CUBA Y LA MASONERÍA
CUBA Y LA MASONERÍA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Recibe Carta Patente la Logia Fraternidad No. 414
 Muere a los 102 años Conrado Marrero EmptyDom Ago 23, 2020 12:11 am por Admin

» Cines de Cuba
 Muere a los 102 años Conrado Marrero EmptyMiér Mayo 13, 2020 7:33 pm por Admin

» Visita del MRGM Ernesto Zamora a la Logia Renacer No. 410
 Muere a los 102 años Conrado Marrero EmptyMar Mayo 12, 2020 10:36 am por vincent47

» Spectre (2015) - Original Soundtrack Extended
 Muere a los 102 años Conrado Marrero EmptyLun Mar 02, 2020 4:45 pm por Admin

» LAS LOGIAS EN CUBA
 Muere a los 102 años Conrado Marrero EmptyJue Ene 02, 2020 3:56 pm por Admin

» 200th Class Reunion November 3 & 4
 Muere a los 102 años Conrado Marrero EmptyLun Dic 23, 2019 5:06 pm por Admin

» 200th Class Reunion Cap and Ring Ceremony
 Muere a los 102 años Conrado Marrero EmptyLun Dic 23, 2019 2:41 pm por Admin

» Fraternidad UD Primera Sesión 21 de Noviembre de 2019
 Muere a los 102 años Conrado Marrero EmptyLun Dic 23, 2019 2:23 pm por Admin

» Knights of St. Andrew Valle de Miami, Oriente de la Florida
 Muere a los 102 años Conrado Marrero EmptyDom Dic 15, 2019 9:20 pm por Admin

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
http://www.deezer.com/listen-4043682
Galería


 Muere a los 102 años Conrado Marrero Empty
Septiembre 2020
DomLunMarMiérJueVieSáb
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

ENLACES
freemasonry, freemason, masonic links http://357bcn.com/pagina_nueva_1.htm  Muere a los 102 años Conrado Marrero Ubd1037

Muere a los 102 años Conrado Marrero

Ir abajo

 Muere a los 102 años Conrado Marrero Empty Muere a los 102 años Conrado Marrero

Mensaje por Admin el Vie Abr 25, 2014 11:42 am

C Muere a los 102 años Conrado Marrero, leyenda del béisbol cubano que jugó en Grandes Ligas con los Senadores de Washington y era el expelotero de las Mayores más viejo con vida.




Tomado de http://www.diariodecuba.com/

Muere a los 102 años Conrado Marrero, leyenda del béisbol

*********
Jugó entre 1950 y 1954 con los Senadores de Washington.
*********

Agencias
La Habana
23 Abr 2014 

Conrado Marrero, una leyenda de las Grandes Ligas estadounidenses, murió en La Habana este miércoles, según confirmó un nieto. Tenía 102 años y era el expelotero de las Mayores más viejo con vida.

"Se levantó en la mañana y estaba como ido", dijo a la AP en conversación telefónica su nieto Rogelio Marrero, quien vivía con el deportista en un apartamento. "Respiraba pero con los ojos en blanco".


  Muere a los 102 años Conrado Marrero ConradoMarrerocon100a%C3%B1os
Conrado Marrero


Según este familiar, el pelotero no quiso tomar alimentos y su deceso se produjo sobre la una y 30 de la tarde.

El deportista iba a cumplir 103 años el próximo viernes y hasta la fecha se mantenía lúcido, de buen ánimo y solía contar anécdotas sobre su pasado, pese a una catarata en los ojos y una operación de cadera desde 2011, que prácticamente le impedía caminar.

Marrero pasó incluso sus últimos años sin tantos sobresaltos económicos, desde que en 2012 recibió la ayuda de la Asociación de Jugadores de Grandes Ligas, en reconocimiento a los cinco años que jugó con los Senadores de Washington.

Conocido en Cuba como el Guajiro del Laberinto, por el nombre de la finca en la que se crió en el pueblo de Sagua, y en Estados Unidos como Connie, Marrero tenía 39 años en 1950 cuando lo contrataron los Senadores de Washington.

