CUBA Y LA MASONERÍA
CUBA Y LA MASONERÍA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Recibe Carta Patente la Logia Fraternidad No. 414
EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA EmptyDom Ago 23, 2020 12:11 am por Admin

» Cines de Cuba
EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA EmptyMiér Mayo 13, 2020 7:33 pm por Admin

» Visita del MRGM Ernesto Zamora a la Logia Renacer No. 410
EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA EmptyMar Mayo 12, 2020 10:36 am por vincent47

» Spectre (2015) - Original Soundtrack Extended
EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA EmptyLun Mar 02, 2020 4:45 pm por Admin

» LAS LOGIAS EN CUBA
EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA EmptyJue Ene 02, 2020 3:56 pm por Admin

» 200th Class Reunion November 3 & 4
EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA EmptyLun Dic 23, 2019 5:06 pm por Admin

» 200th Class Reunion Cap and Ring Ceremony
EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA EmptyLun Dic 23, 2019 2:41 pm por Admin

» Fraternidad UD Primera Sesión 21 de Noviembre de 2019
EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA EmptyLun Dic 23, 2019 2:23 pm por Admin

» Knights of St. Andrew Valle de Miami, Oriente de la Florida
EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA EmptyDom Dic 15, 2019 9:20 pm por Admin

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
http://www.deezer.com/listen-4043682
Galería


EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA Empty
Septiembre 2020
DomLunMarMiérJueVieSáb
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

ENLACES
freemasonry, freemason, masonic links http://357bcn.com/pagina_nueva_1.htm EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA Ubd1037

EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA

Ir abajo

EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA Empty EL FRAUDE DE LOS 20.000 MUERTOS DE BATISTA

Mensaje por Admin el Miér Oct 09, 2013 10:24 am

Tomado de: [ltr]http://cubadebate.superforo.net/t879-20 ... -historica[/ltr]

La cuenta de los muertos RAFAEL ROJAS

En las últimas treinta páginas del primer número de Bohemia, en enero de 1959, se reprodujo una cronología de las muertes políticas producidas entre marzo de 1952 y diciembre de 1958 en Cuba. El artículo se titulaba ''Más de veinte mil muertos arroja el trágico balance del régimen de Batista'', pero si se cuentan, uno a uno, los muertos mencionados, no pasan de 600. Las víctimas registradas en el macabro inventario no pertenecían, únicamente, al bando revolucionario, sino, también, al ejército y la policía, las instituciones del gobierno y la ciudadanía cubana.

Seiscientos muertos en seis años y, sobre todo, en los dos últimos de la dictadura, son una cifra perturbadora. Según aquella cronología, entre 1957 y 1958, no pasaban tres días sin que apareciera un revolucionario o un policía asesinado en las calles y campos de la isla. El espectro social de las víctimas era muy amplio: trabajadores, estudiantes, campesinos y empleados; niños, jóvenes, mujeres y ancianos. Entre los nombres más conocidos estaban Rubén Batista, William Soler y los hermanos Saíz Montes de Oca, pero también había otros, borrados de la historia, como los policías Boris Kalmanovich, Lino Pantoja y Cándido Cardoso.

La composición política de los muertos también era diversa. En la lista de Bohemia aparecían el líder ortodoxo Pelayo Cuervo Navarro, cuyo cadáver fue hallado en el laguito del Country Club, el concejal auténtico de Guanabacoa, Angel Hernández Chirino, encontrado en la esquina de 29 y Paseo, el líder del Directorio Revolucionario, José Antonio Echeverría, y el del 26 de Julio, Frank País. Pero también estaban los ''asesinos asesinados'' Antonio Blanco Rico, jefe del SIM, ejecutado en el cabaret Montmartre, el general Rafael Salas Cañizares, baleado en la embajada de Haití, el coronel Fermín Cowley Gallegos, muerto en un atentado revolucionario en Holguín, y Tata Pedraza, el hijo del general, ultimado cuando viajaba de Manacas a Santa Clara.

