Un alma que forma parte de una alma superior y que 
ambas son emanación directa de Dios, pero también sabe que eso que 
llamamos Dios, es una inteligencia y poder que estamos lejos de 
comprender con exactitud y plenitud, de modo que ente la pregunta ¿Que 
soy? Se oculta el ¿Que es Dios? 



Dentro de la búsqueda incesante del Rosacruz se encuentra el descubrir 
el propósito de nuestra existencia. Es una necesidad a una pulsión que 
nace en lo más profundo de nuestro ser y que nos exige una respuesta 
que no podemos encontrar en lo material, sino a través del alma, por 
ello el Rosacruz busca despertar o activar sus potencialidades 
espirituales, porque solo a través de ellas encontrara las respuestas 
a ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? y ¿Hacia dónde voy? 



El hombre es motivado a la búsqueda por la pulsión de la 
espiritualidad, pero comúnmente se engaña al creer encontrar 
satisfacción a esta necesidad en palabras y ritos que han perdido su 
valor e intención original; En su andar interior, el estudiante de 
misticismo va encontrando respuestas a estas inquietudes y va formando 
una “imagen” cada vez más amplia y completa de lo que él es, el 
dialogo y las incursiones interiores le revelan las respuestas que la 
pulsión de la espiritualidad le exige… Porque repito, en lo místico la 
verdad no descansa en las palabras, sino en experiencias vivenciales 
interiores y sobre todo muy personales. 



El Rosacrucismo no te da respuestas, te capacita a encontrarlas. De 
hecho, “casi” es un autoconocimiento, dado que la teoría cobra 
realidad “en” y “por” nosotros mismos a través de los ejercicios que 
incluyen sus enseñanzas. 
Las grandes mentes que han iluminado el sendero de la humanidad nos 
han legado valiosas joyas literarias que nos indican y señalan el 
camino hacia la realidad espiritual, al hombre le corresponde 
recorrerlo con sus propios pies. 



Actualmente la mayoría de los hombres viven encadenados por una 
sociedad materialista, el confort de la fe ciega y del mínimo 
esfuerzo, la indolencia por aquellos valores cuyo precio no se mide 
por el signo de pesos o dólares dificultan su andar por el sendero de 
lo espiritual. El hombre de cualquier sociedad puede andar el sendero 
espiritual sin mermar en modo alguno su vida laboral, familiar, 
social, o porque no, su vida sexual, de hecho lo convertiría en un 
ente social más justo y productivo pues su honestidad producto del 
misticismo que practica le lleva a autocomprometerse con el bienestar 
de la familia y la sociedad que le rodea. 
Actualmente la humanidad se debate entre los estragos de un 
desequilibrio ecológico, económico, social, cultural y espiritual por 
la ausencia de valores espirituales. El Rosacrucismo no impone ni 
prohíbe, sin embargo el Rosacruz conforme se adentra en el sendero del 
misticismo, comprende y actúa conforme va integrando a su personalidad 
los valores propios del alma. 



En el Rosacrucismo sus miembros son libres de profesar la religión de 
su preferencia que al combinarse con los estudios y prácticas 
Rosacruces adquieren una profundidad más amplia y prístina que les 
lleva a comprender los misterios ocultos en su religión. 
El Rosacrucismo es una forma de vida como reflejo de la espiritualidad 
que se practica y una religiosidad como “actitud” del hombre hacia 
Dios, la sociedad y consigo mismo. 
El desarrollo místico tiene como soporte varias columnas como el amor, 
la humildad y servicio entre otras, y que por cierto, no tiene nada 
que ver con la mansedumbre, el sometimiento, ni la aceptación de ideas 
ajenas por medio de la fe ciega y absoluta sino a través de la 
reflexión y meditación por nosotros mismos. 



El Rosacrucismo suma a sus enseñanzas la ciencia, el arte, y la 
filosofía, pues comprende que tanto la ciencia como la tecnología le 
ayudan a ampliar sus límites de percepción y comprención de la 
naturaleza de la realidad del hombre y del universo, y siendo así, 
todas las ciencias “serias” llevaran al hombre por conocimientos de 
sabiduría que inevitablemente le llevara a encontrarse con la realidad 
ultima del hombre y la presencia de Dios en el universo. 



