CUBA Y LA MASONERÍA
CUBA Y LA MASONERÍA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Recibe Carta Patente la Logia Fraternidad No. 414
ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández EmptyDom Ago 23, 2020 12:11 am por Admin

» Cines de Cuba
ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández EmptyMiér Mayo 13, 2020 7:33 pm por Admin

» Visita del MRGM Ernesto Zamora a la Logia Renacer No. 410
ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández EmptyMar Mayo 12, 2020 10:36 am por vincent47

» Spectre (2015) - Original Soundtrack Extended
ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández EmptyLun Mar 02, 2020 4:45 pm por Admin

» LAS LOGIAS EN CUBA
ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández EmptyJue Ene 02, 2020 3:56 pm por Admin

» 200th Class Reunion November 3 & 4
ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández EmptyLun Dic 23, 2019 5:06 pm por Admin

» 200th Class Reunion Cap and Ring Ceremony
ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández EmptyLun Dic 23, 2019 2:41 pm por Admin

» Fraternidad UD Primera Sesión 21 de Noviembre de 2019
ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández EmptyLun Dic 23, 2019 2:23 pm por Admin

» Knights of St. Andrew Valle de Miami, Oriente de la Florida
ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández EmptyDom Dic 15, 2019 9:20 pm por Admin

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
http://www.deezer.com/listen-4043682
Galería


ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández Empty
Septiembre 2020
DomLunMarMiérJueVieSáb
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

ENLACES
freemasonry, freemason, masonic links http://357bcn.com/pagina_nueva_1.htm ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández Ubd1037

ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO! *** Por Esteban Fernández

Ir abajo

ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández Empty ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO! *** Por Esteban Fernández

Mensaje por Admin el Dom Dic 28, 2014 6:20 pm

ESE ÚLTIMO ¡SERÉ YO!  ***  Por  Esteban Fernández EstebanFernandezsonriendo

¿Cuándo fue que la causa cubana se echó a perder irreversiblemente? Muy sencillo: Cuando el 90 por ciento de los patriotas cubanos llegó a la triste conclusión de que aunque Cuba fuera libre producto de un imponderable les resultaría imposible acostumbrarse a dormir debajo de un mosquitero, a vivir  en la cochinada reinante, en la chusmería, en las faltas de respeto, en la falta de moral. Sobre todo después de haber vivido tantos años en la abundancia y protegidos por las leyes.

Y eso trae como consecuencia la pregunta más difícil de contestar para los exiliados cubanos verdaderamente idealistas: ¿Volverías a Cuba si gracias a un milagro fuera libre? Los cubanos de mi generación al replicar se enredan, dudan, recuerdan a sus nietecitos que adoran, piensan en las comodidades, en los bienes de consumo y son alérgicos – como les dije en el párrafo anterior- a la chabacanería  de los “hombres nuevos”. Sólo los que han nacido  y se han criado dentro del sistema imperante están locos -ya a los pocos meses de vivir aquí- por regresar a revolverse en el estercolero castrista.

Desde luego, lo que no acaba de entender mi gente -los verdaderos anticastristas- es que la única opción aceptable para nosotros -la respuesta que a rajatabla debemos dar- si aquello un buen día se resolviera satisfactoriamente sería decir: “Vamos a hacer lo que nos de la gana”.  El significado de Cuba libre es precisamente que  la tiranía castrista ya no nos dicta pautas  a seguir ni los patriotas cubanos nos criticarían el regreso digno. Sea temporal o eterno.

Yo siempre contesto: “Si así lo decido voy a estar en el Residencial Mayabeque en Güines o voy a estar bañándome en Miami Beach, o en las Vegas viéndoles los cuerpos a unas coristas o en Los Ángeles adorando a mis hijas y nietos”.

Cuba sin castrismo representa que  ya podemos comernos un boniato relleno de tasajo en el Versailles de la calle 8 e ir a digerirlo en Las Villas o en Camaguey y antes de cinco horas poder eructarle en el hocico a un venado en Montana.

Lo que más aleja y disgrega a los compatriotas en esta contienda contra Castro es la falta de deseos y la imposibilidad de volver allá. Porque lo cierto es que acto seguido de que el cubano llega a la conclusión de que “Allá yo no quiero vivir” ipso facto abandona la causa cubana. Muy poquitos son los que se mantienen firmes pensando “A Cuba yo no voy ni a buscar centenes” y al mismo tiempo siguen echándoles con el rayo a los que han destruido a nuestra nación.

Y eso es absurdo por completo porque aquí lo importante es mantenernos eternamente criticando a la peor plaga que ha acabado con Cuba. Nuestros ideales no pueden ser supeditados ni eliminados por las dudas de que si un día volvamos o no a vivir allá. Ese es simplemente un derecho y una prerrogativa de cada uno individualmente.

Es decir que nuestra la lucha  ya no es por volver o por no volver a la Isla. Aquí ya casi nadie quiere verse restringido y obligado a vivir en Pinar del Río o en La Habana porque eso sería exactamente igual que vivir como hemos vivido estancados en el exterior obligados por la situación detestable en nuestro país de origen. Muertos los perros guardianes podemos entrar y salir al patio.

Cansado estoy de que me digan: “Qué va, tu no te acostumbrarías a vivir de nuevo en Güines, con las calles llenas de baches, con las guasazas y sin aire acondicionado” Y yo respondo: “Quizás, posiblemente, a lo mejor”. Pero es que no se lucha para ir a que nos pique un jején en la Playa Santa Fe sino para poder estar donde nos salga de las entrañas.

Al contrario, creo que no hay cosa más bella que estar en San José de las Lajas y poder decir: “Está bueno ya, me voy al aeropuerto José Marti y allí saco un pasaje para irme para New York”. O estar en Nueva York en diciembre y poder decir: “Me voy al aeropuerto John F. Kennedy, no aguanto más el frío, me voy para Bejucal” Sin  Fidel y sin Raúl, ni un Ministerio del Interior dando y quitando permisos y beneficiándose económicamente de las entradas y salidas del país, ni un Obama metiendo la cuchareta, los cubanos serían dueños de sus destinos y lugares de residencia.

Al bello nieto que adoramos no hay que decirle adiós sino  “’Si quieres ven conmigo vamos a bañarnos en Guanabo libre y cuando se terminen las vacaciones de verano regresas a tu escuela”.

¿Qué las cosas mejorarán allí algún día? Bueno, si la vida es más llevadera allá, él que quiera se compra una varita de pescar, se busca un lugarcito cercano a un río o una playa,  se pone un short y unas sandalias, y cada cuatro años vota por un nuevo gobernante.  Siempre teniendo la alternativa de poner pies en polvorosa y  -a la inversa- regresar a USA a comerse un Whopper con queso en el Burger King de la calle Flagler. Pero también existe la posibilidad de que en cada esquina de la Patria libre tengamos a un Burger King.

Y si aquello no se resuelve jamás, como la mayoría opina, no me quedará otra alternativa que repetir hasta el último suspiro  las palabras de Víctor Hugo: “Y si sólo diez se yerguen para enfrentarse al mal, proseguiré con ellos luchando hasta el final. Y si quiere el destino que todo lo forjó,  que sólo quede uno erguido y soberano: apréndelo tirano que ese uno ¡seré yo!”

_________________
Pedro P. Dollar:.
Por Cuba, con Dios y la Masoneria
Admin
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 13078
Puntos : 36662
Reputación : 226
Fecha de inscripción : 14/06/2009
Edad : 69
Localización : Miami

https://cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.