Según las autopsias referidas en Bohemia, muchos cadáveres estaban marcados por torturas y vejaciones de la policía. A la joven estudiante de derecho y ciencias sociales de la Universidad de La Habana, Enélida González Hernández, la obligaron a tomarse un pomo de palmacristi y en las vísceras del cuerpo de un revolucionario de Güines encontraron aserrín. Pero la justicia rebelde también era implacable: a Daniel Sánchez Wood, empleado del colegio La Salle, en Santiago de Cuba, le dieron diez balazos, y al joven de 23 años Alcides Pino, de Cueto, dos tiros en la cabeza, por haber desertado de las filas revolucionarias. Ambos cadáveres tenían colgado un cartel que decía ``por traidor al Movimiento 26 de Julio''.

Hubo ciudadanos que murieron, accidentalmente, en tiroteos callejeros o que fueron arrestados sin que hubiera evidencia contra ellos. Pero muchas bombas de los revolucionarios estallaron en lugares públicos, como el teatro América, el cine Rodi, el cabaret Tropicana, el hotel Comodoro o el edificio de Salubridad, donde murieron decenas de personas inocentes. La joven Eusebia Díaz Páez, de Guanabacoa, alumna de bachillerato en el Instituto de La Habana, murió destrozada por una bomba que los revolucionarios colocaron en el baño del teatro América. La violencia, en la Cuba de 1957 y 1958, se había generalizado por la confrontación de dos terrores: el de la dictadura y el de la revolución.

En aquella misma lista de 600 muertos de Bohemia se incluían los asaltantes de Palacio, los cuatro de Humboldt y los cincuenta que murieron en el levantamiento del 5 de septiembre en Cienfuegos. Sin embargo, quedaban fuera los centenares de muertos de la guerra que, felizmente, contabilizó el fallecido Armando M. Lago y Giberga. Según los cálculos de Lago, en la guerra rural murieron 646 revolucionarios y 595 batistianos, mientras que en la guerra urbana murieron 1,170 revolucionarios y 330 batistianos --el llano costó más sangre que la sierra. El total de muertes provocadas por el choque entre dictadura y revolución fue, según la única investigación que existe sobre el tema, de 2,741 cubanos.

De manera que el artículo de Bohemia multiplicaba por diez las muertes del conflicto, aunque reconocía por igual a las víctimas de ambos lados. La cifra de Bohemia halló carta de naturalización, durante varias décadas, en los discursos de Fidel Castro y en el relato histórico oficial. No sólo eso, también en algunas corrientes del exilio se arraigó el mito de los 20,000 muertos, ligado desde entonces a la idea de una ''revolución traicionada''. En el libro Marchas de guerra y cantos de presidio (1963), de Manuel Artime, por ejemplo, se incluía el texto ''¡Traición! Claman 20,000 cubanos'', consigna de los brigadistas de Bahía de Cochinos.

El que la cifra de los muertos sea 2,741 no altera la percepción de los años 57 y 58 como un momento de violencia generalizada en la historia cubana. La consagración de la violencia como método político alcanzó, entonces, una amplia legitimidad dentro del gobierno y de la oposición. Los muertos de aquellos años no pueden atribuirse, únicamente, al régimen de Fulgencio Batista: la revolución, como se ha visto, también hizo su parte. Desde el poder, los revolucionarios continuaron esa tradición y muy pronto sus opositores, salidos mayoritariamente de las filas antibatistianas, recurrirían, una vez más, a la violencia para tratar de impedir el avance del comunismo en Cuba.


EL FRAUDE DE LOS 20,000 MUERTOS DE BATISTA
Por ARMANDO M. LAGO y GIBERGA, Ph. D.

Según el historiador británico Lord Hugh Thomas (Cuba: The Pursuit of Freedom, 1971, pp. 1042-1044), fue el ex-presidente de Cuba, Ramón Grau San Martín, quien inició el fraude de las supuestas 20,000 muertes causadas por el régimen de Batista. Thomas, sin embargo, no señala la fecha en que Grau dió orígen a este mito. Fue, sin embargo, la revista Bohemia la que, a principios del 1959, difundió y propagó el gran engaño en sus “Ediciones de la Libertad” (Bohemia,"20 mil muertos arroja el trágico saldo del régimen de Batista," año 51, nro. 2, 11 de enero de 1959, pp. 190- 210). Como parte del abarcador estudio “Registro de la Memoria Cubana," he realizado un censo de las muertes ocurridas en Cuba por motivos políticos como consecuencia de la revolución cubana.