Jugó hasta 1954 y terminó con récord de 39-40, un promedio de carreras limpias de 3.96 y un total de 297 ponches. En 1951 fue elegido para integrar el equipo de las estrellas, pero no llegó a intervenir en el juego.
**********


MARTES, ABRIL 26, 2011

Cuba rinde homenaje a su ex 'grandesligas' Conrado Marrero al cumplir 100 años
 Muere a los 102 años Conrado Marrero ConradoMarrero100a%25C3%25B1os





Cuba rinde homenaje a a su ex 'grandesligas' al cumplir 100 años


LA HABANA, (AFP)

Publicado: 25 Abril 2011


Cuba celebró este lunes el cumpleaños 100 de Conrado Marrero, una leyenda del béisbol nacional, que jugó en las Grandes Ligas (MLB, en inglés) de Estados Unidos y es considerado su jugador vivo más longevo.


Espacios deportivos de la radio y la televisión saludaron a   Muere a los 102 años Conrado Marrero ConradoMarrero “ese grande de todos los tiempos”, “símbolo de nuestro deporte nacional”, que los cubanos conocen como 'El Premier' o el 'Guajiro de Laberinto', por el nombre de la finca donde nació en Villa Clara (centro) el 25 de abril de 1911.


(Conrado Marrero con el uniforme del Almendares)


“Fue el padre, el guía, el entrenador que era expresivo con los atletas, nos enseñaba todo lo que había aprendido él y era exigente”, dijo a Radio Rebelde, Juan Gómez, un lanzador de la década de los años 60, de quien Marrero fue entrenador, tras jubilarse como deportista.


Según los cronistas locales, Marrero es el ex jugador de la MLB con más edad, tras la muerte en febrero pasado de Anthony Malinowski, quien jugó para los Dodgers de Brooklyn.


Empedernido fumador de puros y hombre de fino humor, el ex pelotero llega a los 100 años con buena salud y una pasión intacta por el béisbol.


Sin tener la gran estatura y peso corporal que requieren los Muere a los 102 años Conrado Marrero ConradoMarreroConniegrandes lanzadores (1,66 m y 75 kg), Marrero brilló por su gran control que le permitió ascender en un deporte adonde llegó tarde, en 1938, a los 27 años.


( ¨Connie¨Marrero con el uniforme de los Senadores de Washington)


En la liga nacional amateur jugó con el club Cienfuegos (centro-sur) entre 1939 y 1945, pasó después a profesional con los equipos Oriente, Almendares y Marianao (1946-58), lapso en que también lanzó para los Senadores de Washington (1950-54).


Al triunfo de la revolución de Fidel de Castro, aunque tuvo oportunidad de emigrar, se quedó en la isla como entrenador y fue maestro de astros del box cubano como Braudilio Vinent y Ciro Silvino Licea.


Theodore Samuel Williams, conocido también como 'The Kid', nació en agosto de 1918 y falleció en 2002, y durante toda su carrera vistió la franela de los míticos Medias Rojas de Boston.


Periódicos de la época cuentan que una vez otro lanzador cubano que acababa de llegar a Grandes Ligas le preguntó a Marrero cómo debía trabajarle a Williams (Ted Williams), a lo que este respondió “muy fácil, pitchea y agáchate”.


***************
DOS ANÉCDOTAS TOMADAS DE

http://alocubano.nireblog.com

De Marrero dijo Ted Williams —uno de los mejores  Muere a los 102 años Conrado Marrero TedWilliamsbateadores de todos los tiempos—: «Marrero es la excepción de la regla. No es muy frecuente para un pitcher saltar de una liga de clasificación inferior como la Liga Internacional de la Florida a las Mayores y triunfar de sopetón. Y no es frecuente tampoco esperar mucho de un lanzador que tenga solo cinco pies, siete pulgadas de estatura y pesar nada más que 158 libras. La tendencia es ignorar los lanzadores que no sean corpulentos y que no puedan tirar muy duro. Marrero desafía todas las reglas.»