Todo cuanto existe posee una individualidad aparente. Existimos en un 
macro sistema que en ocasiones le llamamos Dios y donde nada está 
separado del resto, todo fenómeno es producto de un segundo o tercer 
elemento como causalidad, la mente misma genera sus ideas y 
pensamientos al estar en relación con un algo más, por ello el hombre 
solo puede alcanzar evolución, realización y trascendencia en su 
relación con el resto de la humanidad. 
Los cuerpos subatómicos hasta los grandes conjuntos estelares están 
constituidos dentro de subsistemas que a la vez están integrados a 
subsistemas cada vez mayores y cuyo funcionamiento depende de la 
perfección de las formas y operación de sus componentes. 
La Consciencia y mente del hombre encarnado tampoco tienen una 
realidad por sí mismas en forma autónoma e independiente del resto del 
cosmos sino que alcanzan tal estado como resultado de su relación con 
el universo interno y externo. El hombre está integrado a su familia, 
sociedad, nación, raza, humanidad y el cósmico, y en cada estrato es 
posible percibir un egregor, una mente colectiva que le distingue del 
resto. Es un conjunto de “mentes” que van de lo individual a lo 
colectivo y cuya existencia y evolución descansa en una relación 
simbiótica donde de algún modo, todas se retroalimentan en diferente 
forma, medida y sustancia una de otra. 



La realidad  absoluta, autónoma e independiente no existe. Sino que 
todo es producto o consecuencia de la conjunción de varios elementos o 
fenómenos que se dan en los diferentes subsistemas interiores y 
exteriores del hombre. Subsistemas que muchas veces no son visibles 
objetivamente pero que es posible inferir su existencia por sus 
efectos en lo conocido. El Rosacruz sabe que nada está separado del 
resto, sino que todo es una unidad compuesta o integrada por varios 
“elementos” que se compenetran y afectan mutuamente, y busca 
determinar su existencia y efectos en la vida diaria del ser humano 
para aprender vivir en armonía con ellos. 



“Yo estoy en mi Padre, y vosotros en mi, y yo en vosotros” Sj 14:20 
El Rosacruz ha descubierto que no está solo en el universo, sino que 
comparte su existencia con “algo” superior que de algún modo es 
posible compartir ideas y pensamientos con los diferentes planos 
existenciales en proporción directa a su desarrollo intelectual como 
espiritual. 



 “La piedra que desecharon los constructores ha venido a ser cabeza de 
ángulo. Piedra de tropiezo y roca de escándalo” 1 Pe 2:7-8 
Sí, la materia primordial sobre la cual se movía el espíritu de Dios, 
viene a ser el fundamento del universo manifiesto como del cuerpo 
físico del hombre, piedra angular del templo, y roca de tropiezo para 
los hijos de Dios que viendo hermosas a las hijas de los hombres 
bajaron de los mundos divinos y tomaron mujeres como esposas. En 
verdad, la biblia es un libro que “dice” mucho más de lo que contiene 
escrito… “El que tenga oídos para oír, oiga” Lc. 8:8 
El cuerpo físico del hombre es la piedra cubica donde debemos apoyar 
nuestros pies para lanzarnos en pos de los reinos espirituales, reinos 
donde se encuentra nuestro verdadero ser y donde encontraremos las 
respuestas al ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? y ¿A dónde voy? 



“Oh Dios, ¿Quién como tú? Tú, que me has hecho ver muchas angustias y 
males, Volverás a darme vida, y de nuevo me levantaras de los abismos 
de la tierra, y aumentaras mi grandeza, y volverás a consolarme” Sal. 
72:20-21 



Fraternalmente. 



Lázaharo Hael. 



Nota: 
El presente son reflexiones y meditaciones personales, no representan 
necesariamente la opinión de la orden. 
No escribo para todos, sin embargo, todos son invitados a leer. 

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria

Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12806
Puntos : 34724
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 65
Localización : Miami

Ver perfil de usuario http://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.