Aquí se resumen las conclusiones de la investigación de la etapa insurrreccional, que damos por comenzada el 10 de marzo del 1952, día del golpe militar de Batista, y finalizada el 1 de enero del 1959, día de la huída de Batista de Cuba.

El estudio incorporó un exámen exhaustivo de fuentes provenientes del exilio cubano, tales como Ramón Barquín, Las Luchas Guerrilleras en Cuba, (1975), Carlos Alberto Montener, Fidel Castro y la Revolución Cubana, (1984), Carlos Franqui, Diario de la Revolución Cubana,(1976), Lucas Morán, La Revolución Cubana (1980), Leovigildo Ruíz, Diario de una Traicion: Cuba-1959 (1965), y la investigación del profesor Antonio de la Cova sobre el asalto al Cuartel Moncada en 1953, que será publicada próximamente por la Universidad de la Florida. Se utilizaron fuentes provenientes de la isla como las revistas Bohemia (Ediciones de la Libertad (1959), Fidel Castro Ruz, La_Historia Me Absolverá (1981); Ernesto Guevara, Pasajes de la Guerra Revolucionaria (1972), y la Comisión Histórica de la Columna 19 "José Tey," Segundo Frente Oriental Frank País (1982), así como las obras de historiadores cubanos residentes en la isla, tales como Pedro Álvarez Tabío y Longa, El Combate del Uvero (1980), José Lupianez, El Movimiento Estudiantil en Santiago de Cuba (1995) y Alba Pérez y Teresa Madlum, Parque Abel Sabtamaría (1993).

La investigación incorporó todas las fuentes que se conocen. Esto no quiere decir, no obstante, que es perfectamente exhaustiva. Pudiera haber muertes no reportadas en la literatura conocida, aunque es casi seguro que no sería en un número considerable.

Con una buena representación de todos los puntos de vista de la contienda 1952-1958, tabulé y clasifiqué las muertes por motivos políticos durante este período. El total asciende a 2,719, de la cuales las fuerzas revolucionarias fueron responsables de 912 (el 33.6 porciento) y el régimen de Batista de 1,807 muertes (66.4 porciento). La Tabla presenta un resumen detallado de las muertes causadas por ambos mandos.

El fraude de Bohemia

A pesar de que los casos de muerte presentados en Bohemia apenas llegan a mil (898 para ser exactos), el referido artículo de dicha revista (que no está firmado por autor alguno) no incorporó e las muertes en combates en la Sierra Maestra. Aún así, se refiere a 20,000 muertos en su titular.

Como tampoco señala que las fuerzas revolucionarias fueron responsables de 912 muertes, una tercera parte de todas las muertes documentadas para dicho período.

Bohemia sí hizo un buen trabajo documentando y avalando las muertes que reportó. Los corresponsales daban claves sobre las identidades de los responsables de los asesinatos. Por ejemplo, cuando algún soldado, policía, o civil era asesinado por los revolucionarios, bien reportaba que las víctimas llevaban letreros colgados del cuello identificándolos como chivatos o elogiando al Movimiento 26 de Julio, o bien sostenía que habían sido víctimas de jóvenes desconocidos. En algunos casos, incluso, señalaban los nombres de los revolucionarios o policías responsables del asesinato. Si los asesinos eran policías o soldados del régimen de Batista, se utilizaba una especie de clave al reportar que las víctimas llevaban bombas inactivas, mechas de dinamita o materiales incendarios, o bien que se habían dejado sobre los cadáveres artículos de Bohemia, Carteles, o Life sobre desmanes y violaciones de derechos humanos. Las listas de víctimas que aparecen en las revistas Bohemia están avaladas por las obras académicas arriba mencionados.