(Ted Williams, bateador de 400 que pese a estar varios años como soldado en la II Guerra Mundial, tiene unos números extraordinarios como bateador. Nota del bloguista de Baracutey Cubano)

**********************
«YO LO ENGAÑÉ TRES VECES»
 Muere a los 102 años Conrado Marrero Mickeymantle-hof-2
(Mickey Mantle, ganador de la triple corona en 1956. Comentario del bloguista de Baracutey Cubano)

Entre las tantas anécdotas que protagonizó Conrado Marrero a su paso por el béisbol, recuerdo una del comentarista estadounidense Al Silverman, que aparece reflejada en el libro Conrado Marrero El Premier, de Severo Nieto Fernández.


«El aplomo de Marrero, desde el box, es realmente notable: no hace mucho —escribió entonces Silverman— le preguntaron a Marrero el motivo de que Mickey Mantle le hubiera bateado un triple, tras haberlo silenciado en sus turnos anteriores al bate. Con absoluta indiferencia, respondió: “Yo lo engañé tres veces, no?, y él me engañó una. Le llevo, pues, ventaja”.»

Y miren si le lanzaba bien al extraordinario bateador de los Yankees de Nueva York, que Mantle apenas le disparó 4 hits en 17 turnos oficiales al bate.

***************



Conrado Marrero: revelaciones a los 100 años


Monday, 25 April 2011


Por JOSE ANTONIO MICHELENA


 Muere a los 102 años Conrado Marrero Marrero-display
Conrado Marrero en su casa en La Habana, en 2011, año de su centenario

 El ex Grandes Ligas más longevo cumple 100 años este lunes 25 de abril y su leyenda no ha dejado de prolongarse en el tiempo. Escuchar a Conrado Marrero es una experiencia excepcional. Muy pocas veces se nos da la oportunidad de dialogar con una persona que ha vivido tanto y conserva en la memoria el extenso relato de su existencia.


Pero lo que da relieve a esa memoria es su coherencia narrativa. Marrero no deja que nada lo distraiga de la anécdota que está contando y siempre la lleva hasta el final. Esas virtudes, coherencia y memoria, lo hacen un narrador brillante, hipnotizador. Interrumpirlo es una herejía.


Conrado Marrero sigue habitando un sencillo apartamento en la calle Ayuntamiento, en El Cerro, no muy lejos del Gran Estadio, con Rogelio –uno de sus cinco nietos–, la esposa de este y las hijas de la pareja (dos de sus nueve biznietos, uno de los cuales lo hizo tatarabuelo). Ahora en 2011 se cumplieron 20 años del fallecimiento de su esposa Petra Calero, con la que tuvo cuatro hijos.


El Premier de los lanzadores cubanos duerme entre 10 y 12 horas diarias (según cálculos de Rogelio), desayuna temprano, almuerza al mediodía con carne, viandas y vegetales y, a la caída de la tarde, come algún alimento ligero acompañado de leche o jugo. Gusta de tomar café varias veces al día y de mascar tabaco. Normalmente oye bastante radio, sobre todo los juegos de béisbol de la liga cubana.


Cuando llegamos a su casa, el 1ro de febrero, Marrero escuchaba un partido de la Serie Nacional y nos habló del equipo Cienfuegos, la revelación de la temporada. Los cienfuegueros llegaron finalmente hasta los play off,afincados en la actuación de su primera base José Dariel Abreu, quien finalmente pegó 33 jonrones (igualó el récord en sólo 66 juegos, pues estuvo lesionado) para una frecuencia superior a la de Barry Bonds en su mejor campaña:


“El Cienfuegos, a lo mejor se ha descargado en la primera base, que batea más de 400 y batea tantos jonrones -comentó Marrero-. Aunque el equipo estaba bateando, pero ha perdido varios juegos porque no le ha hecho carreras a Sancti Spíritus que había caído por su pitcheo. Y ahora Cienfuegos no le anota a esa gente. Por otra parte, Pinar del Río está inspirado. Hoy volvió a batear cinco jonrones. Estaba abajo y subió. Se le fue arriba al Habana, que tiene el mejor pitcheo de Cuba, pero ellos también se cansan”.