El problema con Bohemia no es con los reportajes de los corresponsales, sino con los editores, que parecen no haber sabido ni contar ni sumar, aunque si multiplicar y exagerar. Y dieron a los artículos de Bohemia títulos que no correspondían a la evidencia presentada. Culpo de ello al director de Bohemia Miguel Angel Quevedo y a su editor de la sección "En Cuba," Enrique de la Ossa, a quien Quevedo califica de "dipsomaníaco" (alcóholico) en su carta de despedida del 12 de agosto de 1969, momentos antes de su suicidio. Por cierto, Quevedo reconoció en dicha carta el fraude de Enrique de la Ossa con respecto a los 20 mil muertos, pero el daño ya estaba hecho y el régimen de Castro ha usado la falsa cifra ad nauseum.

Esta investigación sobre las muertos del 1952 al 1958 fue sugerida por mi colega, la economista disidente Marta Beatriz Roque Cabello, a quien le llamaba la atención que el régimen de Castro no había publicado una lista de víctimas para ese período después de 43 años en el poder. Pues Marta Beatriz tenía razón,¡había gato encerrado! De haberlo hecho, el régimen de Castro hubiera tenido que admitir que es responsable de aproximadamente una tercera parte de todas las muertes por motivos políticos que ocurrieron entre el 10 de mayo del 1952 y el 1ro de enero de 1959.

Análisis de la muertes del período 1952-1958

La Tabla demuestra que la policía y el ejército de Batista son responsables de 659 asesinatos extrajudiciales, mientras que los revolucionarios asesinaron extra-judicialmente a 195 policías, soldados y civiles considerados como chivatos. Es esta desproporción de asesinatos por los batistianos la que determina que el régimen de Batista fuera responsable de un mayor número de muertes que los revolucionarios.

Contando tanto combates rurales como urbanos, las fuerzas revolucionarias perdieron 445 guerrilleros, que murieron en combates, pero le causaron al ejército de Batista bajas aún mayores, de 487 soldados muertos en combate. Los guerrilleros también perdieron dos hombres en muertes por accidentes de jeeps y nueve muertes por escapes de tiros y tiros al aire (o balas perdidas).

En conclusión, la guerrilla rural revolucionaria gana las batallas de las sierras y le administra al ejército de Batista 1.1 muertes por cada guerrillero muerto en combate.

La cifra de guerrilleros y soldados muertos en las sierras y en áreas rurales asciende a 1,235 muertos, lo que representa el 44.5% del total de muertes (2,719) reportadas en la literatura.

Resulta extraño que se considere a la Revolución Cubana como una revolución campesina cuando la mayoría de las muertes ocurrió en áreas urbanas. Se llegó al número de muertes ocurridas en áreas rurales sumando los muertos en combates, los fusilamientos de campesinos, los prisioneros de guerra asesinados en el Central Macareno y en Alegría del Pio, así como los prisioneros del Corinthia asesinados por Fermín Cowley. También se añandieron las víctimas de los bombardeos de la Aviación de Batista y los guerrilleros muertos por accidentes en las sierras.

Es sorprendente el gran número de campesinos fusilados por los guerrilleros en las sierras, acusados de ser informantes y espías (chivatos) del ejército de Batista. En resumen, la Revolución campesina fusiló a casi igual número de campesinos que el ejército de Batista (95 campesinos fusilados por la guerrilla vs. 105 campesinos fusilados por el ejército batistiano). Encontramos a Fidel y a Raul Castro, al Ché Guevara, a Jesús Carrera-Zayas y a Camilo Cienfuegos, entre otros, fusilando a campesinos. Para todos los fusilados en la Sierra Maestra se pudo encontrar identidad, fecha y circunstancias del fusilamiento.

Con respecto a la lucha de guerrillas en áreas urbanas, la policía y el ejército de Batista fueron responsables de la muerte de 418 revolucionarios en combates urbanos en los Cuarteles Moncada, Céspedes, y Goicuría, la insurrección naval de Cienfuegos, tiroteos ocurridos en áreas urbanas y como resultado de la fuga de presos. Por el otro lado, los comandos guerrilleros mataron a 88 soldados, policías y marineros en el Cuartel Moncada, el asalto al Palacio Presidencial y en tiroteos en áreas urbanas. En este sentido, la guerra de guerrillas urbana la ganan las tropas batistianas.


Tabla: Resumen de Muertes por Motivos Políticos en Cuba durante el Período de Insurrección de la Revolución Cubana, 1952-1958
A) Muertes Causadas por Fuerzas de Batista

Revolucionarios muertos en combate en el Asalto al Moncada: 8 (en 1953)

Revolucionarios muertos en combate en el asalto al Cuartel Céspedes de Bayamo: 10 (en 1953)

Marineros y revolucionarios muertos en combate durante la Insurrección Naval de Cienfuegos: 60 (en 1957)

Revolucionarios muertos en combate en el asalto a Palacio Presidencial: 25 (en 1957)

Guerrilleros muertos en combate en las campañas de las sierras: 445 (4 en 1956, 35 en 1957, 406 en 1958)

Revolucionarios muertos en combate en el asalto al Cuartel Goicuría: 16 (en 1956)

Asesinato de prisioneros de guerra en el cuartel Goicuría: 1 (Reynold García en 1956)

Asesinato de prisioneros de guerra del Moncada: 56 (en 1953)

Asesinato de prisioneros de guerra del Cuartel Céspedes: 156 (en 1953)

Civiles asesinados en Santiago en represalia por el asalto al Moncada: 9 (en 1953)

Revolucionarios y civiles muertos en bombardeos de la Fuerza Aérea: 37 (en 1958)

Asesinatos extra-judiciales por la policía y el ejército: 659 (6 en 1952, 7 en 1953, 6 en 1954, 14 en 1955, 38 en 1956, 22 en 1957, 566 en 1958)

Guerrilleros asesinados después de rendirse en combates en el Central Macareno y otros combates: 14 (en 1958)

Guerrilleros Prisioneros de Guerra Asesinados en Alegría del Pío: 21 (en 1958)

Prisioneros de guerra de la Expedición Corinthia asesinados por Fermín Cowley: 20 (en 1957)

Soldados leales a Prío muertos en tiroteos en el Palacio Presidencial: 1 (en 1952)

Fusilamientos de campesinos colaboradores de la guerrilla: 105 (40 en 1956, 14 en 1957, 51 en 1958)

Desapariciones de revolucionarios arrestados: 12 Casos (2 en 1955, 4 en 1957, 6 en 1958)

Revolucionarios muertos en tiroteos urbanos durante la Huelga General: 147 (en 1958)

Otros revolucionarios muertos en otros tiroteos urbanos: 125 (7 en 1953, 2 en 1955, 24 en 1956, 33 en 1957, 59 en 1958)

Presos políticos asesinados en prisión: 12 (1 en 1954, 7 en 1956, 1 en 1957, 3 en 1958)

Muertes en prisión de revolucionarios por negligencia médica: 1 (en 1957)

Suicidios de revolucionarios bajo arresto: 8 (1 en 1956, 1 en 1957, 6 en 1958)

Subtotal: 1,807 muertos reportados (7 en 1952, 13 en 1953, 6 en 1954, 19 en 1955, 152 en 1956, 216 en 1957, 295 en 1958).

B) Muertes Causadas por Fuerzas Revolucionarias Anti-Batistianas

Desertores revolucionarios ejecutados en México: 3 (en 1956)

Soldados muertos en combate en el Cuartel Moncada: 22 (en 1953)

Asesinatos de soldados y enfermeros en el Hospital del Cuartel Moncada: 3 (en 1953)

Soldados muertos en combates contra guerrilleros en áreas rurales y en las sierras: 487 (2 en 1956, 33 en 1957, 452 en 1958)

Soldados y policías muertos en combates durante la Insurrección Naval de Cienfuegos: 12 (en 1957)

Asesinatos extra-judiciales: 191 (1 en 1952, 2 en 1853, 4 en 1954, 2 en 1955, 10 en 1956, 36 en 1957, 136 en 1958)

Fusilamientos de campesinos en las sierras y en áreas rurales: 95 (1 en 1956, 46 en 1957, 48 en 1956)