Justamente con un conjunto de Cienfuegos debutó Marrero en el béisbol amateur, cuando esa ciudad pertenecía a la central provincia de La Villas. Aunque no le preguntamos, entre Cienfuegos y Villaclara deben estar compartidas sus preferencias. Recordemos que él nació en los campos de Laberinto, Sagua La Grande. Y hacia allá vamos.


Los orígenes: recuerdos del Laberinto


 Muere a los 102 años Conrado Marrero ConradoMarrero

La fiebre del béisbol comenzó temprano para Marrero: “Yo me acuerdo que era muy chiquito y jugaba en Laberinto con naranjas agrias verdes con un muchacho que repartía agua a los obreros que arreglaban la carretera, cerca de casa. Siempre tenía listas unas 10 para cuando él llegara. Cuando lo veía, salía corriendo y jugábamos hasta que se nos acababan las naranjas”.


Niño aún, comenzó a jugar en las novenas que formaban los adultos. Los partidos eran los domingos y el improvisado terreno estaba cerca de la bodega de Laberinto. Empezó cubriendo la tercera base, en sustitución de alguien muy errático.


El siguiente escenario fue otro terreno que hicieron con guatacas. La pasión beisbolera había crecido en Laberinto: “Desde Sagua venían novenas a jugar con nosotros que recogíamos dinero para pagar los gastos del camión que alquilaban”.


Desempeñándose en tercera o en el campo corto, gozaba y sufría con los éxitos y fracasos de su equipo y aunque las derrotas eran más que las victorias, lo importante era jugar. Él practicaba mucho en los tiros a primera y competía con otro antesalista para ver quién lo hacía mejor. Así su brazo creció en alcance y adquirió gran sentido de la precisión, como preparándose para el próximo escalón del pelotero.


En uno de los encuentros contra equipos de Sagua, Marrero fue llamado al box en sustitución del lanzador, quien estaba recibiendo una paliza por los contrarios. El pitcheo del relevista fue tan efectivo que su novena ganó el partido. Ese día se vistió de héroe porque también conectó el batazo decisivo. Su carrera de pitcher comenzaba bien.


En la vida de Conrado Marrero el béisbol es la brújula que marca espacio y tiempo. Después de la anécdota anterior, al decir «entonces se acabó aquella pelota», establece nuevas coordenadas temporales y cuenta que «en el machadato ni pelotas había». Estamos pues en la década de 1930 y en su mente está el recuerdo del ciclón de 1933, que arrasó con la población de Santa Cruz del Sur:   Muere a los 102 años Conrado Marrero Conrado-Marrero-Washington-Senators

(Conrado Marrero jugando con los Washington Senator)


«Cuando el ciclón del 33 estábamos viviendo en una casa de madera grande, de cuatro cuartos, con piso de tabloncillos, pues papá había hecho agua y carbón [dinero]. Me acuerdo que a las dos de la madrugada mamá me llamó para que le protegiera la máquina de coser y yo la metí en un saco. Un rato después el viento se viró y tumbó la cocina, al abrirse la puerta. Yo la cerré y le encajé una silla de punta en el suelo. Así aguantó hasta el final. Cuando todo acabó, la carretera estaba cubierta de palmas caídas».


En esta etapa, cobra importancia el central Ramona porque algunas personas del ingenio vienen a trabajar cerca de la finca de los Marrero. Entre ellos, un señor de Corralillo llamado Raúl Abel, gran aficionado a la pelota y con cierta capacidad de liderazgo, establece una bodega en Laberinto y anima a los jóvenes de la zona a formar una novena con Marrero de lanzador.


El nuevo conjunto de Laberinto, ahora más fuerte, no solo jugaba en su patio y ganaba, sino también en los sitios aledaños: «Íbamos a jugar a Quemado de Güines, Rancho Veloz y Sagua la Grande y yo ponchaba hasta 21 bateadores por juego a recta limpia, porque aún no dominaba la curva».