Policías muertos en tiroteo en Palacio durante el Golpe de Estado: 2 (en 1952)

Revolucionarios y civiles muertos por explosiones de bombas en actos terroristas: 28 ( 3 en 1953, 1 en 1954, 1 en 1955, 1 en 1956, 11 en 1957, 11 en 1958), Soldados, policías y civiles muertos en otros tiroteos urbanos: 52 (4 en 1953, 1 en 1955, 7 en 1956, 5 en 1957, 35 en 1958)

Soldados muertos en fugas de prisión: 1 (en 1956)

Desapariciones de oficiales del gobierno de Batista: 2 (en 1958)

Muerte accidentales: Civiles inocentes muertos en tiroteos iniciados por fuerzas revolucionarias en Cienfuegos: 3 (en 1957), Guerrilleros muertos en accidentes de jeeps en las sierras: 2 (en 1958), Guerrilleros muertos por tiros escapados o tiros sueltos (o balas perdidas) y/o tiros al aire: 9 (en 1958)

Subtotal: 912 muertos reportados (3 en 1952, 34 en 1953, 5 en 1954, 4 en 1955, 25 en 1956, 146 en 1957, 695 en 1958).

Total: 2,719 Muertos (912 + 1,807 =2,719)

EL FRAUDE DE LOS 20 MIL MUERTOS DE BATISTA

Segunda Parte

Por ARMANDO M. LAGO y GIBERGA, Ph. D.

En la primera parte de este artículo hice un resumen de las muertes documentadas durante el perído insurreccional de la revolución cubana, 1952-1958. La investigación de las muertes atribuídas a motivos políticos y militares durante la época castrista (post-1958) que lleva a cabo el “Registro de la Memoria Cubana,” aún está por completarse. Sin embargo, las cifras de lo ya se ha pidido documentar permiten hacer algunas observaciones significativas entre la etapa batistiana y la etapa castrista del proceso revolucionario.

He estimado las tasas de muertes anuales, dividiendo las muertes del período insurreccional entre los siete años del gobierno de Batista y las muertes post-1958 entre los 43 años del régimen castrista. De esa forma "normalizamos" o ajustamos la data, haciendo posible las comparaciones robustas.

Las 12 desapariciones de revolucionarios (ver la Tabla) divididos entre los siete años de Batista resultan en una tasa anual de 1.14 ( 8 / 7 = 1.14) despariciones por año. Esta es mucho menor que la tasa anual (4.67) de desaparecidos desde 1959 a 2001, que importa a 201 desaparecidos, divididos entre 43 anos de gobierno Castrista (201 / 43 = 4.67).

La tasa anual de suicidios bajo arresto del régimen batistiano es de 1.14 suicidios por año (8 / 7 =1.14), tasa casi siete veces menor que la tasa anual que corresponde a los 288 suicidios bajo arresto desde 1959 al 2001 (299 / 43 = 6.7).

El régimen de Batista es responsable de 659 asesinatos y 105 fusilamientos, los cuales suman 1,765 asesinatos, correspondiendo a una tasa anual de 109 asesinatos por año en el poder ( 659 + 105 =765 / 7 = 109), tasa superada a los asesinatos y fusilamientos anualizados del régimen castrista, que de 1959 a la fecha sabemos que fusiló a 5,050 y asesinó a 1,197. La tasa anual de fusilamientos y asesinatos de Castro es de 145 (5,050 + 1,197 = 6,247 / 43 = 145), casi 50% mayor que la tasa anual de Batista.

La tasa anual de muertos en prisión por parte de Batista equivale a 1.85 (12 + 1 = 13 / 7 =1.85). Los 1,916 muertos en prisión del régimen de Castro resultan en una tasa anual de 44.5 ( 1,916 / 43 =44.5).

En resumen, aún con la incompleta investigación realizada, lo que sí se ha podido documentar prueba que el régimen castrista ha llegado, y en muchos casos sobrepasado, los niveles nefarios de barbarie y sadismo del régimen batistiano.

Comparaciones sobre los asesinatos de mujeres.