En busca de un contrario de mayor fuerza, la novena de Laberinto decide enfrentar a un poderoso equipo de Ramona. La escuadra del central la integraban «unos negrazos que metían miedo cuando se paraban a batear». Para ese encuentro, el manager decide poner a pitchear a un pelotero de Rancho Veloz y sitúa a Marrero en primera base.


Pero al abridor le fabrican tres carreras y llaman a Marrero a la lomita después que su conjunto empata el juego. Conrado no permite más anotaciones y logra una buena cantidad de ponches: «Ese chiquito se va arrancar el brazo si sigue pitcheando así, decía un hombre del central». En particular no olvida a un negro corpulento que se cambiaba de ropas en todos los innings para batear como emergente.


Isabela, amigos y honorarios


El desafío, empatado, fue suspendido por oscuridad y los peloteros del central quedaron adoloridos, avergonzados en su propio terreno: «Los vamos a dejar con esta espina clavada, dijo Raúl». Pero se pactó un nuevo enfrentamiento, en Laberinto, donde vencieron los de casa con Marrero en el box todo el tiempo.


Después de participar en un torneo en Sagua La Grande, jugando para «un equipo de viejos de la Colonia Española», Marrero cambia su escenario para Isabela. En esa ciudad portuaria participa en un enfrentamiento contra peloteros de Sagua y propina nueve ceros. Ahora, convertido en el lanzador de Isabela, construye otra cadena de éxitos.


En Isabela, Marrero hace nuevos amigos; uno de ellos es el ingeniero administrador de los almacenes de azúcar, quien apostaba fuerte a la pelota por la escuadra local. «El ingeniero me daba un peso y el almuerzo cada domingo que lanzaba», tal vez los primeros honorarios que recibiera el futuro pitcher del Almendares y los Senadores de Washington. (Con el Almendares Marrero aceptó inicialmente un contrato por 700 pesos y en 1948, cuando ganó el campeonato de pitcheo le subieron el sueldo a 1,200 y luego hasta 1,500 pesos).


Pero en Isabela no solo juega en el terreno principal del pueblo, sino también en los distintos barrios y hasta viaja a los campos aledaños, diseminando su fama por el territorio. Para trasladarse desde Laberinto hasta los diversos dominios de Isabela, Marrero monta el caballo que le prestan los trabajadores de la draga del puerto. Precisamente ellos se convierten en actores importantes en el próximo paso adelante del campesino pelotero.




Para participar en el dragado de la bahía, llegan a Isabela varios trabajadores de la ciudad de Cienfuegos que, embullados por sus colegas, asisten un domingo a un juego donde pitchea Marrero y, al ver la maestría del lanzador, le pasan la información a un equipo de pelota cienfueguero empeñado en ingresar en la Liga Amateur cubana. Este club tomaba su nombre de una tienda de ropas, la Casa Stany.


Una guerrilla contra Casa Stany


Corría 1935 y para entonces Casa Stany era el mejor equipo amateur de la provincia de Las Villas, pero necesitaba ampliar el cuerpo de pitcheo en sus aspiraciones en la Liga Nacional, de modo que se interesaron por el talento del guajiro que lanzaba en Isabela y decidieron confrontarlo en un partido.


Al llegar a Isabela para enfrentar al pitcher estrella del conjunto local, los peloteros de Casa Stany son testigos de su fama que resuena en todas partes: «Hoy los coge el guajiro de Laberinto». Pero al verlo en el terreno, junto a sus compañeros, seguramente pensaron que esa tarde ellos les darían una lección de béisbol, porque aquella gente parecía cualquier cosa menos una novena de pelota. Muere a los 102 años Conrado Marrero Copia-File_39452-201x300


En efecto, recuerda Marrero: «Nosotros teníamos dos buenos peloteros: la tercera base y el short stop; mientras los tres files eran unos muchachos en alpargatas que se mataban corriendo detrás de los flys y el catcher sólo tenía una careta. Nadie calzaba spikes y estábamos vestidos de cualquier manera».