De 26 muertes de mujeres por motivos políticos reportadas en Cuba durante la dictadura de Batista, 12 pueden atribuírse al Batistato –incluyen dos muertas en bombarderos de la Fuerza Aerea en 1958, a Elda Vázquez y a la niña de 6 años Lucía Sanz, a la guerrillera muerta en combate en Manzanillo en 1958 y a la señora Verdecia (tía de Angel Verdecia). A ellas es necesario añadir las 9 mujeres asesinadas por la policía y el ejército de Batista, incluyendo a:

- las hermanas Lourdes Giralt Abreu (de 20 años) y a María Cristina Giralt Abreu (de 19 años), que fueron ultrajadas y luego asesinadas por la policía en Vedado, La Habana,

- Aleida Fernández Chardiet (1958), asesinasda en San José de las Lajas,

- Lydia Doce (1958), asesinada en Holguín,

- Maria del Carmen Hernández Rodríguez (1958) asesinada en La Habana,

- Aracelia Argote (1956), asesinada con toda su familia en Bayamo por el Coronel Nerlo Sosa,

- Silvia Cahemalle Limonta (1958), asesinada en Santiago de Cuba,

- Anais Gambara-lemes (1958), asesinada en Bayamo,

- Zoe Rodríguez (1958)

La mayoría de las restantes muere por causa de explosiones de bombas y actos de sabotajesrevolucionarios.

Al "anualizar" las muertes de mujeres causadas por Batista, se llega a una tasa anual de 1.43 (12 / 7= 1.43) mujeres asesinadas por año. En el período post-1958, ya hemos podido encontrar a 136 mujeres asesinadas por el régimen castrista o prisioneras políticas muertas en prisión como resultado , resultando en una tasa anual de 3.0 (136 / 43 = 3.0). Si incluímos a las 19,416 a 22,895 balseras que se estima han perecido, la tasa anual asciende a 54 muertes de mujeres por año de castrismo. Estas cifras no justifican el sadismo y la tortura de mujeres por el régimen Batistiano desctritas por Judy Malof, "Voices of Resistance: Testimonies of Cuban and Chilean Women" (1999). Sin embargo, pone de manifiesto que los horrores y la represión del castrismo ha alcanzado y en algunos casos sobrepasado los niveles alcanzados en los años de Batista.

Tabla: Resumen de Muertes por Motivos Políticos en Cuba durante el Período de Insurrección de la Revolución Cubana, 1952-1958

A) Muertes Causadas por Fuerzas de Batista

Revolucionarios muertos en combate en el Asalto al Moncada: 8 (en 1953)

Revolucionarios muertos en combate en el asalto al Cuartel Céspedes de Bayamo: 10 (en 1963)

Marineros y revolucionarios muertos en combate durante la Insurrección Naval de Cienfuegos: 60 (en 1957)

Revolucionarios muertos en combate en el asalto a Palacio Presidencial: 25 (en 1957)

Guerrilleros muertos en combate en las campañas de las sierras: 445 (4 en 1956, 35 en 1957, 406 en 1958)

Revolucionarios muertos en combate en el asalto al Cuartel Goicuría: 16 (en 1956)

Asesinato de prisioneros de guerra en el cuartel Goicuría: 1 (Reynold García en 1956)

Asesinato de prisioneros de guerra del Moncada: 56 (en 1953)

Asesinato de prisioneros de guerra del Cuartel Céspedes: 156 (en 1953)

Civiles asesinados en Santiago en represalia por el asalto al Moncada: 9 (en 1953)

Revolucionarios y civiles muertos en bombardeos de la Fuerza Aérea: 37 (en 1958)

Asesinatos extra-judiciales por la policía y el ejército: 659 (6 en 1952, 7 en 1953, 6 en 1954, 14 en 1955, 38 en 1956, 22 en 1957, 566 en 1958)

Guerrilleros asesinados después de rendirse en combates en el Central Macareno y otros combates: 14 (en 1958)

Guerrilleros Prisioneros de Guerra Asesinados en Alegría del Pío: 21 (en 1958)