Mas los cienfuegueros no adivinaron el coraje con que jugaban los peloteros de Isabela y el talento que derrochaba su lanzador, quien anuló inning tras inning a sus mejores bateadores. Ya había aprendido a tirar la slider y afinado más el control.


En la séptima entrada, con el partido favorable a los locales, que habían anotado dos carreras, un cienfueguero batea un fly que el umpire canta foul, pero el jugador da la vuelta al cuadro. Al llegar a home, el catcher lo toca bola en mano. Viene una disputa acalorada y hasta ahí llegó el juego. Aunque salió con el orgullo herido, Casa Stany encontró en Isabela mucho más de lo que fue a buscar.


El guajiro que jugaba los domingos


Conrado Marrero, ya como lanzador de Casa Stany siguió mostrando su calidad en el box y luchando contra muchos obstáculos. Continuaba siendo un campesino que trabaja duramente en el campo de lunes a sábado y que los domingos hacía un largo trayecto para jugar pelota.


En 1938, año del ingreso de los cienfuegueros en la Liga amateur, Marrero viaja por primera vez a La Habana, invitado para valorar su probable inclusión en el combinado que representará a Cuba en los Juegos Centroamericanos de Panamá.


La invitación le llegó de repente: «Yo estaba cargando una carreta de caña y me avisaron que esa noche debía tomar una guagua en el pueblo de Santo Domingo. Dejé la carreta a medio cargar, corrí para mi casa, me eché un poco de agua, me vestí y salí a coger el tren».


En su primera noche habanera Marrero apenas durmió. Recuerda que «me dieron una cama sin colchón ni frazada en el hotel Boston, cerca de la estación de ferrocarriles. Por la mañana estaba molido y acatarrado». Pero debía lanzar.


Y lanzó un juegazo con el Casa Stany contra un equipo de Camagüey, en el terreno del Cubanaleco: «Perdí ese juego, una carrera por cero, por un error del segunda base Juan Yero. Me seleccionaron para viajar a Panamá, pero no quise ir». No le pregunté la razón. En Laberinto lo esperaban la carreta, los bueyes y la zafra azucarera.


Entrando al profesionalismo


El resto de la historia es más conocida. Casa Stany ingresó a la Liga amateur en 1938 y ocupó el cuarto lugar, solo detrás de los conjuntos de Hershey, Regla y Fortuna. De los 13 juegos que ganaron los de Cienfuegos, 10 fueron a la cuenta de Marrero.


Fue la primera de sus ocho temporadas en la Unión Atlética Amateur. Allí lanzó 191 juegos, 154 de ellos completos; en 128 ocasiones fue el vencedor. Igualmente sobresaliente fue su actuación en cinco Series Mundiales de Béisbol Amateur entre 1939 y 1944.


Los Indios de Juárez, en México (1946), se beneficiaron del brazo de Marrero en su primera incursión profesional. Y casi lo deja allí, porque ganó 24 juegos en la campaña regular y cuatro en post temporada, con 10 derrotas. Según El Premier: «En el último mes del torneo, solo éramos dos pitchers, un salvadoreño y yo. El manager me ponía a abrir un juego y relevar el siguiente. En el partido final de los play off por la discusión del campeonato, mientras estaba lanzando el salvadoreño me mandaron a calentar, pero ya yo no podía ni levantar el brazo».


Felizmente su compañero terminó el juego y Los Indios de Juárez conquistaron la corona. Conrado Marrero regresó a Cuba. Su comienzo en el profesionalismo había sido igualmente agotador y victorioso.


En los siguientes 12 años siguió lanzando en el béisbol profesional cubano, en la Liga Internacional de La Florida, en Las Mayores. Los Alacranes del Almendares, los Havana Cubans y los Senadores de Washington lo tuvieron en sus filas y con ellos siguió tejiendo la brillante historia comenzada en finca Laberinto.


¡Felicidades Premier!, mantenga el brazo caliente y siga encaramado en el montículo que el juego continúa.


Audio completo de la entrevista aquí y aquí


http://www.baracuteycubano.blogspot.com/

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
Admin
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 13078
Puntos : 36654
Reputación : 226
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 69
Localización : Miami

https://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.