Prisioneros de guerra de la Expedición Corinthia asesinados por Fermín Cowley: 20 (en 1957)

Soldados leales a Prío muertos en tiroteos en el Palacio Presidencial: 1 (en 1952)

Fusilamientos de campesinos colaboradores de la guerrilla: 105 (40 en 1956, 14 en 1957, 51 en 1958)

Desapariciones de revolucionarios arrestados: 12 Casos (2 en 1955, 4 en 1957, 6 en 1958)

Revolucionarios muertos en tiroteos urbanos durante la Huelga General: 147 (en 1958)

Otros revolucionarios muertos en otros tiroteos urbanos: 125 (7 en 1953, 2 en 1855, 24 en 1956, 33 en 1957, 59 en 1958)

Presos políticos asesinados en prisión: 12 (1 en 1954, 7 en 1956, 1 en 1957, 3 en 1958)

Muertes en prisión de revolucionarios por negligencia médica: 1 (en 1957)

Suicidios de revolucionarios bajo arresto: 8 (1 en 1956, 1 en 1957, 6 en 1958)

Subtotal: 1,807 muertos reportados (7 en 1952, 13 en 1953, 6 en 1954, 19 en 1955, 152 en 1956, 216 en 1957, 295 en 1958).

B) Muertes Causadas por Fuerzas Revolucionarias Anti-Batistianas

Desertores revolucionarios ejecutados en México: 3 (en 1956)

Soldados muertos en combate en el Cuartel Moncada: 22 (en 1953)

Asesinatos de soldados y enfermeros en el Hospital del Cuartel Moncada: 3 (en 1953)

Soldados muertos en combates contra guerrilleros en áreas rurales y en las sierras: 487 (2 en 1956, 33 en 1957, 452 en 1958)

Soldados y policías muertos en combates durante la Insurrección Naval de Cienfuegos: 12 (en 1957)

Asesinatos extra-judiciales: 191 (1 en 1952, 2 en 1853, 4 en 1954, 2 en 1955, 10 en 1956, 36 en 1957, 136 en 1958)

Fusilamientos de campesinos en las sierras y en áreas rurales: 95 (1 en 1956, 46 en 1957, 48 en 1956)

Policías muertos en tiroteo en Palacio durante el Golpe de Estado: 2 (en 1952)

Revolucionarios y civiles muertos por explosiones de bombas en actos terroristas: 28 ( 3 en 1953, 1 en 1954, 1 en 1955, 1 en 1956, 11 en 1957, 11 en 1958),

Soldados, policías y civiles muertos en otros tiroteos urbanos: 52 (4 en 1853, 1 en 1955, 7 en 1956, 5 en 1957, 35 en 1958)

Soldados muertos en fugas de prisión: 1 (en 1956)

Desapariciones de oficiales del gobierno de Batista: 2 (en 1958)

Muerte accidentales: Civiles inocentes muertos en tiroteos iniciados por fuerzas revolucionarias en Cienfuegos: 3 (en 1967), Guerrilleros muertos en accidentes de jeeps en las sierras: 2 (en 1958), Guerrilleros muertos por tiros escapados o tiros sueltos (o balas perdidas) y/o tiros al aire: 9 (en 1958)

Subtotal: 912 muertos reportados (3 en 1952, 34 en 1953, 5 en 1954, 4 en 1955, 25 en 1956, 146 en 1957, 695 en 1958).

Total: 2,719 Muertos (912 + 1,807 =2,719)

Armando Lago, doctor en Economía de la Universidad de Harvard (1966), es miembro fundador y expresidente de la Asociación para el Estudio de la Economía Cubana (ASCE) y co-autor del libro The Politics of Psychiatry in Revolutionary Cuba, (Transaction Publishers 1991). Actualmente escribe el libro The Human Costs of Social Revolutions: The Black Book of Cuban Communism y es Vice-Presidente del Free Society Project, Inc., de Washington D.C., para la cual dirige el proyecto “Registro de la Memoria Cubana.”

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
Admin
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 13078
Puntos : 36658
Reputación : 226
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 69
Localización : Miami

https://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.